Cascos históricos

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Jean-Pierre Jabouille

Àlex Garcia el 12 de abril de 2016



La historia de Jean-Pierre Jabouille está ligada de forma eterna a la llegada de Renault a la Fórmula 1, al igual que a los motores turbo que entraron de la mano de los franceses en 1977. En tan solo dos años, Jabouille pasó de ser un hombre considerado mediocre en el gran circo a ganador de grandes premios. Aún así, su carrera deportiva dependió enormemente de los pesares de Renault y eso hace que sea uno de los ganadores menos exitosos de la historia de la Fórmula 1. Su casco, contrastante con el amarillo de Renault, es recordado a menudo.

En sus inicios como piloto de monoplazas, comenzando por la Fórmula 3, Jean-Pierre Jabouille partió de un vistoso casco de color rojo. En una época, aún con cascos abiertos, donde la mayoría de pilotos usaban diseños blancos u oscuros, el rojo de Jabouille destacaba respecto a varios de sus rivales. A pesar de todo, cuando llegó a la Fórmula 2, los cascos integrales empezaban a ser populares. Y como sucedió con tantos otros pilotos contemporáneos, el cambio de modelo de casco trajo consigo un cambio de colores.

Jabouille mantuvo el color rojo de base aunque desarrolló una faceta creativa que hizo que el resultado fuera más resuelto, llamativo e incluso elegante. El piloto francés acabó utilizando los colores de la bandera francesa, añadiendo una barra azul en el lateral que bordeaba todo el casco. Adicionalmente, dos delgadas líneas blancas servían como márgenes de separación entre las secciones azul y roja. Finalmente, una línea blanca cruzando la parte superior de delante hacia atrás coronaba el diseño.


Uno podría pensar que el motivo del diseño de Jabouille era solo usar los colores de la bandera de su país pero en el caso de este parisino, había algo más. Los colores de la bandera de París, usados también ampliamente en su escudo, son el rojo y el azul. De ahí que en el casco de Jean-Pierre Jabouille, fueran esos dos colores los más destacados. Viendo el casco desde lejos, el blanco es poco más que un detalle estilístico que además funciona gracias a los colores de la bandera de Francia.

A lo largo de los años, el casco de Jabouille no tuvo ningún cambio más allá de aquellos causados por un cambio de modelo. Como ejemplo, al salir de Renault tras 1980, en su corta etapa en Ligier estrenó un modelo de casco con una apertura para los ojos mucho más estrecha. Esto le daba un protagonismo mucho mayor a la parte azul de su casco en comparación con los años en Renault, cambiando hasta cierto punto el aspecto que daba, sobre todo visto desde delante.

Tras salir de la Fórmula 1, Jabouille siguió compitiendo en carreras de superturismos en Francia y más adelante llegó a estar en las 24 horas de Le Mans con Peugeot. En esa época y con un casco mucho más moderno a nivel “técnico”, el veterano piloto francés siguió con el diseño de siempre. Aunque en un coche cubierto, el casco es mucho menos visible, siempre quedaba la ilusión -sobre todo de los franceses- de ver esos colores que les habían hecho vibrar en la Fórmula 1 en el pasado…

Galería de fotos: Cascos históricos: Jean-Pierre Jabouille



http://www.diariomotor.com/competicion/2016/04/12/cascos-historicos-jean-pierre-jabouille/
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Martin y Alex Brundle

Àlex Garcia el 19 de abril de 2016



Martin Brundle es uno de los elementos más populares del paddock de la Fórmula 1 actual. Comentarista de grandes premios de forma ininterrumpida desde 1997 con su debut un par de años antes, el británico es una figura locuaz, sin ningún tipo de problema a la hora de decir lo que piensa. Aún así, su formación no es periodística sino que llegó a las cabinas de comentaristas proveniente de las cabinas de los coches de carreras. A fin de cuentas, Brundle fue piloto entre los años 80 y 90, con un diseño de casco reconocido por los aficionados de la época.

El diseño del casco del piloto de Norfolk no fue siempre igual y en sus primeros años compitió con un casco completamente amarillo. Así fue como luchó con Ayrton Senna en la Fórmula 3 británica en 1983. Pero a su paso en la Fórmula 1 con el equipo Tyrell al año siguiente, Brundle decidió hacer un cambio de imagen. A fin de cuentas, el casco amarillo acabaría siendo mucho más popular en manos -o mejor dicho, cabeza- del agresivo Senna, que además era más próximo al color en términos temáticos.

Al final, la Fórmula 1 tenía aún entonces un elemento relativamente conservador y al estar el amarillo en la bandera de Brasil, país de Senna, cualquiera diría que tenía mucha más lógica verle en ese casco que en el de Martin Brundle. Este último tomó la decisión de seguir el camino marcado por la mayoría de pilotos y pasó a usar los colores de la bandera británica en su casco. De forma parecida a tantos otros pilotos de la época, el color básico acabó siendo el blanco.

La mayor parte del casco de Brundle lucía este color, a excepción de tres líneas que bordeaban todo el casco por debajo de la visera en la parte frontal y a la altura de esta en el lateral y por detrás. Las líneas superior e inferior eran rojas, siendo la central azul y todas ellas coronadas con un sutil marco dorado. En la parte superior, el tradicional espacio de Marlboro se aseguraba que el resultado final no fuera excesivamente básico, con los logos de la marca y las líneas rojas.


Con el tiempo, el piloto británico perdió el apoyo de Marlboro y eso “limpió” el diseño de su casco. Año tras año, las líneas laterales fueron estilizándose hasta que en 1995 dejaron las formas rectas y adoptaron unas sensuales curvas que le dieron un aire más moderno al viejo diseño creado una década antes. También añadió a la vacía parte superior una “B” mayúscula con un diseño propio, en color azul, en alusión a la inicial de su apellido. Finalmente, en 1996 añadió una “tira” dorada en el tradicional espacio Marlboro pero para otra tabacalera: Benson & Hedges.

Tras dejar la Fórmula 1 a finales de 1996, en sus subsecuentes apariciones en el mundo de la resistencia, el diseño de casco usado fue siempre el mismo de 1995 aunque sin los logos de Ligier. Llegado un punto, su hijo Alex Brundle empezó su carrera profesional y usó su propia versión del casco. No hubo muchos cambios pero sí tomó más protagonista el color rojo de la parte inferior, volviéndose además prácticamente naranja. Adicionalmente, el espacio que habían ocupado Marlboro y Benson & Hedges en el casco de su padre tomó ese color rojo anaranjado..

Desde entonces, el diseño de los Brundle se ha lucido por partida doble ya que Martin llegó a competir incluso en las 24 horas de Le Mans en 2012 junto a su hijo -y a Lucas Ordóñez-. El padre adoptó el diseño del hijo hasta el punto que en ocasiones era difícil saber quien estaba al volante del coche. Alex Brundle sigue usando el casco a día de hoy y Martin Brundle hace lo propio cuando se pone a los mandos de algún coche de Fórmula 1 como parte de su trabajo en Sky Sports F1. Sin duda, un casco que ha cruzado las barreras del tiempo y que ha estado en activo en cuatro décadas distintas.

Galería de fotos: Cascos históricos: Martin y Alex Brundle



http://www.diariomotor.com/competicion/2016/04/19/cascos-historicos-martin-y-alex-brundle/
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Henri Pescarolo

Àlex Garcia el 26 de abril de 2016


Henri Pescarolo es un hombre histórico dentro del mundo del automovilismo mundial y sobre todo para los franceses. Pero sobre todo, para los aficionados al mundo de la resistencia, donde el incombustible Pescarolo es una auténtica leyenda. Parte del motivo es el estridente casco verde que lució durante una carrera deportiva que duró más de 30 años, sobre todo en las 24 horas de Le Mans.

El diseño de Henri Pescarolo está basado alrededor del color verde tan característico que llamó la atención a lo largo de cuatro décadas distintas. El casco del piloto francés no tiene más pretenciones y no hay ningún diseño más allá del color liso que cubre su cabeza. De esta forma, no hay líneas, ni círculos ni ninguna de las otras decoraciones tan socorridas a lo largo de los años 70 y 80.

Pero la realidad es que el diseño de Pescarolo se produjo en los años 60, en una época por lo tanto en la que no había diseños cargados. La mayoría de cascos tenían un solo color y en todo caso, tiraban por cambiar el color de las viseras para cambiar la imagen que daban. En el caso del francés, la visera adoptó el color blanco y lo mantuvo durante varios años.

Adicionalmente, Pescarolo añadió su apellido al diseño del casco, en la parte frontal inferior. Inicialmente, el diseño usó letras mayúsculas con una fuente simple en color blanco. Con el tiempo, la presencia de su apellido fue variando, con las letras reduciéndose en tamaño y pasando por una etapa de color negro antes de volver a sus orígenes con el blanco.


En una época donde la mayoría de pilotos usaban cascos abiertos, Pescarolo fue uno de los primeros pilotos en usar un casco integral. Parte del motivo fue la comprensión de que un casco integral no solo era más seguro en caso de accidente sino que este también ofrecía una mayor protección en caso de incendio, como tuvo que vivir Pescarolo en sus propias carnes -su famosa y frondosa barba cubría parte de las quemadas sufridas en un incidente-.

A pesar de competir en cuatro décadas distintas, Pescarolo nunca dejó que el mundo cambiarara su seña de identidad. De esta forma, incluso en años 90 en sus últimas participaciones como piloto profesional o en los años 2000 en los eventos en los que participó con alguno de sus coches, el diseño de su casco se mantuvo inalterado. El único cambio, la actualización a modelos actuales que ofrecen mayor protección pero nada más.

El color verde del casco de Pescarolo fue tan distintivo que cuando acabó fundando su propio equipo a principios de los años 2000, ese verde acabó formando parte de la decoración de los coches. Incluso tras verse obligado a cerrar el equipo, en su reapertura volvió a rescatar el verde, creando una imagen basada en la leyenda del piloto francés. ¡Menuda forma de aprovechar un color propio!

Galería de fotos: Cascos históricos: Henri Pescarolo


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Dan Gurney

Àlex Garcia el 3 de mayo de 2016


Dan Gurney era el único piloto al que Jim Clark decía temer en pista. No en el mal sentido, claro, sino todo lo contrario. El escocés volador decía sin tapujos que Gurney era enormemente talentoso y sin decirlo, insinuaba que con el coche adecuado, el norteamericano podría haber sido igual de exitoso que él mismo. No se dio el caso y Gurney tuvo coches competitivos en contadas ocasiones, pasando por la Fórmula 1 sin la gloria que quizás mereciera. Sí dejó su huella como constructor, sobre todo en Estados Unidos. Su casco no está entre los más recordados pero tiene una buena historia.

En realidad, el casco de Dan Gurney es de los más simples de la historia del automovilismo, aunque es lógico teniendo en cuenta la época en la que compitió. Debutando en la Fórmula 1 en 1959, su casco era abierto y de color negro, con visera negra. Funcional, simple y daba un cierto contraste con cualquier coche. Esto hacía que en cualquier equipo, el casco quedara bien -un casco rojo podría verse extraño en combinación con ciertos coches-.

Aunque el casco de Gurney era negro, a lo largo de los años hubo cambios menores de tono. De esta forma, el casco que empezó siendo negro en su etapa en Ferrari, BRM y Porsche, adoptó un ligero tono verde en su etapa de Brabham. Más adelante, este tono pasó a ser azul, cuando empezó a correr con sus propios coches, los Eagle. Aún así, el casco mantuvo siempre el color oscuro, prácticamente negro. Y la visera fue prácticamente siempre negra.

A lo largo de su carrera deportiva, el único cambio de diseño que Gurney aplicó a su casco fue una línea blanca en la parte superior, de delante hacia atrás, en su época como piloto de BRM. La línea era relativamente gruesa y bastante visible, lo que combinando con una visera en color blanco cambiaba bastante el aspecto general del casco. Aún así, Gurney no quedó demasiado convencido con el diseño y la falta de buenos resultados durante la temporada selló la decision de volver al simple casco del año anterior.


Pero a pesar de todo, la realidad es que el punto más interesante de Dan Gurney y su casco no es tanto el inexistente diseño -el casco tuvo un solo color con la excepción de 1960- sino el hecho que el estadounidense fue el primer piloto en usar un casco integral en una carrera de Fórmula 1. Fue con motivo del Gran Premio de Alemania de 1968. Bajo un diluvio universal, el casco integral no solo aportó seguridad sino incluso un extra de comodidad al piloto.

Desde entonces, Gurney lo usó en las carreras restantes de la temporada y en sus actividades fuera de la Fórmula 1, en IndyCar, la Can-Am y demás competiciones. Incluso en su breve retorno a la categoría reina en 1970 volvió a pilotar con un casco integral, algo que ya era cada vez más común. Gurney inició así una revolución en el mundo de la equipación de los pilotos de carreras que ha llegado hasta nuestros días, cada vez con más tecnología.

Aunque en la mayoría de casos de padres e hijos pilotos, estos últimos suelen rendir homenaje a sus progenitores con los diseños de sus cascos, no fue así con Alex Gurney. Puesto que el diseño de su padre databa de la década de los 50 y él mismo empezó a competir a principios del nuevo milenio, la diferencia entre ambos era demasiado grande. Por ello, Alex Gurney partió con un diseño propio que nada tenía -ni tiene- que ver con el de su padre.

Galería de fotos: Cascos históricos: Dan Gurney


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Álex Soler-Roig

Àlex Garcia el 10 de mayo de 2016


Álex Soler-Roig es uno de los pilotos españoles de Fórmula 1 menos recordados a lo largo de la historia del automovilismo. El piloto barcelonés llegó a competir para tres equipos oficiales en una época donde solo los mejores llegaban a hacerlo y aunque sus resultados nunca llegaron a estar a la altura de las circunstancias por varios motivos a menudo ajenos a su control, siempre tuvo el respeto de sus rivales. Fuera de la Fórmula 1, obtuvo grandes resultados.

Hubo una época en la que los cascos eran poco más que protectores, meras medidas de seguridad, con lo que los pilotos raramente encontraban motivo para decorarlos. Eso fue común hasta los años 50, cuando empezaron a aparecer algunos primeros colores. Algunos pilotos empezaron a tener preferencias por ciertos colores en lugar del habitual blanco o en menor medida el negro.

A principios de los años 60 empezaron a aparecer los primeros diseños reales, combinando varios colores o motivos para dar más personalidad a lo que se estaba convirtiendo en una seña de identidad de cada participante en el mundo de las carreras. Pero aún así, no todos los pilotos optaron por sofisticarse de esta forma. Algunos, incluso lo dejaron completamente de lado.

Uno de los casos más claros -y probablemente el último- es el de Álex Soler-Roig, que empezó a competir a una edad algo más avanzada que sus compañeros de la época. De esta forma, tenía más de 30 años cuando empezó a competir en coches, más de 35 cuando empezó a competir en Fórmula 2 y la friolera de 38 años cuando realizó su debut en la Fórmula 1 con Lotus, en 1970.


Para Soler-Roig, el casco era simplemente una forma de protegerse y de esta forma, mantuvo el diseño del mismo completamente vacío, usando solo el color blanco. Sin más. Puede que la edad le hiciera tener esa mentalidad. El diseño había sido así cuando empezó a competir en el mundo de las dos ruedas en la década de los años 50 y se había mantenido en los años 60 tras su paso al automovilismo, aún con cascos abiertos.

Sorprende que el casco integral, que tantos cambios en las decoraciones de los pilotos de la época trajo, se mantuviera en color blanco inmaculado. Pero en cualquier caso y de forma casi irónica, eso acabó resultando en su propia seña de identidad. Mientras los demás pilotos empezaban a lucir colores, Soler-Roig llevaba un casco completamente blanco con un solo logo de la Escudería Nacional CS.

No hubo ningún cambio real en el casco de Álex Soler-Roig, aunque en ocasiones lució los logos de “CS” en los laterales del casco. Por lo demás, mantuvo el color blanco durante toda su carrera deportiva, siendo el último piloto de perfil alto en usar un casco sin un diseño particular. Un “rara avis” dentro de una época donde el automovilismo empezaba a volverse más público y más comercial.

Galería de fotos: Cascos históricos: Álex Soler-Roig


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Alan Jones

Àlex Garcia el 17 de mayo de 2016


Alan Jones fue una de las estrellas de finales de los años 70 y principios de los 80 -aunque poco tiempo en este último caso, puesto que se retiró a finales de 1981; lo que vino después es difícil de contarlo-. El popular piloto australiano fue uno de los hombres clave en el crecimiento inicial de Williams, llegando al título de 1980. A bordo de los coches de Frank Williams y Patrick Head, su casco fue uno de los más originales de la época sin necesitar un exceso de color.

En realidad, el diseño del casco de Alan Jones utiliza tan solo dos colores; el blanco y el rojo. Aunque no siempre fue así y en sus primeros tiempos como piloto de Fórmula 3, en realidad el diseño utilizado era prácticamente todo lo contrario; color azulo oscuro. No fue hasta su paso a la Fórmula Atlantic británica y las varias competiciones de Fórmula 5000, cuando empezó a usar un nuevo diseño de casco.

Un elemento clave para el diseño fue el paso de usar casco abierto a casco integral. Pero volviendo al diseño del australiano, inicialmente es simple con el color blanco como elemento prominente tal y como era común en la época. No hay ninguna sorpresa ahí y en realidad, parecería no haberla en las líneas rojas que decoran zonas aparentemente arbitrarias en su casco. Nada más lejos de la realidad, de hecho el diseño tiene un propósito que resulta aparente al verlo desde el lateral.

Mientras la línea horizontal inferior es simplemente decorativa, las demás crean una ilusión óptica con la forma de un casco abierto. En efecto, visto desde el lateral la línea roja crea el perfil de un casco como los que se habían usado hasta finales de los años 60 y principios de los años 70. Como el tipo de casco que Alan Jones usó en sus primeras temporadas en el mundo de las carreras, aunque fuera en categorías inferiores como la Fórmula 3.


Más allá de estos colores, el diseño de Jones lució a lo largo de los años distintos patrocinadores que se integraron con mayor o menor habilidad en el relativamente simple pero efectivo diseño base. Un diseño por otra parte bastante creativo con algo que puede no verse a primera vista. Lo que sí puede verse es que a medida que Jones fue subiendo de equipos más privados hasta los más imporantes, los patrocinadores fueron teniendo lugares más imporantes en su casco.

Los cambios en su casco a lo largo de los años fueron mínimos. Sí hay que destacar la inclusión de sus iniciales -AJ- en su fugaz paso por la IndyCar como reemplazo de un lesionado Mario Andretti para el equipo Newman-Haas a través de su asociación con el equipo de Fórmula 1 para el que pilotaba. Precisamente en la misma época, en algunas carreras de la categoría reina lució en el lateral de su casco la silueta de un canguro, recordando su país de origen.

El propio Alan Jones ha lucido en tiempos recientes un casco de carbono con las líneas rojas bordeadas por el blanco en alguna ocasión. En cierta forma es una evolución del diseño original aunque por otra parte no es nada más que un casco relativamente “de calle” con sus propios detalles personales. Por otra parte, su hijo, Christopher Jones, compitió durante un tiempo pero lo hizo con otro casco, sumándose a la corta lista de pilotos con padres también competidores que no usan el mismo diseño o uno basado en el de sus progenitores.

Galería de fotos: Cascos históricos: Alan Jones


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Karl Wendlinger

Àlex Garcia el 24 de mayo de 2016


Karl Wendlinger fue uno de los tres jóvenes talentos apoyados por Mercedes a principios de los años 90 primero en el mundial de resistencia y luego en la Fórmula 1 junto a pilotos más conocidos como Heinz-Harald Frentzen y Michael Schumacher. El austríaco es menos reconocido que sus compañeros alemanes pero hay quien dice que tenía tanto talento como el “Kaiser”. Nunca lo sabremos, ya que el accidente en Mónaco en 1994 truncó su carrera en la Fórmula 1. Afortunadamente, Wendlinger pudo seguir compitiendo y su particular casco se mantuvo en activo hasta hoy.

En una época donde la mayoría de pilotos usaban el color blanco como base para sus diseños, Wendlinger tomó un camino totalmente distinto. Algo relativamente lógico, teniendo en cuenta que a los pilotos austríacos les gusta lucir la bandera de su país y esta tiene blanco en ella, por lo que un fondo blanco podría confundir el diseño. De esta forma, el casco del piloto de Kufstein usó como color base el amarillo.

El amarillo de Wendlinger no era un color especialmente subido. Más bien al contrario, un color tirando a relativamente oscuro y medio “anaranjado” para que pudiera cuadrar con los demás colores. En la parte superior, el disco azul tan tadicional de la época aunque en el caso del austríaco, iba bordeado por una delgada línea del mismo color justo debajo y otra mucho más lejana, creando el “espacio para patrocinadores” creado por Marlboro en los años 80.

En el lateral, la parte central del diseño, aquella que le da color al mismo y lo completa; los colores de la bandera austríaca, dispuestos de forma vertical -como Gerhard Berger- aunque con una forma que recuerda ligeramente a una flecha hacia atrás. Evidentemente, las tres barras en rojo, blanco y rojo son una alegoría a la bandera austríaca. Por lo demás, distintos patrocinadores a lo largo de su carrera deportiva aunque casi siempre hubo un espacio reservado para Remus, fabricante de sistemas de escape.


A lo largo de los años, el casco de Wendlinger fue sufriendo ligeros cambios. De cara a la temporada de 1995, la de su retorno a la Fórmula 1 tras el terrible accidente de Mónaco la temporada anterior, la bandera austríaca invadió la parte frontal alrededor de la visera. De esta forma, el casco ganaba agresividad visto desde frente con el rojo bordeando la apertura para los ojos del piloto. Aún así, este diseño se usó durante poco tiempo.

Al poco tiempo, Wendlinger volvió al diseño “de siempre”, que usó en sus participaciones en varias ediciones de las 24 horas de Le Mans entre otros lugares. Al final, con el apoyo de Red Bull -con quien ya estuvo en su época de Sauber-, el diseño de casco tuvo que volver a cambiar. Los logos de Red Bull ocuparon el lateral, la zona reservada para su bandera austríaca y añadió azul para darle un aire más moderno.

Evidentemente, la bandera de Austria no dejó de estar en el casco aunque tomó una posición mucho más discreta y más literal. Si en el diseño original la bandera era simplemente los colores de forma vertical y algo más “artística” o creativa, en el más moderno la bandera se transformó… en eso, una bandera. Con el aspecto esperable, como si estuviera ondeando al viento. Un casco quizás algo más genérico pero que mantiene el carácter de siempre.

Galería de fotos: Cascos históricos: Karl Wendlinger


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Mark Blundell

Àlex Garcia el 31 de mayo de 2016


Mark Blundell es uno de esos pilotos británicos que empezó a mediados de los años 80 y que destacó por las parrillas de Fórmula 1 y CART durante la década siguiente, llegando incluso a competir en el nuevo milenio. Un piloto con talento pero con más soltura fuera que dentro de la pista. A lo largo de los años en los que estuvo en competición, Blundell lució uno de los cascos más vistosos, coloridos y llamativos de la época, algo que le hizo llamar la atención de las cámaras.

En una época donde la mayoría de pilotos usaban una base blanca y donde lo más común era poner en el casco los colores de la bandera del propio país, Blundell hizo algo totalmente distinto a lo convencional. Decidió usar el amarillo como color básico y lo completó con el azul en papel de color secundario, además de detalles rojos para coronar el diseño de forma adecuada.

La sección amarilla ocupa todo el lateral del casco, con dos líneas rojas en los extremos superior e inferior de dicha sección y otra justo en medio, además de algunos toques en negro para que los colores no se mezclaran en el ojo humano desde la distancia. En cuanto a la parte inferior del casco, el color azul ocupa todo lo que hay por debajo del amarillo en el lateral, ocasionalmente añadiendo el nombre -Mark Blundell- imitando letra a mano.

Pero seguramente, el detalle más significativo del casco de Mark Blundell no es otro que la parte superior, usando las letras -MB- en amarillo sobre fondo azul. El motivo de las letras no es otro que ser las iniciales del piloto británico. Estas le daban una imagen muy particular y sobre todo resultaban especialmente distintivas desde las llamadas “T-Cam” de los Fórmula 1, las cámaras a bordo encima de la toma de aire.


El casco de Blundell no tuvo demasiados cambios, más allá de los distintos patrocinadores que tuvo. Pero eso sí afectó a un elemento esencial de su casco. En ocasiones, el reconocido “espacio Marlboro” de color blanco en la parte superior fue usado por varios patrocinadores. Cuando este espacio quedaba libre, Blundell usaba el color azul de fondo con la inscripción “The Will To Win” -La voluntad para ganar en inglés en letras de color amarillo.

Dicha frase era algo que le había dicho su abuelo y que Blundell siempre recordó a lo largo de su carrera deportiva. Con o sin su frase, el diseño se utilizó hasta sus últimas carreras a principios del nuevo milenio en el mundo de la resistencia. Además, los eventos de exhibición en los que ha tomado parte en años recientes han visto al reconocible casco volver a la acción.

Como curiosidad, el casco de Mark Blundell -o mejor dicho, una versión de este- fue usado por el protagonista de la película “Driven”. En ella, Jimmy Bly es un prometedor piloto que está luchando por el título y como tal, las iniciales de la parte superior del casco pasan de MB a JB. Un pequeño cambio en el diseño para acomodar al personaje de la película aunque es poco más que una anécdota dentro de la historia de Mark Blundell en el mundo del automovilismo.

Galería de fotos: Cascos históricos: Mark Blundell


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Giancarlo Fisichella

Àlex Garcia el 7 de junio de 2016


Nuestra sección de cascos históricos raramente toca los casos de pilotos que aún se encuentran en activo pero hay ciertos deportistas que merecen ser una pequeña excepción. Uno de los ejemplos es Giancarlo Fisichella, que está ente los últimos pilotos de la actualidad que usa un diseño muy clásico que se ha mantenido a lo largo de los años. Evidentemente, no es el mismo diseño de casco el de 2016 que el de 1996, pero se parece lo suficiente.

El diseño de Giancarlo Fisichella empezó a verse por los circuitos a principios de los años 90, cuando el piloto italiano competía en fórmulas de promoción. El casco partía del típico color blanco de base con dos líneas laterales que se cruzaban a ambos lados del casco, formando esencialmente dos “X”, una por cada lateral. El resultado, muy simétrico y agradable a la vista.

Además de las líneas cruzadas en el lateral, el casco de “Fisico”, como llegó a ser conocido en su época de joven talento en la Fórmula 1, lucía una “gota de agua” en la parte superior del mismo. El azul en esa zona era algo bastante común para la época pero en el caso de Fisichella, la diferencia radicaba en el hecho que lo que se veía en su casco no era un disco azul sino una gota de agua, parecida en forma a la de Jean Alesi.

Durante la mayor parte de su carrera deportiva, los colores de las líneas laterales fueron el amarillo en la zona superior y el verde en la inferior con un “diamante” azul en la zona donde se encontraban las dos líneas -sabemos que azul y amarillo producen verde, lo que resultaba en una dinámica bien resuelta-. A lo largo de los años, las líneas cambiaron de color.


Más allá de los distintos tonos de verde y amarillo según el equipo en el que estuviera, hubo una época de Benetton, en 2000 y 2001, en la que la línea superior pasó de su color amarillo al azulado típico del equipo en ese momento. Luego, tras dejar Force India para unirse a Ferrari en 2009 las líneas pasaron a usar los colores de la bandera italiana, rojo y verde con fondo entre negro y blanzo, manteniendo el metalizado que había añadido años antes.

También la “gota de agua” de la parte superior del casco cambió de “textura”, con algunos diseños en su interior haciendo que luciera de forma distinta. Luego, en 2004 tras dejar el equipo Jordan añadió un tono metalizado en el caco y un efecto de llamas usando los colores del propio casco para darle un aire más moderno. Funcionó bien, manteniendo actualizado un diseño que databa de principios de los años 90.

Cuando llegó a la Fórmula 1, Giancarlo Fisichella fue de los primeros pilotos en usar los modelos de cascos más aerodinámicos, provenientes de la IndyCar. Fue una moda pasajera en la categoría reina que vio a varios pilotos -incluyendo el propio Michael Schumacher- usar unos cascos con “falda” delantera y algo planos por detrás; primeros ejemplos de aplicaciones aerodinámicas en estos elementos protectores en la Fórmula 1.

Galería de fotos: Cascos históricos: Giancarlo Fisichella


 

Doctor Hackenbush

"No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace"

15 años de Fernando Alonso en la F1: todos sus cascos

http://www.cosasdecoches.com/cascos-fernando-alonso-f1/


Salud 8)
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Anthony Joseph Foyt

Àlex Garcia el 14 de junio de 2016


Tras pasar por muchos pilotos de Fórmula 1 en nuestra sección de cascos históricos, llega la hora de abrir un poco más el abanico. Y cuando uno mira más allá de la categoría reina, hay un hombre que destaca por su larguísima trayectoria en el mundo de las carreras. Se trata de Anthony Joseph Foyt, conocido como A. J. Foyt. Su carrera comenzó en los años 50, llegando a tomar parte en las 500 millas de Indianápolis de 1958, mientras que su última participación en la legendaria prueba data de 1992, siendo noveno con 58 años.


Pero más allá de lo deportivo, que sin duda está solo al alcance de los más grandes, Foyt tuvo un casco memorable aunque es cierto que parte de la épica viene dada por el hecho que compitió en cinco décadas distintas. Como es lógico, a lo largo de tantos años el diseño sufrió varios cambios, empezando por el hecho que cuando empezó a competir Foyt, los cascos eran abiertos y se mantuvieron así durante más de una década.

El primer casco era completamente blanco y así lo lució en su primera participación en las 500 millas de Indianápolis. Poco después, a medida que fue ganando popularidad, añadió el rojo al diseño con la visera de su casco dándole una imagen más agresiva. Tras ganar su primer título en Estados Unidos en 1960, añadió un número 1 en la parte superior del casco, que se mantuvo sin cambios hasta 1974, cuando se pasó al rojo.


Ese diseño es el más recordado e identificativo del piloto; un casco completamente rojo sin más diseño que ese… a excepción de las iniciales -AJ- estilizadas y de color dorado con bordes negros. En realidad, las letras las había usado en algunas instancias en color rojo sobre su casco anterior pero fue el nuevo diseño, el que realmente conquistó los corazones de los aficionados. A pesar de ser un veterano con más de quince años de experiencia, seguía ganando.

En 1980 experimentó con un nuevo diseño de casco, volviendo a la combinación de rojo y blanco con un diseño que acabó resultando relativamente anodino, lo que le llevó a volver a su diseño más popular. Foyt lo usó durante la siguiente década, hasta que se retiró de la competición activa con más de 60 años. Para ese entonces, el casco rojo con el dorsal número 14 en el coche era ya un icono del mundo de las carreras, sobre todo en Estados Unidos.

Con los años, algunos de sus cascos han sido homenajeados en distintas ocasiones. Su nieto, A. J. Foyt IV, usó en primera instancia un diseño propio aunque con el rojo como uno de los colores principales y las iniciales -AJ- mostrándose de forma prominente en el lateral del casco. Pero es la imagen del casco rojo con las iniciales doradas, la que está ya grabada en la memoria colectiva de los “petrolheads” norteamericanos y de esta forma, también lo usó en las 500 millas de Indianápolis de 2009.

Galería de fotos: Cascos históricos: Anthony Joseph Foyt


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Dale Earnhardt Sr

Àlex Garcia el 21 de junio de 2016


No solo de monoplazas vive el aficionado al automovilismo y aunque es allí donde los cascos tienen una mayor visibilidad, no se puede negar que incluso en otras categorías, los cascos tienen un cierto misticismo. Sobre todo cuando el protagonista es un hombre con tanto carisma como lo era Dale Earnhardt Sr. Conocido como “The Intimidator” por su estilo de conducción agresivo, su casco es recordado hasta hoy en día.

En realidad, el diseño de casco más recordado de Dale Earnhardt Sr. sigue el patrón de diseños simples sin grandes elaboraciones pero resultados efectivos. En el caso del piloto de Kannapolis, tiene aún más lógica puesto que los cascos no son un elemento que se vea muy a menudo en las carreras de la NASCAR, por lo que un diseño elaborado es trabajo inútil.

De esta forma, el último diseño que lució Earnhardt Sr. en su carrera deportiva -el más recordado- es un casco completamente negro con los patrocinadores decorando el lateral y parte de la visera. Pero sin ninguna duda, el elemento más significativo es su nombre y apellido, escritos en la parte superior de la visera en una fuente que imita la escritura a mano -de hecho es su firma- en color rojo y ocasionalmente detalles en blanco.


A lo largo de su carrera deportiva, Earnhardt Sr. usó distintos cascos con otros colores, empezando con un casco completamente blanco antes de hacer la transición hacia el negro. En casos especiales usó diseños basados en los colores de sus patrocinadores de forma especial -algo muy típico en la NASCAR-. Pero es posible que sea su última época como veterano de altos vuelos la que le hizo ganar más popularidad fuera de Estados Unidos.

A día de hoy, no ha habido homenajes en forma de casco a una de las leyendas de la categoría aunque su hijo, Dale Earnhardt Jr., usa cascos en color negro, generalmente. Lo que sí cambió tras su accidente fue el hecho que este último dejó de usar cascos abiertos tras el fallecimiento de su padre en 2001. Si ese representativo casco hubiera tenido un HANS…

Galería de fotos: Cascos históricos: Dale Earnhardt Sr


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Dale Earnhardt Sr

Àlex Garcia el 21 de junio de 2016


No solo de monoplazas vive el aficionado al automovilismo y aunque es allí donde los cascos tienen una mayor visibilidad, no se puede negar que incluso en otras categorías, los cascos tienen un cierto misticismo. Sobre todo cuando el protagonista es un hombre con tanto carisma como lo era Dale Earnhardt Sr. Conocido como “The Intimidator” por su estilo de conducción agresivo, su casco es recordado hasta hoy en día.

En realidad, el diseño de casco más recordado de Dale Earnhardt Sr. sigue el patrón de diseños simples sin grandes elaboraciones pero resultados efectivos. En el caso del piloto de Kannapolis, tiene aún más lógica puesto que los cascos no son un elemento que se vea muy a menudo en las carreras de la NASCAR, por lo que un diseño elaborado es trabajo inútil.

De esta forma, el último diseño que lució Earnhardt Sr. en su carrera deportiva -el más recordado- es un casco completamente negro con los patrocinadores decorando el lateral y parte de la visera. Pero sin ninguna duda, el elemento más significativo es su nombre y apellido, escritos en la parte superior de la visera en una fuente que imita la escritura a mano -de hecho es su firma- en color rojo y ocasionalmente detalles en blanco.


A lo largo de su carrera deportiva, Earnhardt Sr. usó distintos cascos con otros colores, empezando con un casco completamente blanco antes de hacer la transición hacia el negro. En casos especiales usó diseños basados en los colores de sus patrocinadores de forma especial -algo muy típico en la NASCAR-. Pero es posible que sea su última época como veterano de altos vuelos la que le hizo ganar más popularidad fuera de Estados Unidos.

A día de hoy, no ha habido homenajes en forma de casco a una de las leyendas de la categoría aunque su hijo, Dale Earnhardt Jr., usa cascos en color negro, generalmente. Lo que sí cambió tras su accidente fue el hecho que este último dejó de usar cascos abiertos tras el fallecimiento de su padre en 2001. Si ese representativo casco hubiera tenido un HANS…

Galería de fotos: Cascos históricos: Dale Earnhardt Sr


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Johnny Dumfries

Àlex Garcia el 28 de junio de 2016


John Colum Crichton-Stuart, séptimo marqués de Bute. Este es el nombre completo de Johnny Dumfries, un noble escocés que decidió dedicarse al mundo de las carreras y que de hecho lo hizo con bastante gracia, llegando a la Fórmula 1, siendo compañero de equipo de Ayrton Senna e incluso ganando las 24 horas de Le Mans con Jaguar en 1988. Su casco puede que no sea de los más recordados pero sí sentó un precedente imitado por otros pilotos escoceses en el futuro.

El casco de Johnny Dumfries es destacable por lucir la Cruz de San Andrés en el mismo, en la parte inferior. Aunque no fue el primer piloto en hacerlo -Gerry Birrell lo hizo ya a finales de los años 60 y principios de los 70-, sí fue uno de los primeros en popularizar un diseño muy patriótico, prácticamente a la altura del tartan de Jackie Stewart. Además, puesto que Dumfries era un noble escocés, el diseño cobraba aún más significado si cabe.

La Cruz de San Andrés usada en su casco se encontraba en la parte inferior del mismo, con el cruce entre las dos barras justo por debajo de la visera. De esta forma, el diseño mantenía un motivo claramente escocés, además de dar una sensación de velocidad gracias a las líneas que esencialmente se encontraban en la parte delantera y se dirigen hacia atrás, abriéndose en forma de cuña. De esta manera, la imagen era agresiva y elegante a la vez.


Además del color azul de fondo y la cruz en color blanco, Dumfries añadió a su diseño unas líneas doradas alrededor del mismo, justo por encima de la visera -en realidad, las líneas contactaban con la apertura para los ojos del piloto-. Esto daba un poco más de color al casco, evitando un espacio vacío en el lateral que habría resultado poco equilibrado. Además, las líneas doradas cuadraron de maravilla en su temporada en la Fórmula 1, con Lotus.

Tras su paso por la Fórmula 1 como piloto titular, el color azul pasó a ser algo más oscuro, como puede verse en imágenes de su periodo como piloto de pruebas del equipo Benetton. También con su paso por Jaguar en el mundo de la resistencia puede apreciarse un color más oscuro aunque sin llegar al negro. Dependiendo del año, las líneas de la Cruz de San Andrés fueron más o menos delgadas, aunque por lo general el objetivo era que en la parte delantera se viera tanto blanco como azul.

Puede que Johnny Dumfries no fuera una superestrella -a pesar de su buen rendimiento en categorías inferiores-, aunque llegar a vencer en las 24 horas de Le Mans. Pero lo cierto es que fue el precursor moderno del uso de la bandera escocesa en el casco. Tras él, pilotos como David Coulthard o Colin McRae la lucieron por todo el mundo, logrando grandes victorias con la cabeza siempre en casa, siempre en su amada Escocia.

Galería de fotos: Cascos históricos: Johnny Dumfries


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Cascos históricos: Jacques Laffite

Àlex Garcia el 5 de julio de 2016


Los pilotos franceses de los años 70 y 80 son una raza a parte. Con Elf y Renault en la categoría reina pero también en las competiciones de promoción como la Fórmula 2 y la Fórmula 3, se cultivó con ahinco el talento nacional. Puede que sea por ello que en esa época haya tantos pilotos galos con mucho carisma. Uno de los que más tiempo estuvo por la Fórmula 1 fue Jacques Laffite, que a sus 43 años aún se subía al podio y solo se vio obligado a retirarse tras un grave accidente. Su casco es recordado por su simplicidad; el vivo retrato de una época.

En realidad, el diseño del casco de Jacques Laffite es otro más dentro de esta lista tan curiosa de pilotos que optan por un solo color. Cualquiera pensaría que con la llegada de los coloridos años 70, los cascos iban a adoptar todo tipo de diseños. Y aún así, hubo tantos y tantos ejemplos de pilotos con cascos increiblemente simples. En ocasiones, casi parecía que los cascos más simples ocultaran las cabezas más centradas en pilotar lo más rápido posible, en lugar de pensar en algo tan “superficial” como el diseño del casco.

Y aún así, puede que sin pretenderlo, el casco de Laffite se convirtió en un clásico de la época. Seguramente sus largos años a bordo del azul Ligier contribuyeran a esa imagen tan característica del coche de color “Bleu de France” con un oscuro casco, casi negro, en la cabeza de su piloto. Porque el casco del parisino que se batía con los mejores de la época tenía ese tono oscuro y con las limitada calidad fotográfica de la época -que no era mala pero los colores pueden confundirse a veces-, a menudo parecía ser de un azul oscuro o negro….

¡Pero no lo era! No era negro. El color usado era un verde oscuro, muy oscuro. Parecido al “British Racing Green”. El motivo del color está perdido en la historia y seguramente la única solución para descubrir el misterio sería ir a hablarlo con el propio Laffite. Según el año, el color fue más claro o más oscuro, aunque tenía el tono adecuado para que también la luz del sol tuviera un efecto sobre como el casco era percibido en la lente del fotógrafo que tomara la instantánea o en la retina del observador.


No hubo nunca más secreto que ese, dentro de su casco. Un diseño con un solo color base… y ya. En cierta forma, por lo menos. La realidad es que Laffite añadió en el lateral de su casco unas pegatinas con los logos de Winfield, una escuela de pilotaje francesa de la que salieron talentos como él mismo, además de Didier Pironi, Patrick Tambay, Christian Danner o incluso los campeones Alain Prost y Damon Hill. Lo lógico habría sido usar una pegatina en cada lado.

Pero Laffite fue un poco más allá y decidió poner varias de ellas, una al lado de la otra, dando la vuelta completa alrededor del casco excepto en la zona de la visera. Era algo que podía parecer un tanto ridículo en concepto pero cuya aplicación le daba al casco el toque de color que necesitaba gracias al blanco y el rojo de los logos de Winfield -no confundir con la tabacalera australiana-. Al final, el casco era oscuro, sí, pero los orbes rojiblancos del lateral incluso hacían que el verde oscuro destacara.

En tiempos recientes, la hija de Jacques Laffite, Margot Laffite, ha homenajeado a su padre con su diseño de casco. Aunque el casco que luce la joven no es exactamente el mismo que el de su padre, el color de fondo sí es el mismo tono de verde sobre el que se aplica su propio diseño. Una buena forma de mostrar sus orígenes, puesto que evidentemente, si ella ha sido piloto es principalmente por la historia de su padre con el automovilismo.

Galería de fotos: Cascos históricos: Jacques Laffite


 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

¿Cómo han evolucionado los cascos de los pilotos durante un siglo?

Àlex Garcia el 15 de agosto de 2016


Los chicos de Donut Media lo han vuelto a hacer. Han vuelto a plantear un vídeo diferente, corto y cargado de información valiosa para todos los amantes del automovilismo pero siempre con su toque fresco y personal. En este caso, han decidido repasar para nosotros la evolución de los cascos desde principios del siglo pasado hasta la actualidad. Una buena idea de cómo se han mejorado las medidas de seguridad pasivas dentro del automovilismo desde sus inicios.

Y es que la protección que llevaban los pilotos en los albores de las carreras de coches era completamente inexistente. A nadie se le ocurriría decir que esa especie de gorros de cuero pudiera suponer una medida de seguridad eficiente para mantener la integridad de la cabeza de los participantes en carreras de Gran Premio o clásicas como la Targa Florio. Mostrando cascos tanto de pilotos de Fórmula 1 como de la NASCAR e IndyCar nos podemos hacer una buena idea sobre la evolución que ha sufrido esta área en los últimos 100 años.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=l-tNQiZgOuI[/youtube]​
 
Arriba