Mick Schumacher

Nicola Romeo

Deidad Alfista




Ross Brawn: “A veces miro a Mick Schumacher y veo a Michael”

Jaime Vigara Sánchez marzo 8, 2019


Ross Brawn es uno de los grandes amigos que le dejó la Fórmula 1 a Michael Schumacher. El reputado ingeniero estaba en la Scuderia Ferrari y fue el responsable de la creación de los monoplazas que permitieron al piloto alemán convertirse en siete veces campeón del mundo de la categoría reina. Esto ha provocado que ambos siempre tuvieran una estrecha relación y por ello, se conocen realmente bien.

El actual director técnico de la Fórmula 1 para Liberty Media habla sobre el que es siete veces campeón del mundo de la categoría reina y sobre todo, de su hijo, Mick Schumacher, que tras ganar el campeonato europeo de la Fórmula 3, afronta una nueva etapa en su carrera deportiva junto a Prema Powerteam para intentar asaltar el título de la Fórmula 2, categoría que es la antesala a la Fórmula 1.

El ingeniero británico se ha declarado fan de Mick Schumacher y admite que lo conoce desde bien pequeño. Eso hace que en algunas ocasiones, vea a su padre reflejado en él, algo que le da una buena sensación de lo que puede hacer el joven piloto alemán en el futuro en el mundo del automovilismo.

“Conozco a Mick desde que es un niño. A veces miro a Mick y veo a Michael, es un chico muy determinado”, comenta Ross Brawn en sus últimas declaraciones dadas a la prensa.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

La prensa alemana ya pone fecha al debut de Mick Schumacher con un Fórmula 1

Iván Fernández | @fernischumi | 24 de marzo de 2019


En 2018 llegó a ponerse incluso en el blanco de los rumores gracias a su formidable final de campaña en la Fórmula 3 europea. El germano, hijo del heptacampeón del Mundo de Fórmula 1 recalaba este año en la Ferrari Driver Academy después de los rumores acerca de un posible fichaje por la Scuderia Toro Rosso y tras decidir por dar un paso intermedio a través de la Fórmula 2. A sus 19 años, Mick Schumacher está muy cerca de dar un paso más en su carrera deportiva hacia la categoría reina de los monoplazas.

Según AutoBild, Mick estará presente el próximo mes en el Circuito de Sakhir con motivo de los Young Driver Test que realizará la Fórmula 1. En este caso será el equipo Alfa Romeo el encargado de hacer rodar al que muchos han considerado como el próximo piloto germano en llamar a las puertas del Gran Circo que dominó su padre durante años junto a Ferrari.

Tenemos que tener en cuenta que los test que se desarrollarán en el mismo escenario del Gran Premio de Bahréin (martes 2 y miércoles 3 de abril) ponen como requisitos para que los pilotos puedan participar en los mismos con una experiencia de un máximo de dos Grandes Premios. En el caso de Mick, tan solo cuenta con el bagaje de haber rodado con el Benetton B194 en la antesala del Gran Premio de Spa-Francorchamps de 2017.

Sería una buena forma de conseguir la cuadratura del círculo tal y como recuerda el medio germano, ya que Mick estaría al volante del Alfa Romeo de 2019 que sigue contando con la experiencia técnica de los hombres de Sauber y los motores Ferrari, doce de las firmas con las que trabajó “el Kaiser”, primero en la resistencia y después en la Fórmula 1.




Vía | AutoBild
 

JaumeAlfa

Élite Alfista

Bienvenido sea.
Un saludo.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Oficial: Mick Schumacher pilotará para Alfa Romeo y Ferrari en los test

Iván Fernández | @fernischumi | 26 de marzo de 2019


Tal y como apuntaban los rumores de las últimas horas, el joven piloto germano estará en el test que se celebrará la próxima semana en el Sakhir International Circuit para realizar sus primeras sesiones de pruebas al volante de un monoplaza de Fórmula 1. Finalmente, Mick Schumacher se desdoblará y no solo tendrá la oportunidad de probar el Alfa Romeo C38, sino que también se sentará en el Ferrari SF90.

Concretamente, el piloto de Prema realizará su debut como piloto de test de Ferrari el próximo martes 2 de abril en lo que sin duda será una imagen muy emotiva al volver a ver el apellido Schumacher estampado en uno de los monoplazas rojos de la Scuderia. El miércoles 3 de abril seguirán sus pruebas, en este caso ya con Alfa Romeo, aprovechando en este caso el deseo de Frederic Vasseur de verlo sentado en uno de sus coches. También se ha confirmado que Callum Ilott, también piloto de Fórmula 2 perteneciente a la Ferrari Driver Academy, estará presente los test posteriores al Gran Premio de España con la escudería del trébol.

Nos complace anunciar que Mick Schumacher y Callum Ilott completarán cada uno la prueba diaria de rookies para Alfa Romeo Racing. Está en el ADN de nuestro equipo detectar y desarrollar jóvenes talentos. Mick y Callum son ejemplos perfectos de competidores decididos y expertos que desean que se les dé la oportunidad de dar el siguiente paso en sus carreras. Colaborando con dos pilotos tan prometedores, esperamos seguir trabajando juntos – Frederic Vasseur


Será Sebastian Vettel el encargado de pilotar el SF90 durante la jornada del miércoles, tomando el relevo así de su joven compatriota, en una asociación que ya se dio cuando ambos compartieron equipo durante la pasada Carrera de Campeones representando a Alemania dentro de la Copa de las Naciones.

Creemos firmemente en el valor de la Ferrari Drivers Academy, como un programa de entrenamiento de alto nivel para jóvenes talentosos y la decisión de darle un puesto a Charles Leclerc en nuestro equipo es una prueba de ello. Por lo tanto, estamos muy contentos de poder darle a Mick y Callum la oportunidad de experimentar la conducción de un monoplaza de Fórmula 1. Mick, quien se unió a la FDA en enero, y Callum, que ha estado con nosotros desde 2017, son definitivamente conductores en el buen camino y creo que manejar el SF90 en un entorno oficial como las pruebas en Bahrein y Barcelona puede ser muy útil en esta etapa de su carrera – Mattia Binotto
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Así fue el debut de Mick Schumacher como piloto de la Scuderia Ferrari

Iván Fernández | @fernischumi | 2 de abril de 2019


Los debuts siempre son especiales. Es por ello que no haya sido de extrañar que Mick Schumacher haya realizado el primer día de test colectivos con la Scuderia Ferrari y que hayan dejado para mañana su participación en la segunda jornada con Alfa Romeo Racing en sustitución de Antonio Giovinazzi. Corrían las nueve de la mañana en España cuando Mick Schumacher, enfundado en su mono ignifugo con el cavallino rampante se sentaba en el SF90 y escuchaba por primera vez tras de sí el motor de los de Maranello con casi 1.000 CV de potencia según ‘las malas lenguas’.

Con su madre, Corinna Schumacher, siendo testigo de su debut desde el muro de boxes, Mick realizaba los primeros kilómetros al volante del Ferrari con el asfalto seco, situación que no tardaría mucho en cambiar debido a las lluvias que han caído durante esta mañana en el Circuito de Sakhir y que han arrastrado a todos los pilotos hasta los boxes. No había necesidad de rodar en esas condiciones, por lo que la acción ha parado muy pronto para la hora de comer.

En total han sido 33 vueltas las que ha rodado el hijo del heptacampeón del Mundo de Fórmula 1, una buena forma de hacer un breve alto mental después de que el debut en F2 el pasado fin de semana le haya reportado un sexto y un octavo puesto. Precisamente un sexto mejor tiempo ha sido lo que ha realizado esta mañana el germano, rodando en 1:32.552, a más de segundo y medio de la marca de Romain Grosjean, aunque con condiciones distintas de agarre. Los debuts son especiales, pero aún más lo es el ver el apellido Schumacher de nuevo sobre uno de los monoplazas rojos de la escudería italiana, la misma que no ha olvidado a su ‘Kaiser’.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista




Embajador de la marca SSI Schaefer en un acuerdo a largo plazo
La carrera hacia la excelencia, acuerdo entre Mick Schumacher y SSI Schaefer
_______________________________________________________________________________
Redacción Interempresas 24/05/2019

El afán de superación y mejora del joven Mick Schumacher ha llevado a SSI Schaefer a convertirlo en su nuevo embajador de marca en un acuerdo a largo plazo. El actual campeón de Fórmula 3, que compite en FIA de Fórmula 2 de este año asegura compartir los valores que se esconden tras el eslogan 'Think Tomorrow’ del fabricante de soluciones de intralogística.

Con solo 20 años, Mick Schumacher, hijo del heptacampeón del mundo de Fórmula 1 Michael Schumacher, ha sabido crear su propia marca e identidad. El actual campeón de Fórmula 3, que compite en la FIA 2 de este año, ha llegado a un acuerdo con SSI Schaefer para representar al fabricante de soluciones de intralogística. El motivo principal de esta elección, según Michael Mohr, EVP Sales de SSI Schaefer, “es la gran pasión que Mick transmite, dándolo todo, ganando experiencia y aceptando los retos hacia un objetivo claro y enfocado. Es clara la alienación con nuestro eslogan ‘Think Tomorrow’, en SSI Schaefer buscamos permanentemente el éxito de nuestros clientes”.

Un eslogan que, según afirma Mick Schumacher: ‘Think Tomorrow’ también encaja con mis valores. Estoy encantado de contar con SSI Schaefer como socio ya que compartimos valores fundamentales como una actitud realista, la lucha por el éxito, soluciones innovadoras y pensamiento a largo plazo.

Desde 2016, Mick Schumacher ha sido el piloto del equipo italiano PREMA de Fórmula 2 y tras alcanzar el campeonato europeo de Fórmula 3 en 2018, en 2019 ha entrado en el programa Ferrari Drivers Academy, dirigido a promocionar el talento.



Mick Schumacher en un encuentro de SSI Schaefer con clientes internacionales
Para visibilizar este acuerdo se han planificado y previsto varias actividades conjuntas entre la compañía experta en intralogística y el piloto de Fórmula 2. Mick Schumacher participará en una de las sesiones para uno de los eventos internos que SSI Schaefer tiene previsto para este otoño.

Será un punto de encuentro para Mick con clientes internacionales de la compañía que aúna debates, sesiones plenarias y demostraciones en vivo de sistemas intralogísticos integrales.

Pero por ahora la atención de Schumacher está puesta en Mónaco en la cuarta carrera de las 12 previstas en la Fórmula 2 y desde luego contará con todo el apoyo de SSI Schaefer
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Uno más en la lista. Mick Schumacher exprimió el F2004 del heptacampeonato de su padre [Vídeo y galería]

Iván Fernández | @fernischumi | 27 de julio de 2019


Han sido muchos los momentos emotivos que ha tenido Mick Schumacher en los últimos dos años. Todavía no se han cumplido 24 meses desde que el alemán, en la actualidad piloto de Fórmula 2 realizara su debut al volante de un monoplaza de la Fórmula 1, concretamente del Benetton B194 empleado por Michael, su padre, en la temporada 1994, su primer título Mundial. Allí, el joven piloto, que competía por aquel entonces en Fórmula 3 con resultados discretos, fue capaz de levantar a todo el público de sus asientos en una exhibición que puso los pelos de punta a más de uno.

Un año después, Mick realizaba un test con Mercedes-AMG en el DTM, algo que inevitablemente recordaba al breve paso del Kaiser por el campeonato germano de turismos. Solo un anticipo para que a todos los enfermos de nostalgia les terminara de dar un vuelco el corazón al confirmarse que el pequeño de la familia Schumacher iba a recalar en la Ferrari Driver Academy para competir en 2019 con el equipo Prema en la Fórmula 2.

Llegó el día, la primera oportunidad para ver a Mick Schumacher vestido de rojo sobre un monoplaza de Fórmula 1. Sería en Bahréin, bajo la atenta mirada de su madre y pudiendo ponerse a los mandos del SF90, el coche de la actual temporada de los de Maranello, algo que se complementó con su test con Alfa Romeo Racing unas horas después. Aprovechando el parón veraniego de la F2, los responsables del Gran Premio de Alemania preparaban otro show especial.




___________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________


____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Fue simplemente fantástico poder ponerme al volante de este auto. Mientras esperaba en el pit lane para salir por el camino, los minutos parecían horas. Pero una vez que estuve en el circuito, los minutos pasaron como segundos. Quiero agradecer a Ferrari y a la Fórmula 1 por haberme dado esta oportunidad, que fue un sueño y un honor para mí.

Mick tendría la oportunidad de probar el F2004 con el que Michael se alzó con su séptimo Campeonato del Mundo de Fórmula 1, el mismo con el que consiguió 14 victorias a lo largo de una de las temporadas más dominantes por parte de Ferrari. La adaptación no ha sido inmediata para él, con alguna que otra bloqueada de ruedas que dejaba una espesa nube de humo blanco que algunos ya echábamos de menos, así como el sonido del V10 bramando a pleno pulmón.

Apenas fueron tres vueltas, pero a Mick no se le borró en ningún momento la sonrisa, aprovechando la gran similitud física, además del parecido con su padre, para utilizar el mismo asiento original que empleó el germano. Un casco especial, mitad su diseño, mitad el que empleó su padre a partir de la temporada 2000, de nuevo una demostración de que, aunque rinde homenaje a su progenitor, en ningún momento ha querido olvidar quién es él. Mick Schumacher ya puede presumir de ser uno de los pocos pilotos modernos que sabe cómo se comporta un monoplaza de los noventa, de la primera década del Siglo XXI y de 2019.

Recuerdo haber visto a mi padre en la televisión, haber ganado muchas carreras al volante de este coche icónico y me impresionó la potencia y el ruido del motor V10. Podía ver a los fanáticos vitoreando en las gradas, pero no podía escucharlos porque su sonido fue ahogado por el rugido del coche. Hoy no hubo un solo momento en el que no tuviera una gran sonrisa en mi cara. Si hubiera dependido de mí no hubiera vuelto nunca a los pits.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Mick Schumacher no establece un plazo para llegar a la Fórmula 1

Humberto Gutiérrez | @X3Humberto | 19 de agosto de 2019


Actualmente en el puesto 11 del campeonato de Fórmula 2, Mick Schumacher admite que deberá esperar para un probable ascenso hacia la Fórmula 1 porque es obvio que todavía le falta preparación. El hijo de Michael Schumacher desembarcó en la Fórmula 2 en medio de muchas expectativas, en buena parte por su apellido y por pertenecer a la Academia de Pilotos Ferrari, sin embargo, según lo que ha demostrado en lo que va de temporada, lo más probable es que permanezca en la categoría hasta que logre destacar.

Mick Schumacher apenas ha ganado en una ocasión, en la segunda carrera realizada en el circuito de Hungaroring. Antes de su victoria, su actuación más meritoria fue un cuarto lugar en la segunda carrera en Austria. Lejos de la zona de puntos que acerca a los pilotos a la promoción, el joven Schumacher entiende que a pesar de rodar con monoplazas de Ferrari y de Alfa Romeo, necesita trabajar mucho para llegar a la Fórmula 1 con las condiciones necesarias para establecerse.

Considera que su primera victoria en la Fórmula 2 ha sido muy positiva ya que requería con urgencia un gran resultado para fortalecer su moral. Es consciente de que esta temporada representa un ciclo de aprendizaje y el ganar una carrera le otorga una dosis de esperanza tras una serie de malos resultados. Pero en todo caso es realista con sus aspiraciones ya que considera que de nada sirve soñar con llegar a la Fórmula 1 cuando debería concentrarse en hacerlo mejor en la Fórmula 2.

En palabras de Mick Schumacher:

Todavía necesito trabajar mucho en mí mismo. Si voy a la Fórmula 1 el año que viene o dentro de dos o tres años, no lo sé. Haré lo mejor que pueda para tratar de aprender tanto como sea posible, para que cuando dé el paso, esté listo y cómodo.

Vía | Racer
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Mick Schumacher se siente preparado ya para dar el salto a la Fórmula 1

Iván Fernández | @fernischumi | 14 de octubre de 2019


No ha sido el rookie que más haya deslumbrado en su primera temporada de F2. Mick Schumacher llegaba en 2019 a la antesala del Mundial de Fórmula 1 con el difícil reto de mostrar que está preparado para seguir escalando en su carrera deportiva más allá de ser el hijo del heptacampeón. Sin embargo, una única victoria y su actual posición fuera del Top10 de la clasificación general no parecen darle el respaldo suficiente por el momento, sumado a que el campeón recalará en la Fórmula E y que solo el segundo parece tener opciones a un asiento en Williams.

El medio estadounidense Autoweek le cuestionó al germano hacia sus planes de futuro y más concretamente ante un posible salto al Mundial de Fórmula 1 después de que a finales de 2018 hubiera algunos rumores que incluso lo situaran inmediatamente en uno de los asientos vacantes de la Scuderia Toro Rosso. Mick no se ‘achanta’ y afirma estar preparado en caso de que llegue la oportunidad.

Claro, lo pienso. Ese es mi sueño. Es donde quiero ir, y allí es donde quiero vivir mi vida básicamente. Me siento listo. Si llegas a la Fórmula 2, la mayoría de la gente aquí diría que están listos. Obviamente, un año en F2 donde aprendes mucho sobre neumáticos y otras cosas te ayuda para la F1, pero eso no significa que automáticamente harás un buen trabajo porque hay muchas cosas diferentes en la F1 que afectan tu posición.



No son demasiadas las opciones que tiene. Mientras que Daniil Kvyat parece confirmado con los de Faenza y queda por saber si Pierre Gasly o Alex Albon acompañarán a Max Verstappen en Red Bull Racing en 2020, Franz Tost ha apuntado a que tendrá que trabajar al menos otra temporada más en Fórmula 2, algo que el propio Mick ha confirmado que es el plan inicial salvo que surja la oportunidad. Alfa Romeo y el asiento de Antonio Giovinazzi sigue en el aire, pero no parece ser

El problema para Schumacher es que a pesar de que contaba con 50 puntos para obtener la superlicencia (40 puntos es el mínimo), 20 de esos puntos le caducarán tras tres temporadas, por lo que Mick debería terminar sexto en la F2 para ganar 10 puntos tal y como apuntan en Autoweek, algo que ya no es posible.

Supongo que, si tienes la oportunidad, la aprovechas. Tal vez tenga más sentido permanecer un año más en la Fórmula 2 y hacer un buen trabajo, pero eso no significa que haya asientos disponibles en la F1, y podría estar sentado allí sin nada para pilotar. Es un poco como el deporte que te elige a ti en lugar de que tú elijas el deporte. Si llega la oportunidad, la aprovecharé. En este momento, estoy pensando en F2. Estamos aquí, y en eso me concentro, pero sueño con la F1.


Vía | Autoweek
 
Arriba