MI EX 159 TBI A LA VENTA

El italiano

Élite Alfista

Yo estrené en 1988 uno pero Fase 1. En verdad era un entreseries, ya que le hicieron alguna mejora estética (tapizados rediseñados, llantas grises, montantes negros, volante en piel,..) y mecánica (Antiskid, timonería de cambio, turbo IHI más progresivo) antes de lanzar el Fase 2.

Estuvo 8 años conmigo hasta que lo cambié por haber sido padre. Es un coche inolvidable y están super inflados de precio, amén de ser muy difícil de encontrar un unidad de serie y en estado decente.

Hace un mes he estrenado un Abarth 595 Competizione que es en esencia un Uno Turbo del siglo XXI. Si bien anda mucho más, frena mucho más y se agarra como un demonio, las sensaciones que me da son las mismas que me daba mi Uno. He rejuvenecido 30 años.
Dicen que la gama Abarth 500 es lo más parecido a un GTI de la vieja escuela.
 
Arriba