Ford GT

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Subasta de récord: 11 millones de dólares por un GT40 Gulf/Mirage


Dentro de las subastas que rodean a este fin de semana en la península de Monterey, dedicado al mundo del automovilismo, como estás pudiendo ver, RM Auctions sacó ayer un Ford GT40/Mirage con una historia muy particular. A sus espaldas cuenta con varios méritos únicos: En 1967 ganaría una carrera de resistencia en Spa Francorchamps en manos de Jacky Ickx y Dr. Dick Thompson, siendo la primera victoria de un GT40 pintado por Gulf. El chasis por entonces lucía el código M.10003 de Mirage. Y es que no era un GT40, sino un Mirage M1, fabricado por John Wyer Automotive Engineering, con la idea de crear un coche competitivo con el que luchar en carreras de resistencia, tomando muchos de los elementos del GT40, como el motor o el monocasco, para su construcción.

John Weyer Racing lo reconvertiría poco después para cambiar su número de bastidor a P/1047, código ya de GT40. El coche perdía sus piezas de Mirage para ser un GT40 "puro y duro", pero más ligero que nunca, gracias al empleo de piezas con fibra de carbono (sí, en 1968). En ese mismo año ganaba en Monza otra carrera del campeonato del mundo de resistencia, quedando obsoleto para 1969 con el cambio reglamentario de la FIA, cuando J.W. pasaba a trabajar además con Porsche.

Para 1970 el coche cambiaba de rol, convirtiéndose en "coche cámara" para la filmación de la película Le Mans de Steve McQueen, para lo que se le eliminaba el techo. Tras la grabación el coche se vendía, era restaurado a su estado actual e iba cambiando poco a poco de manos y ganando valor hasta la subasta de ayer.

En ella, el GT40 que ves en la galería adjunta ha alcanzado la asombrosa cifra de 11 millones de dólares (unos 9 millones de euros), lo que supone, según los expertos, un nuevo récord en subasta para un coche de origen americano (aunque de americano tiene el motor y poco más, la verdad).

Te dejamos con la galería de esta espectacular unidad, y te aconsejamos que no te pierdas tras el salto el vídeo de cuatro minutos preparado por RM Auctions, donde cuentan la historia completa del aparato.


http://es.autoblog.com/2012/08/19/subasta-de-record-11-millones-de-dolares-por-un-gt40-gulf-mirag/?utm_source=es.autoblog.com&utm_medium=es.autoblog.com
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Re:Ford GT-40

RH Motorsport homologará sus Ford GT para la calle en EEUU


Cómo da vueltas el mundo del motor... Recordarás, estamos completamente seguros, el genial Ford GT, con el que la marca del óvalo nos conquistó. Su limitadísima producción se vendió, y Ford decidió cerrar el libro, y pasar a pensar en otros proyectos. Pero la compañía de competición Matech creó el GT1, una versión de carreras que también evolucionó a GT3, para competir con ella en el mundial FIA de la especialidad, con muy poco apoyo de los de Detroit.

Tras sus campañas europeas, y la triste muerte del fundador del equipo, Matech desmanteló el equipo. Pero apareció por allí RH Motorsport, enamorada del coche de carreras. Tanto, que decidió comprar todos los utillajes para volver a fabricar la versión de carreras del Ford GT en Estados Unidos.

El objetivo de RH Motorsport pasa por fabricar 20 unidades de producción matriculables en Estados Unidos de este precioso deportivo V8 de carreras, sin haber aclarado la tarifa de precios por el momento. Una buena oportunidad para aquellos que en su momento no pudieron comprar el original, y que ahora pueden hacerse con un aparato de cerca de 750 caballos.

GALLERY RH Motorsport Ford GT



http://es.autoblog.com/2012/10/29/rh-motorsport-homologara-sus-ford-gt-para-la-calle-en-eeuu/?utm_source=es.autoblog.com&utm_medium=es.autoblog.com
 

ezeqk

Alfista Veterano

Re:Ford GT-40

Me encanta Nicola el GT40/Mirage, unas lineas hermosas !!
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Re:Ford GT-40

Pues alucina ezeqk:

Vídeo: Un Ford GT capaz de coger 456 por hora en 1,6 kilómetros


Tras el salto tienes al nuevo rey del récord Guinness al coche más rápido del planeta en una milla con salida parada. Como bien sabes, una milla se corresponde con 1,61 kilómetros aproximadamente, y este Ford GT, protagonista de este nuevo récord, la ha cubierto con una velocidad final de, atención, 456 por hora.

El coche en cuestión está bautizado como BADD, y está montado por Performance Power Racing. No te pierdas su hazaña, en vídeo tras el salto.


http://es.autoblog.com/2012/11/02/video-un-ford-gt-capaz-de-coger-456-por-hora-en-1-6-kilometros/?utm_source=es.autoblog.com&utm_medium=es.autoblog.com
 

hevia

Dímelo en la calle....

Re:Ford GT-40

El coche es guapo, ahora 11 millones de dolares son mas guapos todavia..
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Re:Ford GT-40

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Re:Ford GT-40


El sucesor del Ford GT40 podría llegar de un momento a otro con el nombre de Phoenix

Mario Herraiz ( @HerraizM ) el 12 de enero de 2015



El Salón de Detroit 2015 no esta precisamente falto de novedades, hemos empezado a conocer ya las primeras, un nuevo Chevrolet Volt 2016, el Infiniti Q60 Concept, el Buick Avenir... y las que están por llegar, entre ellas estrellas de la talla del Honda NSX y un presunto sucesor del Ford GT y Ford GT40 que aparentemente podría llegar con la denominación de Ford Phoenix.

La rueda de prensa de Ford en el Salón de Detroit esta programada para primera hora de la tarde, sobre las 15:00 hora española.

De un momento a otro Ford podría revelarnos un hipotético Ford Phoenix encargado de suceder espiritualmente al Ford GT y Ford GT40. Un nuevo deportivo encargado de estrenar por todo lo alto el recientemente creado “Ford Performance”, un departamento de versiones deportivas en el que se han unificado todos las divisiones de alto rendimiento que componen el lado más deportivo de Ford.

Anteriores rumores nos habían hablado de un deportivo limitado a 1.200 unidades y que llegaría movido por una mecánica V6 EcoBoost sobrealimentada y en posición central – trasera de la que no se han anticipado ningún detalle.

Por supuesto no perdemos de vista que Ford también nos tiene que revelar a un Ford Focus RS así como más versiones prestacionales del nuevo Ford Mustang. Nos mantenemos a la espera ante nuevas noticias, tan pronto sepamos algo lo tendréis en la portada de Diariomotor.

Fuente: Autocar

http://www.diariomotor.com/breve/el-sucesor-del-ford-gt40-podria-llegar-de-un-momento-a-otro-con-el-nombre-de-phoenix/
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Ford GT 2016: los sueños, sueños son, y este Ford GT será realidad en 2016

David Villarreal ( @davidvillarreal ) el 12 de enero de 2015



Abróchense los cinturones. Agárrense fuerte a la silla, o siéntense, si es que aún están de pie. En 2016 se cumplirán 50 años de una de las épicas más recordadas de Ford en la competición, de su victoria 1-2-3 en Le Mans 1966. Y 2016 será el año en el que veremos en la calle a este flamante superdeportivo. Ford GT 2016, sin más. Llegará cargado de tecnología, construcción ligera en fibra de carbono, aerodinámica activa y, faltaría más, potencia a raudales, más de 600 CV procedentes de la última generación EcoBoost, un V6 turboalimentado.

El Ford GT regresa en 2016, con este aspecto, para rememorar la hazaña del GT40 de Le Mans en 1966.

Era difícil recuperar la imagen de un icono, del Ford GT40 y, más tarde, su remake, el Ford GT. Pero a juzgar por estas imágenes, Ford lo habría conseguido. Ford habría vuelto a diseñar un superdeportivo que una generación de adolescentes volverá a colgar en un póster en su habitación. Ford ha vuelto a sorprendernos con un deportivo que, cuando lo veamos por la calle, sabremos que sin lugar a dudas es un Ford GT.

Y ese respeto que ha preservado Ford en el diseño de un deportivo moderno que recupere las claves de un icono, un clásico, no está reñido con el despliegue tecnológico que utilizará para lanzarse miradas con algunos de los mejores deportivos del mundo, ya sean italianos, británicos o japoneses.


EcoBoost V6 TwinTurbo con 600 CV de potencia

Ford dixit: “el Ford GT 2016 será uno de los deportivos con mejor relación entre potencia y peso del mundo”

El corazón de esta bestia, en posición central, pero detrás de su piloto, será un motor EcoBoost V6 twin-turbo que superará los 600 CV de potencia. La cifra exacta aún la desconocemos. Será el EcoBoost más potente hasta la fecha y el culmen de una gama de deportivos de lo más nutrida, que arranca con un “modesto” pero divertido Ford Fiesta ST. Será tracción trasera, no te quepa la menor duda. Y contará con un cambio automático de doble embrague transaxle.

Su potencia desmedida es solo un aspecto más a tener en cuenta. Aún se reservan muchos de los detalles que nos gustaría conocer de este Ford GT. Sabemos que pese a todo, será ligero. Que para la construcción de su chasis y su carrocería se ha hecho un uso extensivo de aluminio y fibra de carbono, en elementos estructurales y ornamentales. Ford dice que será uno de los deportivos con mejor relación entre peso y potencia del mercado. Palabras mayores.


La aerodinámica también jugará un papel fundamental y para conseguirlo el diseño original del Ford GT40, en forma de cuña, ha sido de gran ayuda. Ford sigue sin darnos detalles al respecto pero nos cuenta que cada trazo de su carrocería tendría una aplicación funcional. Que el Ford GT se servirá de su aerodinámica para contribuir en la mejora de sus prestaciones, de la frenada, la agilidad y la estabilidad en curva y alta velocidad.

Contará con sistemas aerodinámicos activos para perfeccionar sus prestaciones.

Esa inmensa y espectacular trasera, con dos salidas de escape superiores, ya nos deja entrever un inmenso alerón activo que ayudará a mejorar la estabilidad en curva y, a juzgar por lo dicho por Ford, es posible que también tenga función de aero-freno.


Su construcción será digna de un deportivo de competición. Contará con una barra de torsión activa con tarado de carreras y suspensiones de tipo push-rod, como si de un monoplaza se tratase. La altura de las suspensiones será ajustable “en caliente” y calzará unas llantas de 20” con neumáticos Michelin Pilot Super Sport Cup 2 desarrollados en exclusiva para este deportivo. Tras los radios de sus llantas se dejan entrever unos frenos cerámicos de alto rendimiento.


Si no te parecía suficientemente espectacular, mira el aspecto de sus puertas de tijera, estilo Lamborghini.

Si todo lo dicho anteriormente te parecía espectacular, prepárate para acceder a bordo de esta bestia. Para acomodarte en su habitáculo, antes tendrás que abrir sus puertas de tijera, estilo Lamborghini. No sabemos hasta qué punto el diseño de su habitáculo estará sujeto a cambios, pero parece que el Ford GT está dispuesto a llevar a producción este diseño que verás en la siguiente fotografía.


Ford ha intentado que su habitáculo esté dominado por un cuadro enfocado al conductor, por un diseño minimalista que centre toda la atención en su instrumentación digital y a la vez goce de un equipo de entretenimiento y las comodidades que todos esperamos en un deportivo moderno.

Su lanzamiento se producirá a finales de 2016, pero solo estará disponible en ciertos mercados que Ford aún no ha anunciado.

Sabemos que el Ford GT aterrizará en los concesionarios a finales de 2016, formando parte de las celebraciones del 50 aniversario de aquella histórica victoria en Le Mans. Lo que aún no sabemos es si llegaremos a verlo en España. Ford ha anunciado que se comercializará en algunos de los mercados en los que están presentes, no todos…


Galería de fotos: Ford GT 2016: los sueños, sueños son, y este Ford GT será realidad en 2016



http://www.diariomotor.com/altas-prestaciones/ford-gt-2016/
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Ford GT 2016: No será un prototipo de Le Mans, pero su volante es digno de un LMP1

David Villarreal ( @davidvillarreal ) el 12 de enero de 2015



Me he quedado sin calificativos para definir al Ford GT 2016. Es él mismo, sin más. Un deportivo que derrocha energía y pasión por los cuatro costados. El Ford GT40 nacía con un objetivo muy claro: desbancar a los Ferrari en Le Mans. Y vaya si lo consiguió. Sabemos que este Ford GT, de momento, no va a competir en Le Mans ni en ningún otro circuito. Lo que no podíamos imaginarnos es que su volante sería tan parecido al de un deportivo de carreras y ofrecería tantos guiños a los prototipos de Le Mans.

El volante del Ford GT 2016 está repleto de guiños a los deportivos de carreras, y detalles comunes de los prototipos de Le Mans.

Soy de los que piensa que el mejor volante es el que no tiene botones. Por eso, entre otras cosas, profeso una gran devoción por el Toyota GT86 y el Subaru BRZ (ver volante del Toyota GT86). Pero si nos subimos a un LMP1 nos daremos cuenta de la cantidad de botones y controles con los que tiene que lidiar un piloto, véase el ejemplo del volante del Porsche 919 Hybrid y sus 24 botones.

Ahora fíjate bien en el volante del Ford GT 2016. Ford asegura que su deportivo contará con todas las comodidades de un deportivo moderno y como consecuencia de ello no podían faltar los controles del equipo de sonido, el volumen, ni tampoco el botón para descolgar el teléfono móvil. Pero en vez de un icono, Ford optó por un botón con el mensaje Talk, muy parecido al que muchos coches de carrera utilizan para conectar con el Team Radio.


Tras el volante ya vemos unas levas de magnesio de tamaño considerable, pero no se aprecia, aparentemente que tras ellas existan controles satélites. El limpiaparabrisas se controla desde una ruleta instalada en el propio volante, y de nuevo, un botón Wash, permite accionarlo para limpiar nuestro parabrisas de suciedad. Un buen limpiaparabrisas es algo que tampoco puede faltar en un prototipo de Le Mans.

Para descolgar el teléfono, acciona el botón Talk estilo “Team Radio”. Para dar ráfagas – y adelantar a deportivos más lentos – utiliza el botón Flash.

Además de la ruleta que nos permitirá ajustar la frecuencia de barrido del limpiaparabrisas, existe otra a la izquierda con el mensaje Mode, que junto con las flechas superiores, nos permitirá ajustar modos de conducción, o manipular el ordenador de a bordo.

¿Y qué me dicen del botón Flash para pulsarlo con nuestro pulgar? Los prototipos de Le Mans cuentan con un botón, generalmente instalado en una posición más accesible, en un gatillo del volante, para accionar la ráfaga de sus faros. ¿Por qué? Muy simple. Los LMP1 avisan de su presencia a otros pilotos más lentos, de categorías inferiores, para que faciliten el adelantamiento. En una pista tan poblada de coches como la de La Sarthè, los LMP1 no solo han de cambiar de marcha continuamente, sino también dar muchas ráfagas en cada vuelta para que les faciliten el adelantamiento. ¿Querrá este Ford GT hacer lo propio fuera de los circuitos?

¿Y qué me dicen de su instrumentación digital? En fin, de eso ya hablaremos otro día.

Fuente: Ford


Galería de fotos: Ford GT 2016: No será un prototipo de Le Mans, pero su volante es digno de un LMP1



http://www.diariomotor.com/breve/ford-gt-2016-volante/
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Ford GT 2016


12 Enero 2015



JOSEP CAMÓS
@josepcamos


Que el regreso del Ford GT se produzca precisamente en 2016 no puede considerarse fruto de la casualidad. Al revés, desde Ford nos recuerdan que se cumplirán 50 años del triplete más glorioso de toda su trayectoria: el conocido como 1-2-3, el que se llevó el podio entero un 19 de junio de 1966 en Le Mans, destronando a los invencibles Ferrari y quitándose la espinita del desastroso año anterior.

Así que la vuelta al asfalto de uno de los iconos de Ford llega con ese doble filo que tiene la herencia de un monstruo como fue el GT: por un lado tiene ganado ya mucho de antemano, pero por el otro tendrá que demostrar que está a la altura de la saga a la que da nombre, la que conquistó Le Mans:

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=JX4H8zRYijU[/youtube]​

¿Qué hay de nuevo, viejo?

El Ford GT 2016 se caracteriza por el equilibrio entre la herencia recibida y la eclosión de las más modernas tecnologías. La herencia se traduce tanto en aspectos relativos al diseño exterior como en lo referente a la deportividad que suponen un cuerpo ligero y un potentísimo motor que lo hará volar, literalmente, a partir de finales del año que viene, cuando arranque su producción.

Para quienes nos criamos con un póster del Ford GT en la pared de la habitación, la apariencia exterior del Ford GT 2016 no desmerece a sus ancestros. Al revés, Ford ha sabido actualizar las líneas del viejo GT y traerlas al momento actual sin que se eche en falta ninguno de los detalles más característicos del clásico. Sí, ahora aporta fibra de carbono y un sistema aerodinámico activo con alerón retráctil, subchasis anterior y posterior en aluminio, y todo eso que hace que un coche se comporte como es debido. Pero, por encima de todo, el Ford GT 2016 sigue siendo un Ford GT.



Evolución sin fisuras

El Ford GT 2016 conserva la mirada de sus mayores, en combinación con las actuales tecnologías.

No es sólo una cuestión de mantener la tradición. Es que el diseño de lágrima del Ford GT original se convierte en un aliado irrenunciable para extraer del nuevo GT lo mejor en cuanto a comportamiento dinámico. Según cuentan los chicos de la marca del óvalo, la eficiencia aerodinámica está en el corazón del desarrollo del Ford GT 2016, para lo que se ha trabajado en reducir la resistencia al viento a la vez que se aumentaba la carga aerodinámica y la estabilidad.

Así, se concibe el diseño del Ford GT 2016 como toda una exigencia aerodinámica, incluida la forma curvada del parabrisas que, inspirado por la aeronáutica, mejora la visibilidad desde el puesto de conducción y favorece el comportamiento del vehículo. Exactamente lo mismo que sucede con la carrocería, que en Ford comparan con el fuselaje de una aeronave y que, sin entrar en detalles, nos cuentan que cada detalle tiene una importancia específica en la aerodinámica del superdeportivo. Algunos ejemplos tienen que ver con el frenado, la fiabilidad de manejo y la mayor estabilidad.

Un motor EcoBoost de última generación para el Ford GT de última generación



Verraquísimo

Quien no sienta la brutalidad de los más de 600 CV que entrega... es que no sabe lo que es un coche.

Su motor central trasero es un potentísimo EcoBoost de última generación. Se trata de un V6 biturbo de 3,5 litros que entrega "más de 600 CV", el motor EcoBoost de producción más salvaje que ha montado la marca... hasta el momento. Como recuerda Mark Fields desde Detroit, Ford se ha caracterizado siempre por probar sus innovaciones lejos del laboratorio y cerca de los circuitos. Y este no puede ser un caso diferente. Con el tiempo, quizá veamos evoluciones aún más bestiales del GT.

El motor V6 ya viene bendecido desde las pistas. En el Campeonato IMSA TUDOR United SportsCar de 2014 logró tres triunfos, incluyendo Las 12 Horas de Sebring, además de siete podios a lo largo de una competición que dura como 15.000 millas. El superviviente a todo esto y que ahora forma parte de la esencia del nuevo Ford GT se asocia a una transmisión de siete relaciones y doble embrague transaxle que lleva la rotación del cigüeñal al tren trasero.



Espectacular y sustancial

El Ford GT 2016 cuenta con una relación ideal entre lo espectacular y lo que se esconde tras la cara externa.

El chasis está montado sobre una barra de torsión de competición y una suspensión con brazos transversales de altura ajustable. Las ruedas van vestidas con unas llantas multirradio de 20 pulgadas y se presentan calzadas con unos neumáticos Michelin Pilot Super Sport Cup 2 que han sido diseñados específicamente para el Ford GT. Por su parte, los discos de los frenos son cerámicos.

El vicepresidente de Desarrollo de Producto a nivel mundial, Raj Nair, comenta que el Ford GT 2016 "incluye innovaciones y tecnologías que se pueden aplicar en el próximo catálogo de Ford". Tiene su parte de lógica, porque una marca no realiza hoy por hoy una gran inversión si no puede sacar tajada de ella extrapolando los desarrollos ad infinitum, pero también tiene una parte pasional que no podemos pasar por alto. Ni queremos.

Un interior que está a la altura de un superdeportivo



Anclado al chasis

El interior responde a la configuración de un coche pensado para ser exprimido en el asfalto del circuito.

Accedemos al interior del Ford GT 2016 a través de sus puertas de ala de gaviota para ocupar los dos únicos asientos que posee y que se integran directamente en el habitáculo de fibra de carbono, para reducir masa y piezas y para lograr una mejor transmisión de las sensaciones que da el chasis. Estos asientos fijos se combinan con un pedalier y una columna de dirección ajustables.

Por su parte, el volante se inspira en los que montan los monoplazas de Fórmula 1 y cuenta con todos los controles al alcance de los dedos, liberando de esta forma la columna de la dirección y permitiendo un acceso más directo a las levas del cambio de marchas.



¡Manos al volante!

Creado como "la ejecución definitiva de un supercoche que estusiasma" —palabra de Raj Nair—, su diseño invita al desmelenamiento sin contemplación alguna.

El panel de instrumentos es digital y altamente configurable, de manera que todos los datos que ofrece se pueden presentar de manera que sea más cómoda su lectura en los diferentes escenarios donde se ponga a prueba el Ford GT 2016 y teniendo en cuenta los modos de conducción que utilicemos en cada momento... sin que la marca haya desmenuzado mucho más esta parte de la información. Eso sí, sabemos que el nuevo GT contará con Ford Sync 3 como sistema de referencia. Lo que comentábamos de aprovechar desarrollos...

Pero lo mejor de todo es que el Ford GT 2016 sólo es uno más entre la docena de modelos de altas prestaciones que la marca del óvalo tiene en cartera de aquí a 2020. Entre los que ya tenemos fichados están el Ford Focus RS, el Ford F-150 Raptor, el Shelby GT350 y el Shelby GT350 R. Después de todos estos... la imaginación y la pasión, al poder.

Ford GT 2016


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El Ford GT 2016 sigue apasionándonos en vídeo y nos muestra su sonido “virtual”

David Villarreal ( @davidvillarreal ) el 13 de enero de 2015



Todavía estamos en estado de shock. Sí, el Ford GT ya es real. Ya hemos podido verlo con todo lujo de detalles. Ya hemos podido contaros que en 2016 llegará a los concesionarios. Alguno se lamenta de que utilice un motor de seis cilindros y de que este se llame EcoBoost. Pero estamos hablando de un superdeportivo que, además de respetar las claves estéticas de sus predecesores, goza de un motor V6 twin-turbo – en posición central – que desarrolla 600 CV de potencia. Hablamos de una pieza de ingeniería en fibra de carbono y aluminio. Dicho lo cual, estoy convencido de que estarás deseando ver el vídeo del nuevo Ford GT 2016. Y aquí lo tenemos…

http://youtu.be/Oi-pdajAaeA​

De momento hemos de conformarnos con una recreación virtual, probablemente creada para Forza Motorsport 6, puesto que el Ford GT 2016 será uno de los reclamos de este videojuego, junto con los nuevos Shelby GT350 R Mustang y Ford F-150 Raptor. En ese vídeo ya podemos escuchar levemente el rugido – virtual, eso sí – de su motor.

http://youtu.be/o1djJDaPsno​

Pero si lo quieres ver con más detalle, aunque no escucharlo, con imágenes reales tomadas en el Salón de Detroit, será mejor que veas el vídeo que os ofrecemos más arriba.

Agradecimientos a nuestro lector java por el aviso

Fuente: Ford



Galería de fotos: El Ford GT 2016 sigue apasionándonos en vídeo y nos muestra su sonido “virtual”



http://www.diariomotor.com/breve/ford-gt-2016-video/
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El Ford GT 2016, en vídeo, es un cañote


14 Enero 2015



JOSEP CAMÓS
@josepcamos


Admitamos que el Ford GT 2016, ese por el que babeábamos el lunes, es uno de los superdeportivos que enamoran. Por todo lo que representa para varias generaciones, por lo que aporta al panorama y porque tiene una línea que hace innecesarias las palabras, quizá el mejor complemento que podemos dar a la información publicada el otro día es un divertimento audiovisual.

Vamos con dos vídeos del Ford GT 2016. En el primero vamos a ver algunos esbozos de su proceso de creación —nada, de forma acelerada y como soporte gráfico para ver sus principales datos—, incluyendo un modelado de arcilla como aquel que nos explicó Ibáñez y cuestiones varias relativas a sus detalles. En el segundo... ah, en el segundo... De ese no os avanzo nada. Ved y disfrutad, aunque echo en falta algún tercer vídeo que se pueda escuchar sin tanta música épica, al natural.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=7Z56deqZ0lU[/youtube]

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Oi-pdajAaeA[/youtube]​
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Ford GT: pasado y futuro de un corte de manga a Ferrari


Sergio Alvarez

50 años separan la actualidad de la victoria 1-2-3 de Ford en las 24 Horas de Le Mans. Corría el año 1966, y este histórico corte de manga a Ferrari sorprendió a propios y extraños. Aún hoy se sigue explotando el márketing de dicha hazaña, perpetrada por un trío de Ford GT40, en cuyos ecos resuena el nombre del ya difunto Carroll Shelby, genio y figura del automovilismo estadounidense. Tras los GT40 y con motivo de su centenario, Ford rinde homenaje al GT40 con el Ford GT. Y es el Ford GT el que acaba de presentarse en su segunda generación, más innovador, potente y rápido que nunca, pero aún con la misma estampa, reconocible a simple vista.

La historia del Ford GT nace de la ambición, como una buena parte de las grandes historias automovilísticas. Y nace a principios de los años sesenta, cuando Enzo Ferrari se niega y bloquea una adquisición de Ferrari por parte de Ford y su presidente, cuyas aspiraciones por aquél entonces eran la gloria en la competición. Con la ayuda de Lee Iacocca desarrollaron una oferta de la que Enzo se rió y negó, cerrándose en rotundo a esta adquisición, mientras dominaba con puño de hierro todo evento deportivo a principios de los sesenta. Henry Ford II estaba enfadado y decidió pagar a Ferrari con su misma moneda, con una venganza en las 24 Horas de Le Mans, terreno donde Ferrari era imbatible y cimentaba su fama automovilística.

Pecado original: el Ford GT40 y su victoria 1-2-3 en Le Mans

Un ex Aston Martin y el único ingeniero de Ford con conocimiento en motores centrales. Así comenzaba el desarrollo del Ford GT40.

Ford era plenamente consciente que su compañía no contaba con la tecnología necesaria para vencer a Ferrari. Decidió usar a su único ingeniero con conocimientos en motores centrales – Roy Lunn, artífice del Ford Mustang I Concept de 1962 – para buscar en Inglaterra fabricantes o escuderías con los que establecer una colaboración. Escuderías o fabricantes con los que Ford ya tuviese relación, cerrando la lista en torno a tres nombres: Lola Cars, Lotus y Cooper. Lotus declinó la oferta de Ford – eran también orgullosos y no les iba nada mal en solitario – mientras que Cooper no fue apta por su falta de experiencia. Lola Cars accedió a ceder a Ford dos chasis del Lola Mk6, un superdeportivo de motor central 4.2 V8 Ford, con el que disfrutaban de un moderado éxito en eventos de resistencia, pero que aún tenía mucho margen de mejora.


Los chasis fueron enviados a la recién creada Ford Advanced Vehicles Ltd. en la misma Albión, donde fueron evolucionados y carrozados, mientras que un ex-manager de la escudería de Aston Martin dirigía la orquesta. Tras su presentación al mundo en Nueva York, el primer prototipo participó en los 1.000 Km de Nürburgring de 1964, donde se retiró por un fallo de suspensión. Los tres prototipos que participaron en las 24 Horas de Le Mans de 1964 sufrieron fallos mecánicos y ni uno sólo terminó la carrera. Visiblemente molesto, Henry Ford decidió acudir a un hombre de confianza y envió los tres coches a un tal Carroll Shelby, en Texas. Dice la historia que Carroll Shelby casi abandona el proyecto al recibir los coches sin limpiar, casi recién llegados desde Le Mans, aún goteando aceite, llenos de polvo y arañazos.

Pero decidió tomar el proyecto como algo personal. Fue entonces donde nació el Ford GT40 como lo conocemos. Con sólo 40 pulgadas de alto – 1,01 metros, de ahí el nombre GT40 – y poco más de 4 metros de largo, ya tenía las formas por las que siguen siendo reconocibles sus sucesores. Un morro muy bajo y corto, con su calandra casi rascando el suelo. Ópticas carenadas, motor central-trasero y un alerón respingón tras el que el casi cortado a cuchillo, termina el coche. Tras el fracaso del Ford GT40 Mark I nace el Shelby Ford GT40 MkII, equipado con un motor V8 de 7.0 litros, convenientemente potenciado por Shelby y heredado de la familia Ford Galaxie. Motor que fue empleado en la NASCAR y cuya potencia era cercana a los 500 CV en los GT40.


Tras su éxito en los 2.000 km de la Daytona Continental. El resto del año 1965 fue un desastre, pero la experiencia acumulada y un pulido de todos los errores llevó al equipo capitaneado por Carroll Shelby a lograr su famosa victoria 1-2-3 en las 24 Horas de Le Mans de 1966. Victoria que supuso un gran corte de manga por parte de Ford a la arrogancia de Enzo Ferrari, victoria que fue a partes iguales hazaña deportiva y duelo de personalidades. Ford no pudo repetir su hazaña en 1967 debido a una pieza defectuosa que desactivó por completo a los MkII. No obstante, un aerodinámico GT40 MkIV con chasis tubular y peso ultraligero se hizo con las 24 Horas de Le Mans de 1967, adelantándose a dos Ferrari 330 P4, en otra humillación al ego de Enzo.

La victoria de 1967 fue celebrada agitando una botella de champán y duchando a toda persona con su espuma. Se dice que fue el piloto Dan Gurney el que inventó este ritual. Con sólo 1.200 kg de peso, el MkIV era el GT40 más ligero, casi 120 kg por debajo de los MkII. En 1968 y 1969 Ford repitió la hazaña con el GT40 MkI. Sí, Ford volvió a la primera iteración del GT40 debido a una decisión de la FIA que ponía un límite de cilindrada a los motores. Dicen las malas lenguas, que para prohibir el imparable avance de los gigantescos motores americanos. La victoria de 1969 fue de sólo unos metros por delante de un Porsche 908, en una carrera en la que el GT40 sufrió el acoso imparable de los Porsche, que con la introducción en los 70 del poderoso 917 dominarían la resistencia con puño de hierro. Ford retiró a sus GT40 de la escena, con la cabeza bien alta.


En el desarrollo del Ford GT40 J-Series con carrozado aerodinámico falleció uno de los pilotos del tándem 1-2-3 del año 1966.

El Ford GT40 fue el vehículo americano de competición más exitoso de la historia, una leyenda con ruedas cuya figura icónica sigue viva hoy día. Los ejemplares que se subastan alcanzan cifras astronómicas cercanas a las 8 cifras, con el vencedor de Le Mans de 1968 subastado por 11 millones de dólares. El GT40 MkIII fue el único GT40 de calle producido oficialmente por Ford, en una tirada de siete unidades. Con más confort, suspensión más blanda y un motor 4.7 V8 de 335 CV – sin olvidarse de los prototipos descapotables que no llegaron a venderse al público – fue el único GT40 de uso legal en carretera. Una increíble sucesión de réplicas, kits de carrocería e imitaciones trataron de replicar al GT40 original, pero Ford ya había pasado esta gloriosa página de su historia. Lo breve si bueno, dos veces bueno, ¿verdad?



Galería de fotos: Ford GT: pasado y futuro de un corte de manga a Ferrari



El Ford GT del centenario renace, a imagen y semejanza de su ancestro

Y del año 1969 nos vamos al año 1995, donde Ford revela el superdeportivo GT90 en el Salón de Detroit. Un superdeportivo del futuro, en claro homenaje a los GT40. Sin visos de producción en masa – y a pesar de una crítica y público volcados en el coche – el GT90 se quedó en un prototipo, pero plantó una semilla que germinaría sólo unos años después. En el Salón de Detroit del año 2002 Ford presentó el GT40 Concept. Un superdeportivo de motor central inspirado directamente en el GT40, con una forma casi exacta pero actualizado en tecnología, aspecto y soluciones al Siglo XXI. El coche que adornaría en pósters las habitaciones de niños y adolescentes de la primera década del siglo acababa de nacer. Y tenía una pinta increíble.


Las imágenes hablan mejor que mis palabras, pero si tengo que definirlo en una palabra sería escultural. Curvas precisas, bulbosas y de indudable personalidad estadounidense. La musculosa zaga escondería un poderoso V8 en posición central trasera y su interior parecía sacado de la competición, con toneladas de relojes y metal expuesto. Era en definitiva uno de los coches más bonitos del momento, y que me aspen si no lo sigue siendo. La prensa se volcó con el GT40 como nunca lo había hecho antes, los visitantes al stand de Ford recibían un babero antes de acceder al recinto y una voz común clamaba por su producción en masa. Con motivo del centenario de Ford en 2003, los primeros prototipos de producción fueron presentados, con una expectación masiva.

Jeremy Clarkson estaba encantado con su Ford GT desde el momento que lo probó, al igual que Jay Leno y otras personalidades con gustos afines a los nuestros.

En otoño de 2004 comenzó su producción y las entregas, definido como Ford GT, a secas. Sólo 76 mm más alto que el GT40 que sorprendió al mundo en 1966, era notablemente más largo y ancho que su abuelo, con casi 4,65 metros de largo. Su aspecto apenas había cambiado con respecto al prototipo, y tal fue la avalancha de pedidos inicial que las primeras unidades se vendieron por precios hasta 100.000 dólares superiores a los 139.995$ que Ford pedía en el concesionario. ¿Cual era el atractivo del Ford GT? Además de un lujurioso aspecto – la personalización del gusto masculino por el automóvil – tenía unas prestaciones estremecedoras. Su motor 5.4 V8 estaba basado en el mismo de una F-150, pero las similitudes terminaban en el bloque.


Las bancadas se basaron en las del 2000 Ford Mustang SVT Cobra y el resto de componentes fueron diseñados ad-hoc con una gran potencia en mente, por tanto, fueron reforzados hasta extremos enfermizos. 560 CV a 6.500 rpm y casi 700 Nm de par para un peso de 1.520 kg tenían la culpa de un 0 a 96 km/h de sólo 3,3 segundos. Un compresor Lysholm se encargaba de que el 5.4 V8 recibiese suficiente aire. Ford no se andaba con refinamientos o florituras electrónicas: el GT debía ser fiel a sus orígenes. Por ello, sólo estuvo disponible con una caja de cambios Ricardo de seis relaciones, acoplada a un diferencial autoblocante mecánico sobre el eje trasero. Con todo, ninguna técnica especialmente innovadora fue aplicada en su construcción.

Sus frenos eran de acero, su chasis combinaba acero con piezas de aluminio. Era un coche de la vieja escuela, adaptado a un mundo de monocascos de fibra de carbono, electrónica y cambios de marcha robotizados. El éxito del Ford GT fue instantáneo, la prensa lo alabó hasta la saciedad y su margen de potenciación le hizo el vehículo favorito de muchos preparadores, que han llegado a extraer potencias de 2.000 CV de su mecánica. Un corte de manga a Ferrari, cuyo Enzo no podía ser un coche más diferente, aunque enfocado a un público similar. Un corte de manga anacrónico, bruto y rebelde. Un estiletto italiano contra un martillo americano. Incluso Jeremy Clarkson tuvo un Ford GT – no exento de problemas – y consideraba que era su coche favorito.


Toneladas de personalidad para un coche que en la pista convencía y que dinámicamente no se peleaba con las curvas, las buscaba y las destrozaba. Con la ayuda de Carroll Shelby se puso a punto su dinámica, lo cual fue una garantía de éxito. 4.038 unidades fueron producidas en dos años, menos de las 5.000 inicialmente planeadas. Cuellos de botella en la producción y una demanda fuerte inicial que bajó a los pocos meses tuvieron la culpa de su retirada del mercado. Ford no considera esta tirada limitada un fracaso, envolviéndola en un papel de exclusividad. Casi 3.500 unidades se vendieron en Estados Unidos, lo que denota un enfoca muy centrado en el país. Un prototipo descapotable se llegó a presentar en 2005, pero nunca llegó a producción.

Todo parecía perdido y Ford no pensaba revalidar el éxito del Ford GT, hasta que nos ha sorprendido esta misma semana con un nuevo Ford GT. E internet ha explotado.



Galería de fotos: Ford GT 2016: los sueños, sueños son, y este Ford GT será realidad en 2016



Un futuro turbo y de seis cilindros que reinventa el superdeportivo americano

El nuevo Ford GT ha dejado a propios y extraños con la boca completamente abierta. Una nueva generación del superdeportivo que promete devolver a Ford a la boca de todos los amantes de las Altas Prestaciones. El único superdeportivo de motor central de las Big 3 de Detroit, el Ford que promete poner las cosas difíciles a instituciones como Ferrari o McLaren en su propio terreno. El nuevo Ford GT – presentado como prototipo de producción – es un coche muy diferente al anterior Ford GT. Podríamos decir que se parecen en poco más que en el nombre y disposición mecánica general. Donde su predecesor era anacrónico, el Ford GT 2016 es puntero, refinado y vanguardista. No hay más que ver su radical estilismo, digno de una película de ciencia ficción.


La competencia es dura, pero Ford va a lanzar el superdeportivo más avanzado de la historia de la empresa para luchar contra Europa.

El diccionario de sinónimos se me queda corto. Las imágenes hablan de un superdeportivo de monocasco de fibra de carbono, cuajado de estudios aerodinámicos, con un aspecto similar a un jet de combate en su zaga. Zaga que me parece pornográfica, con dos ópticas redondas entre las que se enmarcan dos tubos de escape, que se asemejan a las toberas de los motores a reacción del caza que acabo de mencionar. Unas llantas de 21 pulgadas envueltas en neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2 diseñados especialmente para el GT lo pegarán al suelo como una lapa. Un salvaje túnel conecta el perfil lateral del coche con el alerón trasero, del que todo apunta a que será activo, variando el apoyo aerodinámico según nuestras demandas y las de la pista.

El diseño emana pasión, y lo separa de la línea retro y muy centrada en el pasado de su predecesor. El interior es minimalista, casi robótico. Muchas superficies limpias y un volante protagonista, donde se cuajan todos los mandos que podremos necesitar. Inspirado en Le Mans, todos los controles están ahí: los modos de conducción, los limpiaparabrisas o el ordenador de a bordo. Aunque el verdadero guiño a Le Mans es el botón de “flasher”, que se usaba en competición para dar largas a vehículos más lentos o de categorías inferiores. Unos frenos carbonocerámicos servirán para parar en seco al Ford GT, cuyo peso dudo que supere la tonelada y media, visto el arsenal de fibra de carbono empleado en chasis y paneles de la carrocería.


Donde todos esperaríamos un gigantesco V8 o un V8 de alto régimen de giro es donde Ford nos ha dejado descolocados. El motor del nuevo Ford GT será un 3.5 V6 EcoBoost. La palabra “Eco” sobra a mi parecer, pues dudo que un motor de unos 600 CV sobrealimentado por dos turbos se centre en la eficiencia, pero oiga, yo no soy el que trabaja en el departamento de marketing. Este propulsor tendrá una potencia específica turboalimentada de casi 200 CV/litro y dicen las malas lenguas que irá asociado a una caja de cambios de doble embrague y un diferencia autoblocante. Ford tendrá que diseñar bien su EcoBoost más potente hasta la fecha para una entrega de potencia contundente y constante a partir de baja cilindrada, como bien consiguen sus rivales europeos.

Pero no dudo de que Ford logre un producto que pueda luchar de su a tú con el McLaren 650S, el Ferrari 458 Italia o el Porsche 911 Turbo. Solo me queda la espinita clavada de los ocho cilindros, en el sentido de que un buque insignia de una Big 3 debería ser un V8, y más con el legado histórico que acumula a sus espaldas. Pero la cruzada EcoBoost de Ford ya alcanza a todos los segmentos y quizá necesite un líder que con puño de hierro demuestre que el futuro está aquí para quedarse. Y el Ford GT va a intentar, una vez más, sacar un corte de manga a lo mejor de Europa. Y no podríamos estar más contentos de que una vez más, se desate una de las batallas más bonitas e interesantes que se le pueden presentar a un aficionado a los coches.

El futuro se escribe con F, de Ford GT.


16 de enero de 2015
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

¡Sube tus altavoces! Así suenan los 600 CV del nuevo Ford GT 2016[vídeo]

David Villarreal ( @davidvillarreal ) el 18 de enero de 2015


El “prototipo” – que según Ford es prácticamente definitivo – que se presentó en el Salón de Detroit no era una mera maqueta. Algo que en ocasiones sucede. Bajo su escultural capó trasero, y bajo esa superficie acristalada, se dejaba ver un verdadero motor de seis cilindros en uve. Y el Ford GT 2016 llegaría a su stand en Detroit rodando por sus propios medios, lo que nos permitiría solventar esa duda que estoy convencido nos asaltaba a todos. ¿Qué tal sonará ese V6 turbo? ¿Hará justicia a un nombre con tanta solera como el del Ford GT? ¿Qué rugido despedirán esas dos inmensas chimeneas que emplea por tubos de escape? La respuesta, en vídeo, a continuación.

Pese a “conformarse” con un V6 turbo, no parece que el sonido del nuevo Ford GT 2016 vaya a decepcionar.

Basta un vistazo a la sección de comentarios de nuestra publicación del Ford GT 2016 para encontrarse con decenas – repito, decenas – de comentarios de lectores preocupados por el hecho de que este superdeportivo, escultural, espectacular, bestial, utilice un motor V6 y no un motor V8. Por no hablar del hecho de que este motor se llame Eco-algo. Ford nos asegura que había razones de peso – y nunca mejor dicho – para escoger este motor V6 y sobrealimentarlo. Este Ford GT no solo quiere ser un homenaje a su predecesor, sino un prodigio de la ingeniería y la técnica, el superdeportivo definitivo del Siglo XXI.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=L38biKtECR8[/youtube]​

Y no sé cómo lo veréis. Pero a mi juicio este Ford GT suena espectacular. No gozará de ese sonido inconfundible que todos asociaríamos en un instante a un buen V8 norteamericano. Eso es cierto. Pero contundencia no le falta, graves muy dignos, esas notas guturales que retumbarán en tu estómago al ralentí. Ni tampoco faltarán agudos, que ya se hacen notar en el arranque, aunque los encargados de su traslado hayan tenido la preocupación de no elevar demasiado el régimen de revoluciones de esta bestia en frío, cuya zona roja – según las imágenes que tenemos de su instrumentación – estará sobre las 7.000 rpm.

Mi enhorabuena a Shmee150 – otro de nuestros youtubers favoritos, y alguien a quien has de seguir si quieres ver muchos vídeos de superdeportivos – por habernos resuelto esta duda.

Fuente: Shmee150

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Phoenix: breve historia del proyecto super-secreto del Ford GT 2016

David Villarreal ( @davidvillarreal ) el 5 de febrero de 2015


Estamos en tiempos de paz, pero la historia del Proyecto Phoenix, el secreto mejor guardado de Ford, nos retrotrae a tiempos pretéritos, a épocas realmente convulsas. Los ingenieros que trabajaron en el proyecto Phoenix tuvieron que sentirse, por un momento, como agentes secretos, como aquellos científicos que en la etapa final de la Segunda Guerra Mundial trabajaban en la investigación y el desarrollo de la primera bomba atómica. Hablamos de horas intempestivas de trabajo y de la prohibición expresa de no contarle absolutamente a nadie, ni siquiera a su familia más cercana, nada acerca del proyecto en el que estuvieran trabajando. ¿Cómo fue capaz Ford de trabajar durante más de un año sin que se filtrase la noticia de que estaban creando el relevo del icono, del Ford GT?

Automotive News nos contaba esta curiosa historia sobre el transcurso del desarrollo de Ford GT. La decisión de dar luz verde a un proyecto tan complejo, y a la vez inspirador, como el desarrollo del Ford GT 2016, se tomaría a finales de 2013, aún con Alan Mulally al frente del óvalo azul. Ford necesitaba un golpe de efecto, una gran sorpresa que sirviera para conmemorar el gran éxito logrado en las 24 Horas de Le Mans de 1966. El día en que Ford desbancó a los Ferrari de la gran carrera de resistencia.

¿Y cómo demonios puedes esconder a un prototipo y a un equipo de ingenieros y diseñadores?


En condiciones de clandestinidad, los encargados de su diseño y desarrollo tenían prohibida cualquier filtración al exterior y trabajaron en zonas secretas de las instalaciones de Ford y en horario nocturno.

Ford habría trabajado completamente de incógnito para llegar a Detroit sin que supiéramos el calado de lo que se había estado cocinando en sus laboratorios. En vez de salas de alta tecnología, controles de acceso electrónicos y más parafernalia, el Ford GT se habría desarrollado en una estancia recóndita de sus instalaciones en Michigan, con llaves metálicas, convencionales. Buena parte del trabajo se realizaría en horario nocturno, para evitar miradas indiscretas, y los miembros del reducido equipo que recibió el cometido de desarrollar esta máquina tendrían la prohibición contar lo que sucediera entre esas cuatro paredes, el secreto del Ford GT, incluso a sus familiares más cercanos.

Dicen que las pocas salidas al exterior que hizo el prototipo del Ford GT, antes de su presentación, se realizaron los fines de semana. La clave para el éxito del proyecto Phoenix, y que no se desvelase este gran secreto, pasaba por implicar al menor número posible de trabajadores, de manera que los riesgos ante posibles filtraciones se minimizasen.

Muchos trabajadores podrían intuir que ese misterioso proyecto implicaba un lanzamiento realmente importante. Pero muy pocos sabrían lo que realmente estaba sucediendo.


Ford consiguió mantener el bajo perfil hasta el momento en que su presentación en el Salón de Detroit era inminente.

Es cierto que durante años, la posibilidad de que el Ford GT resurgiera se había convertido, de alguna forma, en uno de esos rumores recurrentes que de vez en cuando surgen, una y otra vez. Rumores que están más animados por nuestro ansia de generar noticias, y nuestras ganas de que esos sueños se hicieran realidad, aferrándonos al más mínimo indicio que apunte en esa dirección, que en hechos veraces e irrefutables.

Pero hasta el momento mismo en que apenas quedaban unos días, unas horas, para su presentación, no nos enteraríamos de que el momento había llegado. No nos enteraríamos de que Ford había desarrollado un nuevo GT, altamente tecnológico, absolutamente espectacular, y con un motor V6 twin-turbo con más de 600 CV.

Y una vez más, como ya decíamos hace un mes: los sueños, sueños son, y el Ford GT 2016 será realidad el año que viene

Fuente: Automotive News

Galería de fotos: Ford GT 2016: los sueños, sueños son, y este Ford GT será realidad en 2016


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Te enamorará: este es el aspecto del nuevo Ford GT 2016 en directo, en gris Liquid Silver

David Villarreal ( @davidvillarreal ) el 12 de febrero de 2015


Que Ford aún tiene mucho tiempo para seguir haciendo que se nos caiga la baba, ya lo sabemos. Apenas ha pasado un mes desde que se presentase el Ford GT 2016, y ya se han preocupado de cambiar su decoración exterior, de revestirlo en un gris plata que nos encanta y acordarse de añadir dos franjas más oscuras longitudinales, en recuerdo de sus predecesores, para exhibirlo de nuevo en el recién inaugurado Salón de Chicago 2015. Y ahora tengo mis dudas. No sé si me gusta más en Liquid Blue o en Liquid Silver, incluso teniendo en cuenta que este último sea un tono un tanto sobrio.

Se confirma que el Ford GT 2016 se producirá en Ontario, Canadá, de la mano de un proveedor asociado a Ford y especializado en fibra de carbono y competición.

Pero eso no es todo. Ford ha acudido a Chicago para confirmar, entre otras cosas, que el Ford GT 2016 se producirá en Ontario, en Canadá (Automotive News). Ford recurrirá a Multimatic Motorsports, una compañía especializada en competición y en trabajos de fibra de carbono. Recordemos que el Ford GT empleará un alto porcentaje de componentes, tanto estructurales como de carrocería, de fibra de carbono, en combinación con otros tantos de aluminio.


La relación entre Ford y Multimatic Motorsports se remonta a varias décadas atrás, generalmente para proyectos de competición. Lo que no deja de añadir aún más incertidumbre a otra de las noticias que estamos esperando desde que se presentase hace exactamente un mes, la de la posibilidad de que el Ford GT regrese a las 24 Horas de Le Mans en 2016. ¿Qué mejor oportunidad que esa, qué mejor broche de oro que ese, para conmemorar el 50 aniversario de su histórica victoria en 1966?

Fuente: Newspress

Galería de fotos: Te enamorará: este es el aspecto del nuevo Ford GT 2016 en directo, en gris Liquid Silver


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Flechazo a primera vista: el Ford GT desembarca en Ginebra

David Clavero ( @ClaveroD ) el 4 de marzo de 2015


Uno de los modelos más esperados del Salón del Automóvil de Ginebra no era otro que el nuevo Ford GT. Tras la expectación generada en el pasado Salón de Detroit donde fue presentado sin conocimiento previo ninguno, el Ford GT se postula como uno de los deportivos del año 2015 gracias a un diseño muy elaborado sin abandonar los trazos maestros del Forg GT40. Ahora ha llegado a Europa con la excusa de la exposición que se está celebrando estos días en Suiza, una oportunidad única para descubrir su silueta en vivo y en directo. ¿Cómo es en directo el nuevo Ford GT?


No te pierdas la historia del proyecto Phoenix, el proyecto secreto que hizo posible al nuevo Ford GT

En Ford se han vuelto un poco locos desarrollando en secreto este deportivo que aspira a convertirse en el mejor de su categoría gracias a una relación peso/potencia inigualable. Ford ha querido dar un salto cualitativo en su concepto de deportivo, ¡Y vaya si lo ha hecho! El Ford GT nos muestra un diseño muy prometedor que busca esa imagen de Ford GT40 del siglo XXI.


Con el desembarco del Ford GT respaldado por la división Ford Performance, de lo que no cabe la menor duda es de que estamos ante un criatura que dará mucho de que hablar una vez llegue al mercado. Aunque como buen deportivo yankee nos hubiese encantado escuchar que bajo su capó trasero late un V8, por el momento Ford ha decidido arriesgar con un V6 EcoBoost capaz de sobrepasar los 600 CV y demostrar que no tiene nada que envidiar a los legendarios ocho cilindros.


Galería de fotos: Flechazo a primera vista: el Ford GT desembarca en Ginebra



Pero el Ford GT no ha estado solo, y es que para el Salón del Automóvil de Ginebra, Ford ha querido echar mano de historia y palmarés y traer a este lado del charco un Ford GT 40 original en impecable estado de revista. Sin duda una oportunidad única para contemplar pasado y futuro de la espíritu más deportivo de Ford

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El Ford GT podría estar limitado a 250 unidades al año


6 Marzo 2015



HÉCTOR ARES @hector_ares

En el Salón de Ginebra Ford mostró el GT, llegado directamente desde Estados Unidos donde debutó en el Salón de Detroit el pasado mes de enero. Aunque desde aquel entonces lo único que hemos visto de el han sido dos colores de carrocería diferentes, parece que los chicos de Carscoop han sacado algo más de información de su paso por la cita suiza.

Por un lado, han dicho que el Ford GT será uno de los modelos más exclusivos y limitados de la historia. Comentan que su producción podría estar limitada a sólo 250 unidades al año. Por otro lado, al parecer ya han dado una referencia del precio que tendrá, ya que durante la rueda de prensa de la compañía, uno de los directivos dijo que estaría posicionado más o menos como el Lamborghini Aventador.

Eso quiere decir que el Ford GT se moverá en una horquilla de precio que va desde los 350.000 hasta los 400.000 euros y lo que es seguro es que no se empezará a vender antes de 2016.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Así se conecta Ford a los ojos de miles de personas para diseñar sus coches


20 Marzo 2015



JOSEP CAMÓS
@josepcamos


Estuvo distraída ayer la conferencia de Ford sobre Diseño de automóviles. De hecho, el reclamo venía porque estarán presentes en el Salone Internazionale del Mobile de Milano —nada que ver con telefonía, como se encargaron de aclarar para un público anglófono que pilló la nota entre risas—, donde la marca del óvalo participa en el concurso de diseño de mobiliario, aunque luego el asunto se puso más interesante.

Ya tenía yo pensado el titular, a lo "¿Nos hemos vuelto locos? Ford ahora diseña muebles", pero resultó que el diseño por eye tracking del Ford GT 2016 me sacó de mi prejuicio y me devolvió a la Tierra. Porque sí, Ford está empleando el seguimiento ocular para mejorar los interiores de sus modelos, y lo hacen de una forma muy elaborada. Palabra del ya habitual Raj Nair, vicepresidente de Desarrollo de Producto a nivel mundial, y también del vice de Diseño de la casa, Moray Callum.

Tras monitorizar el movimiento ocular de "miles" de clientes potenciales ("¿Pero cuántos, señor Callum?" "Pues no tengo la cifra, pero son miles"), los diseñadores de Ford analizan la percepción emocional y lógica de los conductores frente a los mandos, para deducir cómo descubren los posibles compradores los interiores de los vehículos. La idea es que el diseño de automóviles se adecúe a las necesidades del comprador ("¿Han considerado ustedes la cuestión demográfica, señor Callum?" "Lo cierto es que nos gustaría agradar a todo el mundo").

¿Por qué Ford monitoriza la mirada del cliente?
¿Cómo lo hace y qué saca con ello?



No es nada nuevo esto de observar cómo mira el cliente. Los experimentos de Jakob Nielsen sobre el comercio electrónico son un referente y también la base de no pocos diseños en ese campo. En el caso de Ford, ellos tienen claro que el diseño exterior de los coches es una de las principales razones de compra, pero también el diseño interior, leído a la inversa: en un 17 % de los casos, el interior es una razón para evitar un coche en concreto, en el momento de la decisión de compra.



EN UN 17 % DE LOS CASOS, EL DISEÑO DEL INTERIOR HACE QUE EVITEMOS COMPRAR UN COCHE EN CONCRETO



No es de extrañar. Pasamos muchas horas al volante. Según datos aportados por Raj Nair, la media en Estados Unidos es de 25,4 minutos diarios... teniendo en cuenta la enorme dispersión demográfica que existe en el país americano. Haciendo numerología de marketing, esto son 10 días por cada año vivido. Es decir, que si el interior no responde a nuestras expectativas, ese tiempo lo vamos a pasar peor que el Conde de Montecristo en sus tiempos de reo.

Con la ayuda de la monitorización de la observación, es posible reseguir cómo se realiza ese descubrimiento del coche y cuáles son las primeras impresiones del comprador, e incluso elegir dónde tienen que poner su empeño los diseñadores para captar la atención del futuro cliente en primer, segundo o tercer lugar. Porque el orden de los factores aquí sí que altera el producto. Si algún detalle del habitáculo nos echa para atrás, puede que no sigamos mirando ese coche y nos decantemos por otro.


También se mide la cantidad de tiempo que se quedan los ojos en cada detalle del interior, por lo que resulta extremadamente sencillo establecer los porcentajes de personas que se quedan observando un determinado elemento, y qué es aquello a lo que la gente apenas presta atención. Y obviamente, del ranking que se pueda extraer saldrá un diseño que guste a más personas.

Finalmente, es posible identificar, mediante cálculos biométricos, cuál es el grado de respuesta de la persona ante el estímulo que percibe mientras observa a su alrededor. Es decir, se pueden identificar aquellas zonas que más gustan o más disgustan al comprador, o aquellas a las que el comprador apenas reacciona de forma emocional porque le dejan frío.

Y para calibrar el sistema, nada mejor que montar unos sensores que transmiten lo que el comprador potencial siente cuando percibe lo que le gusta o le disgusta. Lo que viene siendo leer el cerebro, al menos en términos de agrado y aversión por un determinado estímulo, que es lo que en definitiva les interesa conocer a los diseñadores de la marca del óvalo.


En las presentaciones de coches, es habitual que el jefe de Prensa se acerque a los periodistas del ramo entre el postre y el café, para preguntarles mientras se frota las manos con expectación y sonríe con nerviosismo: "¿Qué... qué tal el coche? ¿Qué os ha parecido?". Bien, pues estamos ante la informatización de esta pregunta y de las posibles respuestas. Y sin postre ni café ni sonrisas, pero con mayor sinceridad sin duda alguna. Todo, sustituido por un proceso de lectura de los gustos del cliente para conseguir un producto más adaptado a sus gustos y necesidades. Potencialmente.

Si bien el vicepresidente de Diseño reconoce que quizá este de la monitorización no sea el mejor de los sistemas para crear diseños, lo cierto es que observar a los observadores les está ayudando a realizar unas mejoras en las que llevan trabajando como 30 años, según rememora Callum. Raj Nair expresa esta misma idea con convicción, al destacar que "en los últimos años los interiores de los coches han pasado por una de las mayores evoluciones de toda la Historia del Automóvil".


Una prueba de esto, según Ford, es el diseño del nuevo Ford GT, para el que se utilizaron estas mediciones a fin de incrementar la funcionalidad del habitáculo, la innovación en el diseño y la conexión entre el conductor y la máquina. De hecho, la marca ya planea utilizar herramientas que permitan medir la respuesta del cliente a los materiales y al color, entre otros puntos críticos del diseño de interiores. Tampoco se les escapan cuestiones vitales como el debate entre botones o pantallas táctiles. De todo eso están extrayendo conclusiones a medida que avanzan los diseños.

¿Y lo de imitar a la gente de Ikea con esto de los muebles? Pues nada, que desde el año 2000 Ford participa en il Salone, que este año corre de los días 14 a 19 de abril, y que ha sido donde han presentado, entre otros, el diseño interior del Ford Kuga, el Ford S-MAX Concept Vignale y, hablando del diseñador, varios elementos de mobiliario tales como una lámpara, una silla y un reloj. Pero no me diréis que lo de que Ford reconozca leer el cerebro de sus clientes a medida que observan un coche no le da cien mil vueltas a lo del mueble. Aunque en el fondo suene distópicamente aterrador.
 
Arriba