Los motores en V estrecha de Lancia

Scigulin

Quousque tandem abutere, Fiat, patientia nostra?

Aunque viendo lo que es hoy Lancia nadie lo diría, en su época fue una marca que unió elegancia, lujo, belleza... e innovación técnica... :rolleyes:

Cuando hace unos años "alguien" de Fiat tuvo la ocurrencia de comercializar en Europa un nuevo Lancia Thema que no era otra cosa que un Chrysler 300 con chapitas de Lancia me pareció una bofetada sin precedentes a la historia de la marca: ¿cómo semejante mastodonte, de líneas macizas, mecánica delirante y tracción trasera podía considerarse ni siquiera remotamente un Lancia? Es evidente que ese "alguien" no sabía la historia de Lancia... o, más probablemente, se la refanfinflaba... :mad:

Y es que Lancia no sólo había construido coches de líneas armoniosas y sublime elegancia sino que había sido también pionera en el uso del bastidor autoportante y de la tracción delantera en Italia. Ya, la tracción delantera... :nosure:

Hoy en día es sencillo hablar de tracción delantera pero hubo una época en que ponerla en práctica resultaba extremadamente difícil y más a partir de un cierto nivel de prestaciones. En este contexto me gustaría introducir la figura de Antonio Fessia como artífice no sólo de la tracción delantera en Lancia sino también de una serie de motores que se consideraron necesarios para que esa tracción delantera de los años '60 funcionara debidamente... :oops:

Fessia había trabajado en Fiat donde había sido superior de Dante Giacosa (para quienes no lo conozcan, Giacosa es el formidable ingeniero que hizo de Fiat una marca de masas participando en toda su producción desde antes de la II Guerra Mundial hasta 1970). Fessia y Giacosa compartían una cierta predilección por las ventajas de la tracción delantera. Ambos se vieron obstaculizados por una presidencia de Fiat muy cauta con las innovaciones que, si bien no les impidió realizar todo tipo de estudios, tardó mucho en darles el vía libre para llevarlos a la producción. Así, mientras Giacosa tuvo que esperar hasta 1964 para lanzar la Primula bajo marca Autobianchi (propiedad de Fiat), Fessia hizo lo propio en 1960, una vez abandonada Fiat y ya desde una Lancia todavía independiente lanzando la Lancia Flavia... ;)

El criterio de ambos ingenieros era, sin embargo, diferente. Mientras Giacosa apostaba por el esquema de mecánica transversal intentando solucionar un sinfín de problemas de los que hablaremos en otra ocasión, Fessia se mantenía fiel a la mecánica longitudinal y debía afrontar otro tipo de problemas. De las soluciones ingeniadas por Fessia derivan los motores bóxer de Lancia y, sobre todo, los motores en V estrecha: sí, porque no todos saben que la Lancia Fulvia, por ejemplo, equipaba un 4 cilindros en V con un curioso ángulo de nada más y nada menos que 12º 53' 28"... :oops:



Y tampoco saben que ese motor, aún con arquitectura en V, tenía un embielaje más parecido al de un motor en línea... ;)

Si bien la solución de Giacosa fue la que a la postre se generalizó y hoy en día domina el mercado, la solución de Fessia es casi idéntica a la que años más tarde Alfa Romeo utilizaría en el Alfasud y en su derivado, el 33... :p

A continuación colgaré un artículo que, aunque para algunos pueda hacerse pesado por sus momentos de tecnicismos, es representativo de por qué Lancia fue una gran marca y por qué debe tener vivo su lugar en la historia de la automoción... :)


Saludos :cool:
 
Arriba