ASTON MARTIN (actualidad)

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Prueba del Aston Martin Vantage: alma de clásico

David Clavero | @ClaveroD | 29 de junio de 2019


La nueva edad dorada de Aston Martin reposa hoy en el garaje de Diariomotor. Apenas despunta el sol y ya estoy camino de Madrid para ponerme a los mandos de su receta más pura y pasional en la actualidad. Hoy ponemos a prueba el Aston Martin Vantage, el deportivo creado a modo de escaparate rodante para mostrar todo cuánto es y será Aston, una pieza muy ambiciosa que además da vida a la interesante alianza con Mercedes-AMG. En resumidas cuentas, el Aston Martin Vantage es una ventana al futuro que, en el fondo, esconde alma de clásico y que durante las próximas horas nos va a permitir sentir en vivo y en directo qué es la deportividad según Aston Martin.
____________________________________________________________________________________________________

El Aston Martin Vantage es el primer peldaño en la gama, sin embargo esconde una de las recetas más sugerentes
___________________________________________________________________________________________________

Un despertador sonando a las cinco de la mañana debería no ser plato de buen gusto, pero hoy amigos sí que lo es. Saber que tras un viaje Málaga-Madrid en el primer AVE de la mañana tendrás la posibilidad de domar 510 CV te anima a cualquier cosa, y cuando además esa cabellería tiene tras de sí la firma de Aston Martin la motivación se dispara. En Diariomotor hemos probado deportivos y superdeportivos de toda clase y condición, pero no os voy a engañar, ponerme a los mandos del Aston Martin Vantage me hacía bastante ilusión dado que representa un importante punto de inflexión en la marca y que además tuve oportunidad de conducir la anterior generación del Vantage V8 en los alrededores de Nürburgring.


Las expectativas son altas, la receta no da para menos, pero aún así me muestro cauto porque quiero empaparme bien de todo antes de emitir un juicio final. Mi compañero Juanma me va a acompañar en esta prueba a fondo para ser el responsable de las imágenes que acompañan este artículo, y aunque en un primer momento el plan era hacer un vídeo para el canal de Youtube de Diariomotor, la climatología de por aquel entonces truncó nuestras ideas regalándonos una lluvia muy divertida para poner a prueba la trasera, pero no tanto como para llevar al límite el equipo de grabación.


Sin más rodeos, el Vantage aparece ante mí con una configuración que realmente me resulta perfecta. Un color burdeos para su carrocería acompañada de un interior esculpido en piel de tonos marrones. Si tuviese que comprarme uno, no tengo dudas de que mi pedido sería muy parecido a este. La sola presencia del Vantage impone desde parado. El trabajo de diseño en su exterior es de lo mejor que se ha hecho en mucho tiempo, y no solo porque me guste, que me gusta y mucho, sino porque resulta toda una declaración de intenciones en tanto a carácter y personalidad.

No es una estética apta para todos los públicos por su riesgo y agresividad, pero qué demonios, en un mundo donde impera la sobriedad y las fórmulas ya consagradas, disfrutar de algo nuevo y osado me parece todo un acierto. He aquí una de las claves de esta nueva Aston Martin y me resulta todo un acierto al ver como un Aston Martin DB11 y un Vantage pueden compartir gama e incluso componentes, pero no por ello diseños.


Tras no pocos minutos contemplando cada detalle, cada nervio, cada plano del coche... me decido para acomodarme en su interior. Abro la puerta del conductor a través de la clásica maneta enrasada y el primer guiño de este Vantage aparece en forma de apertura en ángulo ascendente, un detalle marca de la casa para salvar golpes imprevistos y diferenciarse de la competencia. El acceso me resulta cómodo, más de lo esperado en un biplaza de este talante. Me dejo caer en el asiento y la atmósfera de Aston me inunda haciéndome recordar otros modelos de la marca.

En el interior la ruptura no es tal y la imagen es mucho más contunuista que la vista en el impresionante exterior. Materiales de primera calidad y diseños inequívocamente Aston Martin me hacen acomodarme de forma rápida, encontrando como principal novedad el nuevo cuadro de instrumentos digital y el sistema multimedia tomado prestado de Mercedes-AMG. Un diseño atractivo, sin florituras, pero lo suficientemente moderno para encajar en esta nueva apuesta.



____________________________________________________________________________________________________

El Vantage desborda personalidad por todos lados. Imposible pasar desapercibido, imposible aburrirse
___________________________________________________________________________________________________
Siendo realmente justo he de decir que soy fan incondicional de los cuadros analógicos de Aston Martin, aquellos de aluminio y cristal con agujas trabajando en sentido opuesto y con un mensaje de bienvenida único e irrepetible: "Power, Beauty and Soul". Pedir algo así en plena era de los cuadros digitales sería pecar de demasiado nostálgico, y aunque reitero que el nuevo cuadro digital convence, echo en falta un diseño más personal en este punto. Si analizamos el resto del puesto de conducción solo me atrevo a catalogarlo como magistral.

Múltiples reglajes y una posición de conducción tan cercana al suelo como al eje posterior. Levas de magnesio de gran tamaño fijadas en columna y una dirección muy rápida y precisa. A todo ello se suma una sensación de espacio elevada, sin llegar a las cotas de un GT 2+2, pero notablemente buenas como para acomodar equipaje de sobra entre maletero y habitáculo. Hablamos de un coupé con 4,46 metros de largo.


Llegamos al punto más importante de esta prueba, la parte que todos estaréis deseando conocer y la que más os estoy deseando contar. La fórmula ideada por los ingenieros de Gaydon para crear este nuevo Vantage partió de una idea ya conocida en su anterior generación. Un chasis de aluminio muy ligero capaz de dar vida a un biplaza con motor delantero-central de 8 cilindros y caja de cambios muy cerca del tren trasero.

Como reza el título de esta publicación, es aquí donde percibimos esa alma de clásico, ese regusto por una configuración de vieja escuela donde las prestaciones y el reparto de pesos son absolutos protagonistas. Para despejar dudas, 1.530 Kg en vacío repartidos al 50/50 entre trenes.


La transmisión recae en el especialista ZF con una caja de cambios de 8 relaciones por convertidor de par conectada al eje trasero a través de un diferencial controlado. En el momento de esta prueba no existía otra configuración, pero para los más puristas, ahora sí que existe la posibilidad de llevarte a casa un Vantage con 3 pedales y un ¡cambio manual de 7 velocidades!. En marcha el cambio de 8 relaciones cumple con creces tanto en confort como en deportividad, tanto como para no echar de menos un doble embrague si activamos el modo más deportivo.

Eso sí, este británico exige manos y su trasera gusta de tantear tu pericia cuando buscamos su lado más prestacional. El Vantage presume de carácter en parado, sin embargo en marcha demuestra que no todo es apariencia y si le buscas las cosquillas, el sobreviraje será tu nuevo copiloto. Con ello no quiero que me malinterpretéis, el Vantage no peca de exceso de ímpetu, para eso ofrece mucha dosificación y confort en modo paseo, pero sí que hace gala de una zona de trabajo "solo apta para adultos" donde te ofrece todo cuanto tiene, sin filtros, metiendo algo de miedo, pero sacándote esa risa nerviosa.



____________________________________________________________________________________________________

Mucho carácter y un sonido realmente gutural, el V8 de AMG ofrece su mejor cara en un Aston Martin
___________________________________________________________________________________________________
Y llegamos a uno de los puntos clave del Vantage para entender ese regusto de vieja escuela, llegamos a su motor 4.0 V8 Twin-Turbo fabricado por Mercedes-AMG en Affalterbach y ligeramente personalizado por Aston Martin. Decir que este 8 cilindros es uno de los mejores de su clase es contar algo que ya sabéis pero... ¿y si os dijera que esta versión Aston del V8 alemán me ha gustado más?

Es un motor con muchísimo en común con otros Mercedes-AMG GT, sin ir más lejos el Mercedes-AMG GT R o el AMG GT C que enfrentamos al R8 Spyder, pero en el Vantage no solo nos hemos encontrado un mejor sonido en tono y volumen - bastante más gutural - sino que su trabajo a la hora de subir de vueltas es más progresivo para ofrecer ese in crescendo que tanto se disfruta en un deportivo de esta clase y que por desgracia está desapareciendo con la muerte de los atmosféricos. Seguimos teniendo muchísimo par disponible en cualquier relación, nada menos que 685 Nm, pero el viaje hacia los 510 CV de potencia máxima se produce de una forma más lineal, de menos a más, disfrutando del trayecto hacia la zona roja situada en las 7.000 vueltas con cada marcha. Sensaciones puras y duras.



___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Sí, la receta del Aston Martin Vantage me ha resultado perfecta, mejor dicho casi perfecta. Confieso despedirme de este Vantage con una amplia sonrisa y el gorgoteo de su V8 de vieja escuela aún resonando en mis oídos. El mercado necesitaba un deportivo así, no tan preciso, con no tan buenas maneras para todo, pero sí con una personalidad desbordante. Tras medir bien a fondo este Vantage no me cabe la menor duda de que Aston Martin se guarda varios ases en la manga, siendo el primero de ellos la reciente oferta de un cambio manual que ni siquiera AMG se ha atrevido a instalar sobre su propio V8. Ahí queda eso.

Por otro lado, aunque los 510 CV ofertados demuestran ser más que suficientes, no puedo sino admitir que este coche demuestra poder con bastante más, algo que se podría resolver con un nuevo encargo a Mercedes-AMG, especialmente si tenemos en cuenta las posibilidades de su V8 y cómo de fuerte viene pisando la competencia. En definitiva estamos de enhorabuena, el Vantage ha vuelto mejor que nunca y con mucho aún por descubrir, y si hay un fabricante que está dispuesto a contentar a los más petrolheads, ese es Aston Martin.

Imágenes de Juanma G. Cámara
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista


#AstonMartin #DBSSuperleggeraVolante
Aston Martin DBS Superleggera Volante in Spain


Aston Martin

Publicado el 3 jul. 2019
Aston Martin has opened the roof on our ultimate open-top driving experience; the new DBS Superleggera Volante.

The new DBS Superleggera Volante delivers all the evocative talent of our critically-acclaimed Super GT flagship, the magnificent DBS Superleggera, and blends it with class-leading convertible technology.

#AstonMartin #DBSSuperleggeraVolante
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El DBS GT Zagato es posiblemente el Aston Martin moderno más bonito jamás creado

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 10 de julio de 2019


El Aston Martin DBS GT Zagato es uno de los coches más esperados del año. Se convertirá en un clásico desde el momento de su lanzamiento, ya que solo 19 unidades serán fabricadas. Si quieres hacerte con una unidad, deberás adquirirlo junto a una recreación moderna del Aston Martin DB4 Zagato, fabricada por la propia Aston Martin de forma completamente artesanal. La pareja costará seis millones de libras, impuestos no incluidos. No solo será uno de los coches más exclusivos de la historia, sino también uno de los más caros. Al menos podemos afirmar que es uno de los Aston Martin más bonitos de todos los tiempos.

El coche ha sido creado para conmemorar el centenario del legendario carrocero italiano Zagato, que desde hace décadas ha trabajado codo con codo con Aston Martin para mejorar el diseño de sus modelos más icónicos. El Aston Martin DBS GT Zagato está basado en el impresionante Aston Martin DBS Superleggera, y esta edición tan especial también estará equipada con un 5.2 V12 twin-turbo, posiblemente en su evolución de 725 CV. Pero sin duda, lo más importante de este coche es su impresionante diseño, un diseño que toma inspiración en los Aston Martin Vantage diseñados por Zagato, también de tirada muy limitada.


______________________________________________________________________________________

El DBS GT Zagato y el DB4 Zagato no se podrán comprar por separado. Van en pack, y costarán 6 millones de libras.
_______________________________________________________________________________________

Pero el Aston Martin DBS GT Zagato será el coche más exclusivo en llevar el mítico emblema de la "Z", y por ello, su diseño será aún más especial. Las primeras imágenes han sido ya publicadas por Aston Martin, y nos dejan ver algunos detalles de los que no debemos perder ojo. El que más nos llama la atención es su calandra, cuya forma replica la del clásico y cuyos elementos flotantes son por primera vez, móviles. Cuando el coche está aparcado se cierran, ocluyendo el paso de aire. Al abrir el coche, se abren formando una ola, un efecto visual que hará las delicias de todo aquél que lo vea.

La línea lateral es simplemente bella, con detalles dorados como la aleta lateral o las llantas, cuyo complejo diseño es fascinante. Su zaga es similar a la de otros Aston Martin diseñados por Zagato, con pilotos de aspecto futurista, enmarcados en fibra de carbono. Cuatro colas de escape habitan en el difusor trasero, cuajado de elementos de diseño tan bellos como funcionales. En definitiva, un compañero ideal para el Aston Martin DB4 Zagato que Aston Martin ha vuelto a fabricar para la ocasión, empleando una mezcla de técnicas de construcción artesanales con materiales y calidades de vanguardia.
_______________________________________________________________________________________

Dos juguetes para ricos que se convertirán en piezas de coleccionista o bienes de inversión.
_______________________________________________________________________________________


Estos clásicos modernos están dotados de motores de 4,7 litros y 390 CV de potencia, asociados a un tren de rodaje clásico. Carecen de toda ayuda a la conducción, su caja de cambios es manual y los límites los marcan las habilidades del piloto.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El exclusivo Aston Martin DBS GT Zagato, del que habrá sólo 19 ejemplares, ya deja ver su aspecto definitivo


10 Julio 2019
JAVIER ÁLVAREZ @J_Alvarez_MP
_______________________________________________________________________________________________________________________________________________

Después de varios teaser, el fabricante británico Aston Martin ha desvelado el aspecto defintivo de su nuevo Aston Martin DBS GT Zagato, un modelo muy especial que celebra el centenario de la compañía y se venderá asociado al espectacular DB4 GT Zagato Continuation de aspecto clásico.

Esta parejita, que se vende en conjunto en forma de DBZ Centenary Collection para celebrar los 100 años del carrocero italiano Zagato, estará limitada a únicamente 19 ejemplares de cada vehículo, a un precio de unos 6 millones de libras antes de impuestos, es decir, unos 6,7 millones de euros.

Cuando conocimos el DB4 GT Zagato Continuation ya supimos que, aunque ambos se venden como un lote, las entregas no se harían a la par. Las del clásico empezarán este mismo año, en el tercer trimestre, si bien para tener este DBS GT Zagato en sus garajes los clientes tendrán que esperar hasta el cuarto trimestre del año próximo, 2020.





Un DBS muy especial

La base del DBS GT Zagato es precisamente el modelo más potente de la compañía inglesa, es decir, el Aston Martin DBS Superleggera, que esconde un motor 5.2 litros V12 biturbo de 725 CV y 900 Nm, nada menos, asociado a un cambio automático ZF de ocho marchas. Al menos en su variante de serie, acelera de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos y alcanza los 340 km/h.

A nivel estético la marca ha querido darle un aspecto más en línea con el DB4 GT Zagato original, con formas más voluptuosas. Estrena por ejemplo una parrilla "dinámica" con elementos móviles de fibra de carbono que cambian el aspecto del frontal en función de si el coche está o no arrancado. También llaman la atención las llantas, las ópticas traseras o un agresivo difusor.

El modelo incorpora también un techo integral de fibra de carbono sin luneta trasera, lo que ha obligado a la marca a instalar un retrovisor interior digital que funciona mediante una cámara de vídeo. Mientras esperamos el resto de detalles, al menos podemos ir contemplando su diseño defintivo en las imágenes facilitadas por Aston Martin.
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista


Aston Martin at Goodwood Festival of Speed 2019


Aston Martin

Publicado el 11 jul. 2019
Celebrating 70 years of Aston Martin at Goodwood
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista


Aston Martin Henley Royal Regatta


Aston Martin

Publicado el 12 jul. 2019
An established British summer event, Henley Royal Regatta attracts people from around the world to view the internationally renowned competition. To get there each rower must push their own personal boundaries and exhibit a passion and courage to succeed. At Aston Martin it is our passion which enables us to create beautiful automotive art. We are delighted to be an official partner of the Henley Royal Regatta in support of those athletes that push their limits year after year.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Aston Martin vendió los derechos del Vanquish a una startup china por 20 millones de libras pero sólo le han pagado uno


13 Agosto 2019
DANIEL MURIAS @DaniM_Andrade
__________________________________________________________________________________________________________________________

En octubre del año pasado nos enterábamos de que Aston Martin había vendido por 20 millones de libras (unos 22,5 millones de euros) el diseño y la maquinaria necesaria para la fabricación del Vanquish de segunda generación (2012-2018). Entonces, la marca no desveló la identidad del comprador. Ahora se sabe que fue Detroit Electric...y que no le ha pagado.

Para Aston Martin, que iba a salir a bolsa, era una buena noticia ya que esos 20 millones de libras le permitían alcanzar los 20,8 millones de libras de beneficio antes de impuestos.

Era una auténtica salvación. Excepto que de esos 20 millones de libras, Aston Martin solo ha visto un millón y no tiene pinta de que los vaya a cobrar.

Aston Martin, explican en Automotive News, esperaba cobrar esos 20 millones de libras a razón de 5 millones al año fraccionándolo en dos pagos anuales de 2,5 millones.

A toro pasado es fácil sospechar cuando el primero de esos pagos ya iba con retraso cuando Aston Martin anunció la venta de los derechos del Vanquish.

Ahora, Aston Martin reconoce que probablemente nunca cobre esa cantidad. En los resultados financieros publicados el mes pasado por la marca incluyen una provisión de 19 millones de libras por deuda dudosa.

Detroit Electric: del Lotus eléctrico al Vanquish eléctrico


La identidad del comprador siempre se mantuvo en secreto, pero en un encuentro con analistas de la industria, a la dirección de la compañía se le escapó el nombre de la compañía morosa. Al menos, esa la versión oficial. Se trata de Detroit Electric, una startup china que además necesitaba la ayuda de la compañía para el desarrollo del Vanquish eléctrico.

Detroit Electric fue creada por Albert Lam, un antiguo ejecutivo de Lotus, y recupera el nombre de una antigua y famosa marca de coches eléctricos estadounidense de principios de siglo XX. Tiene su sede central en Hong-Kong y en 2013 pretendía sacar a la venta una versión eléctrica del Lotus Elise bautizado SP.01. Nunca llegó a la fase de producción.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista


Aston Martin Valkyrie and Valhalla take flight


Aston Martin

Publicado el 16 ago. 2019
The Nordic hall of the heroes is officially open for business as Aston Martin’s latest mid-engined sportscar – Valhalla – has taken flight for the first time alongside the world’s most highly-anticipated hypercar, Aston Martin Valkyrie.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista


Aston Martin DBX Chapter 2: The Grille

Aston Martin

Publicado el 19 ago. 2019
From DB11 to DBX, the DB heritage continues in December 2019. Aston Martin’s first SUV features the iconic DB grille.

Register your interest here: https://www.astonmartin.com/en-gb/mod...
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista


Aston Martin - Beautiful To Drive

Aston Martin

Publicado el 28 ago. 2019
Aston Martin Lagonda is the world’s only independent luxury car group with over 100 years of design and automotive excellence.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Vuelve el Aston Martin Vanquish original, de manos de Ian Callum y para solo 25 afortunados

David Clavero | @ClaveroD | 3 de septiembre de 2019


Ian Callum, quien recientemente abandonó la dirección del departamente de diseño de Jaguar Land Rover, ya está de vuelta. Su nuevo proyecto en solitario es cuanto menos curiosos, y es que Callum recupera el Aston Martin Vanquish original para revisarlo y actualizarlo, un homenaje a una de sus obras cumbre en diseño que solo estará disponible para 25 coches y que supone la antesala de nuevos proyectos en esta línea.
____________________________________________________________________________________________________

El Vanquish reinventado por Callum cuenta con el beneplácito de Aston Martin
___________________________________________________________________________________________________

Tal y como ya hemos mencionado hace bastante poco tiempo que Ian Callum decidió bajarse del barco de Jaguar Land Rover para emprender una nueva aventura en solitario. Aunque ciertamente todos esperábamos algo más rompedor e independiente, la idea presentada por Callum como fabricante tampoco es que nos desagrade. Callum ha querido homenajear uno de los diseños de los que se siente más orgulloso y por este motivo ha puesto sobre la mesa 25 kits de actualización.



El proyecto Aston Martin Vanquish 25 está destinado a 25 clientes de todo el mundo que quieran dar una segunda vida a su Vanquish, un programa completamente artesanal que costará la friolera de 550.000 libras, pero que a cambio ofrecerá un interior nuevo casi al completo, un chasis revisado con nuevo equipo de suspensiones, nuevas estabilizadoras, vías revisadas y también un nuevo equipo de frenos que ahora añade discos carbocerámicos. Del mismo modo también se revisa el propulsor 5.9 V12 atmosférico original para llevarlo hasta los 580 CV de potencia máxima gracias a una nueva ECU, un nuevo sistema de escape y nuevos árboles de levas.


____________________________________________________________________________________________________

Los cambios estéticos en el exterior son comedidos, sin embargo el interior sí que ofrece un cambio radical
___________________________________________________________________________________________________
Uno de los puntos críticos de este proyecto será la oferta de una transmisión de 6 relaciones por convertidor de par. Este detalle será por seguro muy valorado por los propietarios del Vanquish ya que fue justamente la caja de cambios original uno de los grandes quebraderos de cabeza de este modelo. Aunque la propia Aston Martin llegó a ofrecer una conversión a cambio manual para el Vanquish, la llegada de un cambio automático más moderno es una importante mejora para este modelo.



___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El Aston Martin DBX estrenará el V8 biturbo de 550 CV del AMG GT C. Y suena de maravilla


25 Septiembre 2019
DANIEL MURIAS @DaniM_Andrade
__________________________________________________________________________________________________________________________

Ya hemos visto el futuro Aston Martin DBX, el primer SUV de la firma inglesa en diferentes ocasiones, pero siempre con algo de camuflaje. Y ahora que se acerca la fecha de presentación del modelo -será el próximo mes de diciembre- vamos conociendo algunos de sus datos técnicos, como la potencia y el par motor de su V8 biturbo.

No es un secreto, el Aston Martin DBX equipará el V8 4.0 litros biturbo de origen AMG ya que el fabricante inglés tiene acuerdos con AMG para proveerlo en motores V8, siendo los V12 de creación propia de Aston Martin.


Este V8, que anima una buena parte de la gama AMG así como los Aston Martin V8 Vantage y DB11, tendrá en el DBX su versión más potente para la marca hasta la fecha. Desarrolla 550 CV y entrega 700 Nm de par motor. Tampoco es que los V8 Vantage y, como pudimos comprobar en la prueba del DB 11, con 510 CV y 685 Nm nno se quedan cortos.

Aston Martin ha compartido algunos datos interesantes, aunque ya no son tan oficiales. El fabricante asegura que durante las pruebas de desarrollo en el Nürburgring, el DBX habría rodado de forma habitual por debajo de los 8 minutos por vuelta. Es decir, podría superar al Mercedes-AMG GLC 63 (equipado con el mismo motor en configuración de 510 CV) y su tiempo récord de 7 minutos 43 segundos.


Por otra parte, Aston Martin asegur aque el DBX puede superar los 289 km/h, aunque no ha especificado cuál es su velocidad máxima. Tampoco han querido desvelar el tiempo en el 0 a 100 km/h.


Por último, Aston Martin ha publicado un vídeo para que podamos oír el rugido del V8 en el DBX. Y es que según el comunicado de la compañía, los ingenieros han trabajado la “acústica del coche”, para darle un toque único. Es decir, para que el sonido se aleje del de AMG y no pierda un ápice de atractivo en el intento.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

550 CV firmados por AMG: el Aston Martin DBX tendrá un V8 y lo hace rugir por primera vez (+Vídeo)

David Clavero | @ClaveroD | 25 de septiembre de 2019


De poco a poco Aston Martin nos desvela los detalles de su proyecto más ambicioso a la par que polémico, hablamos de su primer SUV, el Aston Martin DBX. El nuevo modelo de la marca está en su fase final de desarrollo y por ello Aston Martin ha confirmado hoy el que será el corazón del DBX, un V8 firmado por Mercedes-AMG que promete convertirse en toda una referencia en la categoría por prestaciones y carácter. Y para muestra, nada mejor que escuchar por primera vez el sonido del Aston Martin DBX en vídeo.

Aston Martin instalará en el DBX una nueva versión del 4.0 V8 Twin-Turbo de Mercedes-AMG, una nueva evolución con respecto a la ya vista en los Aston Martin Vantage y DB11 para desarrollar una potencia máxima de 550 CV y un par máximo de 700 Nm. Sin querer entrar en más detalles sobre esta mecánica, sí que la firma de Gaydon pasa de puntillas sobre el apartado de prestaciones afirmando que el DBX será capaz de alcanzar los 290 Km/h.


En este primer vídeo teaser sobre el V8 que moverá al DBX la firma británica también nos muestra cómo será su sonido, prometiendo una vez más ofrecer una de las mejores melodías de su categoría. Tras nuestra prueba del Aston Martin Vantage ya te podemos asegurar que con que el DBX de calle suene igual de bien que el deportivo, será difícil no enamorarse del rugido del SUV.



___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Otro de los puntos donde Aston Martin ha querido realizar especial énfasis en esta nueva muestra de detalles sobre el DBX es su comportamiento. Según la firma el nuevo DBX ha sido puesto a punto con la idea de ofrecer una velocidad de paso por curva al nivel del Vantage, consiguiendo del mismo modo una capacidad de frenada incluso superior a la del Aston Martin DBS Superleggera. Para terminar, y tal como se venía especulando desde hace tiempo, el Aston Martin DBX promete venir con un muy buen crono en Nürburgring bajo el brazo, apuntando ya a un tiempo inferior a los 8 minutos.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Probamos el Aston Martin DBS Superleggera Volante, una bestia de 725 CV y 900 Nm vestida con un traje de alta costura


29 Septiembre 2019 - Actualizado 2 Octubre 2019, 14:18
DANIEL MURIAS @DaniM_Andrade
__________________________________________________________________________________________________________________________

El Aston Martin DBS Superleggera Volante es el buque insignia de la histórica marca inglesa. Es también el descapotable más rápido que la marca ha fabricado hasta la fecha. Tuvimos la oportunidad de probarlo durante una corta jornada. ¿El programa? Un V12 5.2 litros de 725 CV y 900 Nm, aceleraciones que te dejan sin respiración, una banda sonora alucinante y un placer de conducción enorme al volante de un superdeportivo, que a pesar de sus defectos te conquistará.

El Aston Martin DBS Superleggera Volante toma por base el DB11, no lo puede esconder. De hecho, para un modelo que recibe la legendaria apelación de la Carrozzeria Touring, es demasiado similar al DB11. El frontal cuenta con un nuevo parachoques, con imponente calandra y tomas de aire hipertrofiadas que lo flanquean, sí. Pero ahí terminan las diferencias estéticas más evidentes con respecto a un DB11.

Quizá esperábamos un diseño más alejado del DB11, más Touring y menos Aston Martin, pero al final no puede uno evitar quedarse prendado de esta carrocería. Su diseño tiene algo que te atrae como la gravedad, no lo puedes remediar. Y al mismo tiempo tiene un aspecto bestial, prescindiendo de complejos aditamentos aerodinámicos que romperían sus sensuales líneas (aun sin alerón, genera 180 kg de apoyo aerodinámico a velocidad maxima).


Con su calandra típica de Aston Martin, sus branquias en fibra de carbono en las aletas delanteras -que disipan el aire caliente de los frenos y que se pueda acumular en el vano motor-, su capó esculpido y con extractores de aire -funcionales-, sus marcadas aletas (+ 3 cm con respecto a un DB11) y su proa, fina en su firma lumínica y al mismo tiempo brutal con su difusor en fibra de carbono y cuatro colas de escape, el DBS Superleggera Volante es tal y como esperas que sea un Aston Martin. Es una escultura, con motor y ruedas, ciertamente, pero una obra de arte al fin y cabo de la que no puedes apartar la mirada.





Una vez abierta la puerta, con el típico sistema que la hace pivotar ligeramente hacia arriba (y que llevan todos los Aston Martin desde el DB9 de 2004), accedemos a un habitáculo que admite pocas críticas en cuanto a ambiente y acabados, pero idéntico al del DB11. Las levas del cambio, más grandes, y los logotipos “DBS” bordados en los asientos no son suficientes para separar el interior de un DB11 del de un DBS.

El uso de un sistema multimedia, con touch pad incluido, y de los controles de climatización heredados de Mercedes-Benz en virtud de los acuerdos entre las dos compañías, pues los alemanes no solo aportan el V8 4.0 litros de AMG a la marca inglesa, son un buena noticia para los clientes de la marca.






El DSB Superleggera es un 2+2, aunque las plazas traseras no son realmente utilizables por un adulto. Si eso, en todo caso sería un 2+1 sentado de lado. Los asientos delanteros ofrecen una buena sujeción lateral sin ser unos baquets.
_______________________________________________________________________________________________________________________________________________

Y es que hasta la llegada de los modelos de nueva generación, los Aston Martin debían conformarse con lo que era básicamente el sistema multimedia heredado del primer Volvo XC90 de 2001, de cuando Volvo y Aston Martin eran propiedad de Ford bajo el paraguas de la efímera Premier Automotive Group.

Tampoco es que sea el MBUX de última generación, es el sistema de hace un par de años. ¿Es un problema? Para nada. Su funcionamiento es impecable, rápido, con una interfaz intuitiva y legible. Incluso cuenta con una cámara de marcha atrás con visión de 360 grados. Y en un coche de casi 2 metros de ancho y cuando vas sentado tan bajo, es de agradecer en las maniobras.


Al final, aunque los acabados no estén al nivel de Rolls-Royce o de Bentley, no hay nada en este interior que desentone en un coche de más de 300.000 euros. La calidad del cuero, de las costuras de contraste o el tacto de los materiales están a la altura de lo que se espera de un coche así y de ese precio.





Por otra parte, aunque algunos de esos elementos puedan ser vistos como defectos, el Superleggera tiene una baza que pocos coches poseen. Conducir un DBS Superleggera, y más aún la versión descapotable Volante, es una experiencia única que te deja un sabor particular. Sabes que hay coches más rápidos, más dinámicos, más ágiles, como uno de sus posibles rivales, el Ferrari 812 Superfast, pero aun así te atrapa.

Hay superdeportivos más precisos, más cómodos y más lujosos, pero conducir el DBS Superleggera Volante es una experiencia única que te deja un sabor particular
________________________________________________________________________________

Despertamos la bestia que duerme bajo el capó. Se trata del V12 5.2 litros biturbo desarrollado por Aston Martin (no, no es un motor AMG) y que estrenó el DB11. De entregar 608 CV y 700 Nm en el DB11, el V12 pasa en el DBS Superleggera a entregar 725 CV a 6.500 rpm y un monstruoso valor de par motor: 900 Nm, disponibles desde tan solo 1.800 rpm hasta 5.000 rpm.

Si bien dotar al V12 de más potencia y par motor fue algo sencillo, pues todo es cuestión de electrónica (básicamente, el V12 va capado en el DB11), la cosa ha sido más complicada para la transmisión. Ambos modelos equipan una caja de cambios automática de 8 relaciones (una ZF de convertidor de par) situada en el tren trasero, pero en el caso del DBS Superleggera es una versión reforzada.


Con un 0 a 100 km/h en 3,6 segundos, un 0 a 160 km/H en 6,7 segundos, un 80 a 120 km/h en 2 segundos y una velocidad máxima de 340 km/h, el DSB Superleggera Volante entra de lleno en el territorio de los superdeportivos, a pesar de una presentación que lo sitúa en el campo de los gran turismo. Es más lento que un McLaren 720S Spider, pero más rápido que un Bentley Continental GT Convertible.

Si bien no hay mucho de lo que hablar en cuanto a evoluciones mecánicas, las modificaciones internas son más destacables de lo que deja suponer su fisonomía. El nombre Superleggera hace referencia, evidentemente, a la técnica de construcción desarrollada en los años 50 y 60 por la Carrozzeria Touring y que permitía un aligeramiento notable de los coches que carrozaba.

................................​
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

................................






En este DBS Superlegera, la cosa va de usar paneles de carrocería sobre la estructura en aluminio del coche. Pero lo de Superleggera es solo un ejercicio de marketing, y es que con un peso de 1.863 kg en vacío (es decir, sin fluidos ni gasolina), este DBS Volante es todo menos superligero. Vale que es un descapotable e inevitablemente hay refuerzos estructurales que aumentan el peso (+170 kg con respecto al DBS Superleggera cupé), pero es que incluso en el cupé tan solo se han conseguido eliminar 72 kg con respecto al DB11.

Por último, destacar que a nivel de chasis, el DBS Superleggera Volante cuenta con una nueva geometría y puesta a punto de los amortiguadores adaptativos Skyhook con respecto al DB11, así como silent blocks específicos, barras estabilizadoras más gruesas y discos de frenos de 410 mm con pinzas de seis pistones delante.

Surfeando un huracán

Una vez a bordo, la posición de conducción es ideal. Despertamos a la bestia y el bramido que emena de los escapes te deja con una sonrisa, como un niño con un juguete nuevo. Pero hay una dificultad: no destrozar el morro del coche al salir de la concesión Cars Gallery.


El eje delantero no tiene sistema lift que lo levante unos milímetros para facilitar el acceso a rampas, por lo que hay que tomarse con paciencia el salvar este y otros obstáculos similares como badenes, pero aun así y a pesar de los casi 2 metros de ancho del coche, es finalmente fácil sortearlo.

Una vez en autopista, para alejarnos de la ciudad, el DBS parece estar en su elemento. O no. Incluso en modo GT, la amortiguación no consigue filtrar las ondulaciones del firme. Los ejes delantero trasero que siguen con fidelidad las ondulaciones del firme transmiten unas ligeras trepidaciones a la carrocería debido a una suspensión descaradamente duray amplificados por la falta de un techo.


No es que el DBS Volante tenga problemas estructurales, pero son la sutil prueba que la rigidez no es la misma que en un cupé. Por suerte, tampoco le resta dinamismo. Mejor me espero a llegar a un tramo recién asfaltado o muy liso para accionar los modos Sport o Sport+.

El tiempo apremia y no pierdo tiempo, me dirijo a un tramo de carretera revirada, que si bien no es un ningún puerto alpino, tiene igualmente un trazado bastante exigente (tanto que es habitual ver por ella a técnicos estrujar prototipos de desarrollo con base en la cercana IDIADA).


El V12 de Aston Martin no canta como el V12 del 812 Superfast. El Ferrari es más lírico, con una tonalidad aguda, es una ópera a la que asistirías en la Scala de Milan, mientras que el V12 del Aston Martin tiene un registro más grave, es un concierto de heavy metal en el Hammersmith de Londres. En ambos casos, una gozada.

El empuje del DBS es toda una experiencia física, casi opresiva y que puede llegar a dejarte sin aire, literalmente
________________________________________________________________________________

Por debajo de 2.000 rpm, el V12 parece no querer soltar toda la potencia, pero una vez que llegamos a las 2.500 rpm, se abren las compuertas y una ola gigante nos catapulta hacia el horizonte. El empuje del DBS es toda una experiencia física, casi opresiva y que puede llegar a dejarte sin aire, literalmente. Se nota el soplo de los turbos, pero su silbido no se oye, cubierto por el rugido de los escapes, cuyas válvulas se abren por completo en el modo Sport. Al levantar el pie del acelerador, los petardeos son incluso más violentos que en un Mercedes-AMG GT C Roadster.


Aston Martin ha limitado el par motor en las dos primeras relaciones (para no salir quemando rueda en los semáforos sin querer y para no reventar el cambio), lo cual es una buena noticia para poder usarlo todos los días. Y es que este V12 no genera potencia o par, genera mini huracanes.

Incluso a medio régimen, el par y la potencia llegan con tanto ímpetu que deja en evidencia que la motricidad no es su punto fuerte, a pesar de calzar unos Pirelli P Zero específicos de 305 mm de nacho y 21 pulgadas detrás.

Hacia las 4.000 vueltas, el ESP calma un poco mi entusiasmo (el asfalto ha de ser perfectamente liso -y seco- para que no entre en acción). En ocasiones se siente como de forma muy sutil el tren trasero busca su sitio, con ligeros rebotes y una pizca de movimiento lateral. Es el precio a pagar por tener 900 Nm en el eje trasero.


Pero también, no nos vamos a engañar, es lo que lo hace divertido y adictivo. Sí, un Ferrari 812 Superfast o un Porsche 911 GT3 RS son infinitamente más precisos, pero el DBS Superleggera Volante no está pensado para ser un instrumento de precisión en circuito, sino un gran turismo de altos vuelos. Está pensado para pasarlo bien en tandas en circuitos (sin ser el mejor), en tramos de curvas el domingo por la mañana o para cruzar el continente sin esfuerzo y seguir la gira de una cantante de ópera o de Metallica.

El cambio de marchas, automático de 8 relaciones ZF por convertidor de par, no es el mejor del mundo para un deportivo. La caja de cambios de doble embrague de Ferrari está muy por encima de esta ZF en términos de velocidad de cambio. La ZF puede parecer lenta (todo es relativo...) al bajar de marchas y un tanto brusca en modo Sport+ o en ciudad. Su terreno de predilección son las vías rápidas.


Por mucho que Aston Martin haya modificado las suspensiones e intentado aligerar el DBS, éste no deja de ser un DB11 vitaminado. Los modos más deportivos de los amortiguadores adaptativos Skyhook no aportan realmente un plus, solo algo de incomodidad sin que consigan limitar los movimientos de la carrocería. Además, con el peso añadido de los refuerzos estructurales propios a la versión Volante, tienen que trabajar todavía más.

El DBS es un coche equilibrado, con una caja de cambios transaxle (en el eje trasero), y con una dirección precisa que ofrece la dureza ideal en el volante. Solo así consigue esconder parcialmente su peso en los tramos más revirados.


No es que sea la dirección más comunicativa del mercado, pero algo sí que transmite. Es algo digno de elogiar estos días, donde todo parece ya aséptico. Y menos mal que comunica, pues tiene tendencia a seguir todas las imperfecciones del firme. Otro punto positivo es el apartado de los frenos. El DBS se detiene de manera muy convincente incluso desde velocidades inconfesables.

Resumiendo, el DSB Superleggera Volante es un coche muy capaz en tramos revirados si quieres ir rápido, pero nunca llegues hasta sus limites. Si lo haces, vas a necesitar sitio, pues el coche no será brutal y no sabrás muchas veces por donde te va a llevar el autoblocante, si ayudarte a girar o marcarte una cruzada de antología.


Es perfecto si lo llevas al 80 % de sus capacidades, para ir a buscarle las cosquillas vas a necesitar mucho espacio. Y para colmo la experiencia no será tan gratificante, pues habrá que luchar contra sus limitaciones, como las suspensiones muy duras, un motricidad mejorable o la falta de dirección a las cuatro ruedas, que habría obrado maravillas en este coche.

En general, una vez que seamos conscientes de las limitaciones del DBS, es posible ir a un ritmo muy rápido, disfrutando del enorme empuje del V12, adelantando todo lo que se mueve en un pispás (¡80 a 120 km/h en 2 segundos!) y con la certeza de un aplomo y un agarre muy elevado (siempre y cuando no esté el asfalto mojado) en cualquier tipo de carretera, ya sea autovía, puerto de montaña o carretera secundaria.

Hechizado, me hallo

El Aston Martin DSB Superleggera Volante es único en el sentido de que no tiene rivales. Un Ferrari 812 GTS o un McLaren 720S Spider son más precisos, el Bentley Continental GT Convertible es más lujoso y cómodo y el Mercedes-AMG S 63 Cabriolet es el gran turismo definitivo, pero es tan perfecto, elegante y frío que te dejará indiferente.

El Aston Martin DSB Superleggera Volante no es el mejor superdeportivo del mercado. Aunque sea equilibrado, sea preciso, tenga aplomo y sea relativamente ágil, sigue siendo un coche pesado y un tanto bruto. Da igual, ver sus líneas, probar el inmenso empuje y exuberante sonoridad de su V12 y es quedarte hechizado para siempre.



ASTON MARTIN DBS SUPERLEGGERA VOLANTE
MotorV12 5.204 cc biturbo
Potencia máxima725 CV a 6.500 rpm
Par máximo900 Nm desde 1.800 hasta 5.000 rpm
TransmisiónTracción trasera. Cambio automático de 8 relaciones. Diferencial mecánico autoblocante
DimensionesLargo x ancho x alto (mm): 4.712 x 1.968 x 1.280
Batalla2.805 mm
Pesodesde 1.863 kg (en vacío)
80 a 120 km/h (kick down)2 s
0 a 100 km/h3,4 s
Velocidad máxima340 km/h
Consumo medio homologado (ciclo WLTP)14 l/100 km


Aston Martin DBS Superleggera Volante (28 fotos) Ver galería completa »


El coche para esta prueba ha sido prestado por Aston Martin. Para más información consulta nuestra guía de relaciones con empresas

Fotografía | Daniel Murias
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Aston Martin DBS GT Zagato: una nueva leyenda con 760 CV y solo 19 unidades

David Clavero | @ClaveroD | 5 de octubre de 2019


Aston Martin y Zagato presentan por fin el aspecto final que tendrán los 19 lotes DBZ Centenary Collection realizados para conmemorar los 60 años de colaboración entre ambas firmas. Tras conocer cómo sería el Aston Martin DB4 GT Zagato Continuation, era solo cuestión de tiempo que conociésemos al nuevo Aston Martin DBS GT Zagato, su alter ego en 2019 escondiendo una nueva evolución del DBS Superleggera.
_______________________________________________________________________________________

Cada una de estas 19 parejas tendrá un precio de 6 millones de libras, un precio que subirá rápidamente una vez lleguen al mercado
_______________________________________________________________________________________

Zagato tiene entre manos una de las colecciones más cotizadas en la actualidad, un set de 19+19 coches indivisibles que se han relizado a modo de homenaje por los 60 años de colaboración entre Aston Martin y Zagato. Mientras el DB4 GT Zagato Continuation será un coche fabricado conforme a las especificaciones del modelo original, incluso continuando su numeración de chasis y solo conducible en circuito, el nuevo DBS GT Zagato es un coche completamente nuevo desarrollado a partir de la base del DBS Superleggera.


En las instalaciones de Zagato se modifican los chasis de los DBS para integrar una carrocería completamente nueva donde destaca una enorme parrilla frontal con lamas móviles y unas nuevas ópticas LED. Todo el exterior integra un nuevo diseño específico en donde nos encontramos el clásico techo de doble burburja o la zaga con pilotos LED tridimensionales y un prominente difusor con 4 salidas de escape. Uno de los puntos más llamativos de este DBS firmado por Zagato son sus llantas de 21" acabadas en oro de 18 quilates.


En el interior es donde menos cambios encontramos manteniéndose el habitáculo de los DBS Superleggera, aunque eso sí, se emplean nuevos materiales como el carbono, el metal y el oro a partir de un sistema de impresión en 3D. Se trata de la primera vez que un automóvil ofrece esta tecnología, un sistema de impresión mediante pulverización de material por capas. Como no podía ser de otra manera "Q by Aston Martin" permitirá a los clientes de esta colección personalizar hasta el último detalle de estos coches, encontrando en esta pareja de coches una configuración final para el primer set que será entregado a cliente bajo la misma configuración en color Supernova Red.



___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Aston Martin Vantage Volante: primeras imágenes del pequeño de la casa en versión cabrio

David Clavero | @ClaveroD | 7 de octubre de 2019


En la primavera de 2020 Aston Martin lanzará la versión descapotable de su deportivo de acceso, el Aston Martin Vantage Volante. Desde hace meses sabemos que la firma británica trabaja en el desarrollo de esta carrocería descapotable, un coche muy demandado por los clientes a tenor de las sensaciones que ofrece un roadster a este nivel. Así, el Vantage descapotable se muestra por primera vez en imágenes oficiales.
_______________________________________________________________________________________

Será más caro y no tan rápido como el coupé, pero a cambio promete mejores sensaciones
_______________________________________________________________________________________

Tras poner a prueba el Aston Martin Vantage coupé solo nos quedó la duda de si este deportivo sería aún mejor en versión cabrio. Sabíamos que Aston ya estaba manos a la obra con esta carrocería, pero aún no teníamos fecha oficial para su lanzamiento. Ahora sí que sabemos cuándo será presentado, esperando con ansias la llegada de la próxima primavera para poder echarle el guante a este Vantage Volante.


Mostrado aún como prototipo, el Aston Martin Vantage Volante no esconde ni un solo detalle sobre cómo será su diseño de descapotable. No lo tenían fácil en Aston Martin para acomodar una capota de lona retráctil en una silueta tan fiel al diseño de coupé, pero el resultado final muestra claramente que la integración del mecanismo y el espacio de almacenamiento de la capota no ha sido un problema. Obviamente se perderá espacio de carga tras los asientos, quedando la duda de si también se perderá algo de maletero.


En el apartado de prestaciones el nuevo Aston Martin Vantage Volante no ha revelado ni un solo detalle, si bien parece lógico pensar en una ligera merma de prestaciones por culpa de un peso mayor a causa de los refuerzos estructurales y una aerodinámica perjudicada. Con todo la configuración del motor se mantendrá intacta con Mercedes-AMG firmando un propulsor 4.0 V8 Twin-Turbo de 510 CV y un cambio automático de 8 relaciones por convertidor de par. En el aire queda por supuesto el posible lanzamiento de una versión AMR del Vantage Volante con mejores prestaciones y la posibilidad de instalar un cambio manual de 7 relaciones.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El Aston Martin Vantage Roadster se deja ver en estas primeras imágenes antes de su presentación oficial


7 Octubre 2019, 14:18
DANIEL MURIAS @DaniM_Andrade
__________________________________________________________________________________________________________________________

Aston Martin ha publicado las primeras imágenes de su nuevo modelo, el Aston Martin Vantage Roadster. Oficialmente, todavía nos lo enseñan como prototipo, a modo de adelanto antes de su presentación oficial. El Vantage Roadster iniciará su andadura comercial a principios de 2020.

La versión cupé del Vantage llegó al mercado en 2018, siguiendo su presentación en el Salón de Los Angeles de 2017, y es de suponer que la versión descapotable seguirá el mismo camino. El próximo 22 de noviembre, el Salón de Los Angeles abrirá sus puertas al público y no hay mejor evento que la muestra californiana para presentar un roadster de lujo. Al fin y al cabo, California sigue siendo un mercado esencial para este tipo de coches.

El Vantage Roadster conserva el diseño del coupé, con una calandra hipertrofiada, pilotos traseros con una firma lumínica muy fina y ese alerón cola de pato, que en el Roadster parece mucho más grande de lo que es en realidad.

Con la introducción del nuevo Vantage Roadster, Aston Martin completará así la oferta de variantes descapotables. Cada modelo actual tendrá así una versión descapotable. Y es que la berlina Rapide AMR ya ha dejado de fabricarse.

V8 AMG bajo el capó



La firma de Gaydon no ha desvelado los detalles técnicos de esta versión Roadster, pero todo apunta que compartirá motor y transmisión con el Vantage. A saber, el V8 biturbo de 4.0 litros de origen AMG asociado a un cambio automático de ocho relaciones de origen ZF situado sobre el eje posterior (tipo transaxle). El V8 desarrolla en el Vantage 510 CV a 6.000 rpm y entrega 685 Nm desde 2.000 hasta 5.000 rpm.



Solo el Vantage AMR va asociado a un cambio manual. Se trata de un cambio de 7 relaciones, desarrollado ex profeso por Graziano para el AMR. Además de ser el único coche del mercado en el que el V8 AMG va asociado a un cambio manual, el Vantage AMR es también una serie limitada a 200 unidades.

De momento, no sabemos si habrá un un Vantage Roadster AMR, pero conociendo la historia de amor entre Aston Martin y las series especiales, es muy probable que sí haya en un futuro cercano un Vantage Roadster AMR.
 
Arriba