Carlos Sainz

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Carlos Sainz es octavo entre líos de neumáticos estadounidenses

Héctor Sagués | 3 de noviembre de 2019


Carrera conflictiva y muy variada en Austin por la zona de puntos. La variedad de gomas y de uso de las mismas dio un vuelco a la estrategia habitual de alargar o acortar la parada obligatoria y sacó a relucir los cerebros del pit lane y la habilidad de los pilotos en el asfalto. Carlos Sainz se benefició una vez más de un buen coche y acabó octavo en Estados Unidos, resistiendo el empuje final de casi todos los rivales a pesar de parar en la vuelta 18 y llegar con unas ruedas duras muy gastadas. El madrileño sigue mezclándose en ocasiones con los Red Bull, aunque el rendimiento del MCL34 sigue lejos del RB15.

La salida de Sainz le permitió apurar el exterior de la amplia primera curva, pero en el estrecho vértice se encontró con Alexander Albon en paralelo con Charles Leclerc. Albon y Sainz se fueron largos por la escapatoria y fueron superados por Lando Norris, Daniel Ricciardo y Pierre Gasly. Todos esos coches siguieron la misma estrategia y comenzaron la carrera con neumáticos blandos, camino habitual que no siguió nadie más ante el buen comportamiento de las ruedas medias. La posible estrategia a dos paradas veía un uso por parte de Albon, cuyo coche quedó dañado en el choque inicial con el piloto de McLaren.

Sainz realizó su parada junto a Kimi Räikkönen en la vuelta 18, poniendo ambos gomas duras. Norris y Gasly les siguieron un giro después y el español pasó al francés en dicha maniobra, cubriendo Ricciardo el hueco en la vuelta 21. El desgaste era muy evidente y los coches que buscaban alargar sus detenciones eran hasta tres segundos más lentos por vuelta, como demostró Albon al rebasar con facilidad a todo al grupo de duros después de dos paradas con medios. El tailandés llegó incluso a hacer una tercera detención para llegar a meta con los eficaces blandos.

Aunque el rendimiento de las ruedas caía en picado en el irregular asfalto, Ricciardo, Sainz y Gasly llegaron a meta con solo una parada. Norris rebasó al madrileño y al galo con gomas frescas de una segunda parada y se quedó a un paso de dejar a Ricciardo, el mejor de la zona media. Sainz finalizó octavo y pudo contener los esfuerzos finales de Nico Hülkenberg, que superó a un agotado Sergio Pérez (una parada) y a Räikkönen (dos detenciones); Daniil Kvyat fue sancionado al chocar con Pérez en el último giro y Gasly se hundió con las gomas duras, parando para blandas y retirándose al final. Sainz pidió ir a dos paradas pero McLaren prefirió partir opciones.

Ha habido que trabajar, en la salida me he quedado sin espacio en la primera curva y ahí es dónde he perdido todas las opciones de ser sexto o séptimo; los toques son normales si arriesgas. El primer stint detrás de Gasly ha sido regular, las ruedas se desgastaron con el tráfico y tuvimos que parar pronto para hacerle el undercut. Con la dura he tenido buen degrado y he podido llegar a una parada, hoy le ha tocado a Lando la estrategia a dos. He pedido ir a dos paradas eran mas rápidas y porque era más rápido y también me apetecía divertirme a final de carrera, el final con el duro ha sido más largo. Pero el equipo hace bien en partir la estrategia.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Problemas técnicos dejan a Carlos Sainz al fondo de la parrilla en Brasil

Víctor Forner | @Victor_Forner | 16 de noviembre de 2019


Aciaga clasificación para Carlos Sainz en el Gran Premio de Brasil. El piloto español saldrá desde la última posición, después de sufrir problemas técnicos en la Q1. Sin haber conseguido un tiempo, su McLaren MCL34 perdía potencia en la subida del último sector, obligándole a entrar en boxes para que los mecánicos de Woking lo examinaran. Los problemas no se pudieron solucionar en el corto periodo de tiempo que quedaba de sesión, por lo que Sainz no pudo salir a marcar tiempo.

Un fuerte varapalo después del ritmo mostrado en los terceros entrenamientos libres, que le colocaban como serio candidato entrar en la Q3. Acabando la sesión entre los diez primeros, era una buena opción para sumar unos vitales puntos mañana, buscando mantener la séptima posición en el campeonato del mundo de pilotos y la cuarta de McLaren en el mundial de constructores. Al bajarse del coche, Sainz ha declarado a los micrófonos e Movistar F1.

¿Qué se le va a hacer? Hemos tenido una pérdida de potencia en la salida de la última curva y no nos ha dado tiempo a solucionarlo. No creo que sea el circuito ni el país [respondiendo a la pregunta sobre su mala suerte en Brasil], ha coincidido así. Me da mucha rabia porque era otro día para clasificar en la zona delantera y tener una buena carrera mañana. Saliendo desde la última posición, nos va a costar mucho, pero lo vamos a intentar.

Los primeros rumores apuntan a que ha sido un problema eléctrico en el motor del McLaren MCL34 del español. Mañana tendrá una carrera difícil remontando desde detrás.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Carlos Sainz sube al podio en Interlagos con paciencia y buen hacer

Héctor Sagués | 17 de noviembre de 2019


Interlagos es un escenario idílico para la Fórmula 1 y el loco final del Gran Premio de 2019 dio un nuevo capítulo de prestigio y emoción a una de las carreras más bonitas de la temporada, que no salió a gusto de todos. Carlos Sainz fue uno de los pilotos que más pescó entre los lagos brasileños y se llevó su primer podio en la Fórmula 1, al que no subió físicamente por la sanción tardía de un choque entre Lewis Hamilton y Alexander Albon en la penúltima vuelta. Sainz ascendió desde el último puesto resistiendo con ruedas viejas la progresión de unos rivales más rápidos, a pesar de ser investigado por una posible infracción del uso del DRS.

Sainz partió con gomas blandas
a diferencia de las medias con las que empezaron Charles Leclerc y otors pilotos de la zona trasera, incluyendo Daniil Kvyat y un dúo de Williams que se quitó de inmediato del camino. Nico Hülkenberg y Sergio Pérez fueron las siguiente víctimas del español, incluyendo un ataque atrevido por el interior del mexicano en la primera curva. La colisión entre Daniel Ricciardo y Kevin Magnussen le dio dos posiciones más a Sainz, 13º después de salir último y estabilizado entre los Racing Point; pasaría poco después a Lance Stroll con el DRS en la Reta Oposta.

El piloto de McLaren fue el último en realizar su parada, en la vuelta 30, y puso neumáticos medios a diferencia de los duros que algunos rivales ya instalaban, volviendo a pista 15º y alejado de la zona de puntos. Alcanzó Sainz a Lando Norris, que aguantaba con ruedas duras y le hacía un tapón a Kvyat en una mitad de carrera nada aprovechable para la escudería de Woking. Norris acabó dejándose pasar poco antes de que saliera el Safety Car por el reventón de motor de Valtteri Bottas, cuyo coche no pudieron sacar con celeridad los comisarios y forzó a varios equipos a cambiar gomas en boxes.

Romain Grosjean y Sainz no entraron y tomaron la séptima y la octava posición, rebasando el madrileño a un impotente francés que perdió toda su ventaja en la resalida a 12 vueltas del final. El choque entre los Ferrari alzó a Sainz al quinto lugar y la colisión de Hamilton con Albon le dejó cuarto, a la espera de la investigación post-carrera del toque del hexacampeón que hizo trompear al tailandés. El posible podio culmina un Gran Premio paciente y estelar de Sainz, que iguala su mejor resultado en la Fórmula 1 y se mostró más que contento en declaraciones a la prensa justo antes del podio físico.

Me gustaría subirme al podio pero da igual, he sido el único coche en hacer una parada y me sorprende que aguantáramos tanto. Las primeras vueltas han sido perfectas, he pasado a cinco coches y después hemos arriesgado yendo a una parada; me ha costado calentar las ruedas y he defendido como podía en las resalidas. Creía que me llevaba a Pérez cuando le he pasado en la primera curva, incluyendo la defensa con Räikkönen. No hemos parado durante el primer Safety Car para no meternos en tráfico porque todos han parado. Hoy me ha salido todo, el coche ha ido mucho mejor que el viernes y solo imaginaba que sería noveno o décimo en una carrera perfecta.
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Histórico, a la contra y en diferido. Así fue el primer podio para Carlos Sainz en la Fórmula 1

Iván Fernández | @fernischumi | 18 de noviembre de 2019


Well, that escalated quickly”. Esto es seguramente lo que le pasó a más de uno por la cabeza este fin de semana después de ver que la sanción a Lewis Hamilton abría las puertas del primer podio en la Fórmula 1 para Carlos Sainz Jr. El madrileño pasaba de celebrar en Austin su centenario como piloto del Gran Circo, a saborear por primera vez el champán del podio tan solo dos semanas más tarde, convirtiéndose además en el podio número 100 para el automovilismo español, contando con los 97 de Fernando Alonso y los conseguidos por Alfonso de Portago y Pedro Martínez de la Rosa.

Tuvo seguramente un sabor distinto al que esperaba, al igual que le pasó también a Fernando Alonso en esta misma pista con aquel podio en la carrera loca de 2003, precisamente al que tampoco pudo subirse debido a su fortísimo accidente. Sainz consiguió ayer domingo en Interlagos el tercer puesto en lo que fue una jornada inolvidable, comenzando ya por su posición de salida, la vigésima, y la remontada que lo llevó a ser quinto antes de que Lewis Hamilton se llevara por delante a Alexander Albon.

Cinco segundos de penalización para el británico que no libraron de la incertidumbre al madrileño, también investigado, al igual que otros cinco pilotos, por utilizar el sistema DRS en un periodo de bandera amarilla. No estaba Toto Wolff y tal y como se preguntaban muchos, ayer Mercedes-AMG F1 no ganó sin el que puede ser su talismán austríaco. Sin embargo, para los que serán sus socios/clientes a partir de 2021 fue una jornada de celebraciones.


El tercer puesto de Sainz no solo era alegría para él, sino que además asegura de forma definitiva y matemática el cuarto puesto para McLaren en la clasificación de constructores. El primer podio de los de Woking desde Australia 2014 (cinco años, ocho meses y un día sin podios, en total 119 Grandes Premios desde aquella jornada con Jenson Button y Kevin Magnussen alcanzando dos escalones en Albert Park) era la guinda del pastel a una temporada que si bien no ha terminado sí que parece anunciar el final del túnel para los británicos. Precisamente aquella temporada 2014 también significó el último podio español en la Fórmula 1, después de que Alonso subiera al cajón en Hungría.

Por si fuera poco, la casualidad hizo que este Gran Premio de Brasil sea la segunda ocasión de la temporada después del GP de Alemania (Verstappen, Vettel y Kvyat) en que tres pilotos de la factoría Red Bull hubieran subido al podio, todos ellos curiosamente con distintos colores en sus monos ignífugos y con únicamente Max Verstappen como común denominador. Solo falta Alexander Albon por cuadrar el círculo para los de las bebidas energéticas. No pudo celebrarlo como le hubiera gustado, nos privó de esa foto para el recuerdo, pero al menos pudo saborear el adelantamiento a Checo Pérez, la defensa a Kimi Räikkönen y la gestión de los neumáticos desgastados en el vuelo de regreso a Europa. ¿Quién lo hubiera dicho? Petrobras perdió la oportunidad de dejarse ver en las fotos. En su lugar un rectángulo azul en el mono de Carlos y Lando en el día en que McLaren volvía a tener esa sensación de éxito.

 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Carlos Sainz quiere continuar en McLaren más allá de 2020

Víctor Forner | @Victor_Forner | 25 de noviembre de 20199


Tras lograr su primer podio en Fórmula 1 en el pasado Gran Premio de Brasil, Carlos Sainz ha centrado todas las miradas, confirmándose como uno de los pilotos mejor considerados de la parrilla. El español, acaba contrato a finales de 2020, por lo que en un principio quedaría libre para el cambio de normativa. Su progresión en F1 no deja de ser ascendente, y tras pasar sus primeras temporadas en Toro Rosso, donde solo Max Verstappen pudo batirle, dio el salto a Renault, donde acabó a 16 puntos de Nico Hülkenberg en su único año a tiempo completo.

Su desembarco en McLaren, para suplir el hueco que dejó Fernando Alonso al marcharse, le colocaba rápidamente en la posición de líder del equipo, teniendo en cuenta que su compañero de equipo iba a ser el rookie Lando Norris. Sainz ha demostrado este año que estaba preparado para afrontar ese rol, y que se ha adaptado perfectamente al equipo. Recientemente, declaró a motorsport.com sobre sus intenciones al acabar la temporada 2020.

Mi progresión desde que llegué a McLaren ha seguido una curva ascendente. Estoy muy contento y muy orgulloso de lo que está haciendo este equipo. Es todavía muy pronto para pensar en 2021, pero no es un secreto que estoy muy contento en este equipo. Creo, además, que ambas partes estamos contentas. De momento no hay ningún otro lugar por el cual mirar para mi.

Precisamente, cuando se le preguntó sobre su año en Renault, afirmó que le ayudó mucho tener un compañero experimentado como Hülkenberg, del cual aprendió muchas cosas que ha podido aplicar en su etapa en McLaren.

El año con Nico me ayudó mucho y aprendí muchas cosas de un piloto tan experimentado como él. Anteriormente, todos mis compañeros tenían un año de experiencia en F1, así que tenerle a el de compañero me ayudó a aprender cosas nuevas. Al llegar a McLaren sabía que estaba preparado para el desafío. Comprendía el balance del coche, la manera de evolucionarlo, y mantener la velocidad que había mostrado en Toro Rosso y Renault. Me sentí muy cómodo en el equipo desde el primer momento, y los resultados han llegado solos. No había nada que me asustara demasiado.

Veremos lo que le depara el futuro a Carlos Sainz. Lo que está claro es que su objetivo a corto plazo es intentar conseguir la sexta posición en el mundial de pilotos este fin de semana en Abu Dhabi, y asegurar la cuarta plaza de constructores para McLaren.

Vía | motorsport.com
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Carlos Sainz muestra velocidad, pero no puede pasar de la 9ª posición en parrilla por el tráfico

Iván Fernández | @fernischumi | 30 de noviembre de 2019


A Lando Norris le recordaban en todas sus entrevistas el hito. El británico, en su temporada de rookie, conseguía batir en clasificación 11 a 10 a Carlos Sainz Jr. Lejos de ser un ataque al madrileño era una buena forma de demostrar el nivel exhibido por el británico durante en los sábados ante el gran momento de forma demostrado por Sainz. El resultado aun así ha sido positivo para Sainz si se mira a la larga, a la lucha por la sexta plaza de la general frente a Pierre Gasly.

Había más, especialmente después de ver a Sainz pasar el corte de Q2 entre los seis mejores tiempos, sin embargo, la out lap en la decisiva Q3 sería muy negativa para los intereses del español, bloqueado en este caso por Max Verstappen y Lewis Hamilton en su lucha particular por encontrar un buen lugar en sus vueltas. Como resultado, no solo tuvo que disminuir su velocidad, sino que además perdió la oportunidad de calentar las ruedas delanteras, lo que le dejó sin opciones de seguir la valiosa séptima plaza de Norris.

Hemos tenido un problema en la out lap con Verstappen y Hamilton, que no sé qué hacen, que se ponen a pelear como locos... Normalmente con la evolución de pista tendría que haber mejorado más. Con haber repetido la vuelta de la Q2 hubiéramos estado por delante. La vuelta de salida de boxes he tenido mucho tráfico. Me han pasado Hamilton y Verstappen peleando, las últimas carreras les ha dado por hacer eso... Y eso me ha condicionado porque me ha enfriado las ruedas.

El resultado final ha sido la novena plaza, octava si tenemos en cuenta que Valtteri Bottas se irá al fondo de la parrilla. Sainz saldrá entre los dos Rennault y con Pierre Gasly también avanzando su cajón en parrilla hasta la 11ª. El ritmo y la velocidad estaban ahí, entre dos y tres décimas más rápido que los pilotos que han terminado justo por delante de él en este último sábado del año.
 
Arriba