S5000

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Los Supercars crean la Super5000 en busca de más monoplazas en Australia

Héctor Sagués | 2 de Junio de 2017


El regreso de los campeonatos de monoplazas de prestigio a Australia se ha vuelto turbio con el paso de los meses. La creación de la Formula Thunder 5000, anunciada en marzo de 2016, tenía la intención de recuperar un certamen potente, con un coche basado en el chasis Swift que la Super Fórmula usó entre 2009 y 2013 equipado con un motor V8 de 570 caballos. Los Supercars han reaccionado y han presentado al público el Super5000, un monoplazas con características similares y ya probado por Garth Tander, Lee Holdsworth y Alex Davison.

El motor que usaría el monoplaza sería el mismo que tiene los propios Supercars, dando la misma aceleración a un coche más ligero y maniobrable. Según James Warburton, CEO de los Supercars, la idea de establecer una categoría de monoplazas que acompañe al campeonato de turismos australiano se estableció en 2015, y se ejecuta de cara a intentar añadir fuerza a un campeonato que ya ha cambiado algunos elementos de la Super2 (la segunda categoría) y de los Utes.

La reacciones no se han hecho esperar, principalmente por parte de Chris Lambden, creador de la Formula Thunder 5000. Lambden ha acusado a los Supercars de rechazar por completo su proyecto, especialmente cuando los responsables no supieron nada de él hasta pocos días antes de la presentación en 2016. Parte de los argumentos de Lambden caen en el hecho de ver a los Supercars controlando gran parte de la escena del motorsport australiano, con su virtudes y sus defectos. Esperemos que nada de esto impida ver en pista un concepto de coche espectacular y que sea capaz de tomar el relevo del campeonato disputado entre 1971 y 1981.

Vía Speedcafe
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Formula Thunder 5000
5 de junio ·

THE WAY FORWARD
Even though we aren't commenting (just yet) on the recent reveal of the Supercars-originated '5000', interesting to see 'Speedcafe' has instigated a poll to see what motorsport fans think. Worth a look (and a vote if that's your bag) ..

http://www.speedcafe.com/2017/06/05/poll-formula-thunder-5000-v-super5000/


POLL: Formula Thunder 5000 v Super5000 - Speedcafe

The Australian motorsport landscape is set for another conflict with two home grown Formula 5000 series vying for a place in the market.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Formula Thunder 5000
14 de junio ·

Aussie victory at Canadian F1 GP
Huge congratulations to Borland Racing on the success last weekend at the Canadian Grand Prix, where the latest Spectrum Formula Ford (015), in North American Honda-powered STCH Formula 1600 spec, won both races supporting the F1 race, on debut, in the hands of the Exclusive Autosport team.
The car literally arrived in Canada on the Monday prior, having been completed in Melbourne the previous week.
Spectrum cars had a great weekend – taking four of the top five places in Sunday's second race.
Spectrum, the Formula Ford brand produced in Melbourne by Borland Racing Developments, is one of the unsung export successes of Australian motorsport – and should be recognised as such.
That's why, when we first conceived FT5000, the first stop was Borland Racing – whose expertise has provided the engineering co-ordination and oversight on the FT5000 car. That's why it's so good ...
Photo courtesy Flagworld.com/Exclusive Autosport

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

La Super5000 y la Fórmula Thunder 5000 unen sus caminos

Héctor Sagués | 20 de Junio de 2017


No habrá conflicto en cuanto al retorno de monoplazas potentes a Australia, al menos en un principio. La Super5000 creada por los Supercars y la Fórmula Thunder 5000 desarrollada por Chris Lambden se han unificado y competirán como un solo campeonato en 2018. Se deja así de lado el posible conflicto generado por dos categorías con un concepto similar, después de haberse visto en ignorancias mutuas y acusaciones de rechazo en un panorama de motorsport poco variado.

Parece ser que el ex piloto John Bowe fue el artífice de la reunión entre ambas partes y ayudó a la firma del acuerdo gracias al cual se configurará la nueva Fórmula 5000 a partir de los conceptos de los dos monoplazas. La Super5000 era la respuesta de los Supercars a la categoría de Lambden, creada en 2016 pero con pocas perspectivas de competición y menospreciada por los responsable de los Supercars desde su anuncio. Bowe ayudó mediante una reunión entre Lambden y John McMellan, ejecutivo de Wilson Security, uno de los principales patrocinadores y apoyos de los Supercars.

El apoyo comercial de los Supercars se verá complementado con la intervención de Lambden como supervisor técnico del proyecto. La intención es devolver a Australia una competición de monoplazas de prestigio, rescatando de paso el sonoro concepto de monoplaza de los años 70, también muy agresivo y vistoso. Ya que las partes se han unido, falta por ver como se acaban solucionando las piezas del puzzle de cara a su estreno el próximo año.

Vía Speedcafe
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Formula Thunder 5000
17 de julio ·

THE WAY FORWARD
After a period of some uncertainty in regard to the whole '5000' concept (both of them), there is positive news.
As you will read in the today's media release (below), we have agreed to 'merge' with PAYCE's S5000 project, in order to achieve a single, viable, exciting, and successful category and series going forward. At the end of the day, Brian Boyd (PAYCE), John McLennan (Wilson) and John Bowe (who facilitated the initial discussion), are all real 'motorsport people', and so coming to this outcome wasn't difficult.
I am very optimistic that what will emerge will be a serious, decent, spectacular 5-litre V8 open wheeler series. Watch this space.
Chris Lambden

Headline:
The momentum builds for spectacular V8 open-wheeler action

JULY 17, 2017: The original plans for two potentially parallel Australian ‘F5000-style’ open-wheeler race car projects have now progressed significantly with the confirmation that both projects are now fully integrated and aligned.
The parties behind the S5000 concept and the FT5000 concept had never met, but both clearly had the same focus, which was to bring dynamic, exciting open wheeler racing back to motorsport in the region.
With both parties keen to explore the opportunity to meet face-to-face, it was veteran racer John Bowe who assisted in facilitating the introductions.
Today the parties that initiated the development and prototype build of the ‘Super5000’ chassis together with FT5000 constructor Chris Lambden have announced that they will work together to develop one car.
They have confirmed that they will incorporate beneficial technical elements from the FT5000 and S5000 to create a single ‘5000-style’ car, ensuring rapid progress towards the spectacular V8 open-wheeler category that both set out to achieve. Work has already commenced on the merged project under the overarching S5000 project umbrella, with further testing and development planned for both chassis as part of a detailed technical evaluation.
It is anticipated that a combination of elements of both projects along with some new enhancements will result in a revised final technical spec which will be revealed in the coming months. There will now be one combined concept that draws upon the best elements available.
It is expected that a field of cars will contest a series of key feature races from mid-2018.

Chris Lambden:
“This is the significant step forward which will allow the concept of a modern 5000-style race car and series to actually happen, and happen well, which is what we both started out to do. I am more than pleased with the way we have been able to reach this solution, which I happily endorse and support.
“I’d like to thank John Bowe who, knowing all the parties involved, organised an initial meeting with John McMellan (Wilson). It was from this meeting that John McMellan basically said ‘Let’s just get this sorted and find the solution to work together.’
“He then coordinated bringing all the relevant parties together and from there it all came together very quickly and easily.
“The one thing that became apparent quite soon was that we all are primarily what I’d call ‘motorsport people’, and our motivation for getting into all this was the same. It didn’t take that long to agree a sensible way forward.
“I’d really like to acknowledge and thank everyone who has supported our efforts to date and reassure them that this outcome will result in a ‘5000-style’ race car and series that will be well worth coming to see.”

John McMellan:
“I think it’s important to highlight that the team at PAYCE, who are involved in the development of the S5000, have been responsible for the progress that has been made in getting both parties aligned. I merely assisted in the parties coming together after JB and I met with Chris. This decision to work together is a credit to their vision and flexibility.
“It’s also good to have Chris on board, who will play a role in the ongoing technical discussion.
“An outcome such as this will only result in a better outcome both commercially and technically as well as for the sport.
“The project team will take the best elements of both designs and thinking along with some other new thoughts to ensure we have a stand-out category that results in exciting, fast and action-packed open-wheeler racing.”

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

¿Es la Fórmula 5000 Thunder el mejor campeonato de monoplazas de la última década? [Vídeo]

Iván Fernández | @fernischumi | 3 de noviembre de 2017


No es la primera vez durante estos meses que os hablamos de la Fórmula Thunder 5000 y su campeonato gemelo, la Super 5000. Ambos evolucionarán juntos tal y como os informó mi compañero Héctor hace ya algunas semanas después del acuerdo al que llegaron los dos campeonatos. Tanto las series ideadas por Chris Lambden en 2016, como la categoría de monoplazas creada por los responsables del Supercars, serán un único campeonato en 2018, fusionando una idea que parecía demasiado similar como para crear dos competiciones distintas.

La creación de unas nuevas series monoplazas con sabor añejo siempre es una buena noticia para el aficionado más purista al automovilismo. En este caso, con las especificaciones sobre la mesa, ya podíamos entrever cómo con un chasis Swift (similar al que utilizaba la Super Fórmula en su anterior generación) y un motor V8 5.0 litros de 570 CV estábamos posiblemente ante una de las mejores ideas de los últimos años entre tanta tecnología híbrida y 100% eléctrica.

La idea era la de volver al exitoso concepto de monoplazas australianos de la década de los 70, y por lo visto hace unos días en Surfer’s Paradise, durante la Gold Coast 600, han acertado de pleno. Apenas fueron unas pocas vueltas en manos de Tim Macrow, pero el monoplaza de la Fórmula Thunder 5000 nos dejó un espectáculo tanto visual como auditivo difícil de igualar. Sonido retro y derrapes que te dejan sin aliento. ¿Estamos ante el mejor campeonato de monoplazas creado en la última década?


Foto | Fórmula 5000 Thunder
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista





Formula Thunder 5000, el campeonato de las bestias

Por Emilio García el Nov 9, 2017

Australia es una tierra salvaje. Lejos de los apacibles koalas que comen plácidamente hojas de eucalipto tenemos una tierra árida, abrasada por el sol. Los cocodrilos marinos y los tiburones blancos poblan sus aguas dulces y salobres. Arañas gigantes, escorpiones y otros peligros acechan. Hasta los canguros pueden matarte si quisieran con sus garras. Pero, sobre todas las bestias, dominan estos monoplazas, la Formula Thunder 5000.

En nuestras antípodas existe amor por los motores V8 de sabor añejo. El campeonato de los V8 Supercar va a modificar sus propulsores por V6 biturbo, pero aún aguantarán en la antigua colonia británica gracias a la Formula Thunder 5000. Esta categoría se fusionará para 2018 con la Super 5000. Ambas categorías son de monoplazas tipo Fórmula con motores V8 de 5 litros que entregan 570 CV.


La Formula Thunder 5000 tiene sabor añejo

Olvidaos de motores híbridos y hasta de turbos. La Formula Thunder 5000 recupera la esencia de grandes motores ruidosos. Los clásicos del automovilismo estarán de enhorabuena y no deberían perderse esta categoría. Además, sus coches tienen un aspecto que recuerda a los Fórmula 1 de antaño.

Las altas chimeneas de refrigeración recuerdan al Ligier de la famosa publicidad de “Gitanes”. Los alerones traseros y delanteros y los pontones parecen sacados de la Fórmula 1 de principios de los años 2000. Incluso los morros parecen provenir de los años 70 o los 80. Y, cómo no, neumáticos anchos atrás y estrechos delante.

El sonido no podía ser sino de los que te hacen temblar. Bronco, muy similar a los de la antigua Superleage Formula, aquel campeonato de coches patrocinados por equipos de fútbol. Los tonos que entregan esos motores no son tan agudos como los V8 que tuvimos hasta 2013 en Fórmula 1. Pero los Formula Thunder 5000 imponen bastante más. Unido a que son coches sin tantas ayudas, lo que ofrece derrapes y sobrevirajes frecuentemente, hacen de esta categoría un espectáculo digno de verse. Desde Europa será difícil, pero aquí te dejamos su página de Facebook por si te interesa echarles un ojo. Además, siempre existen formas de ver campeonatos lejanos, pero eso es un tema para otra ocasión.

 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Race of Champions 1973: Peter Gethin y el día en que la Fórmula 5000 ganó a la Fórmula 1

Àlex Garcia | @alexgarciagv27 | 5 de febrero de 2019


A lo largo de los años 60 y los años 70, la normativa conocida como Fórmula 5000 reservada para monoplazas de 5000 centímetros cúbicos nació y creció en popularidad hasta cotas nunca antes vistas, llegando a tener campeonatos en Europa, América y Oceanía. En un momento dado en los años 70, había más competiciones y más monoplazas de Fórmula 5000 por el mundo que de Fórmula 1, gracias a su precio reducido y su buen rendimiento en pista. Además, lo espectacular de su pilotaje y su sonido los hacía muy populares. Durante varios años, las carreras no puntuables de Fórmula 1 permitieron la participación de los coches de F5000 para rellenar parrillas. En especial, la Race of Champions y el BRDC International Trophy solían invitar a los mejores pilotos de las carreras disputadas el día antes al evento principal para darle un punto más atractivo al fin de semana con un duelo entre F1 y F5000. Entre todas estas ocasiones, solo en una logró ganar la Fórmula 5000; fue en Brands Hatch con motivo de la Race of Champions de 1973, con Peter Gethin y su Chevron oficial imponiéndose a la Fórmula 1 en 'su casa'.

La Race of Champions de 1973 fue la primera de las tres visitas de la Fórmula 1 al Reino Unido en todo el año, en el siempre popular circuito de Brands Hatch. Disputada durante el mes de marzo y después del inicio transoceánico del Campeonato del Mundo, la tradición hacía que esta carrera sirviera como la primera cita europea del año. Puesto que además el Gran Premio de Gran Bretaña tendría lugar ese año en Silverstone, la prueba de Brands Hatch era un festival sin mayores pretensiones deportivas que salir y ganar. Esto hacía que el interés por la carrera fuera especial, sobre todo después del éxito del evento de 1972 que había mezclado a los Fórmula 1 con los Fórmula 5000. Para esta ocasión, los pilotos del mundial estaban acompañados por un elevado número de pilotos de F5000. Como se convertiría en tradición en los años siguientes, los 16 pilotos más rápidos de esta categoría que participaban en la cita inaugural de la Fórmula 5000 europea se sumarían a los 17 inscritos de la Fórmula 1 (aunque acabaron siendo 13 en pista tras la ausencia de cuatro de ellos). De esta forma, con una parrilla mixta favorable a los Fórmula 5000 en cuanto a número, el espectáculo estaba servido para la carrera del domingo.

La lista de inscritos de la Race of Champions de 1973 quedó finalizada con 17 pilotos de Fórmula 1 y 16 de Fórmula 5000 que quedarían determinados el día 17 de marzo en su propia carrera. Ausentes estuvieron Carlos Pace con un Surtees, Jackie Oliver y George Follmer con los Shadow y Rikky von Opel con el Ensign, que no estarían en Brands Hatch para la tradicional carrera programada a 40 vueltas al trazado de poco más de 4.200 metros para un total de algo más de 170 kilómetros recorridos al final del domingo en un tiempo de menos de una hora. En la carrera de la Fórmula 5000, Peter Gethin dio un aviso al llevarse la victoria, encabezando la lista de los 16 elegidos para estar en parrilla el domingo, aunque esta decisión se tomaba tras las sesiones clasificatorias y no después de la carrera. Junto al británico estaban también presentes otros pilotos destacados de la Fórmula 5000 como Teddy Pilette (acabaría siendo campeón de Europa en 1973) en un McLaren M18, Tony Dean en un Chevron B24 del Anglo American Racers de Dan Gurney u otros nombres como David Hobbs, Guy Edwards, Brett Lunger, Graham McRae o Gijs van Lennep. Sin duda, una lista repleta de pilotos de talento. Por su parte, Por su parte, Gethin encabezaba a 'su' grupo en un Chevron B24 oficial con el mismo motor Chevrolet que sus compañeros de certamen


Entre los pilotos de Fórmula 1, destacaba un equipo BRM que como dictaba su tradición propia de la época era el equipo con más coches en pista. Con Vern Schuppan, Jean-Pierre Beltoise y Niki Lauda, era claramente uno de los equipos más fuertes en el aún competitivo P160. El australiano Schuppan tomaba el puesto de Clay Regazzoni (aún lesionado), mientras los otros dos eran pilotos mundialistas que venían de disputar las tres primeras carreras de la temporada en Argentina, Brasil y Sudáfrica. Destacaban también los equipos oficiales de McLaren (con Denny Hulme y Jody Scheckter) y Lotus (con Emerson Fittipaldi y Ronnie Peterson) entre los grandes favoritos. A estos equipos, que corrían en casa, les acompañaban el Surtees de Mike Hailwood, los Iso-Marlboro de Howden Ganley y Tony Trimmer dirigidos por Frank Williams y los Brabham de John Watson y Graham Hill. El primero era la joven promesa del equipo, mientras el segundo era invitado a competir por última vez con ellos mientras preparaba su propia escuadra. Por último, llamaba la atención en la lista de inscritos el nuevo equipo Hesketh Racing de Lord Thomas Alexander Fermor-Hesketh con el joven James Hunt como piloto.

Tras las sesiones clasificatorias, el equipo BRM se mostró como el más competitivo al marcar los tres mejores tiempos con Jean-Pierre Beltoise en pole position. El francés batió a Niki Lauda por ocho décimas, con Vern Schuppan tres décimas más por detrás. Jody Scheckter marcó el cuarto mejor tiempo en el McLaren M19C oficial, el primer coche sin usar neumáticos Firestone. Tras Mike Hailwood en quinta posición, los Lotus 72 de Ronnie Peterson y Emerson Fittipaldi eran sexto y séptimo, sin estar ninguno de los dos muy satisfecho con la nueva suspensión de sus monoplazas. Peter Gethin marcó el mejor tiempo de los Fórmula 5000 a casi tres segundos de la pole, ganándose el octavo puesto en parrilla por delante de Denny Hulme y Howden Ganley. Por detrás, solo James Hunt, los pilotos de Brabahm y Tony Trimmer eran superados por otros pilotos de la segunda clase. En cualquier caso, tener a Gethin por delante de Hulme en el nuevo McLaren M23 era algo significativo y aunque parte de ello se debía a los problemas del nuevo coche en el bacheado circuito de Brands Hatch, el mérito era incuestionable. Después de las varias carreras de soporte entre las que destacaban pruebas de GT's en el circuito corto y una competición de Fórmula Atlantic, la Race of Champions de 1973 estaba lista para comenzar. Una prueba que se recordaría durante mucho tiempo.


El momento de la salida no estuvo exento de drama, puesto que la salida se retrasó algunos momentos más de lo esperado, causando que empezara a salir humo de los dos Lotus... y que los dos McLaren casi quemaran sus embragues allí mismo. Beltoise mantuvo el liderato por delante de Lauda y Peterson, mientras Scheckter se quedaba clavado. Todo ello hizo que los pilotos tuvieran que intentar evitarse los unos a los otros y al final sucedió lo inevitable con Pilette golpeando a Hill. Al término de la primera vuelta, Beltoise era líder por delante de Peterson con Lauda tercer y Fittipaldi cuarto aunque con una penalización de un minuto por saltarse ligeramente la salida y con un motor que empezaba a dar problemas. Schuppan le seguía en quinta posición con Gethin ya sexto. Por su parte, Scheckter se encontraba vigésimo quinto tras sus problemas de embrague en la salida. Tanto Peterson como Fittipaldi se encontraban mucho mejor el domingo que el viernes o el sábado... todo ello gracias a que el equipo Lotus había vuelto a la antigua especificación de suspensión, aunque ello no salvó al brasileño de acabar fuera de carrera tras solo dos vueltas con su motor completamente frito. Como contraste, en la vuelta 5 la presión de Peterson sobre Beltoise surtió efecto y tras un error del francés, el liderato era para el sueco.

A lo largo de las siguientes cinco vueltas, Peterson se distanció al frente de la clasificación con dos segundos de ventaja sobre Beltoise, que a su vez se defendía de un animado Lauda con ganas de superarle. Seguían Hailwood, Schuppan, Hulme y Gethin, con Hanley y Hunt justo detrás. Scheckter ya era décimo, con una espectacular remontada. Mientras tanto, el momento pavoroso de la carrera lo protagonizó un John Watson que se salió de pista en el nuevo Brabham BT42 y quedó atrapado en el coche hasta después de terminarse la carrera con una pierna rota. El espíritu del clásico "The Show Must Go On" se mostró aquí con solo una bandera amarilla y no una carrera interrumpida al considerarse que el coche no estaba en un sitio peligroso. Llegó entonces la retirada de Ganley, así como el pinchazo que dejó a Lauda fuera de contención. Peterson tuvo que retirarse por sorpresa en la vuelta 18, con la caja de cambios rota. Así volvía a recibir el liderato Beltoise, por delante de Hailwood y Schuppan, que perdía ritmo y pronto sería superado por varios Hulme. Una sola vuelta después del abandono de Peterson, el de BRM tuvo que parar a boxes con un neumático pinchado, permitiendo que Hailwood pasara a ocupar la primera posición. Casi a la vez, Scheckter sufrió una salida de pista y se retiró, mientras Hulme era segundo con Schuppan tercero y Gethin cuarto.

Pero la carrera aún tenía sorpresas para dar y tomar y en la vuelta 27, Schuppan se salió de pista y se vio obligado a retirarse con la suspensión dañada, dejando al primer Fórmula 5000 en tercera posición. Paraecía que Mike Hailwood estaba destinado a lograr su primera victoria en un Fórmula 1 pero a falta de cuatro vueltas y media para terminar, su suspensión cedió, causando un fuerte accidente que acabó con un incendio. El enfadado piloto tiraba su casco al suelo, sabiendo que había perdido una oportunidad única. El líder era ahora Hulme, Hulme, que se daba ya por vencedor sorpresa cuando a una vuelta del final su embrague empezó a fallar. Peter Gethin venía por detrás a toda velocidad y a medio giro para el final, se situó en una primera posición que solo tuvo que mantener unas pocas curvas, hasta la bandera de cuadros que le acreditó como ganador de la Race of Champions. Por detrás, Denny Hulme llegó a casi tres segundos y medio y marginalmente por delante de un sorprendente James Hunt que se subía al podio en su debut. Cuarto fue Tony Trimmer, con Tony Dean quinto y Jean-Pierre Beltoise sexto a pesar de otra parada en boxes con otro pinchazo. Los Fórmula 5000 habían dado toda una lección de humildad a los Fórmula 1 y el Gran Circo se dio cuenta que la fiabilidad también ganaba (o perdía) carreras. Mientras tanto, los pilotos de F5000 se las prometían muy felices pero nunca más un resultado así estuvo cerca.


Race of Champions 1973 – Brands Hatch

Pos.DorsalPilotoEquipoMáquinaDiferenciaVueltas
132Peter GethinChevron Racing CarsChevron B24 – Chevrolet (F5000)40
257Denny HulmeYardley Team McLarenMcLaren M23 – Cosworth+ 3.440
356James HuntHesketh RacingSurtees TS9 – Cosworth+ 3.440
467Tony TrimmerFrank Williams Racing CarsIso-Marlboro FX3B – Cosworth+ 26.540
58Tony DeanAnglo American RacersChevron B24 – Chevrolet (F5000)1 Vuelta39
660Jean-Pierre BeltoiseMarlboro Team BRMBRM P1601 Vuelta39
73Tom BelsøShellsport LuxembourgLola T330 – Chevrolet (F5000)1 Vuelta39
814Ray AllenServis RacingSurtees TS8 – Chevrolet (F5000)2 Vueltas38
9208Clive SantoShellsport LuxembourgSurtees TS11 – Chevrolet (F5000)2 Vueltas38
106Ian AshleyHenley Forklift Co. Ltd.Lola T330 – Chevrolet (F5000)2 Vueltas38
119Bobby BrownAnglo American RacersChevron B24 – Chevrolet (F5000)2 Vueltas38
121Gijs van LennepShellsport LuxembourgLola T330 – Chevrolet (F5000)3 Vueltas37
135Jock RussellPrivadoMcRae GM1 – Chevrolet (F5000)4 Vueltas36
1452Mike HailwoodTeam SurteesSurtees TS14A – CosworthRetirada (Accidente)35
1523Graham McRaeTeam McRaeMcRae GM1 – Chevrolet (F5000)Retirada (Sobrecalentamiento)33
1661Niki LaudaMarlboro Team BRMBRM P160DRetirada (Eléctrico)29
1719Brett LungerHogan Racing Ltd.Lola T330 – Chevrolet (F5000)Retirada (Motor)29
1862Vern SchuppanMarlboro Team BRMBRM P160DRetirada (Accidente)26
1958Jody ScheckterYardley Team McLarenMcLaren M19C – CosworthRetirada (Accidente)26
2022Keith HollandIan Ward RacingTrojan T101 – Chevrolet (F5000)Retirada (Alerón trasero)22
214Guy EdwardsPrivadoLola T330 – Chevrolet (F5000)Retirada (Caja de cambios)18
2265Ronnie PetersonJohn Player Special Team LotusLotus 72 – CosworthRetirada (Motor)18
2366Howden GanleyFrank Williams Racing CarsIso-Marlboro FX3B – CosworthRetirada (Manejo)13
2418David HobbsHogan Racing Ltd.Lola T330 – Chevrolet (F5000)Retirada (Manejo)12
2515Steve ThompsonServis RacingChevron B24 – Chevrolet (F5000)Retirada (Radiador)8
2663John WatsonMotor Racing Developments Ltd. (Brabham)Brabham BT42 – CosworthRetirada (Accidente)7
2755Emerson FittipaldiJohn Player Special Team LotusLotus 72 – CosworthRetirada (Motor)2
2864Graham HillMotor Racing Developments Ltd. (Brabham)Brabham BT37 – CosworthRetirada (Accidente)0
2933Teddy PiletteRacing Team VDSMcLaren M18 – Chevrolet (F5000)Retirada (Accidente)0

Vídeo



 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rubens Barrichello presentó su monoplaza para la S5000

Humberto Gutiérrez | @X3Humberto | 17 de septiembre de 2019


El brasileño debutará el próximo fin de semana en la S5000 australiana, allí correrá para el equipo BRM con un monoplaza cuyos colores hacen recordar al equipo Ferrari de su época en la Fórmula 1.

Desde el año 2000 hasta el 2005 Barrichello estuvo en Ferrari, con la escudería italiana ganó nueve grandes premios y resultó subcampeón en 2002 y 2004. Ciertamente, un chasis Ligier y un motor Ford Coyote V8 no tiene nada que ver con Ferrari, pero a Barrichello ese detalle le tiene sin cuidado porque igual correrá con una librea a la que únicamente le falta insertarle un Cavallino Rampante.

Será interesante seguir el desempeño de Barrichello en esta nueva aventura puesto que la S5000 es básicamente una categoría de promoción para jóvenes pilotos que se inician o hacen carrera en monoplazas, particularmente residentes en Oceanía, y el piloto brasileño tiene 47 años y una inmensa experiencia en lo que se refiere a competir con monoplazas.

Que Barrichello todavía permanezca como piloto activo es digno de destacar porque a pesar de dejar la Fórmula 1 en 2011, allí todavía ostenta el récord de mayor cantidad de participaciones, se ha mantenido en los circuitos desde entonces. IndyCar, Stock Car brasileño, IMSA WeatherTech SportsCar Championship, 24 Horas de Le Mans y Blancpain GT Series Endurance Cup han sido las categorías y eventos donde ha competido en los últimos años y ahora hay que añadirle la S5000.


Vía | Speedcafe
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

La nueva S5000 australiana se estrena en Sandown con victorias de Tim Macrow y James Golding

Àlex Garcia | @alexgarciagv27 | 25 de septiembre de 2019


El pasado fin de semana dio comienzo por fin y tras tres años de culebrón la nueva S5000 australiana, el campeonato resultante del anhelo 'aussie' por revivir el concepto de la Fórmula 5000. Esta historia pasó por los conceptos de la Fórmula Thunder 5000 y la Super 5000, llegando incluso a enfrentarse antes de tener ninguna carrera en marcha. Al final se impuso el sentido común, aunando fuerzas y consiguiendo llevar el campeonato a buen puerto. De esta forma, el pasado sábado y domingo se disputaron en Sandown las primeras carreras de un corto campeonato de tan solo dos rondas en las que Tim Macrow y James Golding fueron los ganadores. No fueron los únicos protagonistas ya que destacó también el expiloto de Fórmula 1 Rubens Barrichello, tentado para participar en la cita inaugural (y posiblemente la próxima) de este campeonato.

Lo más atractivo de la nueva S5000 australiana es quizás la combinación técnica que hace que veamos en pista unos Onroak-Ligier JS F3 modificados con un nuevo kit aerodinámico más sobredimensionado y unos considerablemente grandes neumáticos Hoosier que se encargan de transmitir a la pista toda la potencia de los motores Ford Coyote V8 de 560 caballos. Se trata de un número considerable que además de entregar un par que desafía a los pilotos, trae consigo también un sonido espectacular, como si se estuviera escuchando a varios espíritus de Supercar encerrados en ágiles monoplazas. Claro que estos lo son un poco menos por el meso de los motores V8 de 5.000 centímetros cúbicos que montan en la parte trasera. En cualquier caso, un campeonato que pretende ocupar en Australia la posición de la IndyCar en Estados Unidos y la Super Fórmula en Japón.

En el lado deportivo, las victorias en las carreras clasificatorias fueron para Tim Macrow y James Golding. Para entender el concepto de las carreras clasificatorias, hay que explicar que la S5000 usa un sistema de fin de semana híbrido a medio camino entre el motocross y el karting. De esta forma, se disputa una sesión clasificatoria (en este caso la pole fue para John Martin) que permite a los pilotos elegir su posición de partida al 75% más rápido. El orden resultante para la primera carrera queda revertido de cara a la segunda, de manera que entra en juego la estrategia de decidir si es mejor salir muy arriba en una carrera y muy abajo en otra u optar por posiciones medias en ambas. Tanto la sesión clasificatoria como las carreras clasificatorias suman puntos para el campeonato y en base a esos puntos, se forma la parrilla de salida para la carrera final.

En este caso, la última carrera del fin de semana confirmó su buen funcionamiento al tener una parrilla de salida con los pilotos que mejor habían rendido en la parte alta. Al final, la victoria fue para James Golding con Rubens Barrichello segundo y John Martin tercero, pero desafortunadamente no se pudo ver el desarrollo de una carrera algo más larga que las dos clasificatorias ya que un fuerte accidente (afortunadamente sin consecuencias físicas para el piloto) de Alex Davison obligó a terminar la prueba antes de tiempo. Tras una primera carrera considerada como un éxito tanto a nivel organizativo como de espectáculo, la segunda llegará el día 17 de noviembre en el espectacular circuito de The Bend, donde terminará la corta primera temporada de la S5000.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

John Martin vence la segunda cita de la S5000 australiana en The Bend

Àlex Garcia | @alexgarciagv27 | 20 de noviembre de 2019


El pasado fin de semana, el mundo de las categorías formativas de monoplazas estuvo relativamente vacío con 'solo' dos campeonatos en pista más allá de la Fórmula 1... y uno de ellos, es difícil catalogarlo de "formativo" o "telonero". Se trata de una S5000 australiana que disputó su segunda ronda en The Bend, con victoria de John Martin en la carrera principal para cerrar esta primera experiencia. Por otra parte, la Fórmula Academy Sudamericana estuvo en activo en el circuito de Cascavel en Brasil para la penúltima ronda de este año. Allí, Juan Vieira volvió a tener un buen fin de semana que le sitúa en la mejor posición para resolver el título a su favor en diciembre.

El nuevo y popular circuito de The Bend en Tailem Bend en Australia fue la sede de la segunda y última cita de la temporada 2019 de la S5000. Este campeonato que combina los chasis de Fórmula 3 de Ligier para la F3 Americas con motores de 5.000 centímetros cúbicos tuvo una temporada inicial con solo dos rondas antes de lanzarse a volar 'de verdad' en 2020. Después de una moderadamente exitosa cita inicial en Sandown con trece coches, la segunda contó con 'solo' diez participantes. En cuanto a las inscripciones, hubo cuatro novedades con Braydan Willmington con su propio equipo, James Winslow en lugar de Alex Davison, Thomas Randle y Anton de Pasquale ocupando el sitio de Tim Berryman y Rubens Barrichello. En cuanto a las inscripciones, hubo cuatro novedades con Braydan Willmington con su propio equipo, James Winslow en lugar de Alex Davison, Thomas Randle y Anton de Pasquale ocupando el sitio de Tim Berryman y Rubens Barrichello.

El fin de semana arrancó con una inesperada pole position de Anton de Pasquale por delante de Thomas Randle y John Martin. En la primera carrera, Randle se llevó la victoria por delante de De Pasquale con Martin tercero. Mientras tanto, la segunda carrera vivió el triunfo de Tim Macrow con James Golding y John Martin a su lado en el podio. En la carrera principal, John Martin hizo valer su experiencia para llevarse la victoria por delante de Thomas Randle por menos de un segundo, con Will Brown tercero a menos de dos segundos del vencedor. Tras esta carrera, que sí pudo disputarse con normalidad, el 'campeonato' quedó resuelto a favor de un John Martin que sumó 114 puntos por 108 de Tim Macrow y 107 de James Golding. La próxima cita de la S5000 será en Melbourne junto al Gran Premio de Australia para empezar la temporada 2020.

Por otra parte, la Fórmula Academy Sudamericana estuvo compitiendo el pasado fin de semana en el circuito de Cascavel en Brasil. Allí, Juan Vieira continuó con una de momento exitosa trayectoria de defensa del título. Después del doblete en este mismo circuito los días 13 y 14 de octubre, el fin de semana arrancó con un Vieira que se impuso en la primera carrera por delante de Jose Miguel Alvarado con Rafael Grasti tercero. En la segunda y última carrera, Pedro Burger se llevó el triunfo por delante de Vieira tras superarle en la última vuelta mientras Alvarado completó el podio. En la clasificación general, Vieira cuenta con 133 puntos por 101 de Grasti, su principal rival en la lucha por un título que se decidirá en Montevideo en la última ronda del campeonato el próximo mes de diciembre.
 
Arriba