Raids / TT

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Carta abierta de un orgulloso Carlos Sainz Jr. a su padre tras ganar el Dakar

Iván Fernández | @fernischumi | 20 de enero de 2018


Ha sido sin duda uno de los apoyos de Carlos Sainz y Lucas Cruz más activos durante la última semana a través de redes sociales, incluso más de lo que acostumbra. Se llevó un disgusto con la penalización de 10 minutos y no dudó en afirmar que se había hecho justicia nada más conocerse la noticia de la retirada de la misma. Carlos Sainz Jr. ha vivido estas dos semanas con el fervor de un hijo que ve competir a su ídolo, su padre, a miles de kilómetros de distancia.

Hoy, con la victoria cosechada por su padre, Lucas y el resto del equipo Peugeot, el actual piloto de Renault Sport F1 Team no ha podido evitar expresarse a través de un pequeño escrito en el que se sincera acerca de los vivido durante esta edición del Dakar 2018. Una carta abierta hecha pública a través de los responsables de prensa del piloto madrileño que expresa lo que se siente cuando naces, creces y maduras con un padre del talento deportivo, el trabajo y la ambición de Carlos Sainz Sr. Tal y como decía el propio piloto de Fórmula 1: “Probablemente ahora mismo soy el hijo que más orgulloso está de su padre del planeta tierra”.

Tu que me conoces bien seguro te vas a sorprender cuando leas esta carta que hago pública con lo que te quiero decir.

Estas dos semanas tan intensas me han servido para comprender un poco como te sientes tu cuando yo estoy corriendo y sinceramente me he dado cuenta de lo mal que lo debes de pasar, ¡es mejor estar en el otro lado de la barrera! No te imaginas los nervios que han pasado mamá Blanca y Anita, yo intentaba no aparentarlo, pero algún puñetazo al almohadón se me ha escapado. Ha sido muy intenso.

Un par de horas después de haberte visto ganar y celebrar este Dakar me apetece decirte lo importante e impresionante que ha sido para mí ver cómo has trabajado tan duro para conseguir a tus 55 años seguir teniendo las ganas, ilusión y motivación para enfrentarte a un desafío tan grande como es ir a ganar tu segundo Dakar. Podría contar mil anécdotas, pero ahora mismo recuerdo cuando yo me levantaba a entrenar a las 7.30 am para subirme en la bici dentro de la sauna y tu llevabas ahí ya 1 hora machacándote, u otras veces en las que nos poníamos los dos a contestar emails en el despacho y te he pillado diseñando al más mínimo detalle, el dibujo del taco de las ruedas Michelin que ibas a llevar en el Dakar.

Estas cosas, aunque en el momento me ría y te suelte algún vacile quiero que sepas que son el mejor ejemplo de sacrifico y ganas de ganar que tanto a mi como a mis hermanas nos sirve para aplicarlo a todo en la vida.

Todo el mundo sabe que tu espectacular carrera deportiva también ha tenido momentos muy difíciles. Durante estos 8 años de sequía desde que ganaste en 2010 tu primer Dakar. Ha habido un poco de todo, abandonos por fiabilidad mecánica, accidentes, etc. cualquier persona se hubiera dado por vencida, pero eres cabezota como tu solo y querías un 2do Dakar y sabias perfectamente que podías conseguirlo. Tu y yo sabemos que pocos esperaban volverte a ver celebrando otra victoria, pero los que te conocemos bien sabíamos que no hay reto que te propongas que no puedas conseguir.

Papá, termino ya no te preocupes, sólo espero haber dejado claro la admiración que tus hijos tenemos por ti como persona y deportista pero sobre todo decirte que como padre eres un ejemplo del que no paramos de aprender cada día.

¡Que ganas tengo de darte un abrazo!

Carlos

PD: todo el mundo se pregunta si este va a ser el broche final a tu carrera y vas a colgar el casco (sabes que a mama esa idea le hace muy feliz) yo por mi parte te apoyare y animare en lo que decidas.


 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Así fue el Dakar 2018 para los otros españoles en coches

Iván Fernández | @fernischumi | 21 de enero de 2018


Afortunadamente en coches se frenó la tendencia negativa que se había tomado en las primeras jornadas. Tras el abandono de Nani Roma y Álex Haro, hubo que lamentar sólo unas horas después el de Xavi Foj y su copiloto, el argentino Nacho Santamaria, por doblarse el arco de seguridad del techo. Tampoco Jesús Calleja llegaría a pisar suelo argentino, quedándose su destacada actuación en el duro paso por Bolivia en el que la caja de cambios de su Jeep diría “hasta aquí hemos llegados” tras completar dos etapas renqueante, en las que tuvieron que encarar numerosas reparaciones así como la siempre tarea de ser remolcado por un competidor en camiones.

A partir de ese momento, el sufrimiento ha estado a la orden del día, especialmente en los equipos de Cristina Gutiérrez y Óscar Fuertes, los cuales han padecido durante estos últimos días los kilómetros acumulados y la verdadera realidad de este, el Dakar más duro disputado sobre suelo sudamericano.

Isidre Esteve y Txema Villalobos eran los mejores representantes entre los competidores españoles más allá de Carlos Sainz y Lucas Cruz, vencedores finales de la prueba. El ilerdense cerraba de esta forma una impresionante edición en la que ha termina 21º de la general al volante del prototipo BV6 de Sodicars. A las puertas del Top 20, Esteve y su copiloto han sido cuartos a su vez entre los vehículos de la categoría T1.2 que aglutina a todos los vehículos 4×4 diésel que han sido modificados. Pero sobre todo se van con la sensación después de casi 71 horas y media de competición de haber dado un paso adelante y poder aspirar a metas mayores con un prototipo adaptado a sus limitaciones físicas. Ahora queda un año más para seguir planteándose retos aún mayores y ver si se puede seguir exprimiendo aún más de este vehículo.


En el caso de Óscar Fuertes y Diego Vallejo fue algo más dramático, especialmente a partir de la llegada a Bolivia, momento en el que el SsangYong Tivoli DKR preparado por Javier Herrador comenzó a notar algunos problemas de juventud y la falta de rodaje previo, todo ello a pesar de que estuviera basado en el buggy V8 tipo baja del preparador valenciano. Después de dormir muy pocas horas, apenas una decena de horas en los últimos tres días, el rookie madrileño acompañado por el copiloto lucense (el cual afrontaba su tercera participación) ha sido uno de los dos equipos debutantes que lograban llegar a Córdoba, en su caso, clasificados en 32ª posición y un cuarto puesto en la categoría T1.3 (vehículos de gasolina con dos ruedas motrices).
[size=24pt]“ ”

Estamos destruidos, sobre todo después de los esfuerzos de estas últimas etapas. De todas formas, tanto Diego como yo no podemos estar más felices de haber acabado este Dakar tan extremo, que era nuestro gran objetivo. El hecho de que sólo dos rookies hayamos acabado la carrera demuestra la dureza de esta edición. Estoy muy orgulloso de haber liderado esta clasificación durante varias jornadas, aunque finalmente hayamos sido segundos.



Cristina Gutiérrez y Gabi Moiset han sido otro de los equipos que se puede decir que han vivido una autentica odisea en esta segunda semana. La burgalesa y su copiloto completaron a buen ritmo el paso por la arena de Perú, pero fue el territorio argentino el que terminó poniéndoles contra las cuerdas, hasta tal punto que llegaron a tontear con el abandono en más de una ocasión por problemas técnicos y por la dureza anímica que les supuso estar prácticamente cinco días sin dormir y coincidiendo cada llegada de etapa con el horario de salida de la siguiente.

Aquí el equipo Palibex ha tenido una gran dosis de culpa en que Cristina haya podido finalizar su segundo Dakar de forma consecutiva al volante del Mitsubishi Mintero T1.S, en este caso en la 38ª posición de la general y segunda de su categoría. Además, ha sido la única fémina que ha conseguido completar la aventura, después de que Alicia Reina por un incendio en la 3ª etapa y la periodista peruana Fernanda Kanno por no llegar a tiempo a la 11ª, tuvieran que abandonar.

En total, cuatro de los siete equipos españoles inscritos en coches completaron el Rally Dakar 2018, con José Luis Peña y Rafa Tornabell haciendo lo propio entre los SxS y Pep Sabaté en camiones. El broche de oro, sin duda la victoria conseguida por Carlos Sainz y Lucas Cruz en coches, el cual reporta el noveno tuareg para los pilotos españoles en esta prueba que ha vuelto a contar con tintes épicos.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Se acabó el Dakar 2018. ¿En qué competirá Peugeot Sport a partir de ahora?

[size=8pt]Iván Fernández | @fernischumi | 21 de enero de 2018


Llegó a su fin el programa de los franceses en el rally-raid y es hora de echar un vistazo hacia el futuro. Desde hace meses se lleva hablando sobre el destino de la firma del león, confirmándose a finales de 2017 la intención de que el programa en el Mundial de RallyCross pase ahora estar controlado por el equipo técnico de Peugeot Sport, mientras que el responsable de Hansen Motorsport, Kenneth Hansen será el encargado de controlar toda la parte deportiva.

También se ha dejado entrever que las cuatro unidades oficiales del Peugeot 3008 DKR Maxi que han competido en este Dakar 2018 serán puestas a la venta, siendo el propio Nasser Al-Attiyah uno de los grandes candidatos a hacerse con las mismas, en este caso con el apoyo de PH Sport y con lo que puede ser la continuidad del ya extinto Dream Team que ha conformado el proyecto Peugeot durante los últimos cuatro años. O al menos eso es lo que muchos desean ya que permitiría seguir disfrutando de hombres como Stéphane Peterhansel, Cyril Despres o el propio Nasser al volante de un vehículo de probada eficacia.

La firma parisina abandona el Dakar con un historial prácticamente inmaculado. Tan sólo se les escapó el Dakar de 2015, edición que les privó de completar un pleno que comenzó a finales de la década de los ochenta con los tres triunfos de Ari Vatanen y el de Juha Kankkunen en 1988 (año del famoso robo del Peugeot 405 T16 Grand Raid a su compañero finlandés). Con el regreso a la resistencia y a las 24 Horas de Le Mans descartado, el cambio de estrategia publicitaria ha hecho que Peugeot también modifique su implicación deportiva.

Esto hace renunciar a la promoción de sus nuevos SUV a través de la competición, para buscar formas de dar visibilidad a sus modelos más juveniles. En este caso, la propia Peugeot confirma en su último comunicado de prensa del Dakar la decisión de competir oficialmente en el Mundial de RallyCross a través de su brazo deportivo y con Sébastien Loeb pilotando “uno de los Peugeot 208 WRX presentes” (no se especifican cuántos le acompañarán ni quiénes serán los pilotos), siguiendo en este caso la directiva del Grupo PSA, la cual limita a un único programa internación a cada una de las marcas.

Aprovechando el foco mediático tras la victoria cosechada por Carlos Sainz y Lucas Cruz, Peugeot ha buscado confirmar su compromiso con los sistemas de propulsión eléctricos, confirmando que está trabajando con la FIA e IMG en la creación del “Campeonato Eléctrico de RallyCross que llegará en 2020”, confirmando que será el nuevo Peugeot 208 el modelo a utilizar como base del futuro Supercar alimentado por electricidad. ¿Por qué ese y no otro? Precisamente porque la nueva generación del utilitario será uno de los primeros en comercializar una versión 100% eléctrica.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Así fue el Dakar 2018 para los competidores españoles en motos

Iván Fernández | @fernischumi | 21 de enero de 2018


Con la participación de los españoles sobre dos ruedas ha quedado sin duda una sensación con cierto regusto amargo, especialmente con el abandono de un Joan Barrerda, que era perfectamente consciente de lo justo que llegaba por su lesión en la muñeca izquierda. El castellonense estuvo en la lucha por las etapas y por la general, llegando incluso a ponerse líder de carrera durante la primera semana. Su caída durante la etapa maratón le dejó condicionado para el resto de la prueba y su caída en la décima etapa abrió los ojos al piloto de Honda de lo peligroso que podía ser ir al límite sin estar apto físicamente.

Sólo un día más tarde esto quedó demostrado, con una caída inicial que terminaría de dañarle el menisco y llevaría a Barreda a afrontar el siempre complicado camino al abandono. Esa misma etapa marcaría la retirada de una Rosa Romero tan luchadora como su marido, Nani Roma. La piloto de Himoinsa se produjo un importante corte con el soporte metálico de la torreta del roadbook y a pesar de la gran cantidad de sangre que brotaba de la herida, fue capaz de completar la jornada y llegar a la asistencia médica del vivac a que le trataran convenientemente de dicha herida.

Txomin Arana y Julián José García Merino fueron dos de los pilotos que nos pusieron el corazón en un puño. El vasco sufrió una aparatosa caída en la que la Husqvarna quedó partida en dos y él con lesiones en uno de los dedos de sus manos y en las cervicales. En el caso del bombero madrileño, su caída fue también a gran velocidad, siguiendo la rueda de uno de los pilotos de cabeza después de haberse estropeado su roadbook. Merino llegaría demasiado rápido a una curva, cayéndose e hipotecando su carrera dentro del malle moto, afortunadamente sin grandes daños físicos.


El rookie, Chus Puras, abandonaría el mismo día que el líder de la carrera, Sam Sunderland, en el caso del cántabro por una clavícula dañada. A su nombre se sumarían también los de José Israel, Jairo Segarra e Ignacio Sanchís. En total, ocho abandonos de los 21 motards españoles inscritos, lo que hace que estadísticamente, más de un tercio de nuestros representantes sobre dos ruedas terminaron la carrera antes de tiempo.

Entre los que sí la terminaron, Gerard Farrés volvió a destacar siendo el mejor clasificado. Tenía ganas, era su despedida de las motos y estaba aún más motivado después del podio en el Dakar 2017. Sin embargo, le costó coger ritmo en la primera semana y en su caso, no fue del todo suficiente el margen que sacó en la famosa etapa del WP7 entre Salta y Belén para contener a un rapidísimo Antoine Méo al manillar de una de las KTM de fábrica, pero de nuevo destacó cuando tocó navegar y cuando la carrera tenía a todos los cuerpos y mentes completamente al límite.

Si entre los pilotos sudamericanos nos encontramos con sorpresas muy agradables como la de Daniel Nosiglia o la de Nacho Cornejo, Top 10 a pesar de ser llamado a última hora para sustituir a Paulo Gonçalves, los españoles también han dejado muestras de su gran rapidez y adaptación a una carrera nada sencilla especialmente por los primeros días en Perú. Es por ello que la actuación de Oriol Mena, proveniente del enduro, fue aún más llamativa, finalizando en séptima posición al manillar de la Hero. Dani Oliveras también terminó entre los 10 primeros opositando a quedarse con el trono de Farrés dentro de Himoinsa.


Muy apretada estuvo la batalla por escalar dentro de las 15 primeras plazas, siendo Joan Pedrero el que se quedaba con la 11ª posición después de una semana que mejoró ampliamente una primera mitad de rally que dejó al catalán sólo contra el mundo. Laia cumplía su objetivo y terminaba 12ª, su segundo mejor resultado de la carrera y la octava vez de ocho posibles que la embajadora de SEAT conseguía ver la meta final, terminando a sólo 11 minutos de Pedrero y su Sherco. Armand Monleón completaba una actuación sin grandes errores colándose 14º, mientras que Jonathan Barragán se dejó ver con la Gas Gas o 450 Rally Réplica. El madrileño, venido del motocross rindió homenaje a su hermano recientemente fallecido en un accidente en circuito, pero sin las penalizaciones por saltarse Waypoints habría podido discutir con Nosiglia y Laia sus posiciones.

[size=24pt]“ ”

Sólo hay una cosa que no me ha gustado de este Dakar y fue la 11ª etapa. Allí perdí las opciones de hacer un top 10. Salir después de los diez primeros coches y los cinco primeros camiones significa encontrarte las pistas en muy mal estado y te obliga a desgastarte mucho. Ese día acabé con una fuerte caída por el agotamiento. En cambio, al grupo de diez motos que salían primero, entre los que estaban los pilotos con los que peleaba por la clasificación general, le fue mejor. Ese día mis rivales me sacaron 20 minutos

Destacar el impresionante resultado del cocinero Ferran Jubany, el cual terminaba en la posición 53ª de la general, así como la historia de superación y de humildad del gallego Pallás que sufrió toda una odisea para llegar hasta Córdoba. Marc Solá, Fausto Mota, Óscar Romero e Iván Cervantes vieron la meta, especialmente luchada por el piloto de Himoinsa venido de una larga y exitosa carrera en el enduro, el cual sufría un problema con el eje trasero de su KTM que a punto estuvo de dejarle fuera en los compases finales, repitiendo el descorazonador desenlace de la edición de 2017. En resumen, abandonos dolorosos y tiempos más que prometedores.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Duelo sobre la arena: Peugeot 3008 DKR Maxi vs Toyota Hilux V8 4×4 [Vídeo]

[size=8pt]Iván Fernández | @fernischumi | 21 de enero de 2018


La cuarta etapa del Dakar 2018 nos dejó quizás una de las imágenes que se recordarán de esta edición. La salida en línea de los participantes de motos, coches y camiones nos dejó una improvisada carrera de aceleración sobre la arena de la playa emulando a la del Lago Rosa que, en el caso de los principales cabezas de serie, fuimos testigos de la diferencia de concepto entre la Toyota Hilux V8 4×4 de Nasser Al-Attiyah y los Peugeot 3008 DKR Maxi oficiales.

Poco le duró al qatarí la ventaja competitiva que suponía el hacer una aceleración desde parado con un vehículo tracción total frente a los buggies de la firma del león de tracción trasera. Tras unos metros de cortesía, los Peugeot se lanzaron al ataque, comenzando por Stéphane Peterhansel y seguido por un Carlos Sainz que hizo gala de la paciencia con la que presumía que iba a afrontar la prueba, antes de afrontar el adelantamiento.

Una buena ocasión no sólo para escuchar el sonido del propulsor V8 atmosférico de 5.0 litros heredado del Lexus IS-F a pleno rendimiento, sino también para apreciar las diferencias entre las dos configuraciones mecánicas y los verdaderos puntos fuertes de los 3008 DKR Maxi: los enormes pasos de rueda y un ancho de vías capaz que permiten que el concepto buggy tenga precisamente su punto fuerte en este tipo de terrenos. Si son capaces de dar caza a los 4×4 de esta manera en apenas dos kilómetros, imaginad lo que pueden ser hacer en una etapa de fuera pista como la tercera jornada en la que Cyril Despres consiguió alcanzar una velocidad punta de 195,9 km/h.

Dejado el desierto peruano, Toyota demostró que puede plantar cara en pistas tipo rally, siendo capaces Nasser Al-Attiyah, Bernhard Ten Brinke y Giniel De Villiers de sumar al menos una victoria de etapa durante esta última semana del Dakar 2018. Tras el aplastante dominio mostrado durante los últimos años por parte de Peugeot, la llegada de la última evolución de la Hilux les ha permitido cerrar esta edición con sólo una victoria menos que los franceses y acaparando hasta cinco posiciones entre los 10 primeros, dos dentro del podio tras más de 4.047 kilómetros contra el cronometro y siendo el problema técnico en la unidad de Ten Brinke el problema más grave… La primera rotura de motor en un lustro que sufren las Hilux V8, precisamente en el momento más inoportuno.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=YrkGLyhGhPo[/youtube]​
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Stéphane Peterhansel se sincera: “no sé si volveré el próximo año”

Iván Fernández | @fernischumi | 22 de enero de 2018


Nos hemos centrado en el futuro de Carlos Sainz porque obviamente es lo que nos toca más de cerca cuando hablamos de sin duda uno de los mejores pilotos de la historia y por el momento el gran referente dentro del automovilismo nacional. Sin embargo, no es el único que tiene su próximo destino en duda. El cierre del equipo Peugeot deja a tres de sus pilotos sin asiento, precisamente, los tres que salvo Loeb se dedicaban durante los últimos cuatro años específicamente a los rally-raid.

Con sólo MINI y X-Raid como equipos oficiales de pleno derecho que puedan pelear por victorias, está claro que no hay sitio para todos que oficialmente terminan sus respectivos contratos con la firma del león. Stéphane Peterhansel es junto a Sainz el más veterano. A sus 52 años, Monsieur Dakar se resiste a hablar de retirada, una situación parecida a la que vive el madrileño, el cual se sigue divirtiendo y deberá convencer un año más a los suyos para enfrentarse una vez más al rally-raid más exigente actualmente. Aun así, la decisión volverá a ser sólo suya después de demostrar que está todavía en disposición de ganar una prueba de estas características.

[size=24pt]“ ”

Tuvimos una muy buena semana en general. Las dunas peruanas eran un poco nuestro patio de recreo. Después de eso, se descarriló un poco. Perdimos 1:45 en Bolivia golpeando una piedra que no vi. Era tan inevitable que ni siquiera estaba muy enfadado. Estoy mucho más decepcionado por un día como el viernes cuando acumulamos pequeños errores. Creo que este Dakar fue extremadamente difícil. El más difícil que hemos tenido en América del Sur, eso es seguro. La única satisfacción para nosotros es la victoria de Carlos y el equipo Peugeot. Es una gran recompensa para Carlos que ha tenido problemas estos últimos tres años.



Sin duda ha sido una de las ediciones más duras para Peterhansel, acostumbrado a encontrarse siempre el viento a favor especialmente en esta nueva etapa de la carrera sobre suelo sudamericano. Al francés seguro que novias no le faltan, especialmente en su ex-equipo, X-Raid, aunque su marcha de la formación dirigida por Sven Quandt tampoco fue la más amigable. El francés, que ha ganado seis títulos en motos y siete en coches nunca ha descartado que se le pueda ver en otras categorías, siendo camiones y especialmente los nuevos SxS las que más papeletas puedan tener.

Recordemos que, al igual que Camelia Liparoti, Stéphane Peterhansel es uno de los embajadores de los UTV firmados por Yamaha, por lo que no sería de extrañar que el ex-motard pueda decidir afrontar un proyecto nuevo al volante de uno de los buggies de la firma del diapasón y copilotado por su pareja, la también ex-dakariana, Andrea Meyer. Baja Italia o Baja Portalegre son algunas de las pruebas que ya han disputado juntos en uno de estos vehículos y podría ser la ocasión perfecta para despedirse de su carrera sin la presión de vencer entre los coches. No podemos tampoco evitar hablar de la opción de que este haya sido el último Dakar del competidor más importante de la historia de la carrera, algo qu él mismo se ha encargado de recordar.

“ ”
Muchas cosas sucedieron en este Dakar y nosotros tampoco fuimos afortunados. Primero, tuvimos un problema en la jornada maratón, a continuación, anteayer perdimos de nuevo mucho tiempo. Es un Dakar que preferimos olvidar lo antes posible. No sé si volveré el próximo año. Pasamos por momentos difíciles en los que nos preguntamos qué estábamos haciendo allí, pero también disfrutamos de magníficas etapas en las que fue bueno pilotar este Peugeot. Voy a tener que pensar mucho sobre esto.


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso y un nuevo reto con Toyota: competir en el Rally Dakar 2020

Iván Fernández | @fernischumi | 18 de diciembre de 2018


Nunca ha sido una de sus grandes pasiones. A pesar de ser oriundo de una de las tierras con mayor tradición de rallyes de nuestro país, el Principado de Asturias,Fernando Alonso no mostró un gran interés por esta disciplina, centrándose en una larga y exitosa trayectoria en los circuitos que le ha reportado dos Campeonatos del Mundo de Fórmula 1 y un triunfo en las 24 Horas de Le Mans entre otros méritos deportivos. Ahora, con la decisión de abandonar la categoría reina, el ovetense ha abierto sus miras e incluso esto parece haber influido en la posibilidad de verle en competiciones que tal vez hace unos años no se hubiera ni planteado.

Según informa José Antonio Ponseti para la Cadena SER, Fernando Alonso ha estado en conversaciones durante las últimas semanas con Toyota GAZOO Racing para competir en 2020 en el Rally Dakar. Aunque la primera intención parecía que podía ser la de estar en la salida del Rallye de Monte-Carlo de ese mismo año, parece que su experiencia con Carlos Sainz recientemente al volante del Kart-Cross y la derecha del madrileño ha ayudado a Alonso a tomar algo de confianza en lo que sería seguramente uno de los grandes retos para un piloto cuya experiencia en tierra en competición apenas se reduce a la Carrera de Campeones en la que compitió y ganó junto a Rubén Xaus y Chus Puras.

Según informa la SER, Toyota habría dado luz verde para que esta posibilidad se lleve a cabo, lo que podría terminar de traer consigo el apoyo 100% oficial desde Japón a un equipo que cuenta como principales pilares a Overdrive y Toyota GAZOO Racing South Africa. De ser así, Fernando Alonso se sumaría a una larga lista de pilotos de Fórmula 1 que han disputado el rally-raid más famosos del planeta, entre los que destacan obviamente los nombres de Jean-Louis Schlesser y Jacky Ickx.

Vía | Cadena SER
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Nasser Al-Attiyah promete hacer de instructor de Fernando Alonso en su internada en los rally-raids

Iván Fernández | @fernischumi | 7 de enero de 2019


El Rally Dakar 2019 está a punto de comenzar y mientras que Fernando Alonso regresa de su prueba previa a las 24 Horas de Daytona que se disputarán en apenas dos semanas, a buen seguro que el asturiano estará muy atento a lo que sucede en Perú con algunos de sus amigos del automovilismo entre los que nos encontramos al propio Carlos Sainz, el aventurero leonés Jesús Calleja y Nasser Al-Attiyah. Precisamente el príncipe qatarí ha sido uno de los encargados de dar vida a los rumores que apuntan a la posible participación del bicampeón del Mundo de Fórmula 1 en el rally-raid organizado por ASO.

En declaraciones al diario MARCA y a su enviado especial, Enrique Naranjo, Al-Attiyah confirmó que planea hacer de cicerone en los próximos meses con Fernando Alonso, descubriéndole el pilotaje sobre arena y rodando juntos sobre las dunas de su país justo tras el Rally de Qatar. En el pasado, Nasser Al-Attiyah ya se ha prestado su ayuda a pilotos que descubrían esta nueva disciplina, acompañando a Sébastien Loeb en sus primeras incursiones en las dunas.

IAyer me mandó un mensaje desde Daytona para desearme suerte. Le conozco desde hace mucho tiempo, tenemos una buena relación y yo sé que está deseoso de probar el coche. Va a intentar visitarme en mi país y después del rally de Qatar haremos un test. Fernando es un gran piloto, ha hecho una gran carrera en Fórmula 1, ha sido un grande y creo que tiene que probar en cross-country. Sería muy bueno para el automovilismo. Él quiere hacerlo, le gustaría mucho y eso es muy positivo para todos.

Recordemos que esta información viene precedida de la noticia dada por la Cadena SER en la que se apuntaba que Toyota GAZOO Racing Ihabría dado luz verde a un posible proyecto de Fernando Alonso en el Rally Dakar para 2020. El ovetense ya ha expresado en más de una ocasión su deseo de convertirse en uno de los pilotos más completos de la historia, algo que le hizo no excluir la opción de correr pruebas míticas como Pikes Peak, Dakar o Monte-Carlo.

Vía | IMARCA
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El ‘debut’ de Fernando Alonso con la Toyota Hilux V8 del Dakar tendrá que esperar

Iván Fernández | @fernischumi | 17 de enero de 2019


Aunque ya ha dejado de ser un tema sorprendente, es cierto que la posible participación de Fernando Alonso en el Rally Dakar sigue siendo una de las noticias más destacadas de las últimas semanas. Después de hacer los entrenamientos para las 24 Horas de Daytona con Cadillac y el equipo de Wayne Taylor Racing, esas informaciones que relacionan al asturiano con el rally-raid más famoso del planeta no han decrecido, e incluso han sumado voces de peso que no hacen más que corroborar dicha historia.

Después de las declaraciones realizadas recientemente por Nasser Al-Attiyah o Glynn Hall al Diario MARCA, ahora es el turno de Jean Marc Fortin de confirmar que se está trabajando en un acuerdo entre ambas partes, en el que él parece también tener cierta responsabilidad al menos hasta que dé un paso al lado y decida abandonar la dirección de Overdrive, equipo que tiene contrato con Toyota todavía para el próximo año y que se suele encargar además de la gestión de los vehículos que compiten en la Copa del Mundo FIA, así como el de los carrera-clientes.

Desde el principio Nasser apuntó a la opción de hacer un test en Qatar, la semana siguiente al rally (el Manateq Qatar Cross‐Country Rally se desarrollará entre los días 21 y 26 de febrero), o en Marruecos. Ahora, por las declaraciones de Fortin a la prensa francesa, parece que estamos más cerca de la segunda opción debido a las apreturas del calendario.

Hay un deseo común y, sí, tal vez podamos ir más lejos. Veremos primero: está en manos de Toyota. Veremos si Toyota puede y organizará las cosas, si es así, se puede hacer. Será necesario realizar los test primero, la gente ha hablado sobre Qatar, pero es demasiado justo de tiempo, ya es el mes que viene, es demasiado pronto. No tenemos una visión de la agenda, pero puede tardar un poco en llevarse a cabo – Jean-Marc Fortin


También se le ha preguntado a Jean-Marc Fortin acerca de los rumores creados por el propio Nasser Al-Attiyah acerca de la opción de ver a Valentino Rossi competir en el Dakar al volante de una de las pick-ups de la firma nipona.

Estuve en contacto con Valentino y le encantaría hacer el Dakar. Lo invité a hacer esta carrera, estoy seguro de que le encantaría correr aquí – Nasser Al-Attiyah

Según el príncipe qatarí que está a punto de coronar a Toyota ganadora del rally-raid más furo del planeta, después de conocer a ‘il dottore’ en el GP de Qatar de 2017 han estrechado lazos e incluso han hablado de la opción que Rossi hace tiempo contempla de correr el Dakar en coches (Marc Márquez por ejemplo ha asegurado que le gustaría hacerlo en moto). La respuesta de Fortin es contundente y niega que se esté trabajando en un posible acuerdo: “Es radio paddock”, sentencia.

El Dakar me gusta especialmente entre todos los deportes de motor. Aunque por ahora tengo muy claro que quiero estar muchos años más en MotoGP, no está de más soñar si en un futuro, me podría plantear hacer un Dakar. Es una prueba muy dura para la que hay que estar muy bien preparado. Participar en un Dakar no es como correr una carrera en domingo, hay una gran preparación por detrás: física, de navegación, técnica… Para llegar allí hay tienes que pensártelo bien y tener todo planeado. Si fuese al Dakar, lo más seguro lo haría en moto, ya que las motos han sido siempre mi gran pasión. Pero de hacerlo en un coche de Rally, me encantaría llevarme a mi hermano Álex de copiloto – Marc Márquez

Vía | France TV
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

De la Fórmula 1 al Dakar: ¿Qué pilotos se lanzaron a la aventura antes de Fernando Alonso?

Iván Fernández | @fernischumi | 17 de enero de 2019


Fernando Alonso ya ejerce como piloto Toyota, tanto en los circuitos del Mundial de Resistencia como fuera de ellos tal y como se pudo ver en la presentación del Toyota Supra en Detroit. El asturiano parece que está llevando un poco más lejos su relación con el fabricante asiático y si las primeras informaciones son ciertas y no se tuercen, no será de extrañar que veamos al bicampeón del Mundo de Fórmula 1 al volante de otras monturas de Toyota GAZOO Racing más allá del TS050 LMP1 Hybrid, incluida por supuesto la Toyota Hilux V8 4×4

Ahora que se habla de que Fernando Alonso podría completar un programa con varios rally-raids y bajas para preparar su participación en el Rally Dakar 2020, es un buen momento para echar un vistazo a la historia de la prueba organizada por ASO e ideada por Thierry Sabine (el lunes se cumplieron 33 años de su fallecimiento) para ver qué pilotos de la Fórmula 1 pueden servirle como ejemplo e inspiración al ganador de las 24 Horas de Le Mans 2018 con Toyota.

En una carrera capaz de aunar bajo el mismo vivac al nueve veces Campeón del WRC, un medallista olímpico de tiro, a un piloto francés del Tourist Trophy de la Isla de Man y a Monsieur Dakar, deja claro que el poder de convocatoria del Rally Dakar se mantiene prácticamente intacto a pesar del paso de los años. Si en la edición de 2018 ya repasamos algunos de los nombres de las personalidades que han afrontado la aventura del desierto en sus distintas épocas, ahora parece un buen momento para mirar atrás y observar quiénes cambiaron los circuitos de la categoría reina por la arena, aunque solo fuera por dos semanas.


Ickx y Schlesser los ex-F1 que ganaron el Dakar:

Obviamente en este punto destaca el nombre de Jacky Ickx, ya integrado en nuestro Top 10 de las apariciones más destacas de pilotos de Fórmula 1 en activo en otras categorías o disciplinas del motor. El piloto belga consiguió la victoria en la edición de 1983 y posteriormente lo intentaría varias veces integrado dentro de la estructura de Peugeot, terminando segundo en 1986 y 1989, sí, esta última es la de los famosos 10 francos de Jean Todt que le dieron el triunfo a Ari Vatanen. Jean-Louis Schlesser (llegó a ser piloto reserva de Williams y sustituir a Nigel Mansell en el GP de Italia de 1987) era conocido por sus buggies y por conseguir las dos últimas victorias de un equipo con este tipo de vehículos, en 1999 y el año 2000, antes de que su expareja, Jutta Kleinschmidt se alzara con la victoria un año más tarde. Ahora es el directo de carrera de la Africa Eco Race.

Henri Pescarolo fue uno de los que tuvo un idilio más largo con el rally-raid más famoso del planeta. Su primera participación se remonta a 1980, en esta ocasión haciendo de asistencia del proyecto Vespa con uno de los Land Rover. Terminó 44º de la general, pero para entonces ya se había enamorado del desierto. En 1985 regresaría de nuevo, pero en este caso ya con un papel protagonista en la carrera. Sus participaciones estuvieron plagadas de problemas mecánicos, incluido 1986, cuando un incendio en su Land Rover solo le permitió recorrer quince kilómetros.



En 1988 Peugeot lo ficharía para que pilotara uno de los 405 Grand Raid. No podría competir por la victoria absoluta después de una penalización de 10 horas y de un accidente durante una de las etapas. A pesar de ello, Pescarolo completó una gran remontada hasta la 18ª posición final, consiguiendo hasta tres triunfos de etapa. Sería una de las pocas excepciones para Henri, el cual acumuló muchos abandonos en su etapa como piloto de off-road. El francés vio muy pocas veces el Lago Rosa de Dakar, aunque su persistencia fue digna de elogio, incluso a través de proyectos propios. Ganador de Le Mans, jefe de equipo y constructor, Henri Pescarolo fue todo un ejemplo para muchos pilotos de los ochenta y noventa.

Patrick Tambay disputó varias ediciones, consiguiendo terminar tercero en dos ocasiones, en 1988 y 1989, pilotando un Range Rover y uno de los Mitsubishi oficiales, aunque es cierto que al padre de Adrien Tambay se le recuerda más por sus infortunios en el Dakar. Especialmente en 1990, cuando volcó en la prólogo y después arrancó una rueda de su 4×4 en la primera etapa. Jean Pierre Jaussaud ocupó el último puesto del podio en 1982 con un Mercedes Clase G, aunque en su caso su carrera de Fórmula 1 se resume a una carrera no puntuable para el campeonato del mundo. Jochen Mass terminó su carrera deportiva en el Gran Circo y decidió competir en 1984 en el París-Dakar con un Mercedes-Benz 500 SLC en un capítulo más de su larga relación con la firma de la estrella. Un año más tarde estaría al volante de un Porsche 959, siendo uno de los primeros abandonos después de un accidente con varias vueltas de campana.



No solo los franceses compitieron en el Rally Dakar:

Los franceses obviamente son legión en eso de cambiar el asfalto de los circuitos de Fórmula 1 por la arena del desierto, algo que nos permite completar la larga lista con nombres como Jean-Pierre Jabouille (corrió en una de las ocasiones con un Lada Niva con el cantante Michel Sardou como copiloto), Patrick Gaillard, Jean-Pierre Jarier o Jacques Laffite. Cabe destacar que este último llegó a competir en dos ruedas en más de una ocasión, la última de ellas formando equipo con su compatriota, Philippe Alliot, piloto del que ya hablamos hace unos meses y que también corrió con uno de los Nissan Terrano del equipo Dessoude. François Migault, quien falleció en el año 2012, también se embarcó en la ventura después de pasar de inadvertido en la F1 con su paso por BRM. Disputó varias ediciones de la prueba, en este caso con todoterrenos de Mercedes.

Pero no todos los ex-pilotos de Fórmula 1 que han pasado por el Dakar son franceses. Jan Lammers disputó el Dakar hasta en siete ocasiones en camiones, en este caso siendo uno de los representantes del equipo Ginaf. Ganador de las 24 Horas de Le Mans, el holandés cumplió con un proyecto que no pudo llevar a cabo Jos Verstappen, el cual intentó participar en la edición de 2012 con un camión DAF con los colores de la marca de supermercados JUMBO. El padre de Max Verstappen finalmente no lo pudo llevar a cabo después de que no se le concediera la licencia de conducir a tiempo para la prueba. Alessandro Caffi, que disputó 56 carreras en la Fórmula 1, compitió ese mismo año con un FIAT como parte de una campaña particular para recaudar fondos contra el consumo de drogas y alcohol, repitiendo partición ya en 2013 con un Unimog.


Vic Elford terminó su carrera deportiva compitiendo en el rally-raid africano después de haber desarrollado gran parte de la misma en los rallyes, algo que complemento compitiendo en algunos Grandes Premios con Cooper, Antique y BRM. Su nombre pasó a la historia del off-road por ser Campeón de Europa de Rallyes con Porsche y por ser el ganador de la primera carrera de rallycross oficial hasta la fecha, en 1967 en el Circuito de Lydden Hill y también al volante de un nueve-once. Le Mans, 500 Millas de Daytona, 24 Horas de Daytona, 24 Horas de Nürburgring, Targa Florio… El Dakar no podía faltar tampoco en la lista del británico.

Quizás la historia más curiosa nos la pone Hans Heyer, el participante que se coló en una carrera de la Fórmula 1 a pesar de no haber conseguido clasificarse para la misma. Después de ser descalificado, el de Mönchengladbach tendría una larga carrera en turismos de circuitos y además se animaría a disputar el París-Dakar, consiguiendo la victoria entre los camiones de más de 10 toneladas con un MAN. El otro ejemplo más curioso lo pone el piloto de Grand Prix de los años 50, Maurice Trintignant, el cual regresó a la competición a principios de la década de los ochenta para competir en un Toyota BJ en un Dakar que por aquel entonces acababa de echar a rodar.




De Ukyo Katayama no es la primera vez que hablamos. El japonés, además de disputar seis temporadas en el Mundial de Fórmula 1 también demostró una gran adicción por la aventura. Obviamente no podía faltar su participación en el Rally Dakar, algo que hizo en los años 2002, 2005 y 2007. Intentó volver a estar en el año 2008, en este caso con el apoyo de Yokohama y al volante de un Toyota alimentado por bio-diésel, en este caso uno que provenía del refinado de aceite para hacer tempuras. Como todos recordaréis, esta edición fue cancelada por la amenaza terrorista, año en el que también Tiago Monteiro tenía planeado participar aprovechando que comenzaba en Lisboa. Solo unos meses más tarde de su última participación en 2009, el nipón tendría que ser rescatado en el Monte Fuji en una expedición en la que fallecieron sus dos compañeros.

Paul Belmondo (también conocido por ser hijo de Jean-Paul Belmondo y el novio de la Princesa Stefania de Mónaco), es el siguiente de la lista, el cual disputó por última vez la prueba en 2006 con un Nissan Pathfinder. Lamentablemente, el anterior ejemplo nos remonta solo un año antes, edición en la que Clay Regazzoni competiría por última vez al volante de un camión junto a Stefano Venturino, el presidente de Guidosimplex, la empresa de mandos adaptados en la que también confía actualmente Albert Llovera. El suizo disputó su primer Dakar en 1986 con un IVECO adaptado a sus limitaciones físicas.

Entre la excepciones, René Metge no compitió nunca en Fórmula 1, pero tiene el honor de ser el piloto proveniente de los circuitos con más éxitos en el Dakar, concretamente tres victorias en coches. Si os lo estáis preguntando sí, René tiene parentesco con los motards actuales del equipo oficial Sherco, concretamente es el tío de Michael y de Adrien. Philippe Gache también puede presumir de haber competido en la Indy 500, las 24 Horas de Le Mans y de haber realizado algunas actuaciones convincentes en el Rally Dakar.


¿Y si es Eliseo Salazar en el que se ha fijado Alonso?

Si finalmente Fernando Alonso está en el próximo Rally Dakar 2020 será el primer piloto de Fórmula 1 que acepta el reto desde Eliseo Salazar, el cual compitió en los años 2009 y 2011. Curiosamente el chileno tiene el récord al haber sido el único piloto en haber participado en las 500 Millas de Indianápolis, el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, las 24 Horas de Le Mans, el Rally Dakar y solo unos meses más tarde, su primera cita en el Campeonato del Mundo de Rallyes. Puede ser el referente perfecto de Fernando Alonso, el cual ya tiene completadas tres de cinco.

Quién sabe si en un futuro no muy lejano también vemos a David Coulthard, el cual pudo probar recientemente las sensaciones de conducir uno de los camiones de KAMAZ Master sobre la nieve, algo que también tuvieron ocasión de hacer Nasser Al-Attiyah o el piloto de motos, Guy Martin.

 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Sudáfrica sería el lugar elegido para que Fernando Alonso pruebe la Toyota Hilux del Dakar esta semana

Iván Fernández | @fernischumi | 25 de marzo de 2019


Es algo de lo que se viene rumoreando desde hace semanas, sin embargo, la fecha final no se había dado a conocer debido en gran parte a la apretada agenda que actualmente ocupa a Fernando Alonso como ex-piloto del Mundial de Fórmula 1. Después de cosechar un nuevo triunfo en las 1.000 Millas de Sebring, el ovetense ha tenido un momento para pasarse por su museo/circuito a presentar la imagen y los pilotos de su FA Racing Team para esta campaña, así como los componentes de su estructura de eSports.

Si por el momento no se espera verlo al volante del monoplaza de McLaren para esta campaña en el Mundial de Fórmula 1, han surgido las informaciones que apuntan a que será esta misma semana cuando podamos ver al bicampeón del Mundo de Fórmula 1 y una vez ganador de las 24 Horas de Le Mans sentarse al volante de la Toyota Hilux V8 4×4, la misma montura que venció el pasado mes de enero la edición 2019 del Rally Dakar.




Según la información desvelada por RaceFans, el test se desarrollaría cerca de la base del equipo de Glynn Hall, concretamente en la Provincia Cabo del Norte, y seguramente se llevaría a cabo entre el miércoles y el jueves. El escenario es un lugar habitual para realizar expediciones en todo terreno, aprovechando una región desértica situada cerca de las fronteras con Namibia y Botsuana.

Obviamente no hay confirmación oficial al respecto y el propio Fernando Alonso ya ha aclarado en más de una ocasión que el objetivo de este año pasa por vencer las 500 Millas de Indianápolis y después centrarse en vencer por segunda vez las 24 Horas de Le Mans y el Mundial de Resistencia con Toyota. Con Daytona ya en su palmarés, los rumores han apuntado en más de una ocasión acerca de la posibilidad de verle compartir equipo con Nasser Al-Attiyah o Giniel de Villiers en la búsqueda de vencer el Rally Dakar. En Toyota GAZOO Racing South Africa ya preparan su llegada…


Vía | RaceFans
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Oficial: Fernando Alonso prueba un Toyota Hilux en Sudáfrica con vistas al Dakar

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 27 de marzo de 2019


No era ya ningún secreto y finalmente Toyota ha difundido las primeras imágenes de Fernando Alonso probando uno de sus Hilux en Sudáfrica este miércoles al mediodía. El asturiano tiene así su primera toma de contacto seria con los raids y aumenta las especulaciones sobre una futura participación en el Dakar, posiblemente tan pronto como en su edición 2020.

En las imágenes distribuidas por Toyota se puede comprobar cómo el piloto español tuvo la oportunidad de copilotar a Giniel de Villiers para conocer de primera mano los trucos del coche vencedor del último Dakar, eso sí, en manos de Nasser Al-Attiyah. En todo caso parece que aún tendremos que esperar un tiempo para tener una confirmación oficial de los planes de Alonso en esta disciplina por mucho que un test de estas características esté destinado a llevarle al Dakar.

El asturiano se mostró contento con esta primera jornada de pruebas al volante del Hilux, reconociendo que lo más importante era conocer los límites de una máquina totalmente distinta a lo que ha manejado durante su carrera deportiva.

 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Los rally-raids y el sueño de ganar el Dakar: todo un mundo nuevo por descubrir para Fernando Alonso

Iván Fernández | @fernischumi | 27 de marzo de 2019


Adaptarse a una disciplina completamente nueva, a un estilo de conducción distinto y a la necesidad de tener a una voz a tu lado que te dice hacia dónde tienes que ir y no qué reglajes tocar para ser más rápido en un circuito. El reto que se plantea para Fernando Alonso si finalmente decide competir en el Rally Dakar es mayúsculo a la par de satisfactorio. No sería ni el primer piloto de Fórmula 1/circuitos que da el salto a la disciplina, ni tampoco será seguramente el último, pero sí que se convertiría en un antes y un después para el rally-raid organizado por ASO como ya lo fueron las participaciones de pilotos de la talla de Ari Vatanen, Jacky Ickx o el todavía en activo, Carlos Sainz.

Obviamente Alonso es de la misma opinión que Sainz al respecto de la competición. Si no tienes opciones de ganar es mejor no ir, por lo que se deja entrever de esta prueba de Fernando Alonso que está claramente interesado en comprobar las sensaciones al volante de la Toyota Hilux V8 4×4 y ver si tiene opciones de sentirse competitivo en una de las pruebas más icónicas del mundo del off-road. La implicación del equipo Toyota GAZOO Racing South Africa también demuestra que la opción tiene tintes oficiales y que hay predisposición de todas las partes, pero en el pasado ya hemos visto otras rocambolescas uniones que no se llevaron adelante como la posibilidad de que Kimi Räikkönen o Sébastien Loeb compitieran en las 24 Horas de Le Mans con Peugeot.

La apretada agenda del español es otro de los puntos más difíciles para complementar esta programación multidisciplinar. Los grandes retos de la primera mitad del año implican las 24 Horas de Le Mans y las 500 Millas de Indianápolis, lo que podría dejarle al asturiano con algo más de tiempo a partir del mes de junio. El Silk Way Rally se disputa entre los días 6 y 16 de julio, mientras que el Rallye du Maroc sigue emplazado en el mes de octubre, concretamente del 4 al 8 y con David Castera al frente de la organización. De prepararse para el Rally Dakar 2020 una de esas dos citas debería estar obligatoriamente en el calendario. El resto de eventos del calendario de la Copa del Mundo de Rallyes Cross Country se disputan antes del 1 de junio, mientras que las Bajas son carreras de apenas dos días que suelen servir más para coger velocidad.





¿Cuáles son los principales retos de Fernando Alonso?

Sabemos por experiencia que la adaptación a un tipo de competición como el off-road suele confortar un aprendizaje previo que en el caso de pilotos provenientes de circuitos suele implicar una primera fase de ‘reconfiguración’ del estilo del pilotaje. En el caso de los pilotos de Fórmula 1 esta curva de aprendizaje puede ser incluso más acusada ya que incluso cambian las referencias. Ya no se va a ras del suelo y centrado en el cockpit, sino que la posición de conducción es mucho más elevada, desplazada hacia la izquierda y además la visión ya no solo se centra en lo que está inmediatamente delante, sino que además se deben advertir otros peligros, buscar otras trazadas óptimas en el mar de dunas o estar atentos al resto de participantes.

Físicamente a buen seguro está preparado para afrontar un cambio de disciplina, especialmente con su ritmo de entrenos y de competición, por lo que no parece que sea difícil el entrar en la dinámica de trabajo de una carrera de dos semanas. Su experiencia en rallyes sí es mucho más limitada a pesar de la buena relación que mantiene con nombres como Carlos Sainz Sr. o el propio Cohete Suárez, piloto con el que suele entrenar en karting. Más allá de algunas pruebas de un coche de rallyes y un kartcross en la finca de la familia Sainz o con un prototipo de las G-Series, el ovetense no cuenta con un gran bagaje fuera del asfalto, por lo que tendría que trabajar sobre superficies clave como la arena y los caminos de grava.

En una disciplina en la que las diferencias se miden en minutos y ya no en horas después del ritmo de evolución mantenido durante la última década, ya pudimos comprobar que una estrategia conservadora y sin brechas tiene que estar acompañada de velocidad para vencer a grandes expertos como Nasser Al-Attiyah, Stéphane Peterhansel, Nani Roma, Cyril Despres, Giniel de Villiers o el propio Carlos Sainz. No vale con nadar y guardar la ropa esperando el error de los demás, hay que correr y mucho, tanto en terrenos de pista dura como en las dunas y superficies muy cortadas en las que tanto 4×4 como los buggies han demostrado que con los años se han convertido en auténticas máquinas de velocidad.



La navegación es otro de los grandes elementos a tener en cuenta. Obviamente, si decide lanzarse a la aventura y tratar de pelear por el touareg dorado, Toyota GAZOO Racing encontrará un navegador/copiloto con gran experiencia en estas lides que se pueda complementar a la perfección con el bicampeón Mundial de Fórmula 1. Peugeot quiso que Loeb hiciera lo mismo, Sainz contó con Andy Schulz para el debut del madrileño en el Dakar y son otros muchos los ejemplos de copilotos experimentados por los que se han optado en caso de decidirse a debutar en los rally-raid.

A pesar de ello, el mercado suele ser bastante limitado y aunque vemos apuestas como la de Cyril Despres y X-Raid por Dani Oliveras, vemos una tendencia a contar con los nombres habituales en los equipos oficiales. El lenguaje no será una barrera, así que se puede mirar también fuera de nuestras fronteras. Su participación con United Autosports, Andretti, Toyota o Wayne Taylor Racing no deja duda de la capacidad de amoldarse a los distintos grupos humanos, pero necesariamente sí tendrá que cambiar por completo su forma de pilotar al no poder reaprovechar casi nada de su actual estilo de circuitos.

La toma de contacto en Bokhara con Giniel De Villiers y su navegante, Dennis Murphy, como profesores particulares será una buena forma de evaluar las sensaciones que despiertan en Alonso esta competición. La unidad elegida contaba con las protecciones laterales para árboles y los dorsales que se emplean en el campeonato sudafricano de Rallyes Cross-Country, por lo que parece que será la misma que empleará Giniel esta temporada. En la mente del piloto español sigue estando el convertirse en uno de los mejores pilotos de la historia y eso no pasa por acumular títulos mundiales de Fórmula 1, sino que su criterio es el de ser uno de los más completos. Los rally-raids sin duda serían una buena forma de demostrar lo polivalente que es detrás de un volante de competición, sin importar si este está a metro y medio del suelo o a solo unos centímetros.




 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Solo una primera vez en la vida: así fue la de Fernando Alonso en un 4×4 T1 del Rally Dakar

Iván Fernández | @fernischumi | 27 de marzo de 2019


Aprender a mirar desde las alturas, a frenar con el pie izquierdo no solo con precisión, sino también para llevar las inercias de tu mastodóntico compañero de viaje a dibujar la curva sobre la arena como quieres. La sensación que produce surfear las dunas con presiones de neumáticos ridículas que te ayuden a tener esa tracción que se necesita para enfrentarse a esos gigantes del desierto que hasta ahora Fernando Alonso solo había visto en su poco frecuente papel de turista.

Con Giniel De Villiers encargado de explicarle el funcionamiento, el bicampeón del Mundo de Fórmula 1 se ha divertido al volante de la Toyota Hilux V8 4×4 en una jornada en la que ha podido compaginar superficies duras con dunas, haciéndose una primera idea de cómo sería competir al volante de un vehículo completamente distinto a todo lo que ha pilotado antes. Ni tan analógico como un coche de la NASCAR o un kartcross, ni tan tecnológico como un LMP1-H o un monoplaza del Gran Circo.

Me sentí cómodo en el coche. Todo el mundo me decía que hacía mucho calor dentro del coche y yo me sentía bien. Con el aire acondicionado no se estaba mal. Me sentí más cómodo de lo que hubiera imaginado, pero supongo que todavía fui despacio. En las primeras pasadas te das cuenta de que es todo muy diferente. El terreno está bastante bacheado y nunca sabes la velocidad a la que puedes ir, pero me sentí bien, aumentamos la velocidad cada vuelta que pasaba, según me sentía más cómodo e iba mejor.



Quizás una de las razones por las que se ha encontrado finalmente tan cómodo es que ha podido probar la unidad que ha empleado De Villiers en el Campeonato Nacional Sudafricano. De haberlo hecho con la que Nasser Al-Attiyah ganó el pasado Dakar 2019 hubiera comprobado cómo es un prototipo T1 con los reglajes adaptados para el estilo de conducción del qatarí y sin aire acondicionado, uno de los requisitos que el qatarí pidió a Toyota GAZOO Racing South Africa para no ser lastrado por el peso del sistema.

Me sentí diferente, ha sido interesante. Ha estado bien sobre todo entender cuánto puede aceptar el coche. El coche acepta más castigos respecto a los que estoy acostumbrado a dar a los coches porque vas sobre piedras y rocas. Saltas y el coche responde a todo bien, eso fue lo más diferente. Todavía es difícil adivinar lo profundos que son los baches y cuánta velocidad puedes tener al abordarlos, pero el coche es genial. Tiene muy buen agarre, muy buen equilibrio, buena potencia y buena frenada también. Todo es impresionante, estoy muy contento.

De menos a más para conocer las sensaciones en pistas que se alejan mucho del estilo de conducción que exige un monoplaza o un prototipo de resistencia. Fernando ha ido incluso un poco más allá de la diversión y ya ha analizado el comportamiento del coche, mucho más desgranado que cuando probó el Chevrolet de Jimmie Johnson al obviamente no ser un trazado muy representativo de lo que significa correr en la NASCAR con un Stock Car de la categoría reina.




Valoro a todos estos pilotos de una manera muy positiva, muy alta. Creo que esta disciplina de los deportes de motor es una de las más complicadas, porque tienes que pelear contra cosas que no están bajo control. No estás en un medio cerrado como un circuito, sino que estás en un espacio abierto donde todo puede pasar y tienes que adaptarte. El Dakar es la carrera más dura del mundo, no la llaman así por casualidad. Para ellos (De Villiers) era como una autopista, para mí era más crudo, con saltos aquí y allá. También había algunas dunas. Obviamente, eran ciegas cuando ibas hacia arriba. Lógicamente, tienes que entender la velocidad a la que subes la duna. Un montón de cosas nuevas

La forma de afrontarlo ha sido obviamente muy humilde, como al de un piloto que se estrena en una disciplina completamente nueva, sabedor de que tiene mucho que aprender y ateniendo a las pocas indicaciones de todo un ganador del Rally Dakar, un Giniel De Villiers que también apuntaba con humildad que él no le había dado ningún consejo de pilotaje y que se había limitado a guiarle: “Dimos una o dos vueltas en el coche, simplemente para enseñarle los caminos. Sabe muy bien cómo pilotar él mismo, sólo tiene que acostumbrarse al coche, al terreno, leer las irregularidades, ver cómo pasar por las dunas porque es algo a lo que obviamente no está acostumbrado”.

Alonso es el primero que sabe que no ha sacado todo el partido al coche. Que le queda mucho no solo para saber los límites del coche, algo vital en los rally-raids en los que ya suficiente reto es el terreno y leer sus dificultades, sino también para añadirle además la variable de la navegación a la ecuación. Mucho por aprender de una disciplina y un desierto que ha enamorado a muchos… Solo Alonso tendrá la última palabra. Ha pilotado un Fórmula 1, IndyCar, LMP1-H, LMP2, DPi, un coche de la NASCAR, ha competido con un WRC en la Carrera de Campeones, Grupo N, ha conducido un Renault 5 Grupo B, un Proto de las G-Series y un Kartcross, montado una Moto GP, exprimido muchos karts y fórmulas y ahora ya sabe también lo que es una T1 4×4 con su inolvidable sonido del motor V8 atmosférico que seguro habrá encandilado a un nostálgico como él.



 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso muestras sus dotes para los rally-raids en su primer contacto con la arena [Vídeo]

Iván Fernández | @fernischumi | 28 de marzo de 2019


Las imágenes evidencian que lo de ayer no fue únicamente un test por simple diversión. Fernando Alonso se subió por primera vez a la Toyota Hilux V8 4×4 para descubrir las sensaciones que produce el llevar sobre la arena y la tierra un T1 del Rally Dakar. Con el mono de su equipo de competición, el FA Racing, el ovetense pudo exprimir el prototipo sudafricano al máximo, afrontando distintas zonas con grandes cambios de elevación, saltos y curvas de alta velocidad en las que debes tener plena confianza en que un vehículo con un centro de gravedad mucho más alto que un coche de circuitos estará bien asentado y responderá a tus instrucciones a través del volante.

El bicampeón del Mundo de Fórmula y ganador de las 24 Horas de Le Mans y de Daytona tenía un primer contacto desde el asiento de la derecha para ver cómo se desenvolvía Giniel De Villiers a los mandos y el funcionamiento de la Hilux. No tardaría mucho en subirse detrás del volante, en este caso no con el ganador del Dakar 2009 como compañero de viaje, sino con su copiloto/navegante a la derecha, Dennis Murphy, con el que compite Giniel en el SACCS.

Ver a Fernando Alonso recibir las instrucciones del copiloto de confianza de De Villiers para los Rallyes Cross-Country es un buen indicativo de que en el test que comenzaba ayer se buscaba algo más que el pilotar por diversión, buscando además dar los primeros pasos en una disciplina ante lo que puede ser un futuro intento en el Rally Dakar. Obviamente el último en decidirlo será el propio piloto español, pero en las imágenes parece quedar meridianamente claro que aquí se buscaba algo más que una simple toma de contacto.


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso y sus sensaciones con la Toyota Hilux 4×4: “es un coche increíble”

Iván Fernández | @fernischumi | 28 de marzo de 2019


Terminaron dos días intensos de pruebas para Fernando Alonso y el equipo Toyota GAZOO Racing South Africa y lo han hecho con la sensación de que dentro de muy poco tendremos más noticias al respecto. El asturiano se despedía del equipo deseándole mucha suerte para la temporada 2019, con la presencia de Nasser Al-Attiyah en la Copa del Mundo FIA de Rallyes Cross-Country (no ha competido en la de Bajas) y de Giniel De Villiers en el SACCS.

En mitad de la nada, o mejor dicho, en mitad del desierto de Kalahari, Alonso pudo realizar un test a fondo de la 4×4 a través de dos pistas de distintas características, una de 8 kilómetros y otra de 17 km, en las que Giniel De Villiers y Toyota suelen realizar sus test y en las que por ejemplo vimos las imágenes oficiales previas al Dakar 2018. En total fueron más de 700 kilómetros y siete horas al volante de una Toyota Hilux que le reportó nuevas emociones al exprimir los 385 CV y 620 Nm de par que consigue erogar el V8 de 5 litros que también emplea el Lexus IS-F.

Seguí el Dakar y gracias a Toyota GAZOO Racing tuve la oportunidad de venir a Sudáfrica para probar la Hilux ganadora del Dakar. He probado diferentes series y diferentes coches en los últimos años y fue una gran oportunidad. Ha sido divertido; Sin duda diferente a lo que estoy acostumbrado a conducir, pero muy interesante. Aumentamos la velocidad lentamente, aprendiendo vuelta tras vuelta. No es fácil leer los accidentes del terreno y saber cuánta velocidad debo llevar, pero cada vez me siento más seguro. La Toyota Hilux se siente muy bien; Tiene buen agarre y equilibrio, mucha potencia y una frenada impresionante. Fue increíble conducir este coche.






Si intentamos leer entre líneas tal vez las declaraciones de Glyn Hall tras los dos días de test son las que más conclusiones nos pueden especialmente cuando menciona que “hizo un gran esfuerzo por aprender lo máximo posible en los dos días”. Solo queda esperar a ver la decisión de Alonso, aunque es cierto que no pudo ocultar la sonrisa en ningún momento.

Ha sido una experiencia fantástica para el equipo trabajar con un piloto del calibre de Fernando. Es fácil ver por qué ha tenido tanto éxito en las carreras de circuito; estaba muy bien preparado para esta prueba e hizo un gran esfuerzo por aprender lo más posible en los dos días. Los Rally-Raid son una disciplina totalmente distinta en comparación con las carreras de circuito, pero Fernando hizo un progreso impresionante y parecía que se había divertido mucho en el proceso. Estoy orgulloso de que él eligiera probar una Toyota Hilux en Sudáfrica y espero que haya sido una experiencia que valga la pena para él.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Súbete a la Toyota Hilux V8 con Fernando Alonso en unos test para “divertirse sufriendo” [Vídeo]

Iván Fernández | @fernischumi | 30 de marzo de 2019


¿Un simple test o algo más serio? Esa ha sido la pregunta más repetida durante los últimos días acerca de la prueba realizada por Fernando Alonso al volante de la Toyota Hilux V8 4×4 de la categoría T1 y lo cierto es que ha sido el propio piloto el que ha alimentado aún más las dudas cuando ha llegado al Circuito de Sakhir y se le ha preguntado acerca de ello. “Ha sido un regalo de Toyota, el test era para divertirme” contrasta directamente con el “no me estoy divirtiendo nada, no soy dueño de lo que hago”.

Y es que nadie dijo que fuera fácil. Para nadie lo ha sido, ni tan siquiera para un nueve veces Campeón del Mundo de Rallyes como es Sébastien Loeb o para el talento de Carlos Sainz. Llegar de circuitos, y especialmente de Open Wheels obliga a un grado de adaptación masivo para todos aquellos que descubren una disciplina nueva como son los rally-raids. Fernando Alonso no iba a ser menos.


No me estoy divirtiendo nada, no soy dueño de lo que hago, no lo disfruto porque voy pendiente de cosas que no tengo por la mano, es un ejercicio de superación y de ser mejor cada día.

En los micrófonos de Movistar F1 el asturiano dejó algunos detalles más acerca de su test del que hemos podido ver algunas imágenes subjetivas desde las cámaras OnBoard. En ellas se puede apreciar los distintos tipos de terreno que atravesó durante las pruebas, así como la velocidad a la que llegó a rodar el bicampeón Mundial de Fórmula 1. El piloto español recibió las llamadas de Carlos Sainz para preguntar acerca de cómo se estaban desarrollando los kilómetros de pruebas, evidenciando lo mucho que habían hablado anteriormente, e incluso dejó entrever un posible cambio de aires a Toyota si el madrileño decide seguir en competición un año más.






El test era para divertirme, un regalo de Toyota igual que el año pasado probé el coche de la NASCAR o hace dos años la MotoGP en Japón. Fue interesante y sí después de varias vueltas uno ya sabe dónde están todos los peligros. En carretera abierta es un gran desafío y es en lo que son muy buenos, leyendo dunas, baches y peligros. Por ahí está el mejor piloto del mundo en eso (Carlos Sainz), es muy desafiante pero también divertido, y estoy agradecido a Toyota. Tendré una larga charla con Carlos padre. Si decide competir con Toyota, el coche se comportaba bien.

Aun así, eran las palabras de Jean-Marc Fortin las que revelaban lo en serio que iban las intenciones de Fernando Alonso y su incursión en los rally-raids. El belga, responsable de Overdrive contestaba a las preguntas de la prensa francesa después de que en enero ya confirmara en una de las etapas del Dakar la posibilidad de ver a Alonso probar la Hilux. Todo ello estuvo precedido de su rajada monumental y del anuncio de su decisión de vender su parte de la estructura de competición, por lo que ahora no deja de resultar ciertamente curioso lo implicado que se le ve.


El coche le atrae. El rally raid no es un ejercicio fácil, requiere un tiempo de adaptación, pero las primeras sensaciones son buenas. Él no está ahí solo por diversión, tiene una verdadera meta deportiva. Ahora queda por definir un programa real. ¡Todavía tenemos tiempo para encontrarle un copiloto! – Jean-Marc Fortin a France TV


Vía | FranceTV
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

MAZ estrena el nuevo “Kapotnik”, la respuesta bielorrusa al dominio de KAMAZ en el Dakar

Iván Fernández | @fernischumi | 10 de abril de 2019


Hace ya algunos años que vienen dando muestras de que pueden ser muy competitivos y este parece el paso definitivo. Durante los últimos años, el Rally Dakar en categoría de camiones se ha convertido en un duelo entre dos fabricantes, IVECO y KAMAZ, siendo la Blue Armada la encargada de conseguir 16 tuaregs desde 1996. Desde Bielorussia ha surgido precisamente una marca que está completamente decidida a romper esta hegemonía siendo la antítesis precisamente de los camiones rusos. Así lo demuestra MAZ con el color rojo de sus unidades y con ese agresivo toro de su logotipo que contrasta con el caballo que representa a los KAMAZ.

Tras algunas actuaciones prometedoras durante los últimos años, la compañía ha decidido dar un paso hacia delante de cara al Rally Dakar 2020, edición que se espera que empiece una nueva etapa en Arabia Saudí que al menos aportará estabilidad contractual durante al menos cinco años. El MAZ-6440RR debutaba hace solo unas semanas en tres jornadas de test en la zona de Astrakhan que finalmente se quedaron en dos por un problema con la caja de cambios, sin embargo, estábamos frente al primer paso de este fabricante con su camión con cabina tipo ‘torpedo’, similar a la que ya emplean IVECO o Renault.

¿Cómo nace un proyecto como este? En el caso de del bautizado como “Kapotnik”, MAZ-SPORTAuto ha combinado en uno solo tres vehículos: el chasis se obtuvo del vehículo de combate MAZ-5309RR, una cabina grande del MAZ-5440 y el capó de la cabeza tractora, MAZ-6440PA. La otra gran novedad viene en la caja, la cual ha recibido una plataforma actualizada que, para mayor facilidad, está cubierta con paneles de fibra de vidrio.


Entre sus características técnicas, su longitud es de 7,05 metros, el ancho es de 2,55 m, la altura es de 3,4 m, y la distancia entre ejes es de 4,3 m. La masa de un automóvil con ruedas de repuesto y los tres miembros de la tripulación se situaría en las 9,6 toneladas. Está equipado con motor turbo Gyrtech G-13 con una capacidad de más de 960 CV y un par motor de 4500 Nm, asociado en este caso a una caja de cambios automática Allison Serie 4000. La velocidad máxima se limita electrónicamente a 140 km/h y el depósito de combustible está diseñado para acoger 1.000 litros.

Más allá de las novedades sobre el papel, desde el equipo apuntan a que con esta nueva configuración se ha mejorado mucho la distribución de peso (50x50 vs. 55x45), descargando el eje delantero y ayudando a que el piloto tenga mayor confianza al ir ligeramente más retrasado, sufriendo además menos golpes al no ir directamente la cabina montada sobre la suspensión que tendrá doble amortiguación para evitar que llegue al tope tal y como se pudo comprobar durante los test. Se comporta más ahora como un SUV o un Buggy y menos como un camión muchas inercias.

Tras las pruebas realizadas el pasado mes, los responsables de MAZ tenían previsto competir en una serie de pruebas antes de valorar si formar parte del Ruta de la Seda. Con opciones este mes de abril de disputar el Gold of the Hagan o el Morocco Desert Challenge, finalmente el equipo de la Republica de Bielorussia se ha decidido por competir en el segundo, prueba que se llevará a cabo del 12 al 20 de abril y que contará con hasta 40 camiones inscritos y más 2.700 kilómetros competitivos con mucho desierto y lechos de ríos secos. Obviamente el objetivo es el de prepararse lo mejor posible el futuro recorrido del Dakar, con Sergey Vyazovich como encargado de pilotar el nuevo camión, mientras que Alexei Vishneysky encargado de llevar la unidad que utilizó el jefe de equipo el pasado mes de enero en Perú.



___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Oficial: el Dakar se muda a Arabia Saudí en 2020

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 15 de abril de 2019


Mucho se ha alargado la confirmación oficial para algo que venía rumiándose desde hace semanas. Finalmente este lunes ASO ha anunciado lo que todo el mundo ya sospechaba: el Dakar 2020 abandona Sudamérica tras once ediciones y se marcha al Golfo Pérsico. Arabia Saudí será la base del nuevo recorrido y también el principal benefactor de un Dakar que había visto caer sus beneficios por las reticencias y marchas atrás de los gobiernos sudamericanos.

Asia se convierte así en el tercer continente en el que se desarrolla el mayor raid del mundo del motor y Arabia Saudí será como mínimo el trigésimo país por el que pasa el Dakar con buena parte del recorrido centrado en el desierto de Rub al-Jali, si bien es de esperar que también visite algún país vecino. En todo caso hay que señalar que un rumoreado paso por Egipto no sería una novedad absoluta pues el Dakar 2000 concluyó en El Cairo y la edición 2003 terminó en Sharm el-Sheij, destino turístico justo frente a las costas de Arabia Saudí.

El desembarco del Dakar en Arabia Saudí supone un paso más en la apuesta del reino arábigo por los deportes de motor, tardía en comparación con otras monarquías de la región, pero que se ha escenificado albergando la Carrera de Campeones o el ePrix inaugural de la quinta temporada de Fórmula E. Ahora es responsabilidad de David Castera, nuevo director del Dakar, garantizar tanto que el recorrido esté a la altura de lo que representa su prueba como que todo se desarrolle con normalidad pese a las nubes que se ciernen sobre un país siempre en el ojo del huracán...

El 25 de abril conoceremos más detalles sobre la edición 2020.

Foto | Red Bull Content Pool
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

La llegada a Arabia Saudí no será la única novedad del Rally Dakar en 2020

Iván Fernández | @fernischumi | 15 de abril de 2019


Era una de las noticias del día en Francia hasta que un injusto incendio haya decidido hacer desaparecer entre sus inmisericordes fauces la majestuosa catedral de Notre Dame. Mientras millones de franceses y de ciudadanos del mundo lloran esta gran pérdida, es hora de hacer un repaso a la que ha sido la gran novedad dentro de la competición durante este lunes gris del mes de abril. El Rally Dakar viajará en 2020 a Arabia Saudí en lo que sobre el papel deberá ser el primer año de un contrato que unirá los caminos de la carrera organizada por el ASO con el país.

Ante la atenta mirada de David Castera, el Príncipe Khalid Bin Sultan Abdullah Al Faisal, presidente de la Federación Nacional de Deportes de Motor, se mostraba encantado con la llegada del Dakar al territorio, justo después de acoger el primer ePrix de Fórmula E o la Carrera de Campeones: “Prometemos a los competidores nuevos desafíos al dibujar etapas en el majestuoso y misterioso desierto del "Empty Quarter". La diversidad del terreno y el entorno natural del país llevará a los competidores a una experiencia única”.

Oriente Medio será por tanto la segunda gran aventura del rally-raid más famoso del planeta fuera de África, algo que Castera ha denominado como “el tercer acto”, el cual llega después de 11 ediciones en Sudamérica y de un final del cuento que no se merecía la que ha sido la segunda casa después de que el Dakar abandonara el continente africano por la amenaza terrorista. Arabia Saudí se convertirá en el país número 30 que forma parte de la prueba


El Dakar es un nómada” advierte Castera, advirtiendo que, bajo su mandato, el rally tampoco se casara con nadie con el fin de asegurar su supervivencia, que se perpetúe la filosofía de la carrera creada por Thierry Sabine, la aventura. Salida desde Riyadh , llegada a Jeddah, al menos eso es lo que adelanta la televisión gala a espera de conocer más detalles en la presentación que se llevará a cabo próximamente. Un equipo ya se encuentra trabajando en el terreno, mientras que los reconocimientos se llevarán a cabo en dos fases de 15 días programadas para los meses de septiembre y octubre. La logística es más sencilla y el dinero, según las malas lenguas unos 15 millones de dólares por año, tampoco será un problema.

Vi dunas hasta donde alcanza la vista. Hay casi demasiado. Luego caminaremos por el Mar Rojo con más montañas y rocas. También hay muchos valles. Creo que hay una gran oportunidad para jugar en la navegación. Será un verdadero rally-raid con una gira completa por Arabia Saudí. Todos los ingredientes están ahí. No hay que preocuparse. Es un país 4 veces más grande que Francia y casi desértico, podremos pasar mucho tiempo allí. Los estados vecinos se pueden agregar poco a poco. Tenemos todo un Medio Oriente abriéndose a nosotros. Un rally-raid de gran riqueza, un rally real, con arena, navegación, descubrimiento, montaña… - David Castera


El recorrido del Dakar 2020 no será la única novedad:

La edición del Rally Dakar 2020 promete ser una pequeña revolución tras una edición de 2019 en la que se ha acusado cierta monotonía, algo impropio para la especialidad. Desde ASO parece que están trabajando para que su prueba pase a ser la gran estrella de la Copa del Mundo FIA de Rallyes Cross-Country, aprovechando ahora que el calendario ya se encuentra diversificado entre rallyes y bajas. Junto a él, podríamos tener también el Ruta de la Seda, en un calendario espectacular que implicaría que el campeón de la copa intercontinental debería enfrentarse al Dakar, Silk Way y Rallye du Maroc.

La otra gran novedad que anticipa France TV es la posibilidad de que se cambie el reglamento deportivo y que el RoadBook se entregue a los competidores en la misma mañana de carrera, evitando así que vuelva a haber polémicas como la suscitada con los map-man o las anotaciones realizadas por Kevin Benavides. Esta solución fue probada en Merzouga hace unas semanas y se espera que pase su gran prueba de fuego en octubre, durante el Rally de Marruecos. Podemos decir que ya sabemos en parte por qué estaban tan interesados Nasser Al-Attiyah y Matthieu Baumel en competir en esta prueba con un UTV. ¿Un aliciente más para que los veteranos o Sébastien Loeb quieran probar la nueva aventura del Rally Dakar?


Vía | France TV
 
Arriba