Actualidad del Mundial de Rallys (WRC)

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: Hyundai destaca en el shakedown

Eloy Entrambasaguas | @eloy_eg | 24 de enero de 2018


Este año, tras la tremenda decepción de 2017, debe ser el de Hyundai. Y la marca coreana ha empezado el fuerte desde el tramo de calentamiento del Rallye Monte-Carlo. Thierry Neuville y Dani Sordo marcaron los mejores registros de la tarde en la corta especial celebrada a las afueras de Gap, donde se encuentran las asistencias de la prueba. Concretamente el belga superó por una décima al piloto español, quedándose Ott Tänak como el más inmediato perseguidor de los i20 WRC en su estreno público con Toyota.

Pese a que se dieron hasta seis pasadas por el tramo escogido para el shakedown, la mayoría de mejores registros se marcó en la primera o segunda pasada por el mismo, empeorando aparentemente el piso con el paso de los coches. Ello explica posiblemente la retrasada posición de hombres como Latvala (6º), Lappi (10º) o Bouffier (11º), cuyo mejor tiempo llegó en su cuarta salida al tramo.

Y obviamente nada de esto es excesivamente importante hasta que arranque la prueba mañana jueves, pero en el shakedown al menos los Ford Fiesta WRC de M-Sport se quedaron un poco descolgados con respecto al resto de participantes. Sébastien Ogier marcó el mejor tiempo para los de Malcolm Wilson, pero sólo le valió para ser séptimo, tras Meeke, Mikkelsen y Latvala y justo por delante de su compañero Elfyn Evans. Al menos entre los R5 sí que marcó la pauta Éric Camilli por delante de Kalle Rovanperä.

(............)​

Foto | Hyundai Motorsport
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: Sébastien Ogier comienza líder mientras Neuville hipoteca sus opciones

Iván Fernández | @fernischumi | 25 de enero de 2018


Era muy importante no cometer grandes fallos en este inicio del Rallye de Monte-Carlo 2018. A pesar de encontrarnos con temperaturas ‘templadas’ superiores a los 10º, las condiciones de hielo en algunas zonas se han mantenido, algo que ha desatado un aluvión de problemas para prácticamente todos los pilotos salvo Sébastien Ogier y los Hyundai de Mikkelsen y Sordo. Thierry Neuville, el cual partía con la vitola de favorito, puede haber dicho adiós a todas sus opciones de triunfo en los 5 primeros kilómetros de la prueba.

Montas muy variadas para comenzar la jornada, sabedores de que Sisteron no iba a perdonar errores y que gran parte del tramo se encontraba seco. Sin embargo, antes de haber superado la mitad de la primera especial, una pequeña sección con hielo en bajada ha puesto contra las cuerdas a gran parte de los competidores, comenzando por Sébastien Ogier, el cual sufría un semitrompo a pesar de las precauciones con las que había encarada la conflictiva horquilla de derechas.

Sin embargo, el francés era uno de los pilotos que menos sustos se llevaba en una zona muy delicada que se cobraba su primera victima sólo unos segundos después. Thierry Neuville llegaba a una zona de hielo negro y al intentar meter el coche en pista tirando del freno de mano subviraba y se iba recto a un banco de nieve en el que se quedaría enganchado durante tres minutos debido al poco publico presente en dicha curva. Más de cuatro minutos cedidos en el inicio del Mundial para uno de los grandes favoritos a luchar por la victoria del Rallye de Monte-Carlo.


Seguiría habiendo problemas para el resto, con Jari-Matti Latvala confirmando en meta dos trompos, un pinchazo para Elfyn Evans que se veía obligado a detenerse para cambiarlo y una salida de pista de Kris Meeke que le dejaría varado en una cuneta durante más de un minuto y medio. Sébastien Ogier se anotaba el primer scratch del año con siete segundos de margen sobre Andreas Mikkelsen y más de 19 sobre Esapekka Lappi y Dani Sordo (tres décimas de diferencia entre ambos).

Los dos pilotos de Hyundai Motorsport se quedaban como las principales bazas de la firma coreana después de la salida de pista de Neuville, mientras que Breen hacía lo propio con Citroën Racing después del descalabro inicial de Meeke y recordando que aquí la firma de los dos chevrones tan sólo cuenta con dos unidades oficiales inscritas. El irlandés se encontraba volando en los splits, rebajando los cronos parciales de Ogier hasta que una pequeña salida de pista le ha obligado a conformarse con el cuarto mejor tiempo tras los dos i20 WRC Coupé. El propio Breen reconocía encontrarse muy cómodo en unas condiciones que le recuerdan a las de su país.

Menos drama en la segunda especial de la jornada, Bayons – Bréziers, que se repetirá el sábado. Con el recorrido completamente seco, Sébastien Ogier volvía a conseguir el scratch, dilatando su ventaja al frente de la general, mientras que problemas en las partes sucias hacían que Esapekka Lappi se lo tomara con más calma, cediendo la tercera plaza en favor de un Dani Sordo que también cedía tiempo en la parte final del tramo. Con todo ello, Sébastien Ogier se iba al hotel líder tras este pequeño aperitivo que ya ha dejado importantes ventajas de 17,3 segundos sobre Andreas Mikkelsen y de 25,6 segundos respecto al cántabro de Hyundai.


Esapekka Lappi se mantenía como mejor piloto de Toyota, encabezando el grupo de pilotos que se sitúan cuarto, quinto y sexto, siendo Latvala el que más ha sufrido en estas condiciones. Craig Breen tuvo más problemas al no poder ajustar la presión de los neumáticos en el enlace, algo que le ha llevado a no encontrar el ritmo y a tener un error en forma de trompo en el que el irlandés de Citroën se dejaba más de medio minuto.

En cuanto a Bryan Bouffier, tiempos discretos para el otro piloto local junto a Eric Camilli y Sébastien Ogier. El otro francés de M-Sport reconocía que tenía muchas secciones apuntadas como “a fondo” que con este coche no ha podido hacer comparado con la anterior generación del Ford Fiesta RS WRC. Además, ha tenido que lidiar con un cambio de copiloto de última hora, después de sufrir un accidente de tráfico durante los reconocimientos del miércoles en el que Jérôme Degout se fracturaría una clavícula. Afortunadamente para Bouffier, ganador de la prueba en 2011, su otro copiloto habitual, Xavier Panseri ya había regresado del Dakar.

En WRC2, Eric Camilli ha repetido las sensaciones dejadas durante el Shakedown ayer y es sólido líder de la general por delante de Jan Kopecky. Ya son 19,1 segundos los que separan al galo del piloto checo, mientras que asciende esta renta hasta los 38,9 segundos respecto a Teemu Suninen que es tercero. En cuanto a los pilotos no inscritos en el WRC2 pero que también están al volante de un R5, destaca la presencia de Stéphane Sarrazin en tercera posición, con Veiby a sus espaldas. Los dos se mantienen por delante de los finlandeses Suninen y Kalle Rovanperä, este último en su debut en Monte-Carlo es el sexto R5 más rápido.

(...............)​

Recordad que para estar enterado del Rally de Monte-Carlo 2018 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: Andreas Mikkelsen abandona, Dani Sordo se mantiene tercero

Iván Fernández | @fernischumi | 26 de enero de 2018


Tras una noche muy compleja para la mayoría de los competidores, especialmente con la baja del tramo de Sisteron y su parte helada, la acción se retomaba en el Rallye de Monte-Carlo 2018 con Sébastien Ogier marcando el ritmo y a la espera de ver cómo reaccionaban sus rivales, siendo Hyundai uno de los equipos que peor ha salido parado de este inicio de la primera cita del Mundial de Rallyes.

Con el primer bucle empezando con los tramos prácticamente por completo secos, los equipos y sus empresas de meteorología se trataban de centrar en conocer en qué punto del día comenzarían caer las primeras gotas de lluvia. No se harían esperar demasiado, disputándose ya el segundo tramo de la mañana del viernes con los World Rally Cars teniendo que hacer uso de los limpiaparabrisas ante la ligera llovizna que comenzaba a caer.

Hasta entonces, el drama ya había vuelto a golpear a Citroën Racing y especialmente a Hyundai Motorsport. En el caso de la firma coreana, Thierry Neuville completaba la primera especial del día cediendo más de medio minuto respecto a Sébastien Ogier después de un pinchazo en la rueda trasera izquierda, mientras que Andreas Mikkelsen se iba largo en uno de los cruces y cedía la segunda posición de la general a un Dani Sordo que mantenía el medio minuto de diferencia respecto al pentacampeón y su copiloto, Julien Ingrassia.


Las peores noticias para Mikkelsen llegarían sólo unos minutos más tarde, cuando él y Anders Jaeger se detenían en el enlace hacia el cuarto tramo con el objetivo de tratar de reparar el alternador de su Hyundai i20 WRC Coupé. Finalmente, no tendrían opción a ello, por lo que el equipo confirmaba la retirada de la pareja nórdica sin haber llegado ni tan siquiera al ecuador de la etapa del viernes.

En el caso de Citroën, Craig Breen, el cual se encontraba realizando una gran actuación a pesar de un pequeño problema en el segundo tramo, golpeaba una roca en mitad del recorrido del TC3, algo que le hacía perder los frenos delanteros y más de un minuto en la especial que abría la jornada. El irlandés poco más podría hacer, únicamente ‘defendiéndose’ con el uso de los frenos del eje trasero para tratar de superar el bucle.

Por su parte, comienzo positivo para Sébastien Ogier, el cual sumaba un nuevo scratch en el cuarto tramo y que veía su ventaja ampliarse durante el bucle matinal por encima de los 40 segundos respecto a un Ott Tänak que lograba sólo un tramo antes su primer mejor tiempo como piloto Toyota. El estonio se aupaba a la segunda posición de la general después de superar a un Dani Sordo que aquejaba un problema con la monta de neumáticos después de que en el equipo se equivocaran, colocando una configuración distinta de gomas a la acordada. Elfyn Evans lograba el último scratch de la mañana antes de dirigirse todos los competidores a la asistencia.





Autosport ✔
@autosport

That's one lucky dog
#RallyMonteCarlo

4:01 PM - Jan 26, 2018



Entre los competidores del WRC2, Jan Kopecky ha tenido una mañana esplendida, marcando dos scratchs consecutivos (el primero sería para Kevin Abbring y su copiloto/piloto Pieter Tsjoen) y situándose en la primera plaza de la general con 4 segundos de ventaja sobre el francés de M-Sport y 4,8 segundo de diferencia sobre un Stéphane Sarrazin que no está inscrito dentro de la categoría, pero que compite también con un R5. Teemu Suninen por su parte sufría una salida de pista, dañando su Ford Fiesta R5 y teniendo que abandonar.

(...............)​

Recordad que para estar enterado del Rally de Monte-Carlo 2018 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: Ott Tänak se estrena como piloto Toyota dando caza a Ogier

Iván Fernández | @fernischumi | 26 de enero de 2018


La aparición de la lluvia, en algunos momentos prácticamente torrencial, ha complicado mucho la disputa del segundo bucle del viernes del Rallye Monte-Carlo 2018, llevando a que gran parte de los competidores de cabeza hayan tenido algún susto en los tramos de la tarde. Entre ellos, el propio Sébastien Ogier, el cual se salía en el séptimo tramo y se quedaba enganchado en una cuneta de la que le sacarían rápidamente los siempre incondicionales aficionados al Mundial de Rallyes.

El francés decía de esta forma adiós a parte de su ventaja, aunque con la fortuna y entrega de los espectadores allí presentes podía agradecer el sólo haberse dejado medio minuto en el lance, apenas 14,6 segundos respecto a un Ott Tänak que se había quedado sólo en la siempre difícil tarea de batir al campeón francés. Eran 19,3 segundo de desventaja para el piloto de Toyota GAZOO Racing que se encuentra realizando un deslumbrante debut con su nueva formación.

Ya por encima del minuto se establecía la desventaja de Dani Sordo respecto a la cabeza de carrera. Con la lluvia, el cántabro volvía a ceder algo de tiempo debido a una pequeña salida de pista y a los problemas de visibilidad con un efecto de empañado que también afectaba al Hyundai i20 WRC Coupé de Thierry Neuville. La gran esperanza de los hombres de Michel Nandan para empezar la temporada con un podio se involucraba en una lucha a tres bandas con los dos pilotos finlandeses de Toyota.


Ogier afrontaba con menos confianza el último tramo de la jornada, deseando regresar a la asistencia para tratar de mejorar los reglajes del Ford Fiesta WRC de cara a una jornada del sábado que también se plantea pasada por agua e incluso con la opción de la nieve oteándose en el horizonte. Volvería a ceder Sébastien algo de tiempo en el cierre del viernes, quedándose únicamente con 14,9 segundos de ventaja sobre Ott Tänak tras ocho tramos. En la lucha por la tercera plaza, Latvala se sitúa a 10,4 segundos, mientras que Lappi cedería algunos segundos al final del TC8 que le dejarían en la general con sólo dos décimas de ventaja sobre su compañero de equipo, 10,2 segundos por detrás del piloto de Hyundai mejor clasificado.

Por su parte, Thierry Neuville se unía a la lista de pilotos ganadores de una especial después de anotarse el último scratch del día tras los conseguidos de nuevo por Ott Tänak y Elfyn Evans en el inicio del bucle. En cuanto al resto, Kris Meeke se mantiene sexto como mejor Citroën después de los problemas de su compañero de equipo. Con más de 2 minutos y 35 segundos cedidos respecto a los líderes, Pierre Budar, nuevo responsable de la firma de los dos chevrones tras la marcha de Yves Matton, reconocía que se tomarán los dos próximos días a modo de test para probar distintos set-ups. Una realidad sin duda del estado actual del equipo galo en el WRC.

En WRC2, M-Sport tenía muy malas noticias. Después del abandono de Teemu Suninen esta mañana, los de Malcolm Wilson veían cómo su otro representante dentro de la categoría, Eric Camilli, que estaba peleando con Jan Kopecky por ser líder del rally, se salía de pista y sumaba el segundo adiós de una lista de inscritos que tan sólo contemplaba seis nombres y en la que el checo de Skoda se ha quedado como gran referencia. El joven belga, Guillaume De Mevius es ahora segundo de la general, mientras que en RC2 (coches R5 que no están inscritos en WRC2) Ole-Christian Veiby y Kalle Rovanperä escoltan a su compañero en la firma checa.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=Zypi1a0p-y0[/youtube]

(...............)​

Recordad que para estar enterado del Rally de Monte-Carlo 2018 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: el abandono de Dani Sordo agudiza los problemas de Hyundai

Iván Fernández | @fernischumi | 27 de enero de 2018


La nieve caída durante toda la noche ha hecho que los dos primeros tramos de la jornada del sábado del Rallye Monte-Carlo 2018 se hayan disputado sobre un impoluto manto blanco que cubría las carreteras. Con la principal duda en cuanto a la monta de neumáticos de si lleva cinco o seis neumáticos de nieve con clavos (200 unidades repartidas por cada goma de 2 milímetros de profundidad cada uno) en el coche, los competidores han afrontado el inicio de la segunda etapa sabedores de que los primeros competidores en salir al tramo iban a tener peores condiciones de agarre que el resto.

A pesar de ello, los principales espadas han tenido grandes problemas para mantenerse en pista, siendo testigos de trompos de hombres como Elfyn Evans, Kris Meeke o Andreas Mikkelsen que finalmente cerraban sus actuaciones con tiempos realmente competitivos. Sin referencias parciales de Sébastien Ogier, todo el mundo esperaba un golpe sobre la mesa de los pilotos de Toyota, muy acostumbrados a pilotar en este tipo de condiciones, sin embargo, sería el piloto francés de M-Sport el que terminaría afianzándose en el que según él había sido “uno de los peores tramos de su vida”. El pentacampeón endosaba casi medio minuto a Latvala y más de un minuto al que hasta entonces había sido su gran rival por la general, Ott Tänak, el cual ya caía a 1 minuto y 18,4 segundos del ganador de las últimas cuatro ediciones.

Lamentablemente, las informaciones acerca de una salida de pista de Dani Sordo llegarían apenas mediado el primer tramo, en torno al kilómetro 11 del recorrido compuesto por 29,16 kilómetros entre Agnieres en Devoluy y Corps. El español, que se encontraba en tercera posición y marcando los mejores splits en la especial con la que se abría la jornada no podrá reengancharse de cara a la hornada de mañana ya que no hay posibilidad de Rally2 en esta ocasión. Afortunadamente tanto él, como Carlos del Barrio se encontraban en buenas condiciones físicas tras el accidente. Se confirmaba un año más la maldición que persigue al equipo Hyundai en el Rallye de Monte-Carlo.


Quedaba la duda a partir de ese momento acerca de la estrategia a seguir por el equipo Toyota GAZOO Racing. Con tres pilotos situados dentro del Top 5, dos de ellos en posiciones de podio, parecía el inicio perfecto de temporada para los hombres de Tommi Mäkinen, sólo superados por Sébastien Ogier, un experto en esta prueba. Ott Tänak daría rápidamente la respuesta estas dudas, consiguiendo el mejor tiempo en la segunda especial de la jornada que mostraba claramente mejores condiciones respecto al recorrido con el que se iniciaba hoy la competición.

Apenas unos kilómetros con nieve y ‘papilla’ hasta la llegada a lo más alto del Col. Desde ese punto, la bajada se disputaba por carreteras muy anchas y relativamente limpias en las que los competidores hacían uso de sus neumáticos sin mucho temor a perder los clavos. La general llegaba a la asistencia con Ogier ostentando una ventaja de 1:03,4 minutos respecto a Ott Tänak, el cual conseguía sacar de nuevo algo de aire respecto a un Latvala que no se terminaba de encontrar cómodo con las condiciones ‘secas’ del TC10. En lo que respecta al resto, Meeke metía al primer Citroën en quinta posición tras la debacle del primer día, seguido ene ste caso por los dos Ford Fiesta WRC oficiales de Bouffier y Evans. Neuville es el mejor representante de Hyundai en octava plaza, a medio minuto de Elfyn.

Jan Kocpeký por su parte es líder destacado tanto en WRC2 como entre los pilotos de RC2 (coches R5), en este último caso con una sólida diferencia de más de dos minutos y 55 segundos sobre Ole-Christian Veiby, su compañero en Skoda y de más de 3 minutos y medio respecto a Kalle Rovanperä.

(...............)​

Recordad que para estar enterado del Rally de Monte-Carlo 2018 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: sólo Sébastien Ogier contiene a Toyota

Iván Fernández | @fernischumi | 27 de enero de 2018


Ya en condiciones más “secas” respecto a los tramos de la mañana, el segundo bucle se ha disputado con Ott Tänak tratando de enmendar la gran cantidad de tiempo que se había dejado en la primera especial del día con el que fue su compañero de equipo en 2017. A pesar de la calma meteorológica, la nieve derretida y las zonas de hielo negro han obligado a los competidores a extremar las precauciones, en esta ocasión optando la mayoría por montar neumáticos de nieve sin clavos para afrontar los dos recorridos antes de dirigirse hacia las cercanías de Mónaco, donde ya se disputará el tramo con el que se cierra la etapa del sábado.

Prácticamente nadie estaba exento de sufrir problemas. El conflictivo Agnières en Dévoluy – Corps, que por la mañana nos había dejado el abandono de Dani Sordo y Carlos del Barrio, se seguía cobrando víctimas, con Thierry Neuville acumulando hasta tres percances sin demasiadas consecuencias y con Ott Tänak y Kris Meeke saliéndose en el mismo lugar que el belga después de no poder detener el coche a tiempo.

A pesar de todos estos problemas, el mayor damnificado era Esapekka Lappi, el cual perdería su cuarta posición en favor de Kris Meeke después de una pequeña salida de pista en la que el piloto de Toyota GAZOO Racing pinchaba una de sus ruedas y debía detenerse para cambiarla. Los hombres de Tommi Mäkinen elegían una monta de cinco neumáticos de nieve sin clavos, mientras que el resto de competidores decidían incluir alguna rueda claveteada para asegurarse el agarre en las zonas de nieve. Sin embargo, la primera pasada había dejado muy embarrados los tramos, por lo que una configuración mixta perdía eficacia en este tipo de terreno.


Quedaba demostrado después de que Ott Tänak consiguiera darle dos bocados a la diferencia que ostentaba Sébastien Ogier al salir de la asistencia. A falta de cinco especiales para completar el Rallye Monte-Carlo, el estonio de Toyota se encuentra a 39,5 segundos del pentacampeón, por lo que se plantea un último tramo del día decisivo en lo que respecta a las esperanzas de Tänak de luchar por la victoria. Un error de la pareja francesa podría acercar a los ocupantes del Toyota Yaris WRC con el dorsal #8 a su objetivo de ganar en el debut con su nuevo equipo.

En cuanto al resto, Kris Meeke conseguía mantener la cuarta plaza de la general a pesar de un error en una horquilla de derechas en la que se iba largo. El norirlandés tiene seis segundos de ventaja sobre un entonado Esapekka Lappi que tratará de meter de nuevo su Yaris WRC tras las unidades de sus compañeros. Elfyn Evans superaba a Bryan Bouffier, mientras que el francés ahora debe estar atento ante la llegada de un Thierry Neuville que lograba el scratch para cerrar el bucle.

(...............)​

Recordad que para estar enterado del Rally de Monte-Carlo 2018 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: el duelo Ogier vs Tänak se pospone al domingo

Iván Fernández | @fernischumi | 27 de enero de 2018


Para terminar la etapa del sábado, los pilotos volvían a enfrentarse al tramo de Bayons – Breziers, el cual se realizó en la noche del jueves y precisamente la misma especial en la que Thierry Neuville perdía el año pasado la victoria después de un toque en la rueda trasera izquierda. En esta ocasión, las condiciones del asfalto, prácticamente secas debido a que la competición se desarrollaba más al sur que los tramos de esta mañana, permitían a los competidores volver a montar los compuestos blandos y suplerblandos de sus respectivos suministradores de neumáticos.

Tramo de mucha confianza, en el que se combinaban secciones muy estrechas y de horquillas en subida, con tramos muy rápidos en los que las curvas rápidas enlazadas ponían a prueba el trabajo de notas realizado por las tripulaciones en jornadas anteriores. Aunque Thierry Neuville reconocía que la monta correcta podría haber sido la del compuesto blando elegida por M-Sport para sus tres pilotos, lo cierto es que volvería a ser Toyota GAZOO Racing la que llevaría la voz cantante en las primeras referencias.

Esapekka Lappi lograba recuperar la cuarta plaza perdida en el segundo bucle, en este caso por sólo 1,6 segundos de diferencia sobre un Kris Meeke que poco podía hacer para frenar al de Toyota, especialmente después de calar el Citroën C3 WRC en una de las horquillas. Ott Tänak no podría igualar los tiempos realizados por Thierry Neuville o Elfyn Evans debido a la suciedad que iba tomando el tramo, pero sí estaba en disposición de recortar otros seis segundos a un Sébastien Ogier que se mostraba contento al llevarse más de medio minuto de ventaja a la última etapa del Rallye Monte-Carlo 2018.


Concretamente son 33,5 segundos los que permiten al piloto de M-Sport en soñar con la que sería su quinta victoria consecutiva en la cita monegasca, mientras que en el caso de Ott Tänak, supondría su primer triunfo en el debut con su nuevo equipo cuando sólo restan cuatro tramos, 63,98 kilómetros cronometrados. Tras ellos dos, un Jari-Matti Latvala en tierra de nadie. El finlandés tiene un minuto de desventaja respecto a su nuevo compañero de equipo y más de tres de renta sobre el dúo Lappi-Meeke.

Ninguno de ellos podrá entretenerse demasiado, ya que a veinte segundos se encuentra un inspirado Elfyn Evans que de no ser por el error del jueves hubiera estado peleando por entra en posiciones de podio. Thierry Neuville por su parte ya ha sobrepasado a un Bryan Bouffier al que se le está notando la falta de ritmo y de conocimiento de los nuevos World Rally Cars. En WRC2, Jan Kopecky se está limitando a gestionar su ventaja, mientras que Eric Camilli ha sumado un nuevo abandono tras ya haberse retirado ayer.

(...............)​

Recordad que para estar enterado del Rally de Monte-Carlo 2018 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Rallye Monte-Carlo 2018: Sébastien Ogier y Julien Ingrassia comienzan el año ganando en casa

Iván Fernández | @fernischumi | 28 de enero de 2018


El Col de Turini volvía a ser decisivo en la resolución del Rallye Monte-Carlo. En este caso, con una diferencia que superaba el medio minuto sobre Ott Tänak podría ser la diferencia entre acabar con todas las esperanzas del estonio de dar caza a Sébastien Ogier o dejar prácticamente visto para sentencia la primera prueba del Mundial 2018. La subida se presentaba prácticamente en su totalidad seca salvo los últimos kilómetros antes de llegar al alto, momento que se daba inicio a una bajada llena de hielo que no daba lugar a errores.

La monta de neumáticos entre los primeros de la clasificación general era prácticamente idéntica, combinando neumáticos superblandos, blandos y dos neumáticos de nieve con clavos para tratar de asegurarse esos kilómetros helados de la primera pasada por el Turini. Sin asistencia intermedia entre los dos tramos del primer bucle y los segundos, muchos optaron por jugárselo todo, especialmente Thierry Neuville, Craig Breen y Andreas Mikkelsen, los cuales decidían prescindir de las gomas de nieve para llevar todo de ‘seco’.

En estas condiciones, Ogier volvería a sacar provecho de su posición de salida para encontrarse zonas algo más barridas en las zonas de hielo y nieve. Tänak se lo tomaría con más calma, algo que le hacía afrontar las últimas tres especiales con 45 segundos de desventaja, los cuales ampliarían hasta los 46,2 segundos al paso por el Col de Braus.


No lo tendrían fácil aun así Ogier e Ingrassia, especialmente por el humo de las bengalas que este año se les ha dado a los aficionados por colocar a pie de cuneta y que en más de una ocasión han molestado a los participantes. Los franceses tendrían prácticamente que detener el Ford Fiesta WRC y encontrar a tientas la curva, pero a pesar de ello lograrían sacar unas décimas más a Ott Tänak que aletargaban aún más cualquier idea de ataque por parte del nuevo piloto de Toyota.

En cuanto al resto de luchas, destacaban el control que ejercía Esapekka Lappi sobre el veterano Kris Meeke en su particular batalla por la cuarta posición, mientras que Thierry Neuville se anotaba el scratch en el antepenúltimo tramo y se quedaba a 8,7 segundos de la sexta plaza ocupada por un Elfyn Evans con mucho subviraje. El belga sería protagonista del comienzo de la mañana al abroncar públicamente a sus ouvreurs después de que estos no le advirtieran de la gran presencia de hielo en la bajada del Col de Turini.

A pesar de algunos sustos de hombres como Thierry Neuville, Bryan Bouffier o Esapekka Lappi, no parecía que fuera a haber grandes incidencias entre los primeros, coronándose Sébastien Ogier junto a su copiloto, Julien Ingrassia, por quinta vez consecutiva (sexto triunfo en Monte-Carlo), de una forma mucho más dominante que la del año pasado, edición en la que se llevaría la victoria tras el error de Neuvile y después de haber liderado sólo los últimos cuatro tramos. Ott Tänak por su parte, además de liderar la formidable actuación de Toyota GAZOO Racing, también dejaba la primera demostración de lo bien que le ha sentado abandonar M-Sport y salir de la sombra de Ogier, ahora será Latvala el que se preocupe por el estonio.


Con los Toyota con amplías diferencias para copar la segunda, tercera y cuarta plaza, los ojos se centraban en la improvisada lucha por la quinta posición. Elfyn Evans parecía en disposición de dar caza a su compatriota, Kris Meeke, sin embargo, sería el de M-Sport el que no conseguiría retener su posición respecto a Neuville. Sin embargo, quedaba lugar para un nuevo golpe de efecto. Lappi perdía la trasera en una frenada con mucha tierra y se iba fuera. Al joven ganador del Rally de Finlandia 2017 le pasaría factura este lance, tardando mucho en engranar la marcha atrás y perdiendo más de medio minuto y por tanto tres posiciones de golpe en la general.

Kris Meeke pasaba a ser cuarto, mientras que Thierry Neuville, prácticamente derrotado tras su error del primer tramo, recuperaría dos posiciones en la última especial del rally que le permitían llevarse los valiosos puntos de la quinta plaza. Esapekka era perfectamente consciente de la gran oportunidad perdida para cerrar un gran inicio de temporada para su equipo. Meeke se anotaría el triunfo en la Power Stage, seguido de Neuville, Mikkelsen, Latvala y Ogier.

En WRC2, la diferencia de Jan Kopecký sobre el resto ha sido más que notable. El piloto checo que cumplía hoy 36 años, se ha alzado con el triunfo en esta segunda categoría con más de 14 minutos de ventaja respecto al segundo, De Mevius, en lo que sin duda ha sido una pequeña toma de contacto antes de que en Suecia gran parte del plantel de piloto que luchar por el campeonato se estrenen esta temporada. Entre los R5, ha sido Kalle Rovanperä el máximo rival de su compañero en Skoda, en este caso a más de 5 minutos del checo y haciendo valer en parte la experiencia adquirida durante 2017 en el Nacional Italiano.

(...............)​

Recordad que para estar enterado del Rally de Monte-Carlo 2018 al minuto, seguiré la actualidad de la prueba a través de mi cuenta personal de twitter @fernischumi
 

Nicola Romeo

Deidad Alfista

Control Stop. Mismo resultado en Monte-Carlo, distinta sensación

Iván Fernández | @fernischumi | 29 de enero de 2018


Un año más tarde, sin faltar a su cita habitual desde hace un lustro, Sébastien Ogier y Julien Ingrassia se subían a lo más alto del podio del Rallye de Monte-Carlo. Los dominadores del Mundial de Rallyes durante los últimos cinco años volvían a comenzar una temporada como líderes y lejos de pensar en que en Suecia deberán volver a abrir pista, la pareja francesa lucía la mejor de sus sonrisas, sabedores que este año ha empezado de forma ‘distinta’ a pesar de conseguir el mismo excelente resultado.

Fue una victoria de nuevo, con Ott Tänak y Jari-Matti Latvala escoltándole en el podio, aunque en un orden distinto al anterior y con el estonio ahora enfundado en los colores de Toyota. Ogier e Ingrassia también se alzaron con cuatro scratchs, mientras que Thierry Neuville fue el encargado un año más de encabezar la lista de pilotos con más victorias parciales. Sin embargo, el resultado para el belga también volvió a ser más que decepcionante a pesar de enmendar la plana en el último tramo.

Fueron muchas las similitudes respecto a la edición del Rallye Monte-Carlo 2017, sin embargo, este año la sensaciones eran completamente distintas para Sébastien Ogier. El francés ya conoce su Ford Fiesta WRC. Ya no son esos dos desconocidos a los que les tocó aliarse durante la pasada temporada para cumplir los sueños de Malcolm Wilson. Esta vez sí, el pentacampeón tiene un coche que se asemeja a lo que él busca y además es consciente de que la aportación técnica y económica por parte de Ford Performance le respaldará en el largo camino hacia el que puede ser su sexto entorchado intercontinental. La sonrisa, rodeado de los suyos y con la tranquilidad de haber hecho el trabajo ya durante su primera temporada en M-Sport, nos hacen presagiar que volveremos a ver una versión muy parecida a la mejor por parte de Ogier.


_______________________________________________

Toyota dio la de cal, mientras que Hyundai y Citroën volvieron a ser la de arena en un Monte-Carlo que no siempre es representativo de las fuerzas de cada uno
_______________________________________________

No ha cambiado la maldición que parece perseguir a Hyundai Motorsport en la cita monegasca. El año pasado perdieron el rally en el último tramo del sábado, en esta ocasión, lo tenían ya perdido en el primero del sábado. De poco sirvió la remontada a la desesperada de Neuville cuando el belga decía adiós a cualquier opción en el primer tramo del jueves y en el inicio de la etapa del viernes. Thierry es perfectamente consciente de que Ogier no suele cometer errores, él mismo lo sufrió en sus carnes en 2017, y que cada fallo que cometes significa partir en desventaja frente a él. Nos quedamos con las ganas de ver de qué hubieran sido capaces Andreas Mikkelsen y Dani Sordo.

De nuevo el cántabro estaba en la lucha por el podio en Monte-Carlo, logrando tiempos que le hubieran permitido estar en la batalla con Latvala y Lappi, sin embargo, una salida de pista cuando estaba atacando le dejaba fuera. Complicado de explicar, especialmente en un rally en el que es muy difícil saber sin splits si vas demasiado lento o si estás yendo demasiado rápido. Las criticas públicas de Alain Penasse fueron simplemente innecesarias y desaforadas. Sólo el quinto puesto final de Neuville después de superar sobre la campana a Evans y Lappi, pudo en parte salvar el fin de semana de una Hyundai que parece confirmar el potencial que se le presume. En Suecia están prohibidos los errores si no quieren comenzar en una posición muy desfavorable.


Los que sí realizaron un gran inicio fueron sin duda los hombres de Toyota GAZOO Racing. Únicamente ese error de Esapekka Lappi en la Power Stage pudo quitar algo de brillo a un comienzo esplendoroso de la marca nipona y el Toyota Yaris WRC, con las novedades aerodinámicas frontales, sigue siendo el coche más estable en frenada de todo el plantel. Destacar sin duda el debut de Tänak. Para mantener la tónica, el estonio sigue siendo el mismo piloto descarado que el año pasado ya le dio algún susto a Ogier y ha confirmado que, además de su rápida adaptación a Toyota, también está dispuesto a no respetar ningún tipo de vitola de líder de equipo por parte de Latvala. Como diría Loquillo, Ott sigue siendo (sin hacer referencia a su físico) el mismo tipo “Feo, fuerte y formal”.

Estaba anunciada una debacle por parte de Citroën Racing y la mejor noticia para la firma de los dos chevrones fue el scratch en la Power Stage de Kris Meeke, algo que demuestra que siguen siendo referencia sobre asfalto, y que terminaran los dos C3 WRC. Meeke sigue siendo el mismo, mientras que Breen se vio superado en esta ocasión por el propio rally. El irlandés, después de terminar quinto el año pasado con el Citroën DS3 WRC de la anterior generación, aquí se vio claramente sobrepasado, en parte por los problemas de frenos que le retrasaron el viernes (tuvo que frenar el coche durante dos tramos con el freno de mano, con todo lo que eso conlleva) y poco más pudo hacer que terminar la prueba sin afectar más al escueto presupuesto de Citroën para este año.


_______________________________________________

El WRC All Live se estrena con un suficiente, el nuevo cronometrador se queda en ‘blanco’ ante su primer examen.
_______________________________________________

En cuanto al polémico WRC All Live, está claro que el concepto es bueno, pero falta pulirlo mucho. Si hace cinco años nos hubieran dicho que íbamos a estar viendo todos los tramos en directo y con una cobertura especifica de cientos de horas en una temporada, no nos lo hubiéramos creído. Sin embargo, Red Bull se ha propuesto de una vez por todas el sacar el máximo jugo al campeonato y esta nueva iniciativa sin duda ayudará a conseguirlo.

Obviamente los fallos técnicos han sido desquiciantes este fin de semana, aunque también en parte comprensibles debido a la difícil orografía de las especiales por las que se disputa el Rallye Monte-Carlo, así como por su cruda meteorología. Las voces elegidas (in english, of course) son expertas, las nuevas incorporaciones no han desentonado y se puede seguir la competición. ¿Ahora mismo vale esos 8,99€ al mes? No, pero puliendo esos detalles sí los valdrán.


Algo más difícil de comprender son los fallos del nuevo cronometrador. A la anterior empresa, los españoles de SIT, fueron prácticamente lapidados por problemas que no siempre estaban bajo su control. Hubo ‘quesos de Gruyere’ en los tiempos, sí, pero el estreno de los nuevos responsables australianos ha supuesto un “silencio de radio” durante todo el fin de semana prácticamente inadmisible. Lejos de solucionarlo en la web oficial a mano, poniendo los tiempos y las clasificaciones oficiales al modo tradicional, se limitaron a pegar la pantalla del cronometraje oficial únicamente con los splits y un mensaje de disculpa… Así desde luego no.

En WRC2, Jan Kopecký volvió a demostrar a sus 36 años recién cumplidos que sigue siendo uno de los pilotos más regulares y fiables del Mundial. En esta ocasión hizo valer estas características para terminar con más de 20 minutos sobre el segundo en el WRC, Eddie Sciessere (De Mevius fue penalizado por no cumplir el peso mínimo su batería), en una pobre lista de inscritos que sin duda no representa el espectáculo que nos tiene reservado para esta campaña la categoría. Muy bien Kalle Rovanperä, sin grandes errores en un terreno en el que siempre es difícil debutar, mientras que M-Sport sigue también con su mala racha de resultados con los R5, situación que contrasta con su buen momento en el campeonato absoluto a pesar de que, por ahora, la estrategia del tercer piloto ‘rotativo’ no le ha funcionado con el piloto de pago, Bryan Bouffier. Veremos si Suninen sigue impresionándonos en Suecia.
 
Arriba