Super Fórmula Lights

Nicola Romeo

Deidad Alfista

La Fórmula 3 japonesa se convierte en Super Fórmula Lights de cara a 2020

Àlex Garcia | @alexgarciagv27 | 9 de agosto de 2019


Nuevo cambio en el convulso panorama internacional de la Fórmula 3. El único certamen mundial que aún mantenía los Dallara F312/F317 y el nombre de Fórmula 3 va a cambiar por completo de cara a la temporada 2020. Estamos hablando de la Fórmula 3 japonesa, que en pos del mantenimiento del espíritu del certamen se ve obligada a dejar caer el nombre histórico de una competición con 40 años de historia. A partir del próximo año, la Fórmula 3 japonesa desaparece y se convertirá en la Super Fórmula Lights. Aunque aún no es oficial, el coche elegido para esta nueva era será el Dallara 320 que seguirá con el espíritu de los antiguos Fórmula 3 como el Dallara F312 y su actual versión F317.

El anuncio no es oficial pero llegó a través de una publicación por parte de la Japan Automobile Federation en la que mencionaba las competiciones de la próxima temporada. En este documento no hay ninguna referencia a la Fórmula 3 japonesa y en todos los lugares en los que estaba hasta 2019 aparece una Super Fórmula Lights (SFL), nombre con el que ya se había especulado desde mediados de junio. Esta noticia pone fin a la historia del nombre de la Fórmula 3 japonesa, que cumplió este año su cuadragésima temporada en activo tras arrancar en 1979. El objetivo, aprovechar el cambio de nombre forzoso para crear una mejor imagen de marca junto a la Super Fórmula.

Desde que en 2019 se inauguró la nueva Fórmula 3 Internacional de la FIA, las competiciones que usan el nombre de Fórmula 3 se han encontrado con una situación delicada en la que hay solo tres caminos posibles. El primero es adoptar los monoplazas de la Fórmula 3 regional para mantener el nombre mientras el segundo es el de abandonar el nombre para mantener los monoplazas que prefieran usar sin ningún tipo de escollo legal. El tercer camino es mucho más complicado ya que habría implicado encargar a Dallara la construcción de monoplazas como los que se usan en la F3 Internacional que acompaña a la Fórmula 1 y la Fórmula 2.

Aunque esa opción era factible y en Japón llegaron a plantearse el camino, al final se optó por mantener su identidad. El motivo es simple; los Fórmula 3 del certamen internacional de la FIA tienen mayor potencia y menor carga aerodinámica, mientras que los Dallara F312/F317 y el futuro Dallara 320 tienen mayor carga aerodinámica. Esto significa que estos últimos coches tienen un carácter más parecido al de los coches de la Super Fórmula (y hasta a los GT500), de manera que su presencia sería siempre mucho más relevante para desarrollar a pilotos para la categoría máxima en Japón.

Más allá del cambio de nombre, por ahora parece que no hay ningún cambio relevante en la "Fórmula 3", que mantendrá su actual funcionamiento más allá de la adopción del Dallara 320, aún por confirmar. Incluso el grado de licencia necesario para competir en el certamen se mantiene igual, requiriendo la Nacional A para tomar parte en él. Existe la posibilidad de que el nuevo nombre atraiga una mayor participación por lo menos en primera instancia pero en lo fundamental, la Super Fórmula Lights no debería diferir en exceso de la actual Fórmula 3 japonesa.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Dome presenta su F111/3, el monoplaza de la nueva Fórmula Regional Japonesa que ya rueda en Okayama

Àlex Garcia | @alexgarciagv27 | 11 de septiembre de 2019


Han tenido que pasar seis meses desde sus primeras noticias pero el Dome F111/3 ya es una realidad y no solo por el hecho de haber tomado el asfalto sino por tener también un destino claro para la temporada 2020. Será la nueva Fórmula Regional Japonesa, el certamen de la FIA que pretende ocupar el 'hueco' que en cierta forma dejará vacante la Fórmula 3 japonesa al convertirse en Super Fórmula Lights el próximo año. No tanto por nivel de maquinaria y pilotaje sino por la ausencia de un certamen FIA a ese nivel en Japón. Este será el puesto de una Fórmula Regional Japonesa que copiará el concepto de la Fórmula 3 Asiática, Fórmula 3 Americas y la Fórmula Regional Europea. De momento, esta semana el monoplaza realizó su 'shakedown' en Okayama.

Los pilotos elegidos para la ocasión fueron Yu Kanamaru y Hiroki Kato, pilotos con amplia experiencia en todo tipo de coches de carreras y en general y de monoplazas en particular, lo que les da cierta fiabilidad a la hora de valorar la nueva máquina de Dome. Las conclusiones fueron positivas en ambos casos, sin problemas de visibilidad con el Halo que incorpora la máquina y con una aerodinámica "estable y fácil de pilotar, que debería permitir que los 'gentleman drivers' pudieran competir sin problema" según el propio Kato. Más allá de estos dos pilotos, en próximas apariciones estará al volante Yoshiaki Katayama, piloto de Fórmula 3 japonesa que logró este año su primera victoria en la categoría y que podría ser uno de los candidatos a competir en el nuevo certamen.

A nivel técnico, el Dome F111/3 utiliza fibra de carbono tanto en el monocasco como en la carrocería, cumpliendo con los requerimientos de la FIA tanto en cuanto a rigidez como en lo referente al peso. Adicionalmente, este monoplaza se ha usado para probar ciertas soluciones que la FIA está considerando introducir en el futuro para mejorar la ergonomía de los monoplazas para permitir que pilotos de distintas alturas y pesos puedan encajar con igual comodidad tanto estática como dinámica. El motor instalado es un propulsor turbo de 1750cc y cuatro cilindros en línea que entrega una potencia de 270 caballos y una caja de cambios de seis marchas.

Por ahora, el fabricante del motor sigue sin ser anunciado. El precio del coche, tal y como se anunció en marzo, será de 100.000 euros en total a razón de 77.000 por el chasis y 23.000 por el motor. Con especial cuidado para limitar el precio de los recambios, se espera que competir en la Fórmula Regional Japonesa sea considerablemente más barato. En cuanto a la información del campeonato, se hará pública el día 27 de septiembre en el circuito de Okayama durante el transcurso del fin de semana de la penúltima ronda de la temporada de la Super Fórmula, hecho que deja entrever cierto grado de colaboración con la competición de monoplazas más importante de Japón.

___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
 
Arriba