GP España 2019

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Nicola Romeo

Deidad Alfista

GP de España 2019: Antonio Giovinazzi y Nico Hülkenberg víctimas de penalizaciones de última hora

Iván Fernández | @fernischumi | 12 de mayo de 2019


Por segundo Gran Premio consecutivo, la parrilla de la carrera sufre cambios de última hora después de las penalizaciones sobre Antonio Giovinazzi y Nico Hülkenberg. El piloto italiano de Alfa Romeo Racing recibía una pena de cinco posiciones para la parrilla del Gran Premio de España después de que en el equipo de Hinwil decidieran cambiar la caja de cambios del C38 del, algo que apenas ha tenido incidencia después de que Giovinazzi finalizara el sábado en 18ª posición, solo por delante de los hombres de Williams.

Aunque estaba previsto que finalmente saliera desde la 17ª plaza de parrilla después de la sanción a Nico Hülkenberg, finalmente la utilización de una nueva caja de cambios antes de cumplir con los seis eventos consecutivos le relegará a la 19ª, superado en este caso por Robert Kubica y por un George Russell que también cambió la caja el sábado por la mañana tras su accidente en la tercera práctica.

Precisamente Hülkenberg tendrá que partir desde el pit lane después de que su accidente durante la Q1 le llevara a montar un nuevo morro. Según el delegado técnico de la FIA, Jo Bauer, las especificaciones del alerón no era la misma que la empleada al inicio de la clasificación, después de que Renault tuviera que volver a una especificación anterior al no contar con repuestos.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Lewis Hamilton le gana la partida a Bottas en la salida y se lleva la victoria en el Gran Premio de España

Iván Fernández | @fernischumi | 12 de mayo de 2019


Si los sábados no está siendo tan conciso como nos tiene acostumbrados, sufriendo las tres poles consecutivas de Valtteri Bottas, Lewis Hamilton volvía a destapar el tarro de las esencias en la carrera del domingo. El pentacampeón conseguía en el Gran Premio de España su 76ª victoria en el Mundial de Fórmula 1, la tercera de 2019, mientras que Mercedes-AMG F1 lograba su quinto doblete de la temporada seguidos de un Max Verstappen que lograba su segundo podio del año tras el cosechado en Australia. Era la despedida perfecta para Dieter Zetsche, presidente mundial de Daimler AG, el cual dejará su cargo en los próximos días tras 13 años.

El semáforo se apagaba y de nuevo Lewis Hamilton le ganaba la partida en los primeros metros a Valtteri Bottas después de que el finlandés hiciera un trabajo casi perfecto en la sesión de clasificación. El británico le ganaba el interior a su compañero de equipo, mientras que Sebastian Vettel trataba de adelantar por fuera. El germano quedaba totalmente encerrado en el “Three-Way” de las primeras dos curvas, viéndose obligado a levantar el pie para no entrar en la escapatoria repleta de bordillos del trazado catalán. Verstappen se hacía hueco a codazos con Leclerc y teníamos al Red Bull #33 ya entre los primeros.

Sin accidente, pero con una gran pérdida de posiciones, Vettel se veía superado por Max Verstappen, mientras que Hamilton calcaba la estrategia de Bottas en Bakú, liderar y tirar con aire limpio durante las primeras vueltas. Los 41 ºC en el asfalto daban alas a los Mercedes, con Hamilton y Bottas repartiéndose la autoría de la vuelta rápida, pero con el británico tensando la cuerda hasta los 3 segundos al llegar al décimo giro de carrera.



Carlos Sainz Jr. era superado por Alex Albon, mientras que Norris se hundía hasta la 16ª y Kimi Räikkönen se iba al fondo de la parrilla. El madrileño sufría de nuevo con los neumáticos del eje trasero, atosigado por Daniel Ricciardo, con el australiano recuperando las posiciones en parrilla que había perdido por la penalización que arrastraba de su toque con Daniil Kvyat en Azerbaiyán.

Ferrari no movía ficha, sin embargo, Charles Leclerc era claramente más rápido que Sebastian, con Verstappen alejándose en la tercera plaza respecto a los monoplazas rojos. El plano realizado en la primera curva pasaba factura al germano, hasta seis décimas más lento que el monegasco en esa fase de la carrera. Los de Maranello de nuevo tenían que cambiar por completo los planes, obligados a parar a Vettel en la vuelta número 20 y modificando la estrategia respecto a la óptima. El tetracampeón montaba los neumáticos de compuesto medio, pero eran conscientes de que iban a tener muy difícil terminar con este juego.

La carrera entraba en esos momentos en una calma tensa. Vettel recuperaba tiempo rápidamente frente a Leclerc, lastrado por los neumáticos duros veía a Vettel acercarse por los retrovisores en torno a la vuelta 32. Sin comunicaciones desde el muro de boxes, Charles le devolvía la jugada a Sebastian, demorando mucho la maniobra de facilitarle el adelantamiento, algo que también ocurrió en el Gran Premio anterior. Tras cuatro vueltas Sebastian se reencontraba de nuevo con la cuarta posición, mientras que Carlos Sainz se estabilizaba en la undécima.



En la vuelta 42, Sebastian Vettel volvería a parar. De nuevo medio y hasta el final. El de Ferrari salía tras Pierre Gasly, pero rápidamente se desembarazaba del francés de Red Bull Racing y se lanzaba al galope hacia una meta mayor que en esos momentos parecía utópica. Con Leclerc a casi 15 segundos de distancia iba a ser una intensa labor para un Sebastian que volaba tiñendo de purpura los tiempos de los sectores.

La galopada se veía frenada bruscamente. Un toque entre Norris y Lance Stroll terminaba con el Safety Car y con ambos monoplazas fuera de carrera. El británico intentaba hacer la maniobra de Vettel, en este caso con el de McLaren sin estar dispuesto a levantar el pie como ya hiciera el alemán. Ferrari metía a Leclerc para cambiar el neumático de compuesto duro al medio, algo que permitía a Sebastian Vettel recuperar su cuarta posición. Justo el periodo bajo SFC coincidía con un momento en el que Bottas le estaba recortando hasta un segundo por vuelta a Lewis.



Tras la relanzada, Lewis Hamilton tenía la seguridad de contar con un nuevo juego de neumáticos “gratis” después de parar con el Coche de Seguridad en pista, mientras que en la zona media HAAS F1 Team volvía a dar la nota. Los dos pilotos del equipo estadounidense se tocaban, con Romain Grosjean viéndose obligado a salirse por la escapatoria. El francés lo intentaría otra vez con idéntico resultado. Sainz se colocaba en esos momentos a sus espaldas, proyectando un adelantamiento que terminaría en su primera intentona en un toque con el coche de Romain, neumático con neumáticos, seguido de una nueva salida por la escapatoria de Grosjean para proteger su posición.

No hubo tiempo para que los comisarios pidieran al galo que cediera su posición, Sainz lanzaba una vez más el ataque y superaba definitivamente a Romain para ser octavo. A partir de ahí, vía libre para ver un nuevo doblete de Mercedes, seguido en este caso porun Verstappen muy sólido y por una Ferrari acomplejada y sin poder de reacción. Pierre Gasly volvía a hacer su trabajo, sexto, sin demasiado brillo si se compara con la actuación de Max, pero llevando el coche ‘a casa’, mientras que Kevin Magnussensalvaba los muebles de una HAAS que se empeña en sacarse a sí misma los colores en lo que puede ser una oportunidad única este año. Carlos Sainz, octavo, realizaba un gran fin de semana, terminando además por delante de su excompañero Daniil Kvyat y del propio Grosjean. Gran PRemio para olvidar en los casos de Renault y Alfa Romeo Racing.

Clasificación final del Gran Premio de España 2019:

PosPilotoEquipoTiempoVueltasParrillaPit
1.Hamilton L.Mercedes1:35:50.4436622
2.Bottas V.Mercedes+4.0746612
3.Verstappen M.Red Bull+7.6796642
4.Vettel S.Ferrari+9.1676632
5.Leclerc C.Ferrari+13.3616652
6.Gasly P.Red Bull+19.5766662
7.Magnussen K.Haas+28.1596682
8.Sainz C. Jr.McLaren+32.34266122
9.Kvyat D.Toro Rosso+33.0566692
10.Grosjean R.Haas+34.6416672
11.Albon A.Toro Rosso+35.44566112
12.Ricciardo D.Renault Sport+36.75866132
13.Hulkenberg N.Renault Sport+39.24166161
14.Raikkonen K.Alfa Romeo+41.80366142
15.Pérez S.Racing Point F1+46.87766152
16.Giovinazzi A.Alfa Romeo+47.69166182
17.Russell G.Williams+1 l.66202
18.Kubica R.Williams+1 l.66192
DNFNorris L.McLarenAccidente46101
DNFStroll L.Racing Point F1Accidente46171
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Parálisis permanente. Crónica del GP de España 2019

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 12 de mayo de 2019


Cinco de cinco. A estas alturas sería absurdo negar la superioridad de Mercedes. En un circuito que ofrece tan pocos vaivenes en carrera como el Circuit de Barcelona-Catalunya la salida iba a ser crucial y el retorno de los clásicos (y en teoría olvidados) problemas de embrague en los coches alemanes costó a Valtteri Bottas el triunfo. Lewis Hamilton se emparejó en los primeros metros y ello le valió para situarse al frentede principio a fin.

Sebastian Vettel intentó aprovecharse de la situación colocándose en paralelo con los Mercedes y afrontando la primera curva por el exterior, con la esperanza de sobrevivir en el interior de la segunda curva y encontrarse en el liderato. Pero la maniobra no sólo no resultó sino que además abrió la puerta a Max Verstappen y quemó con un plano sus neumáticos, ralentizando su ritmo en el primer relevo.

La acción del alemán sólo es criticable para quien gusta de ensañarse con el cuatro veces campeón del mundo o con Ferrari. Si algo quedó claro este fin de semana en Montmeló es que la Scuderia no sólo no tenía ritmo para batir a Mercedes sino que incluso Verstappen estaba por encima. Vettel se la jugó en la que podía ser su única ocasión de cambiar el curso de la película y simplemente no salió. A partir de ahí Ferrari encadenó decisiones poco acertadas buscando a la desesperada un escenario que siempre llevaba a sus pilotos a acabar cuarto y quinto.

Así,vimos al muro italiano tardar de más en dar paso a Charles Leclerc, quien de todos modos tampoco demostró un ritmo como para aspirar al podio. Posteriormente dividió estrategias entre sus pilotos con la esperanza de que haciendo la pinza a Red Bull uno de los dos lograra pillar a Verstappen. Por ello Leclerc y Vettel volvieron a encontrarse en pista y de nuevo Ferrari tardó demasiado en reaccionar. Y el Safety Car, que debía ser una oportunidad, no valió de gran cosa ante los dolores de cabeza de Ferrari poniendo en temperatura sus gomas. El SF90 no está para luchar por el Mundial ahora mismo y posiblemente el cuarto puesto de Vettel y el quinto de Leclerc (que entró de nuevo bajo Safety Car) fueran la medida real de su rendimiento actual, pero tampoco vemos al equipo explotar al máximo su potencial.

Con Ferrari grogui y Red Bull sostenida tan sólo por Max Verstappen, el paseo de Mercedes fue posiblemente la mayor demostración de superioridad en lo que llevamos de temporada. Sólo el accidente de Lando Norris (culpable por no ceder a tiempo en una maniobra con pocos visos de éxito) y Lance Stroll, con su consiguiente Safety Car,maquilló unos resultados que apuntaban a ser de otra época. Y ello se plasma en la clasificación general: Lewis Hamilton, tan sólo siete puntos por encima de Valtteri Bottas, endosa 46 a Verstappen, 48 a Vettel y 55 a Leclerc. Game over.

Del séptimo puesto para atrás se ven alternativas gracias al rendimiento variable de los protagonistas del pelotón. Aquí Haas y Toro Rosso parecieron tener un punto más, pero entre el Safety Car y las luchas intestinas de los pilotos del equipo americano terminó brillando Carlos Sainz. Un encontronazo entre Kevin Magnussen y Romain Grosjean, que terminó desesperado y con su monoplaza maltrecho ante la ridícula resistencia de su propio compañero, así como el mal trabajo de Toro Rosso en boxes, permitió a Sainz rascar un octavo puesto tras Magnussen. No es un resultado histórico pero sí el tipo de prestación que necesita McLaren para alzarse con el cuarto puesto a final de temporada.

Sin duda quien más perjudicada sale de Montmeló es Renault. La escudería francesa sale de allí con su tercer cero en cinco carreras y situada en el octavo puesto de la general. Que Alfa Romeo una vez Kimi Räikkönen protagonizó una salida de pista al inicio de la carrera, Racing Point o Williams tengan este tipo de prestaciones entra dentro de lo razonable. Pero de un equipo de fábrica con Hülkenberg (13º, tras salir desde el pitlane) y Ricciardo (12º) se espera mucho más. Y lo más grave es que parece afectarles la parálisis que sufre la Régie desde que Carlos Ghosn ingresara en prisión. ¿Habrá reacción?

La Fórmula 1 se encamina ahora hacia su escenario más célebre y glamuroso, Mónaco, pero mucho tiene que cambiar para que en dos semanas tengamos algo más que una siesta.

Foto | Scuderia Ferrari
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Bloc de notas desde Barcelona: Domingo

Àlex Garcia | @alexgarciagv27 | 12 de mayo de 2019


¡Llegó el gran día del Gran Premio de España! Quién sabe si el próximo año habrá carrera en el Circuit de Barcelona-Catalunya, pero de momento la vigésimo novena edición de la prueba en la ciudad condal. Como siempre, el ambiente en la primera carrera europea es brillante con la primera aparición de los motorhomes que los equipos usan desde España hasta Italia. Además, en las carreras europeas siempre hay invitados famosos y mucho movimiento, lo cual siempre añade al ‘glitz’ del gran circo de la Fórmula 1. Aunque la cantidad de espectadores en Montmeló ha sido menor a lo esperado y a los últimos años, el ambiente ha seguido siendo animado. Además, el trabajo de la organización fue especialmente acertado, quizás también por la situación ante la que se enfrentan. En Diariomotor Competición estuvimos siguiendo el fin de semana y pensamos ya en el año que viene, si lo hubiera o hubiese. Por hoy, nuestro cuarto y último Bloc de notas desde Barcelona.

– En Diariomotor Competición aprovechamos nuestra presencia en Montmeló para descubrir cómo está la situación del calendario de la próxima temporada… y según nos han contado, el acuerdo con Zandvoort está firmado, 100% para 2020. ¿Qué implicaciones tiene esto para el GP de España? En teoría, ninguna… a la práctica, veremos.

– Los coches clásicos que rodaron en los días anteriores estuvieron el domingo expuestos en el Family Village del Circuit de Barcelona-Catalunya. Buena manera de disfrutar de los monoplazas históricos un día más, aunque esta vez fuera de forma estática.


– Como siempre, invitados en la Fórmula 1 el día de carrera. Hoy hubo varios futboleros, entre ellos Neymar, que tiene una ‘estrecha’ relación con la ciudad de Barcelona… aunque quizás menos estrecha hoy que en el pasado.



– No es tan habitual ver un Airbus A380 volar bajo cerca de un circuito de Fórmula 1… pero hoy sucedió en el GP de España, cortesía de Emirates, que aprovechó el momento para hacer publicidad, claro.


– ¡Pánico en Montmeló! Nos quedamos sin señal en medio de la carrera… afortunadamente fueron apenas dos vueltas y con la poca acción que había en pista, nada nos perdimos…


– Los aficionados presentes en el Circuit de Barcelona-Catalunya tienen mucha pasión, hasta el punto en el que la policía local tuvo que intervenir para sacarles del lugar. Amigablemente, claro.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

La imagen del día: Mercedes y el Gran Premio de apaga y vámonos

Àlex Garcia | @alexgarciagv27 | 12 de mayo de 2019


Quinto Gran Premio de la temporada 2019 y quinto doblete de Mercedes. La historia se repite aunque en esta ocasión se alcanza un récord histórico del Campeonato del Mundo de Fórmula 1. Cinco dobletes seguidos suponen el mejor inicio de la historia de la categoría reina, por lo que es bastante razonable pensar que las flechas de plata tienen el campeonato por el mango. Resulta muy curioso que tanta gente (periodistas y aficionados) defienda el supuesto potencial de Ferrari cuando ni los italianos ni nadie más ha podido frenar el avance de Lewis Hamilton y Valtteri Bottas. Los más escépticos (entre los que se encuentra un servidor) dirán que para qué vamos a ir a Mónaco o a las carreras que quedan. Total, a estas alturas uno ya declara que el título de constructores ya tiene propietario… y si las cosas van como deben ir, el de pilotos también (exagerando un poco). Sin duda, la imagen del día.

El Gran Premio de España de Mercedes se resumió esencialmente a un momento clave en la salida, tal y como se preveía. Hamilton arrancó con las mismas ganas de siempre de tomar el liderato pero con el recuerdo de lo ocurrido en los primeros instantes del Gran Premio de Azerbaiyán en Bakú. En aquel entonces, el paralelo con Valtteri Bottas se resolvió a favor del finlandés. Esta vez, los dos coches de Brackley se encontraron en un ‘triple paralelo’ con Sebastian Vettel que fue probablemente el momento más emocionante de la prueba. Durante un momento, el riesgo de que hubiera un accidente que involucrara a los tres fue real. Al final, se impuso la ‘cordura’ con el actual campeón por delante. Posiblemente, Bottas quedó relegado al segundo puesto al ser el relleno del bocadillo entre campeones a sus lados en un orden que se mantuvo hasta la bandera de cuadros entre las flechas de plata.

En términos objetivos, el arranque de Mercedes es impecable, con un 98,6% de los puntos posibles obtenidos en las 5 primeras carreras. Esto les situa por delante de los otros mejores arranques del mundial de la historia, Ferrari en 1961 con un 95% y la propia Mercedes en 2015 con un 93,9%. En otras palabras, es claramente el mejor inicio de campeonato para un equipo en la Fórmula 1… siendo además la primera vez que una escuadra encadena cinco dobletes para empezar. Muchos números para definir lo que esencialmente es el inicio más dominante que se ha visto nunca en la Fórmula 1. Y eso se dice pronto. Cierto es que la fiabilidad actual ayuda a ver esos números cuando hay cierta diferencia de velocidad, pero teniendo en cuenta que otros coches no aguantan igual de bien, también es algo que hay que valorar en su justa medida.

Partiendo de esa base, las preguntas después de Montmeló tienen que cambiar. El Gran Premio de España es un punto de inflexión en nuestro particular 2019. Aunque suena a profeta de gatillo rápido, la realidad es que Mercedes va a llevarse los dos títulos de la presente temporada de Fórmula 1. Por lo tanto, las preguntas ya pasan de ser «¿qué equipo ganará?» a «¿qué piloto será campeón?», además de pensar qué números será capaz de firmar Mercedes este año. El sentido común dice que no lograrán 21 dobletes, pero sí es posible (aunque no fácil) que tengan 21 victorias. ¿Llegar a los 21 dobletes? Me atrevo a decir que roza la imposibilidad por simple estadística. Es prácticamente imposible que un equipo no falle nunca (o que cuando fallen ellos, los rivales fallen aún más)… pero para eso está el deporte, para sorprendernos hasta cuando en teoría no toca sorprenderse. Y aunque sea de forma más pausada últimamente por su previsibilidad, por eso nos encanta la Fórmula 1, ¿no?
 
Arriba