Fernando Alonso

Nicola Romeo

Deidad Alfista

¿Cómo saber hasta cuándo seguir compitiendo? Fernando Alonso lo tiene claro

Iván Fernández | @fernischumi | 3 de abril de 2019


Tres coches completamente distintos en apenas una semana. Este es el planteamiento que tiene Fernando Alonso desde que hace siete días, pasando de la Toyota Hilux V8 4×4 al TS050 Hybrid LMP1, pasando en este caso por el MCL34, en un proceso de adaptación digno de elogio. Su primer día de pruebas con McLaren ha arrojado resultados positivos, al menos en el grado de evolución del monoplaza de los de Woking. Preguntado acerca de su continuidad en el mundo del automovilismo, el ovetense ha dejado claro que su intención es la de seguir corriendo mientras sea competitivo.

Tras conseguir en un año las victorias en grandes de la resistencia como las 24 Horas de Le Mans, Daytona o las 1.000 Millas de Sebring, Alonso sigue persiguiendo el objetivo de convertirse en el piloto total, tanto dentro como fuera de los circuitos. El primero de los objetivos está a solo unos meses de distancia, las 500 Millas de Indianápolis, siguiendo posteriormente la opción de conseguir la victoria por segundo año consecutivo en La Sarthe y en el Mundial de Resistencia.

Creo que soy el mejor piloto del mundo, mi objetivo es demostrarlo. Creo que todo el mundo piensa que es el mejor, pero es difícil demostrarlo sobre todo porque en la Fórmula 1 o tienes el conjunto adecuado esa temporada o no puedes hacerlo. Ganar las 24 horas de Le Mans, en Daytona y en Sebring, tener la esperanza de ser competitivo en las 500 Millas de Indianápolis y hacer otras cosas fuera de los circuitos es algo que nadie ha hecho. Eso es lo que busco, retos.


¿Cuál es el baremo a emplear para medir la competitividad de un piloto? En el caso de Fernando Alonso le da gran importancia al batir o ser batido por otro competidor con el mismo coche, recalcando que en 2018 fue capaz de hacerle un pleno incontestable a Stoffel Vandoorne y valorando que sigue por tanto siendo capaz de ser un piloto competitivo a igualdad de monturas.

He sido competitivo durante muchos años en Fórmula 1, he tenido la suerte de ganar campeonatos. Incluso mi última temporada fue la mejor, vencí a mi compañero en clasificación 21-0, algo que no había hecho nunca en mi trayectoria. Mientras pueda hacerlo y me sienta competitivo, seguiré. Quizás un día me suba a un coche de Fórmula 1 o a otro coche y me encuentre a alguien más rápido que yo con el mismo coche. Hasta ahora no me ha pasado, así que seguiré pilotando[/B]

En esta entrevista ha vuelto a recalcar que cuando se monta en un vehículo completamente distinto al que acostumbra a pilotar, la necesidad de adaptarse y de tener muchos elementos en cuenta que no tiene todavía por la mano es una gran dificultad que no le permite divertirse. Obviamente ha puesto como principal ejemplo la necesidad de aprender a utilizar el pie izquierdo en un coche de rallyes o del Dakar para colocar el vehículo y no como se acostumbra en Fórmula 1 donde suele ser todo o nada.

No me divierto cuando pruebo coches de los que no tengo ni idea. Tienen que decirme cómo hacerlo. En rally pisan el acelerador a fondo y los frenos a la vez. Nosotros frenamos con el pie izquierdo, pero o pisamos el acelerador o pisamos el freno, nunca lo hacemos a la vez. Tienes que aprender de cero, saber leer los baches, tener en cuenta esas cosas, así que es mucho el esfuerzo que dedico a cada reto. No lo hago por diversión, lo hago por la dificultad, por el reto y para convertirme en un piloto mejor.


Vía | Race Fans
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso presenta los colores que empleará en su segundo asalto a las 500 Millas de Indianápolis

Iván Fernández | @fernischumi | 8 de abril de 2019


Día señalado en el calendario para Fernando Alonso, McLaren y Carlin. El asalto a las 500 Millas de Indianápolis está cada vez más cerca y ha llegado el momento de ponerse de nuevo el modo ‘Open Wheel’ y preparar la icónica carrera estadounidense que podría completar la perseguida triple corona del asturiano y a la que están contribuyendo los de Woking. De esta forma se presentaba la librea que empleará el ovetense en su asalto a la Indy500 el próximo 26 de mayo, la cual obviamente ha mantenido sus lazos con la que emplea el MCL34 en la Fórmula 1.

Con el dorsal #66, Fernando Alonso tomará la salida de la 103ª edición de las 500 Millas de Indianápolis con un monoplaza que mantiene el color naranja papaya que eligió Bruce McLaren para su primera participación como equipo en un Gran Premio de Fórmula 1, mientras que el número elegido también se explica si tiramos de historia: es el mismo que empleó Mark Donohue en la que fue la primera victoria para McLaren en la Brickyard allá por el año 1972.







El coche ya está viajando desde Reino Unido hacia Estados Unidos, donde rodará por primera vez el próximo 24 de abril durante unos test colectivos que se celebrarán en Indianápolis. El monoplaza gemelo por su parte está ya en el Texas Motor Speedway para que Fernando Alonso se siente en la jornada de mañana para realizar un test privado.


Estoy emocionado de que finalmente podamos revelar al mundo el monoplaza #66 con el que competiré con McLaren en la Indy 500 en mayo- El equipo de la fábrica de McLaren ha trabajado muy duro para construir este coche y tenerlo listo para nuestro regreso al icónico Brickyard y creo que se ve fantástico en los colores del 2019 McLaren Racing. Mis esperanzas para la carrera siguen siendo las mismas, ganar y lograr la Triple Corona, y espero encontrarme a los fantásticos fans de los Estados Unidos que me hicieron sentir bienvenido la primera vez – Fernando Alonso


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Más de 100 vueltas en el regreso de Fernando Alonso a los óvalos estadounidenses

Iván Fernández | @fernischumi | 10 de abril de 2019


Después de una semana estresante, en la que paso por el volante de tres coches completamente distintos, Fernando Alonso volaba hacia Estados Unidos con el objetivo de comenzar a rodar con el que será su monoplaza para intentar vencer en las próximas 500 Millas de Indianápolis. El asturiano se bajaba del avión y directamente iba al trazado del Texas Motor Speedway para encontrarse con el equipo y ver qué sensaciones le reportaba el nuevo kit aerodinámico que llevan actualmente los monoplazas de las IndyCar Series, distintos al que empleó en 2017 en su primera participación en la Indy500.

Fueron en total 105 vueltas al volante del Chevy #66, en este caso para tener ese primer contacto con un coche nuevo y para cambiar algunas cosas junto al equipo. Poco o nada se parece el óvalo de Texas al de Indiana, por lo que no había muchas conclusiones por sacar más allá de ver si se encontraba cómodo en el cockpit (asiento, pedales, reposacabezas…) y con las reacciones del coche, el cual cuenta con menos carga aerodinámica que el empleado hace dos años.

Ha ido bien, han sido solo las primeras vueltas con el coche, tomando precauciones y cogiendo poco a poco velocidad. Ya piloté el Indycar actual en Barber el año pasado, pero ha sido bueno volver a rodar en un óvalo, con un reglaje específico para este circuito en el coche. Es una sensación fuerte, a la que tengo que volver a habituarme. El circuito es algo diferente a Indianápolis, con peraltes distintos en las curvas tres y cuatro especialmente, pero seguramente será una buena preparación para nosotros



El objetivo claro a partir de ahora será el de igualar la hazaña conseguida por Graham Hill, consiguiendo en este caso la triple corona que el británico consiguió cuando ganó el Gran Premio de Mónaco en 1963, las 500 millas de Indianápolis de 1966 y las 24 horas de Le Mans en 1972. Alonso ganó en Mónaco en 2006 y en 2007 y ganó en su debut en Le Mans el pasado mes de junio, por lo que tan solo le queda esta última muesca en su revolver que además se complementaría con los dos Campeonatos del Mundo de Fórmula 1, la victoria en las 24 Horas de Daytona del pasado mes de enero y la posibilidad de conseguir el próximo mes de junio sus segundas 24 Horas en La Sarthe y el título Mundial del WEC.

Absolutamente. Ese es el objetivo para este año, después de ganar Le Mans, las 500 Millas es la que falta. Tuve la suerte de ganar Daytona a principios de año, así que si alguna vez gano las 500 Millas no será la triple corona, sino algo más.

Sobre la opción de que estas no sean sus últimas 500 Millas de Indianápolis, Fernando Alonso deja la posibilidad abierta, especialmente si no consigue la victoria, e incluso apunta a que no está descartado el poder competir en la temporada completa de las IndyCar Series, opción que se valoró durante el año pasado, aunque obviamente era prácticamente incompatible con una participación en el WEC.



Bueno, es una posibilidad. Espero que seamos competitivos también este año. Tengo ganas de volver a sentir la magia y la adrenalina que sólo tienen las 500 Millas. Sabemos lo difícil que es ganarla, respetamos la carrera y a nuestros rivales, se necesita suerte, que sea tu día… La carrera tiene que elegirte, lo sabemos, pero hay cosas que están fuera de nuestro control así que mejor centrarnos en lo que depende de nosotros. Competir en la temporada completa era una posibilidad que consideramos el año pasado cuando hablamos de volver a hacer la Indy500. La temporada fue muy intensa con el calendario completo del WEC y las 24 Horas de Daytona. No es algo que se pueda descartar para el futuro. No fue este año, pero creo que no está fuera de discusión para el futuro. En este momento, no estoy pensando en eso

Sin Andretti Autosport como apoyo, pero con gente muy experimentada a su alrededor como Johnny Rutherford, tres veces ganador de la Indy 500, el mismo que dio al equipo McLaren y su chasis la primera victoria en Indianápolis en 1974. Alonso se siente mejor preparado, afrontando con una preparación igual de minuciosa que con la que ha afrontado sus últimos retos.

Me siento más preparado. Esta vez parto con el hecho de que ya conozco la carrera, la atmósfera que la rodea, etc. Sé cosas que la primera vez que corres las 500 Millas te suponen gastar energía. Ahora esa energía la puedo emplear en la calificación y en la carrera. No obstante, esta carrera me la toma como si partiera de cero. No quiero dar por sentado nada. Quiero analizar las carreras del pasado, quiero empezar de cero con los ingenieros en todas las cosas, quiero ir al simulador. En suma, mi objetivo es hacer toda la preparación más completa que pueda de cara a la cita del 26 mayo.




Vía | AutoWeek
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

El primer paso hacia la Triple Corona: así fue el regreso de Fernando Alonso a la IndyCar [Vídeo]

Iván Fernández | @fernischumi | 10 de abril de 2019


Será su única obsesión el próximo mes y medio. Fernando Alonso[ tendrá que plantarse el próximo 26 de mayo en Indianápolis con su nuevo monoplaza naranja y con el reto de tratar de conseguir la victoria en la carrera de óvalos más famosa del planeta junto a la Daytona 500. El asturiano se sentaba durante la jornada de ayer en el chasis Dallara preparado por McLaren para probar por primera vez en un Speedway cómo empuja el motor Chevrolet que empleará el próximo mes de mayo para conquistar la yarda de ladrillos del circuito estadounidense.

Nueve grados de banking, una cifra que ya ha servido para las primeras bromas dentro del equipo con sede en Woking a través de un vídeo publicado durante la tarde del martes para continuar con la rutina informativa que ya ha iniciado McLaren este lunes con la presentación de la librea[ que emplearán en el coche #66 y que seguramente nos acompañará hasta finales del próximo mes después de muchas semanas de silencio de radio.

El vídeo publicado por los responsables de las IndyCar Series continúan de esta forma alimentando un proyecto que consiga la victoria o no, se ha asegurado que este año volverá a centrar la atención de todo el panorama automovilístico a pesar de coincidir una vez más con otra de las puntas de esa triple corona, el GP de Mónaco. Muy recomendable su visionado no solo por ver el ‘detrás de las escenas’[ de la jornada de test, sino sobre todo por volver a ver a un mito del automovilismo estadounidense y una de las leyendas de McLaren, Johnny Rutherford.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Así será el primer test de 2019 en Indianápolis, el regreso de Fernando Alonso y McLaren al Brickyard

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 23 de abril de 2019


Tras un largo invierno el Indianapolis Motor Speedway vuelve a abrir sus puertas y organiza el test previo al mes de mayo. Y con él asistiremos al regreso de Fernando Alonso y McLaren al escenario donde el asturiano buscará cerrar la Triple Corona el próximo 26 de mayo. Será una jornada de test dividida en tres partes y con señal en directo para que cualquiera pueda seguirla a través de YouTube. Además Oriol Servià se ha sumado al test a última hora.

La pista abrirá a las 11:00 local, 17:00 hora peninsular española, pero durante dos horas sólo podrán rodar en ella los pilotos habituales con experiencia en óvalos. De 13:00 a 15:00 (19:00 a 21:00 en la mayor parte de España) estaba previsto que entraran en acción tanto los debutantes que deban completar el Rookie Orientation Program como aquellos con derecho a un programa de refresco, como es el caso de Fernando Alonso. Y en las tres horas siguientes debía haber sesión libre, con bandera a cuadros prevista a las 18:00 locales, medianoche aquí. Mas la llegada de la lluvia ha obligado a una modificación de horarios que dejará la pista abierta hasta las 20:00, dos de la madrugada en la España peninsular.

Streaming en directo



Lista de inscritos en el test
  • AJ Foyt Racing – Tony Kanaan, Matheus Leist
  • Andretti Autosport – Conor Daly, Ryan Hunter-Reay, Alexander Rossi, Zach Veach
  • Andretti Herta Autosport with Marco Andretti & Curb-Agajanian – Marco Andretti
  • Arrow Schmidt Peterson Motorsports – Marcus Ericsson, James Hinchcliffe, Oriol Servià
  • Carlin – Max Chilton, Charlie Kimball
  • Chip Ganassi Racing – Scott Dixon, Felix Rosenqvist
  • Dale Coyne Racing – Santino Ferrucci
  • Dale Coyne Racing with Vasser-Sullivan – Sebastien Bourdais
  • Dreyer & Reinbold Racing – J.R. Hildebrand
  • Ed Carpenter Racing – Ed Carpenter, Ed Jones, Spencer Pigot
  • Harding Steinbrenner Racing – Colton Herta
  • Meyer Shank Racing with Arrow SPM – Jack Harvey
  • McLaren Racing – Fernando Alonso
  • Rahal Letterman Lanigan Racing – Graham Rahal, Takuma Sato
  • Team Penske – Helio Castroneves, Josef Newgarden, Simon Pagenaud, Will Power
Foto | IndyCar Series
 
Última edición:

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Oficial: Fernando Alonso no competirá la próxima temporada con Toyota en el WEC

Iván Fernández | @fernischumi | 1 de mayo de 2019


Se había dilatado mucho la confirmación. Hace ya semanas que Toyota GAZOO Racing desveló sus planes deportivos para este año 2019 y, entre ellos, figuraba la continuidad una temporada más en el Mundial de Resistencia. Muy pronto se preguntó si Fernando Alonso estaría incluido dentro de estos planes, sin embargo, no se obtuvo respuesta alguna. Tras los primeros rumores que apuntaban a una posible llegada de Brendon Hartley a la estructura con sede en Colonia (incluso ya formando parte del equipo en las próximas 24 Horas de Le Mans dentro del papel de piloto reserva), era hoy, 1 de mayo, el día elegido para anunciar que el bicampeón del Mundo de Fórmula 1 no seguirá con la estructura en el WEC de 2019-20.

Corría el 30 de enero de 2018 cuando Fernando Alonso y Toyota GAZOO Racing hacían oficial posiblemente uno de los secretos peores guardados. El piloto, que había podido probar el Toyota TS050 Hybrid LMP1 durante los test en el circuito de Bahréin a finales de 2017, confirmaba su intención de combinar la que a la postre iba a ser su última temporada en la Fórmula 1 con McLaren con algunas citas del WEC y su asalto a las 24 Horas de Le Mans.

Lo que comenzó siendo un programa parcial se convirtió finalmente en toda la supertemporada del Mundial de Resistencia, comenzando por las 6 Horas de Spa-Francorchamps y terminando más de un año después en una nueva edición de las 24 Horas de Le Mans. Muchos antes, el 17 de junio de 2018, Alonso se convertía junto a Kazuki Nakajima y Sébastien Buemi en ganadores de la gran carrera de la disciplina. El champán con sabor a sidra corría en el Circuito de La Sarthe, en una gran fiesta en la que Toyota era la otra gran protagonista. Había roto la maldición de Le Mans.




Tras ellos llegó la exclusión de las 6 Horas de Silverstone, en la que hubiera significado la tercera victoria consecutiva para el trío del prototipo nipón #8. Pechito López, Kamui Kobayashi y Mike Conway tiraron de orgullo y vencieron en las dos citas asiáticas, despertándose cierta polémica especialmente en Shanghái, bajo el aguacero y con la estrategia de parada en boxes que hizo que hasta en dos ocasiones se esfumara la contundente ventaja que tenían sobre la unidad #7.

Habría que esperar hasta la llegada del WEC a Estados Unidos para volver a ver ganar al trío líder del campeonato. Lo hicieron de forma contundente, en las 1.000 Millas de Sebring, asestando un golpe prácticamente definitivo a la batalla fratricida que ha animado ligeramente esta temporada la categoría LMP1. A falta de dos citas para el final, la primera de ellas este mismo fin de semana en la pista de las Ardenas, Toyota y Fernando Alonso anuncian que no seguirán a tiempo completo juntos.




Aunque este fin de semana puede ayudar a que Toyota GAZOO Racing se convierta de nuevo en Campeona del Mundo de Resistencia, la cabeza del asturiano está en parte en el reto que le espera dentro de tres semanas, las 500 Millas de Indianápolis, antes de volver a centrarse en el WEC con el objetivo único de poder ganar dos veces las 24 Horas de Le Mans en una misma temporada, así como la de sumar a sus dos campeonatos del Mundo de Fórmula 1, el entorchado de Campeón del Mundo de Resistencia.

Seguramente los caminos no se separarán completamente. A la vuelta de la esquina hay un objetivo común, conseguir que un Campeón de Fórmula 1 gane el Rally Dakar, en este caso después de que Toyota ya se haya quitado la presión de conseguir una victoria que llevaban persiguiendo durante años. ¿La confirmación? Esperemos que no se demore muchas semanas… Por su parte, el equipo ha confirmado que Brendon Hartley es el nuevo fichaje, aunque no ha especificado cuál será su primera carrera.







 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cinco vídeos para no olvidar la etapa de Fernando Alonso y Toyota juntos en el WEC

Iván Fernández | @fernischumi | 1 de mayo de 2019


Como toda etapa que llega a su final, es un buen momento para echar la vista atrás y repasar qué nos ha dejado y disfrutar especialmente de los éxitos. La llegada de Fernando Alonso a Toyota fue tomada con cierto escepticismo, incluso más que el que se puede tener cuando un piloto cuya carrera deportiva se ha desarrollado por completo en la Fórmula 1 decide probar suerte en otras disciplinas, esas que muchos consideran un “de menor nivel” en lugar de valorarlo como la opción de seguir creciendo como deportistas.

Seguramente sus fans incondicionales incluso temieron que las posibles victorias del bicampeón del Mundo de Fórmula 1 al volante del Toyota TS050 Hybrid LMP1 quedaran ensombrecidas por el gran salto de rendimiento entre los prototipos de fábrica y sus rivales privados. Más de uno pensaría en la posibilidad de que Alonso no fuera protagonista en esos triunfos, algo que nada más cerrarse la noche sobre el Circuito de La Sarthe el pasado mes de junio quedó completamente descartado.

Cuatro carreras de seis horas, un día compitiendo por la gloria de Le Mans, 1.000 millas de baches estadounidenses, cientos de horas de simulador y de test/entrenamientos en pista… Es imposible mostrar todas las imágenes que han caracterizado el paso de Fernando Alonso por el Mundial de Resistencia junto a Toyota GAZOO Racing y TMG, sin embargo, sí podemos destacar las cinco que sin duda se merecen estar en uno de los escalones más altos en cuanto a nivel de importancia.

Fernando Alonso – WEC Rookie Test
(nov.2017)


Corría el mes de noviembre de 2017 cuando Alonso llegó al paddock de un circuito que conoce muy bien. Hablar de un rookie test para un piloto dos veces Campeón del Mundo de Fórmula 1 y con casi 20 años en la ‘categoría reina’ parecía cómico, pero no se alejaba en nada de la realidad. Fernando debía descubrir una disciplina completamente nueva y un coche que se alejaba mucho del pilotaje de un monoplaza del Gran Circo. Esa fue la primera vez en la que vimos a Alonso en un LMP1, con Alex Wurz de Cicerone de lujo.

Primera victoria – Conway al ataque en Spa
(may.2018)


Si hubo una carrera en la que se pudo ver la magnitud del reto al que se enfrentaba Fernando Alonso, esa fue Spa-Francorchamps. Conway se había mostrado muy incisivo durante los entrenamientos y era sin duda el galgo del Toyota #7. Alonso tomaba la responsabilidad del #8 a falta de una hora y cuarto para terminar la carrera y allí tuvo que defenderse de la remontada enrabietada de Mike, el cual volaba y se desembarazaba uno a uno de los coches que se encontraban entre él y su nuevo compañero y rival. El duelo terminó prematuramente y desde la distancia, pero esos minutos de tensión fueron inolvidables viendo a Conway lanzarse a por todas.

24 Horas de Le Mans – El duelo con Pechito
(jun.2018)


Maravilloso. Ese día 16 de junio pudimos ver la magia de una salida relanzada en las 24 Horas de Le Mans y cómo los líderes de la carrera deben gestionar el tráfico. La respetuosa batalla con Pechito López nos mantuvo pegados a las pantallas, en una verdadera demostración de valentía y conducción al límite por parte de ambos. Era la diferencia entre ganar y perder.

24 Horas de Le Mans – el stint mágico
nocturno (jun.2018)


Un relevo nocturno de antología devolvió a su Toyota #8 a la lucha por la victoria, pasando de estar a más de dos minutos cuando le entregó el volante Sébastien Buemi a apenas 40 segundos cuando se montó Kazuki Nakajima. Ni siquiera bajó al 3:17 en La Sarthe como sí lograron Buemi y Pechito a una vuelta, pero fue cuatro décimas más rápido que cualquier otro piloto en la media de sus 40 mejores vueltas, seis décimas más rápido que cualquiera en la media de sus 60 mejores vueltas y el único de todo el equipo Toyota cuya media permanece por debajo de 1:21 en sus 80 mejores vueltas (3:20.86). Aquel día 17 de junio de 2018 a la 1h30 de la madrugada, fuimos testigos de todo un recital de pilotaje en mitad de la noche.

Una Pole de récord en las 1.000 Millas de
Sebring (mar.2019)


Sebring es sin lugar a dudas uno de los trazados más especiales del automovilismo norteamericano, incluso más si estamos hablando de lanzarse a toda velocidad al volante de un LMP1 entre sus muros y su firme plagado de baches. Fernando Alonso sería el autor de la vuelta de 1 minuto y 40,124 segundos que le daría a su coche la Pole Position, algo que significó bajar en más de tres segundos el anterior registro de 1 minuto y 43,274 segundos conseguido por Sébastien Bourdais en 2009. De nuevo de noche y a un ritmo vertiginoso.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

¿Y ahora cuál es el futuro de Fernando Alonso en las carreras?

Iván Fernández | @fernischumi | 1 de mayo de 2019


Justo antes de las 6 Horas de Spa-Francorchamps para tratar de no eclipsar el título de constructores a conseguir por Toyota y con mucho margen para que a nadie le sorprendiera ver a Brendon Hartley vestido con los colores de la marca en Le Mans. Fernando Alonso no se quería comprometer a la larga con un programa en el WEC, no sabiendo que esto le podría atar hasta junio de 2020 y reducir las opciones de competir en determinadas carreras.

Por delante, se abre un mundo de nuevo de posibilidades, incluso no ha descartado la opción de probar un World Rally Car a la prensa allí desplazada: “es posible sí. He probado la MotoGP, el NASCAR. Quizá algún día haga algún test porque es un coche increíble para pilotar. Tengo que hablar con Akio. Pero competir en un coche del WRC no lo veo…”. Con la política actual de test, quizás sea una de las opciones más complejas. Sea como fuere, se pone un pequeño impasse en su participación en el WEC, aunque ya ha reconocido que su objetivo es el de volver.

Opciones a Fernando Alonso dentro de Toyota no le faltan. El asturiano puede aprovechar que la firma nipona se encuentra involucrada en prácticamente todas las disciplinas. La frase en el comunicado que indica: “Ahora es un buen momento para afrontar nuevos desafíos, y hay muchas oportunidades interesantes a explorar dentro de Toyota”, obviamente nos hace pensar en la opción de verle competir el próximo mes de enero en el Rally Dakar.




Por oportunidades no será, ya que la NASCAR sigue siendo otra de las alternativas que abrió hace tiempo Alonso y Toyota en Estados Unidos ya ha reconocido que estaría encantada de darle un asiento. Tampoco descarta regresar al WEC a medio/largo plazo, seguramente para probar la nueva reglamentación de los Hypercars y si es con McLaren podría convertirse en la cuadratura del círculo.

A corto y largo plazo, al 100% volveré a WEC porque es una serie que disfruto mucho. Me gusta el tipo de carreras, me gusta lo impredecible que son con todo el tráfico y me gusta el espíritu de equipo de compartir un coche con mis compañeros. Si vuelvo, sería en un coche tipo LMP1, independientemente de la regulación. Si compito en Le Mans, quiero postularme por la victoria general, no por una categoría. Podría ser la F1 en 2020, podría ser IndyCar, podría ser una serie diferente fuera de todo esto. Tengo dos o tres ideas en mi cabeza que conoceréis en los próximos meses.



En cuanto al equipo Toyota GAZOO Racing, se ha confirmado la alineación completa para la temporada 2019-20 con el único cambio de cromos con Brendon Hartley entrando en sustitución de Fernando Alonso. El neozelandés regresaba a la disciplina después de su última incursión en la Fórmula 1 con la Scuderia Toro Rosso. Después de estar en el doblete de Sebring, tanto en el WEC como en el IMSA, los rumores lo empezaron a situar lejos de la órbita de SMP para verlo de nuevo en un equipo oficial. Sin más cambios, queda por ver si hay algún cambio interno en cuanto a la reestructuración de los tríos.

He disfrutado mucho formando parte de Toyota Gazoo Racing en el WEC, pero este capítulo toca ya a su fin. Vencer en Le Mans fue uno de los puntos culminantes de mi carrera, como parte de mi reto de la Triple Corona, y siempre recordaré la victoria que conseguimos juntos, como equipo, el año pasado. Aún nos quedan dos carreras importantes, ya que seguimos en liza para proclamarnos Campeones Mundiales del WEC, y voy a darlo todo para ganar los dos títulos. Me gustaría cerrar esta Supertemporada celebrando un nuevo título mundial.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Alonso, Buemi y Nakajima se imponen con el Toyota #8 en unas 6 Horas de Spa locas

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 4 de mayo de 2019


No habrá sido la carrera más apasionante de la temporada, pero no por ello las 6 Horas de Spa 2019 dejarán de ser una prueba difícil de olvidar. La climatología se cebó con la penúltima cita del Mundial de Resistencia 2018-2019 y nos brindó buen tiempo, lluvia, granizo y nieve de forma intermitente, forzando varias apariciones del Safety Car. Sin embargo lo que terminó decantando la balanza a favor del Toyota TS050 #8 de Fernando Alonso, Sébastien Buemi y Kazuki Nakajima fue el fallo de un sensor en el coche de sus compañeros del #7.

La salida de las 6 Horas de Spa se dio sobre seco, pero no tardó en aparecer la lluvia y obligar a entrar a toda la parrilla. Ello pilló a contrapié a Toyota y más concretamente a su equipo #8, al aparentemente no estar listos los mecánicos y dejarse una veintena de segundos con respecto a sus compañeros, que lideraban así cómodamente la prueba. Entre ellos se coló además uno de los Rebellion, el #3. La prueba además no tardó en verse interrumpida al dejar paso la lluvia a la nieve y el granizo.

Estas interrupciones unidas a periodos de buen tiempo y pista seca serían la tónica de la carrera. Sébastien Buemi mostró un buen ritmo con lluvia y logró recuperar el tiempo perdido con Mike Conway, pero en el siguiente Safety Car se vio obligado a repostar con el pitlane cerrado. Y la situación del #8 se agravó al optar toda la parrilla por montar slicks, algo que sólo pudo hacer cuando ya se reiniciaba la prueba. Todo ello lo dejó a un minuto del #7, líder. La situación era crítica y ello se notó cuando Fernando Alonso cometió un raro error de pilotaje, un trompo en Pouhon.

Pero el primer infortunio mecánico grave de Toyota en toda la temporada sonrió a los líderes del Mundial. El TS050 #7, en esos momentos en manos de Kamui Kobayashi, sufrió el fallo de un sensor. La reparación le costó cuatro vueltas, no sólo sirviendo en bandeja de plata el triunfo a Alonso, Buemi y Nakajima (que se subió al coche inmediatamente después) sino además hundiéndolos en la clasificación general. Aunque por ritmo, especialmente con lluvia, los Toyota estaban en otro planeta, el carrusel de interrupciones hizo muy complicada la remontada del #7, que finalmente sólo alcanzó el 6º puesto final. De hecho la carrera acabó con bandera roja a pocos minutos del final.

Ello dejó dos escalones en el podio libres para los equipos privados. SMP Racing plantó más cara que Rebellion a Toyota, pero el #17 perdió una rueda en pista y el #11 se vio sancionado por no respetar los límites de pista bajo régimen de Safety Car Virtual, lo cual abrió la puerta al segundo puesto final del Rebellion #3 por delante de los coches rusos. ByKolles protagonizó una carrera para olvidar, si bien su primer incidente ocurrió al tocarle uno de los LMP2 de Jackie Chan DC Racing.

En la segunda categoría de prototipos la lucha por la victoria estuvo muy apretada, posiblemente favorecida por tanto Safety Car. Tras coquetear con los primeros puestos absolutos al inicio de carrera, sus participantes se encontraron en grupo y separados por pocos segundos en los últimos compases de la prueba, decantándose todo gracias a un monumental adelantamiento de Pastor Maldonado (DragonSpeed, junto a Roberto González y Anthony Davidson) a Nicolas Lapierre (Signatech Alpine), que también claudicó ante Jean-Éric Vergne (G-Drive).

Entre los GTE-Pro la lucha fue permanente y con alternativas durante toda la prueba, pero finalmente Maxime Martin y Alex Lynn lograron imponerse al volante del Aston Martin Vantage #97 por delante del Ferrari #51 y del Porsche #92, favorecido por una sanción a sus compañeros del #91 que prácticamente decanta a favor de Kévin Estre y Michael Christensen el campeonato. En cuanto a GTE-Am, el Porsche #77 de Dempsey-Proton Racing (Campbell/Ried/Pera) logró batir al Aston Martin de TF Sport autor de la pole.

Este resultado permite a Toyota proclamarse campeona del mundo, si bien la resolución del título de pilotos deberá esperar a las 24 Horas de Le Mans. Actualmente 31 puntos separan a Alonso, Buemi y Nakajima de Conway, Kobayashi y López, con 39 aún en juego en Le Mans. A los pilotos del #8 les valdrá un 7º puesto o un 8º unido a la pole para asegurarse la corona.

Foto | Toyota GAZOO Racing
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso ya sabe lo que es accidentarse en Indianápolis

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 15 de mayo de 2019


Lo raro no es que haya llegado el primer accidente de Fernando Alonso en Indianápolis (con asterisco, pues en Fórmula 1 ya le ocurrió…), lo raro fue que su primera participación en 2017 fuera tan plácida. En apenas dos días de ‘mes de mayo’ oficial el asturiano y McLaren ya han pasado las de Caín y una vez parecían solventados sus problemas eléctricos han terminado topando con los muros del Brickyard.

Mediada la segunda jornada de pruebas en el Indianapolis Motor Speedway y cuando Fernando Alonso iba camino de superar el kilometraje acumulado en el primer día de actividad, limitado por problemas eléctricos, el piloto español perdió el control de su monoplaza a la salida de la curva 3 debido al subviraje, tocó muro exterior y ya se convirtió en pasajero de un pinball: muro interior y vuelta al peralte hasta acabar contra el exterior de la curva 4.


El propio Fernando Alonso reconoció su error minutos más tarde en sus perfiles sociales:«error por mi parte al subestimar el grip en la curva 3. Lo siento por el equipo y la gente que tendrá que trabajar ahora un montón. Lección aprendida. Volveremos más fuertes ya sea hoy o mañana». Hasta ese momento la sesión no había ido mal, rodando a un promedio máximo de 225.433 mph y marcando registros competitivos sin rebufos.

Foto | IndyCar Series
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Viernes clave para las esperanzas de victoria de Fernando Alonso en la Indy500

Iván Fernández | @fernischumi | 17 de mayo de 2019


La intentona de 2019 no pudo empezar de peor forma. Si bien la tarea ya era hercúlea, a sabiendas que McLaren se embarcaba en un proyecto completamente nuevo con apenas un pequeño apoyo técnico de Carlin, el accidente sufrido durante la segunda práctica ha sido un contratiempo mayor en el programa de los de Woking hacia las 500 Millas de Indianápolis. La escuadra poco ha podido trabajar en la puesta a punto del coche, el cual empezó con un set-up muy básico tal y como reconocía el propio Fernando Alonso y que pasa por la necesidad de estrenar un coche completamente nuevo durante un viernes en el que los monoplazas saldrán a pista con el máximo de prestaciones.

Los trabajos se sucedieron. Incluso Alonso estuvo hasta la medianoche en el box para supervisar las labores del equipo, el cual se afanó para tratar de recuperar el monoplaza dañado tras su golpe contra los muros de la curva 3. No fue, así, y además de alargarse las tareas de los mecánicos, la irrupción de la lluvia y de las tormentas llevó a que el ovetense no pudiera rodar ni una sola vuelta durante la jornada del jueves.

La razón para tal retraso no fue únicamente lo dañado que había quedado el chasis Dallara, sino que también se tuvo que realizar el cambio de motor al descubrir durante la inspección que también había resultado afectado por el choque. Salir con el muleto que en este caso fue ensamblado por Carlin y que utilizó en el test de Tecas en lugar del monoplaza que aerotransportó McLaren desde su cuartel general en Reino Unido.

Ayer, el equipo revisó el daño y tomamos la decisión de cambiar al coche de repuesto. Durante el proceso de anoche, también se supo que habíamos dañado el motor y que resultó en un cambio de propulsor que agregó una carga de trabajo adicional. Si bien tenemos un número de miembros con experiencia en el equipo, todavía somos relativamente nuevos como equipo. Debido a esto y al hecho de que tenemos un profundo respeto por Indianápolis, estamos siendo cuidadosos y medidos en nuestro enfoque y queremos asegurarnos de que estamos enviando al mejor monoplaza posible en la pista – Gil de Ferran

Se planta de esta forma en el viernes, último día de prácticas antes de la clasificación con tan solo 96 vueltas en su zurrón, el segundo piloto que menos ha rodado de todos los inscritos, únicamente superado por las 94 vueltas realizadas hasta el momento por elnuevo piloto de Red Bull, Patricio O’Ward, también hombre de Carlin. El objetivo es el de rodar, dejar el coche preparado durante el Fast Friday para meterse entre los 33 que formarán la parrilla dentro de dos domingos.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Andretti aparece en el Fast Friday, Fernando Alonso y McLaren llegarán a la clasificación en un mar de dudas

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 18 de mayo de 2019


Falta ya muy poco para la hora de la verdad. La presión de los turbos de aumentó este viernes en el Indianapolis Motor Speedway y el trabajo de buena parte de los inscritos para las 500 Millas de Indianápolis 2019 se centró en reglar sus monoplazas para clasificación. Todo ello ocurrió en una jornada complicada por las altas temperaturas y las fuertes rachas de viento, pero nos permitió ver a Andretti Autosport y Honda demostrar su gran nivel así como a McLaren tratando de progresar y trabajar a contrarreloj.

La lucha por la pole parece estar entre Andretti Autosport, Ed Carpenter Racing y Penske. Esos tres equipos ocuparon buena parte de los primeros puestos tanto con rebufos como sin ellos. Conor Daly obtuvo el registro más veloz en la clasificación absoluta, superando las 231 mph de media al final del día (231.704 mph), mientras que sin rebufos Ed Jones lideró la tabla con 230.106 mph. Además Ed Carpenter Racing declaró haber logrado con Spencer Pigot una vuelta aún más veloz, aunque no se contó por haber un coche en pista por delante que no influyó a nivel de rebufo… Pero no podemos olvidar que la clasificación en Indianápolis es a cuatro vueltas y ahí impresionó Alexander Rossi, tercero sin rebufos tras Ed Carpenter.

Posiblemente la mayor noticia del día fue el accidente a las primeras de cambio de Kyle Kaiser. Después de una semana plácida para Juncos Racing pese a ir justos de presupuesto, el estadounidense perdió el control de su coche en la primera vuelta lanzada y dejó el chasis listo para el desguace. Sólo la generosidad de equipos rivales y algún patrocinador decidido a arrimar el hombro permitirá que el equipo argentino clasifique este fin de semana, aunque ya están manos a la obra usando como base su chasis para circuitos ruteros.


En McLaren todo son dudas. Fernando Alonso al fin pudo rodar bastante (77 vueltas) y posiblemente la mejor noticia sea que logró su mejor vuelta con la caída de la bandera a cuadros (229.328 mph), pero su registro sin rebufos o la falta de regularidad genera bastante escepticismo: acabó con el 30º tiempo sin rebufos y justamente hay que estar entre los 30 primeros el sábado para no ir a la reválida del domingo, a un solo intento… Otro tanto ocurre con Oriol Servià, que también mejoró a última hora pero fue 29º sin rebufos. El consuelo para el catalán es que los resultados de los otros coches de Sam Schmidt Peterson son notablemente mejores que los de Carlin.

Mañana dispondrán de una última sesión de prácticas antes de afrontar una jornada de clasificación que se antoja muy emocionante.

Foto | IndyCar Series
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso: «¿Si estoy nervioso? Sí, Lo estoy»

Iván Fernández | @fernischumi | 18 de mayo de 2019


No ha sido el inicio de su asalto a la Indy500 soñado. Además de llegar con las dificultades obvias que supone el no contar con un equipo como Andretti Autosport tras de sí, el accidente durante los segundos entrenamientos libres retrasó aún más el proceso. Tras sumar 96 vueltas hasta el jueves, día en el que no pudo rodar ni una sola, el ovetense completaba otras 77 durante el Fast Friday, una cifra que no le ha terminado de aportar la confianza necesaria después de completar una mejor vuelta de 226.869 mph sin la ayuda de los rebufos, 229.328 mph con ellos.

Poco optimista desde luego, más sabiendo que la jornada del domingo, día en el que se desarrollará el shootout, podría verse seriamente afectada por las lluvias. El propio Fernando Alonso se sinceraba durante la conferencia de prensa cuando era preguntado sobre si estaba nervioso ante la posibilidad de que la jornada de clasificación se les complique.

Lo estoy, sí. Creo que es lo mismo para todos. Mañana, creo que el orden será clave y cuándo harás la intentona será un factor importante si es un día caluroso … No hay nada garantizado. Pero creo que es lo mismo para todos. Ya sabes, también vimos el año pasado que las sorpresas pueden suceder, y esperamos que mañana sea una buena sorpresa y no una mala sorpresa.

Las sensaciones mejoraron y a pesar de que con el chasis ensamblado por McLren en Woking se quejaba de muchas vibraciones en el eje delantero, el Lego realizado con el de Carlin y las piezas tomadas del de los británicos no ha terminado por ayudar, haciendo que esa sensación de subviraje siga ahí.

A veces puedes resolver todos los problemas en el lado mecánico y una vez que estés satisfecho con el coche, quizás comiences a recortar en el lado aerodinámico un poco más. Sí, trabajamos mucho en el agarre mecánico, y encontramos una mejor dirección a lo largo del día que con la que empezamos. Así que sí, tenemos que revisar los datos esta noche y esperamos tener un punto de partida aún mejor mañana. Sólo hay un disparo, así que sí, intentemos corregirlo. Tuvimos muchos neumáticos nuevos de los últimos días, así que pudimos hacer muchas tandas, y esperamos que esa información nos brinde un poco de confianza mañana para calificar.

El propio Zak Brown no buscaba demasiadas excusas. Reconocía que habían llegado muy justos a la cita con la ‘Brickyard’ y que esto también se había traducido en no poder rodar nada durante el jueves al no estar listo el muleto, o “tan terminado como debería”.

Ha sido un mes difícil hasta ahora. Tuvimos un problema eléctrico el primer día, por lo que no tuvimos la posibilidad de rodar tanto como esperábamos. El coche era lento, pero algo nuevo, y estábamos corriendo con mucha carga aerodinámica en él solo para estar seguros. Luego nos fue bastante bien el segundo día, él estaba feliz, y desafortunadamente terminó en el muro. Entonces, ayer fue una lucha. No estábamos listos con nuestro coche de repuesto, no estaba tan terminado como debería, francamente. Luego, obviamente, la lluvia nos sorprendió, lo que hizo que las cosas se pusieran un poco tensas. Salimos esta mañana y afortunadamente mejoramos el coche y nos sentimos mucho más aliviados ahora que hemos salido, pero aún queda un largo camino por recorrer – Zak Brown a NBC Sports Network
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Así es el Circuito de Indianápolis desde el McLaren de Fernando Alonso [Vídeo]

Iván Fernández | @fernischumi | 18 de mayo de 2019


Primera sesión de entrenamientos un tanto tranquila para Fernando Alonso y McLaren justo antes del inicio de la decisiva clasificación. El asturiano ha sido el más rápido en la quinta práctica libre, aunque obviamente no ha sido un resultado demasiado concluyente después de que solo seis pilotos hayan salido sobre el asfalto del Circuito de Indianápolis. Momentos para dar los últimos retoques al set-up, para ganar en confianza y sobre todo para ver cómo evoluciona la temperatura.

Apenas 13 vueltas que le ha permitido al piloto de McLaren para conseguir el mejor tiempo. Kyle Kaiser, después del golpe contra el muro también se tomaba la sesión de entrenamientos como una buena forma de sumar kilómetros y con 32 vueltas ha buscado chequear que todo estuviera correctamente instalado en el monoplaza de Juncos Racing, el cual también ha necesitado de la generosidad de otras formaciones para terminar de construir el Lego en el que se ha convertido un coche que incluso carecía de patrocinadores y librea.

En total 228,065 mph para Alonso, el cual nos ha dejado una buena muestra de la velocidad a la que se ruedda sobre el trazado de la brickyard y cómo hay que anticipar los movimientos al volante del DW12. Esta vez lejos de los muros, el ovetense habrá tenido una lidera idea de dónde estarán dentro de unas horas, cuando llegue su turno en la sesión de clasificación.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fracaso estrepitoso de Fernando Alonso y McLaren en el primer día de clasificación en Indianápolis

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 19 de mayo de 2019


Se mascaba la tragedia durante los últimos días y al final ocurrió. Al menos en el primer día de clasificación. Fernando Alonso y McLaren tendrán que luchar el domingo por uno de los tres últimos puestos en la parrilla de las 500 Millas de Indianápolis 2019 tras fracasar en su intento de asegurarse una de las 30 posiciones que quedaban fijas en la jornada del sábado. J.R. Hildebrand les pegó el tiro de gracia a pocos minutos del final para dejarles 31º.

La jornada empezó con una prometedora vuelta a 228 millas por hora de Fernando Alonso, su mejor registro sin rebufos de toda la semana. Pero fue a las ocho de la mañana y en libres. Tal y como se temía la temperatura iba a aumentar mucho ante la ausencia de nubes y encima el viento dio enormes quebraderos de cabezadurante toda la jornada de clasificación ante la escasa estabilidad en curva y la dificultad para acertar con la relación de cambio en recta.

El sorteo fue importante pero no determinante, pues al final entre los nueve primeros nos encontramos con los equipos ampliamente esperados. Ed Carpenter Racing tenía un cañón entre manos y lo demostró al meter sus tres coches: Spencer Pigot (1º), Ed Jones (6º) y Ed Carpenter (7º). También Penske metió tres (Power 2º, Pagenaud 3º y Power 4º) y Andretti dos (Herta 5º con Harding y Rossi 8º), aunque dejándose dos a las puertas (Andretti y Daly). Posiblemente la sorpresa fue ver a Sébastien Bourdais coládose en el último puesto que da acceso a la lucha por la pole.

Por abajo la lucha por meterse en parrilla se antoja dramática. McLaren lo intentó de todas las maneras posibles, pero tras pinchar en el primer intento Fernando Alonso en ningún momento encontró la estabilidad y velocidad demostradas en entrenamientos libres. Y aunque en su último intento logró alcanzar el 29º puesto, dejó margen para que otros le superaran y le dejaran fuera.

Lo peor de todo es que los rivales son terroríficos: James Hinchcliffe se accidentó en su primer intento y aunque Sam Schmidt Peterson realizó un trabajo encomiable para tener el coche reserva listo, sus siguientes intentos fueron insuficientes. También pagaron el coste de salir con chasis de reserva Patricio O’Ward y Kyle Kaiser, sumándose a este grupo Sage Karam y Max Chilton. Todo ello sería imposible sin el gran trabajo realizado por algunos pilotos que se esperaba que sufrieran mucho más, como Ben Hanley o Pippa Mann. Especialmente en el caso de la británica con un equipo procedente del dirt track como Clauson-Marshall y tras fracasar el año pasado.

Y aunque se esperaba que se clasificara en este primer día por el ritmo de Sam Schmidt Peterson, Oriol Servià también realizó un trabajo espectacular cuando la pista aparentemente estaba más delicada y se aseguró el 19º puesto en parrilla… si es que Hinchcliffe no queda fuera y tiene que recurrir a su coche #77.

Ahora Alonso y McLaren se lo tendrán que jugar todo a un único intento en la jornada del domingo… o el lunes si llueve.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso: «Si no logramos clasificarnos es que no lo merecemos»

Iván Fernández | @fernischumi | 19 de mayo de 2019


No se lo merecieron, no, en ninguno de los casos. Fernando Alonso publicaba en sus redes sociales un mensaje muy simple y contundente: “no lo suficientemente rápido. Simplemente. Mañana daremos lo mejor de nosotros”. El trago había sido amargo. El asturiano y el equipo McLaren se plantaban en la sesión de clasificación con el objetivo de salvar los muebles y tratar de estar entre los 30 pilotos clasificados, ni pensar en estar directamente en el Shootout de los Fast Nine del domingo.

Hasta un pinchazo y una tanda abortada en sus cinco intentos y una buena demostración de que el McLaren-Chevrolet con el dorsal #66 no estaba en condiciones de estar entre los mejores. Como resultado, será uno de los seis pilotos que formarán parte del Last Row Shootout, la tan temida repesca, del que solo saldrán tres pilotos con derecho a competir en la carrera del domingo 26 de mayo.

Mañana intentaremos hacer cuatro vueltas limpias y rápidas y veremos qué sucede. Si no lo logramos, es que no lo merecemos. Hoy no teníamos la velocidad. No podemos hacer mucho de aquí a mañana. La semana ha sido siempre igual, la velocidad no ha estado en el coche y no creo que la encontremos en una noche. Intentaremos hacer un intento limpio y esperemos que eso nos meta en la carrera

Obviamente desde Estados Unidos han tirado de hemeroteca para recordar otros grandes descalabros que han sucedido en la historia de las 500 Millas de Indianápolis. Mientras que Fernando Alonso todavía tendrá una opción para estar en la 103ª edición de la carrera, lugar que ya tiene asegurado el veterano Oriol Servià. En 1995 Roger Penske no pudo estar en la carrera después de dominar la edición del año anterior, mientras que, en 1993, el campeón defensor de CART, Bobby Rahal, no fue lo suficientemente rápido para formar parte de la parrilla. Ellos dos son algunos de los ejemplos de que la Indy500 no tiene misericordia.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fiasco de McLaren y Fernando Alonso: no se clasifican para la Indy 500 2019

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 19 de mayo de 2019


Con una tensión inimaginable y suspense debido al día lluvioso en Indianápolis, finalmente a las 22:30 hora peninsular española tuvo lugar la repesca final para determinar los tres últimos clasificados para las 500 Millas de Indianápolis 2019. Y a McLaren y Fernando Alonso les salió cruz. Tras no poder probar en libres por rozar su coche en curvas y empezar a llover, el asturiano sólo marcó una media de 227.353 mph. Se quedó tras James Hinchcliffe, Sage Karam le superó justo después y Kyle Kaiser tras el monumental esfuerzo de Juncos Racing les dejó fuera.

La jornada del domingo para los de Woking y el asturiano fue en la línea de toda la semana. Tras rumores de todo tipo sobre negociaciones de Zak Brown y Gil de Ferran con varios equipos en busca de asesoramiento técnico de última hora, cuando llegó la hora de la breve sesión de libres el coche no estaba listo a tiempo, cuando salió rozaba los bajos en curva y encima empezó a llover. A Alonso le tocaría clasificar con reglajes totalmente desconocidos.

Y a pesar de que el monoplaza de McLaren se mostró mucho más estable que durante toda la jornada del sábado, su velocidad fue insuficiente para batir a James Hinchcliffe, Sage Karam destrozó el cronómetro para ponerse en lo más alto y por estrecho margen (0,02 millas por hora de media) Kyle Kaiser premió el enorme trabajo de la estructura de Ricardo Juncos, que ya había sido extremadamente competitiva durante la semana y fue capaz de montar un nuevo coche a tiempo para clasificarse para la gran cita.

Más allá del fracaso enorme de McLaren (por haber llegado muy verdes) y Fernando Alonso (que tropieza en su objetivo de conquistar la Triple Corona y al fin y al cabo protagonizó el accidente que terminó de torcer la semana), esta repesca fue sobre todo un hundimiento de Carlin. Además del equipo asociado a ellos, los hombres de Trevor Carlin vieron caer también a Patricio O’Ward y Max Chilton, recordemos que hijo del principal soporte del equipo británico.

Ahora queda la duda de si McLaren recurrirá a la compra de un coche ya clasificado para participar así el próximo domingo en las 500 Millas de Indianápolis 2019. Un recurso mal visto pero habitual en esta cita donde se clasifica el coche, no el piloto.

Foto | IndyCar Series
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

McLaren confirma que no comprará un lugar para Fernando Alonso en la Indy500

Iván Fernández | @fernischumi | 20 de mayo de 2019


No era ni mucho menos la opción más fácil, ni la más admirable. Después de caer en el 34º puesto en la sesión de clasificación, McLaren y los patrocinadores de Fernando Alonso todavía tenían la oportunidad de asegurar la presencia del asturiano fuera del asfalto del circuito, concretamente negociando con otro equipo la compra del asiento. Este movimiento, completamente legal en la competición estadounidense, permite que un piloto pueda salir último a pesar de no haber clasificado después de adquirir la opción de participar a un coche que sí ha clasificado.

Es una cuestión de dinero, como suele ser habitual, y no es la primera vez que sucede en la historia que un piloto que ha conseguido estar en la parrilla de la Indy500 roza el triunfo después de haber comprado su opción de estar en dicha gran final. Obviamente,con Patricio O’Ward cayendo junto a Fernando Alonso en el Last Row Shootout (tres Carlin juntos fueron los eliminados), a muchos se les encendió la bombilla pensando en que el coche del modesto equipo, Juncos Racing, pilotado por Kyle Kaiser podría ser una gran alternativa. Incluso se podría llegar a pensar en retirar el monoplaza comprado para que así el McLaren #66, clasificado en 34º lugar, pudiera ser uno de los 33 participantes.

Aunque Ricardo Juncos desechaba cualquier opción a ello, asegurando que estarían con el estadounidense el próximo domingo, la pregunta se le realizó también a Gil de Ferran, director deportivo de una McLaren que ya había anunciado que regresaba a Europa a ‘lamerse las heridas’. El expiloto era muy conciso al responder a la delicada pegunta con un “no haremos eso. Queremos ganarnos nuestro lugar en la parrilla”.

Tal y como dijo Fernando Alonso tras la primera parte de la clasificación del sábado: “si no lo conseguimos es que simplemente no nos lo merecíamos”. El bicampeón del Mundo de la Fórmula 1 y ganador de las 24 Horas de Le Mans 2018 no estará por tanto peleando por la tercera parte de su triple corona, después de que el equipo haya mostrado claramente que no estaban listos para afrontar el reto este año. Tal y como aseguraba en redes sociales el piloto ovetense, “es hora de fijarse en los próximos retos”.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

McLaren se disculpa con Fernando Alonso tras «una de las experiencias más dolorosas»

Iván Fernández | @fernischumi | 20 de mayo de 2019


Llegaron incluso a recurrir a medidas desesperadas, a contar con la experiencia de Andretti Autosport para recibir consejos hacia cómo reglar el coche de cara al Shootoutfinal. Sin embargo, no fue suficiente. McLaren cayó con estrepito en la clasificación de las 500 Millas de Indianápolis por apenas 0,019 mph en una tanda memorable por parte del piloto californiano de Juncos Racing, Kyle Kaiser. Tras haber tonteado durante días con la decepción, el fracaso del proyecto de los de Woking había quedado constatado.

El propio Fernando Alonso era uno de los primeros en hacer públicas sus reflexiones, en su caso a través de un escueto comunicado en redes sociales en el que resumía brevemente los problemas que habían tenido que afrontar durante la última semana. Lo intentaron hasta el final, pero sin duda el jueves perdido tras el accidente fue un golpe muy duro para sus aspiraciones, dejándoles sin unas vueltas que finalmente se tornaron más que necesarias para encontrar los mejores reglajes de cara a dar con esa velocidad.

Ha sido una semana difícil, sin duda. Hemos intentado todo, incluso hoy con un acercamiento diferente a los reglajes del coche. Hemos dado cuatro vueltas al máximo, pero no fuimos suficientemente rápidos. Nunca es sencillo girar a más de 227 millas por hora y desear más velocidad. Hemos dado lo mejor de nosotros, hemos sido valientes, pero ha habido gente que lo ha hecho un mejor trabajo que el nuestro. El éxito o el fracaso sólo vienen cuando asumes grandes retos y nosotros lo aceptamos. Gracias por el gran apoyo que hemos aquí y en casa. Ahora, nos centraremos en nuestro siguiente objetivo – Fernando Alonso

Aun así, el asturiano trataba de respaldar el proyecto del equipo de Woking, asegurando que este tipo de decepciones solo se dan cuanto se afrontan retos de esta magnitud, valorando que McLaren es el único fabricante que ha sido capaz de ganar en pruebas tan distintas, completando su particular Triple Corona. Después de la perfecta adaptación de Alonso en 2017, quedaba patente que en el proyecto de 2019 habían fallado numerosos elementos.



No conseguimos que el coche fuera rápido ayer y yo he intentado todo lo que he podido. He ido con el coche roto y no he levantado, he tenido subviraje y no he levantado y con el pinchazo tuve que levantar. Siempre hay cosas de las que aprendes de cara a otros retos. Aún me siento decepcionado. Los siguientes días serán muy duros para McLaren y me sentiría mal si esto es así. Ahora mismo, McLaren es el único equipo que ha ganado Le Mans, Indianápolis y Fórmula 1. Eso solo se consigue si se afrontan retos – Fernando Alonso

Por su parte, el tono de Gil de Ferran se mostraba mucho más amargo después de la que según él había sido “la experiencia más dolorosa” en competición. Según el director deportivo de McLaren, no se había subestimado el reto, conscientes de que están en un deporte muy complicado y que en el pasado habían caído “otras personas increíbles” en su intención de conseguir un lugar para la carrera. La rueda de prensa se tornó prácticamente en una disculpa, con de Ferran dedicándole unas palabras a Fernando Alonso que escuchaba sentado justo al lado.

Por último, pero no por eso menos importante, quiero agradecer a este hombre que está aquí a mi izquierda, al que también quiero pedirle disculpas, porque no le dimos un automóvil lo suficientemente rápido. Pilotaste como el campeón que sabemos que eres. Particularmente, estos últimos tres días han sido increíblemente tensos y muy difíciles, y no podríamos haberte pedido nada más, Fernando. Así que lo siento, hombre. Eres un conductor increíble. En mis 35 años de carrera, en realidad algunos más, esta es la experiencia más dolorosa que he tenido. Hay una mezcla de emociones dentro de mí, pero somos corredores. Respetamos este lugar. Este es uno de los desafíos más difíciles en las carreras. Quiero volver mañana. Quiero pelear. Quiero volver mañana y luchar. Esto es increíblemente doloroso – Gil de Ferran

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Fernando Alonso rechazó la opción de que McLaren le comprara un asiento para la Indy500

Iván Fernández | @fernischumi | 20 de mayo de 2019


No ocurrió, pero no porque McLaren no quisiera. Tras caer eliminados en el Last Row Shootout, el equipo con sede en Woking exploró las opciones que le restaban para poder estar en la carrera el próximo domingo 26 de mayo. Obviamente la más clara era la de comprar su puesto a otro equipo ya clasificado para la Indy500 2019, ya fuera para competir con ese chasis o simplemente para retirarlo y entrar con el McLaren-Chevrolet #66.

Solo unas horas más tarde, desde el propio equipo aclararon que no iban a comprar ningún asiento, sin embargo, tal y como había confirmado el propio Zak Brown a la periodista Jenna Fryer, el equipo había empezado a buscar las alternativas para que Alonso pudiera competir. Con O’Ward fuera de los 33 clasificados y con el equipo Juncos Racing rechazando la posibilidad de ceder su asiento, la opción más plausible era la de que Oriol Servià cayera debido a que el piloto catalán forma parte de Arrow Schmidt Peterson Motorsports, equipo muy ligado a McLaren y cuyo patrocinador forma parte de la estructura de Woking en el Mundial de Fórmula 1.


En un principio y según las informaciones de la periodista estadounidense, Fernando apoyó a McLaren en la búsqueda de una alternativa para estar en la carrera si esto contentaba a los patrocinadores, tanto del equipo como personales, sin embargo, después de enterarse que esto perjudicaría a otro piloto que sí había logrado la clasificación prefirió desechar la idea. Las palabras de Zak Brown a Associated Press así lo confirmaban:

Fernando no ha hecho nada malo, necesita estar en la carrera y debe estar en la carrera y tenemos muchos compañeros a quienes les gustaría estar en la carrera. ¿Le compramos un asiento? Bueno, dijo: ‘Sé lo que se necesita para entrar en esta carrera, no me parece correcto sacar a otro piloto que se lo haya ganado porque mi equipo ha comprado el asiento’. Hay mucho orgullo dentro de Fernando y McLaren.


Vía | Associated Press
 
Arriba