Bienvenido a Alfistas.com el foro sobre Alfa Romeo
Por favor ingresa o regístrate.


Autor Tema: IndyCar  (Leído 3764 veces)

0 Usuarios y 2 Visitantes están viendo este tema.

Abril 11, 2017, 10:16:05 am
Respuesta #120

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #120 en: Abril 11, 2017, 10:16:05 am »
Pippa Mann regresará a Indianápolis con Dale Coyne Racing

Humberto Gutiérrez el 29 de Marzo de 2017


Por quinto año consecutivo, la piloto británica competirá en las 500 Millas de Indianápolis bajo el amparo de Dale Coyne Racing, escudería que pondrá en pista un tercer coche, los otros dos están asignados a Sebastien Bourdais y a Ed Jones. Mann será asistida por el ingeniero Rob Ridgely, quien ha estado junto a ella en las pasadas ediciones de la famosa carrera.

Tal como lo ha realizado en los últimos cuatro años, Mann será la abanderada de Susan G. Komen, organización que le patrocina y que a su vez busca recaudar fondos para apoyar la investigación mundial sobre el cáncer de mamas, de allí el color rosa que ha distinguido el monoplaza de la piloto. En sus declaraciones ante la prensa, Mann se mostró muy emocionada de regresar a Indianápolis el próximo mes de mayo y tomar la salida de las 500 Millas por sexta ocasión en su trayectoria, lo que además de enaltecer su carrera deportiva también le permitirá apuntalar nuevamente a la organización benéfica de la cual es imagen.

Vía | Racer

"La Bolsa, como cualquier otra religión, se basa en reunir a un número suficiente de incautos que acepten como racionales unos axiomas delirantes -que los cuervos hablan o que un piso de 30 millones vale 60, según los casos-"

Matías Vallés

"Muchas veces se ha visto como las personas se estafan unas a otras, pero hasta entonces nunca se había visto que las personas se estafaran a sí mismas."

John Kenneth Galbraith (1908-2006)

Abril 11, 2017, 11:07:55 am
Respuesta #121

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #121 en: Abril 11, 2017, 11:07:55 am »
Descubre el último boceto de IndyCar para la temporada 2018

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 29 de Marzo de 2017


Con algo de retraso con respecto al calendario inicialmente desvelado, la IndyCar Series ha aprovechado el parón de un mes entre las dos primeras citas de 2017 para enseñar un nuevo boceto de cómo será su monoplaza a partir de la próxima temporada. En esta ocasión no se nos muestran distintas soluciones sino un concepto muy próximo a cómo será este chasis una vez más diseñado por Dallara, suministrador único del certamen desde hace una década. Las diferencias con el diseño hasta ahora empleado, superpuestas en blanco, son notables.

Las promesas de  inspirarse en su glorioso pasado parecen camino de cumplirse. La altura del capó motor será menor y los alerones se reducirán a la mínima expresión en los grandes óvalos, haciendo una clara apuesta por el efecto suelo buscando así reducir turbulencias y favorecer los adelantamientos. Eso sí, la configuración más extrema se reservará para los superspeedways, siendo más conservadores en cuanto a carga generada a través del suelo de los monoplazas en ruteros, urbanos y óvalos cortos según explica Dallara en la nota de prensa.

El objetivo es poner en pista el nuevo coche a mediados de verano, pero antes incluso de lograrlo en Dallara se congratulan de haber cumplido “el 97 por ciento” de los objetivos inicialmente marcados cuando se decidió acabar con los aerokits y regresar al chasis único para 2018.





IndyCar Series
            @IndyCar

Get your exclusive 2018 #INDYCAR designs here:
3:58 PM - 29 Mar 2017




Abril 11, 2017, 02:32:31 pm
Respuesta #122

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #122 en: Abril 11, 2017, 02:32:31 pm »
A. J. Foyt tendrá su exposición en el Museo del Motor

Humberto Gutiérrez el 30 de Marzo de 2017


Con motivo de cumplirse 40 años de su cuarta y última victoria en las 500 Millas de Indianápolis, el Museo del Motor organizará una exposición, a partir del 14 de abril, en honor al histórico piloto norteamericano Anthony Joseph Foyt, mejor conocido como A.J. Foyt. Se informó que al menos unos cuarenta coches afines a la leyenda viviente estarán en exhibición.

Los cuatro monoplazas con los que obtuvo sus victorias en Indianápolis podrán ser observados. Los Bowes Sellos Especials de 1961 y de 1964, el Sheraton-Thompson Specials de 1967 y el Gilmore Coyote de 1977; serán algunas de las principales atracciones, aunque también se podrán observar los coches más emblemáticos que utilizó Foyt en la NASCAR, USAC y en otras categorías. Para resaltar el hecho que Foyt llegó a competir en las 500 Millas de Indianápolis desde 1958 hasta 1960, cuando la prueba norteamericana se incluía en el calendario de la Fórmula 1.

También serán exhibidos muchos objetos y recuerdos de la colección personal de Foyt, algo que siempre es interesante, sobre todo cuando salen a la luz tras muchos años guardados. Se estima que la exposición, misma que está patrocinada por Chevrolet, se mantenga hasta el 31 de octubre

Vía | nbc.motorsport


Abril 11, 2017, 02:48:15 pm
Respuesta #123

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #123 en: Abril 11, 2017, 02:48:15 pm »
James Hinchcliffe gana en Long Beach y Sebastien Bourdais sigue líder de la IndyCar

Humberto Gutiérrez el 10 de Abril de 2017


Basado en una inteligente estrategia de dos paradas, el piloto del equipo Schmidt Peterson Motorsports Honda se llevó la victoria en el Gran Premio de Long Beach, segunda fecha del calendario de la IndyCar. Fue el quinto triunfo de Hinchcliffe en su trayectoria en la serie y el segundo de Honda esta temporada. Sebastien Bourdais, el ganador de la cita en San Petersburgo llegó en segundo lugar, y se afianza en la cima del campeonato, en tanto Josef Newgarden, el mejor piloto del equipo Penske el fin de semana, completó el podio.

El difícil trazado urbano de Long Beach fue testigo del abandono de los cuatro pilotos del equipo Andretti Autosport, Alexander Rossi, Takuma Sato, Marco Andretti y Ryan Hunter-Reay. También de los problemas de Will Power, quien protagonizó un incidente con Charlie Kimball en la misma primera vuelta y allí dejó sus aspiraciones de victoria, el décimo tercer lugar fue su premio de consolación. Otro piloto que no tuvo una buena carrera fue Helio Castroneves, partió desde la pole y una vez iniciada la carrera cedió cinco posiciones. En todo momento lució enredado el veterano brasileño, incluso sufrió una penalización, y a duras penas llegó en el noveno lugar.

Uno de los animadores de la carrera fue Scott Dixon, que se hizo con la delantera en los primeros compases y siempre se mantuvo con opciones de victoria, pero una cuestionable estrategia de tres paradas, misma que criticó al finalizar la carrera, le hizo perder una gran oportunidad de alzarse con el triunfo. En sus declaraciones, indicó que en primera instancia iba a dos paradas, pero su equipo apostó porque saldría una bandera amarilla en el último tercio de la carrera y por ello cambió a tres paradas sobre la marcha. El resultado fue que llegó líder hasta la vuelta 62 y una vez detenido en boxes, al salir no pudo pasar del cuarto lugar. Por su parte, Hinchcliffe realizó dos paradas y desde la vuelta 63 asumió el primer lugar, posición que no soltaría hasta bajar la bandera a cuadros en la vuelta 85.

El equipo de Bourdais también tenía en sus planes dos paradas, pero el piloto tuvo que detenerse por tercera ocasión para un cambio de alerón. Con todo y tal contratiempo, fue capaz de escoltar a Hinchcliffe, aunque se debe decir que aprovechó la deserción de Ryan Hunter-Reay, cuyo coche sufrió una falla mecánica que le impidió mantenerse en posiciones de podio. Para destacar también la actuación de Simon Pagenaud, quien partió último y finalizó en el quinto lugar. Con el resultado final, Bourdais se afianza en el tope de la clasificación con 93 puntos, seguido de Hinchcliffe con 74, Pagenaud con 71, Dixon con 70 y Newgarden con 59.

Vía | nbc.motorsport


Abril 17, 2017, 11:48:51 am
Respuesta #124

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #124 en: Abril 17, 2017, 11:48:51 am »
Gabby Chaves volverá a participar en las 500 Millas de Indianápolis

Humberto Gutiérrez el 11 de Abril de 2017


El piloto colombiano, Gabriel “Gabby” Chaves, anunció que estará con el nuevo equipo Harding Racing Chevrolet en la próxima edición de las 500 Millas de Indianápolis. Chaves, campeón de la Indy Lights temporada 2014, debutó en la IndyCar en 2015 con el equipo de Bryan Herta y el año pasado apenas participó en seis carreras junto a Dale Coyne Racing.

Será la tercera participación de Chaves en la famosa prueba, cuyo mejor resultado fue el puesto 16 en 2015. El nuevo equipo Harding Racing tendrá su sede en Indianápolis y estará en las pruebas que se realizarán en el circuito de Texas Motor Speedway esta semana. Al piloto colombiano de 23 años le fue asignado el número 88 y será tutelado en las prácticas del equipo por Al Unser Jr.

    Estoy muy contento y emocionado de tener la oportunidad de correr en mi tercera Indy 500. Unirme a un nuevo equipo donde están involucrados Mike Harding y Larry Curry es fantástico porque saben como guiar un equipo.

Vía | Autosport


Abril 18, 2017, 12:31:10 am
Respuesta #125

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #125 en: Abril 18, 2017, 12:31:10 am »
Fernando Alonso disputará las 500 Millas de Indianápolis 2017

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 12 de Abril de 2017


Después de una década comentando su voluntad de probar un día suerte en Le Mans e Indianápolis y buscar así conquistar la Triple Corona (sólo Graham Hill lo ha logrado) al fin vamos a tener la oportunidad de ver a Fernando Alonso pisar uno de esos escenarios míticos del automovilismo mundial. El asturiano competirá en la próxima edición de las 500 Millas de Indianápolis de la mano de Andretti Autosport, McLaren y Honda.

También para McLaren será un evento muy especial, el regreso a una prueba que conquistó tres veces en los años setenta: dos con su propio equipo y una dotando de chasis a un equipo clave en la historia de la prueba como es Penske. Además sus socios en esta aventura, Honda y Andretti Autosport, son una garantía de competitividad. No en van hablamos de los últimos vencedores, gracias a la increíble estrategia llevada a cabo por Alexander Rossi y Bryan Herta.

El equipo se llamará oficialmente McLaren-Honda Andretti y supondrá también la reunión de un tándem que no funcionó la primera vez: el propietario de Andretti Autosport es Michael Andretti, que ni siquiera acabó la temporada 1993 como compañero de Ayrton Senna en McLaren. Según explica Fernando Alonso en el comunicado “soy consciente de que tengo por delante una larga curva de aprendizaje, pero volaré a Indianápolis nada más acabar el Gran Premio de España para probar nuestro coche desde el 15 de mayo, esperando acumular un gran kilometraje cada día”.

Por el momento McLaren no ha querido confirmar la identidad del sustituto de Fernando Alonso en el Gran Premio de Mónaco.

Foto | McLaren


Abril 18, 2017, 04:20:32 pm
Respuesta #126

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #126 en: Abril 18, 2017, 04:20:32 pm »
¿Qué se le ha perdido a McLaren y Fernando Alonso en Indianápolis?

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 12 de Abril de 2017


Una vez dada la noticia, vamos a intentar razonar qué ha llevado a Fernando Alonso y McLaren hasta la disputa de las 500 Millas de Indianápolis en 2017, sacrificando la participación del piloto español en el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1. Y aunque a algunos les suene extraño, no es una jugada tan descabellada como puede parecer de primeras. Todos ganan. O como mínimo, nadie pierde en exceso con la puesta en marcha de este proyecto.

Fernando Alonso y McLaren necesitan ganar. Da igual el palmarés que ambas partes atesoran. La necesidad está ahí porque son grandes de la Fórmula 1. Y por mucho que Honda se ponga las pilas con su propulsor, la temporada 2017 está perdida. Sí, puede que un gran fin de semana en Mónaco les hubiera dado la posibilidad de luchar por puntos. Pero no optarán a la victoria, como sí pueden hacer en las 500 Millas de Indianápolis. Para McLaren, es seguir sacando provecho de su pasado, dado que ya vencieron allí en los setenta; para Alonso, marcarse un objetivo como la Triple Corona es mantener alta la motivación y cimentar su leyenda. Una bonita historia que contar y vender, una forma de erigirse en quienes velan por lo que un día fue el automovilismo.

Todo este relato convence fácilmente a Honda. Pero además para la casa japonesa es la forma de demostrar al mundo que sí saben hacer motores competitivos (aunque sea en IndyCar). Da igual que ganaran las 500 Millas en 2016 con la propia Andretti Autosport o que hayan dominado el inicio de la IndyCar 2017. La presencia de Fernando Alonso y McLaren en Indianápolis está enfocada a otro público. El mismo público que lleva tres años presenciando su ridículo en Fórmula 1. Honda no necesita ni ganar, lo importante es ser competitiva y si encima gana otro monoplaza motorizado por Honda el eco mediático fuera de EEUU será mucho mayor que cualquier otro año. Sólo con lo de hoy ya han rentabilizado todo el programa en IndyCar.

Además tanto la IndyCar como la Fórmula 1 pueden sacar provecho de este proyecto. El certamen estadounidense siempre acoge con los brazos abiertos a participantes ilustres en Indianápolis y verlos derrotados por sus pilotos habituales les permite vender la calidad de su parrilla. Del mismo modo, que un pedacito de Fórmula 1 se traslade a su gran carrera es una ventana increíble de cara a encontrar nuevos socios. Por otro lado, para la Fórmula 1 que quiere Liberty Media es una forma de venderse en Estados Unidos: pese al bajón de popularidad provocado por el cisma de los monoplazas americanos en los noventa, ninguna otra carrera de IndyCar se ve tanto como las 500 Millas.

Incluso para el mayor y único damnificado, Stefan Wilson, la jugada no es tan mala. Como reveló la revista estadounidense RACER y posteriormente se confirmó de forma oficial, el británico, hermano de Justin Wilson, tuvo que renunciar a su asiento asegurado en las 500 Millas de Indianápolis para que Fernando Alonso y McLaren dispusieran del último motor Honda libre. Se lo pidió Mark Miles, el máximo responsable de la IndyCar, en persona. A cambio el certamen se compromete a dar mayor visibilidad a sus patrocinadores y hacer todo lo posible para que compita en 2018. Y queda como un auténtico señor a ojos de todo el mundo.

Ahora sólo queda que Fernando Alonso sea tan competitivo como todos esperamos que sea. Piloto, coche, motor y equipo son buenos, pero ante ellos tienen dos semanas de trabajo y adaptación a un entorno que el asturiano desconoce por completo. Dar una vuelta rápido a Indianápolis no es complicado. Dar 200 vueltas rápido a Indianápolis, con cambios de viento, presiones, desgaste o debiendo gestionar el consumo, algo más pero posible. Volar y no fallar el día clave, rodeado por otros 32 coches, será otro cantar que estaremos dispuestos a escuchar con atención.

Foto | McLaren


Abril 19, 2017, 10:13:05 pm
Respuesta #127

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #127 en: Abril 19, 2017, 10:13:05 pm »
Dario Franchitti sugiere prudencia con las expectativas de Fernando Alonso en Indianápolis

Humberto Gutiérrez el 13 de Abril de 2017


El piloto escocés ya retirado, ganador en tres ocasiones de las 500 Millas de Indianápolis, se pronunció tras conocer la noticia sobre la presencia de Fernando Alonso en la próxima edición de la carrera y las expectativas que se han generado en torno a sus opciones. En sus declaraciones públicas felicitó al piloto español por asumir el desafío, pero por otra parte sugiere prudencia porque expectativas demasiado altas en este tipo de eventos terminan en decepciones ya que se debe lidiar con elementos muy puntuales como un muro que no perdona errores.

Explicó Franchitti, quien es cuatro veces campeón de la IndyCar, que hasta sus oídos llegaron ciertos comentarios acerca de las posibilidades que tiene Alonso de emular lo realizado por Alexander Rossi el año pasado, ganar la carrera en su primera participación, pero se debe caer en cuenta que son dos casos distintos porque Rossi ya había competido en el óvalo de Phoenix esa temporada y además sumaba otras cuatro participaciones en la serie, incluyendo el Gran Premio de Indianápolis. Para Alonso será su primera incursión en carreras de óvalos y sin tener experiencia deberá asimilar de inmediato todos los elementos inherentes a tal situación.

Destacó el escocés que las condiciones del clima, las variables de temperaturas, la humedad, al cambio del viento, el tráfico y el consumo de combustible deben ser gestionados de modo variable porque la carrera es muy larga. Se debe aprender a correr cerca del muro donde el efecto de las fuerzas físicas tienden a complicar el desempeño y además para ganar hay que derrotar a pilotos veteranos en estas lides como Scott Dixon, Will Power, Helio Castroneves, Tony Kanaan y muchos otros. El solo hecho de presentar credenciales de otra categoría no significa que tendrá alguna ventaja en una disciplina donde enfrentará a pilotos acostumbrados a este tipo de carreras.

    El hecho de que Fernando Alonso esté presente en las 500 millas de Indianápolis de este año es muy bueno para la IndyCar, pero se debe tener prudencia con las expectativas porque correr en un circuito como Indianápolis es muy diferente a lo que hace en la Fórmula 1. El muro estará esperando y no concede segundas oportunidades, si se comete un error de inmediato se daña el coche y estás fuera. La experiencia en óvalos es muy importante porque condiciones varían y hay que adaptarse, el viento cambia y se debe reaccionar rápido con la puesta a punto.

Vía | (Motorsport Total)


Abril 20, 2017, 10:10:45 am
Respuesta #128

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #128 en: Abril 20, 2017, 10:10:45 am »
El reto de Fernando Alonso en Indianápolis no tiene comparación posible

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 17 de Abril de 2017


Durante estos cinco días posteriores al anuncio de McLaren, Honda y Fernando Alonso de su participación en las 500 Millas de Indianápolis se han leído multitud de comparaciones y recuerdos a los pilotos que lograron imponerse a ambos lados del charco, así como quienes intentaron la transición de Fórmula 1 a IndyCar sin éxito. Sin embargo, soy de la opinión de que algo falla en el relato hasta ahora leído, visto y oído en los medios especializados sobre este desafío: nadie ha hecho lo que va a intentar Fernando Alonso este año.

Las condiciones en las que el asturiano ha aceptado participar en las 500 Millas de Indianápolis son muy distintas a aquellas en las que compitieron los nombres que más se han oído durante esta semana: Jim Clark, Graham Hill, Nigel Mansell, Teo Fabi, Kurt Busch, Alexander Rossi… Por ejemplo, ninguno de ellos llegó con menos preparación en óvalos que Alonso.

Alexander Rossi ganó el año pasado en Indianápolis como debutante. Pero disputó una carrera en Phoenix unas semanas antes. En el mismo escenario Nigel Mansell hizo su primer test meses antes de Indianápolis, si bien es cierto que se perdió la carrera por un fuerte accidente en entrenamientos. Teo Fabi directamente se bajó del coche asustado la primera vez que rodó en un óvalo y pensándose seriamente si repetiría alguna vez la experiencia, meses antes de marcar la pole en su debut en Indianápolis. Fernando Alonso no va a tener esos meses de margen para pensárselo y adaptarse. Y Kurt Busch realizó su primer test en Indianápolis un año antes de disputar las 500 Millas con Andretti Autosport, en 2014.

No he hablado de los protagonistas de la invasión británica de los años sesenta. Pero también debemos entender que Indianápolis era otra carrera. Hasta hace unos años, las 500 Millas de Indianápolis duraban todo el mes de mayo. Había cuatro días de clasificación y no bastaba con dos manos para contar los días de entrenamientos. Eso hace muy irreal cualquier comparación entre cómo afrontaron la transición los Clark, Hill (que años antes de ganar como debutante ya había realizado una intentona allí), Stewart (por cierto, bastante mejor que Hill el año en que éste logró su victoria, hasta el punto de recibir el premio a rookie del año) e incluso Mansell, Piquet o Fittipaldi años más tarde y cómo se realiza ahora. Las dos semanas que Fernando Alonso pasará en el Brickyard son una broma frente a eso.

El contexto técnico tampoco es el mismo que en los años sesenta. Esa década fue mágica en cuanto a la evolución del automovilismo, con Indianápolis como uno de sus mayores escenarios. Motor atrás, repostajes rápidos, aerodinámica… Aunque los locales mantuvieron cierta competitividad y el barniz de resistencia que tenía Indianápolis abría el abanico de posibilidades, la tecnología que mayoritariamente los europeos exportaron a las carreras en EEUU dio una clara ventaja competitiva a los pilotos de Fórmula 1 que decidieron probar suerte allí. Eso ya no existe. Fernando Alonso pilotará un coche muy parecido al de sus 32 rivales, que para más inri lo conocerán como la palma de su mano.

Por supuesto la estabilidad reglamentaria significa también que es muy complicado que Fernando Alonso no disponga de un coche competitivo. Ya no estamos a mediados de los noventa, cuando Penske pasó en un año de dominar Indianápolis (1994) a hacer el ridículo en clasificación (1995). Pero sí estamos ante un escenario en el que por hablar mal y pronto, hasta el más tonto hacer relojes. Y se corre prácticamente en pelotón. Si miramos ediciones previas al cambio de siglo son muy pocos los coches que encontraremos acabando en la vuelta del líder: las disparidades de ritmo eran mayores y la fiabilidad, escasa. En este 2017 una veintena de coches pueden llegar con expectativas reales de hacerse con la victoria, corriendo cuerpo a cuerpo durante casi tres horas, algo totalmente diferente a lo que el español conoce.

En resumen, aunque haya ejemplos del pasado que nos puedan hacer pensar que Fernando Alonso puede luchar fácilmente por la victoria, si nos paramos detenidamente a analizar el contexto nos daremos cuenta de que son falsas pistas. Aunque se nos quiera vender que el reto es aspirar a ganar las 500 Millas de Indianápolis (algo que el propio Alonso ha intentado relativizar al menos en este primer año) e ir a por la Triple Corona, ya el hecho de competir en Indianápolis sin haber corrido jamás en óvalo y realizando temporada completa en Fórmula 1, en los tiempos que corren, es una proeza. Para mí, el desafío deportivo del año.

Y si de verdad queremos una comparación ajustada a la realidad, pues al final son tan odiosas como inevitables, tomemos como ejemplo la participación de Kurt Busch en 2014: mínima experiencia en IndyCar, temporada completa en otra competición, monoplaza extra de Andretti Autosport y sexto puesto final. Firmaría ese resultado.

Foto | IndyCar Series


Abril 21, 2017, 09:04:08 am
Respuesta #129

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #129 en: Abril 21, 2017, 09:04:08 am »
Penélope y el perro de Pavlov

Humberto Gutiérrez el 20 de Abril de 2017


Una vez anunciada la participación de Fernando Alonso en las 500 Millas de Indianápolis, de inmediato una tendencia mediática envolvió la naturaleza del evento y la IndyCar pasó en instantes de ser una categoría de segunda a constituirse en un desafío de proporciones épicas. Eran predecibles todos los argumentos que suelen exponerse para un público condicionado, pero lo que más me indignó fue una comparación realizada entre el presente y la ocasión cuando Nigel Mansell desembarcó en suelo norteamericano, con el título de la Fórmula 1 en su poder. En apenas días, a través de una vorágine informativa de frágil sustento, se distorsionó la historia de la IndyCar, situación que a nivel sensorial me hizo evocar la imagen de Penélope, esperando sentada, y a su lado el perro de Pavlov.

Antes de proseguir indico que en la actual IndyCar todos los pilotos tienen las mismas posibilidades de ganar carreras ya que ninguno cuenta con una ventaja significativa en cuanto a la mecánica o la aerodinámica, disponen de un material muy similar. La única diferencia radica en la procedencia del motor, si es Honda o Chevrolet, y en el personal que se desempeña en los boxes. Por tal razón no es descartable la probabilidad de que Fernando Alonso, de lograr clasificar, gane las 500 Millas de Indianápolis, pero de allí a decir que la IndyCar constituye el mismo desafío de hace 20 años atrás o que la serie regresará a aquellos niveles de audiencia solo por la presencia del piloto es absurdo, incluso que se hable solo de Mansell para realizar osadas comparaciones, pero ni siquiera asomar lo ocurrido a Nelson Piquet, tampoco sorprende.

Cierto es que el último ganador de las 500 Millas de Indianápolis, Alexander Rossi, era un novato en la IndyCar, acontecimiento que por lógica concede cierta oportunidad a Alonso de lograr el triunfo, pero, como se dice coloquialmente, se debería echar el cuento completo y referir el contexto situacional de lo realizado por Rossi, ya que las probabilidades de reeditar una victoria de esa forma son demasiado remotas. Sobre este punto creo que fomentar el pensamiento crítico debería ser un deber de los medios de información, además de presentar los acontecimientos con la mayor objetividad posible, para que a partir de allí el público pueda concebir sus propias opiniones, pero la teoría de Iván Pavlov, referida al reflejo condicionado, todavía se aplica con mucho éxito a nivel de medios y por ello la reiterada estrategia de hacer sonar la campana para estimular al perro, en este caso receptores de la información, aunque no haya alguna comida en el plato.

Penélope sigue esperando y todavía no llega aquella gloria del pasado, hace sonar la campana al perro de Pavlov pero no le muestra la comida sino un plato repleto de ilusiones, sueños, esperanzas y aspiraciones. La artillería mediática señala que ganar en América será algo de trámite, imponerse en las 500 Millas de Indianápolis pasará a ser una hazaña mucho más grande que ganar el Gran Premio de Mónaco o las 24 Horas de Nürburgring, eventos que también se disputarán ese mismo día. Por supuesto que cuando Alexander Rossi ganó en 2016 todos esos argumentos no valían, eso es válido solo para esta edición. Que la IndyCar no es lo que parece a simple vista sino una competida serie donde Nigel Mansell quedó campeón a la primera, de allí que quien gane en la Fórmula 1 está capacitado para hacerlo en cualquier otra categoría.

No obstante, la IndyCar y la Fórmula 1 constituyen dos universos disímiles ya que la cultura automovilística norteamericana y su concepción del deporte profesional son únicas, hace algún tiempo me atreví a esbozar ciertos aspectos en un artículo, y por ello no comparto gran parte de lo que se ha expuesto últimamente en diversos medios, sobre todo el insertar a la fuerza el desempeño de Nigel Mansell, ya que se tiende a subestimar a la categoría americana sin tener argumentos determinantes. Solo basta con exponer que apenas un puñado de europeos ha ganado las 500 Millas de Indianápolis desde que Jim Clark y Graham Hill encadenaron sus victorias en 1965 y 1966. También se debería mencionar que presentar credenciales no asegura un lugar en la formación de salida, muchas de las vacas sagradas del automovilismo norteamericano no han pasado de las sesiones clasificatorias y tal particularidad no constituye un pequeño e insignificante detalle.

Es necesario aclarar que la actual IndyCar deriva del paralelismo de la IRL y de la Champ Car, ambas producto de la absurda división de la CART, la Championship Auto Racing Teams, que organizaba el campeonato Indy Car World Series, cuyo espectáculo y popularidad hizo tambalear a la Fórmula 1, desde finales de los 80 hasta mediados de los 90. Pretender revivir el acervo histórico de la mejor época de la serie a través de la presente IndyCar es una incoherencia mayúscula, de allí que rechace tales comparaciones. Se debería caer en cuenta de lo estéril que es esperar tanto tiempo para intentar en vano revivir una ilusión que permanece en el pasado. Obsesionarse por una imagen, creer que el tiempo no transcurre debería llamar a la reflexión, porque no resulta muy sano aferrarse al mito de Penélope. Se debe aceptar que ni Fernando Alonso ni la IndyCar atraviesan por sus mejores momentos, por más que se pretenda distorsionar todo en aras de generar publicidad y dinero, no hay manera de disimular decadencias y peor aún resulta evocar, desde una perspectiva actual, la época Mansell para realizar comparaciones porque se genera un efecto contrario al deseado.


Cuando Nigel Mansell desembarcó en la Indy Car, dando la espalda a la Fórmula 1, lo hizo como campeón reinante, llevando consigo su distintivo Red Five. Su presencia en la temporada de 1993 coincidió con varios factores que no se volverán a observar jamás. El británico era junto a Ayrton Senna las figuras más representativas de la Fórmula 1 en 1992, Alain Prost estaba en su año sabático y Nelson Piquet iba de retirada, así que la generación más competitiva que se haya visto se desintegraba. Mansell llegó a una categoría en la cual sus rivales serían, entre otros, A.J. Foyt, Mario Andretti, Al Unser, Rick Mears y Bobby Rahal, todos leyendas del automovilismo norteamericano, y además de ellos también estarían Emerson Fittipaldi, Al Unser Jr., Paul Tracy, Jimmy Vasser, Arie Luyendyk, Scott Pruett, Raul Boesel y los conocidos Teo Fabi, Stefan Johansson, Mauricio Gugelmin y Robby Gordon. Un total de 69 pilotos vieron acción, 25 escuderías, 4 marcas de chasis y en cuanto a los motores se presentó un choque de trenes, la batalla particular entre Ford y Chevrolet, los dos gigantes de América estaban involucrados, con toda la legión de fanáticos que, más allá de preferencias por pilotos o equipos, se identificaban con una de las marcas.

Los diseños de los monoplazas, muy semejantes a los Fórmula 1, y que en circuitos ovales parecían unos aviones cazas sobre el asfalto, resultaban espectaculares a la vista. Poderosos patrocinadores, la cerveza y el tabaco por delante, impulsaron la parte comercial del campeonato con millonarias inversiones. Es esa Indy Car, avalada por la CART, el punto más alto de cualquier categoría de monoplazas en América, todavía mantiene récords de audiencias, todo ello previo al inicio de la disputa con la IRL (Indy Racing League), en 1996, una situación paradójica porque al intentar buscar mayor paridad entre los competidores tomaron la vía de abaratar los costos, el resultado es lo que ahora se observa. Así que en 20 años no han existido maneras, ningún motivo para atraer a todos esos espectadores que desertaron, que aún no olvidan a quienes degollaron a su gallina de los huevos de oro. Acá la metáfora calza perfectamente porque de haber proseguido tal cual como estaba funcionando, y con el bajón que experimentó la Fórmula 1 tras la muerte de Ayrton Senna, la serie estaría posicionada en un lugar privilegiado dentro de la audiencia mundial. En este caso, Tony George y Mark Miles, organizadores de la IndyCar, han diseñado distintas fórmulas para traer de regreso aquella época de esplendor. Ambos, cual Penélope, todavía esperan el regreso de toda esa gran audiencia que prefirió desplazarse hacia la NASCAR.


La Cart se extinguió, solo permanecen los recuerdos de lo que fue y no pudo ser. La actual IndyCar carece de la esencia de su antepasado e incluso a nivel de cobertura está condicionada por otros deportes de mayor popularidad y audiencia. El calendario de la serie apenas consta de 19 fechas y culmina tan pronto como en septiembre, para no estorbar en la cobertura televisiva a la NFL y a la MLB. Sin embargo, es de resaltar que las 500 Millas de Indianápolis, aunque no sea la definición del campeonato, tal como el Súper Bowl o la Serie Mundial, tiene una audiencia establecida de unos 3 millones y medio de televidentes, cifra que se va mantener por hábito ya sea con Alonso en la parrilla o sin él, y es porque a los norteamericanos no les interesa en demasía cuáles equipos o jugadores están presentes en sus principales eventos deportivos ya que igual serán espectadores solo por el hecho de mantener viva una de sus tradiciones.

Acá hay que sincerarse, la mayor audiencia de las 500 Millas de Indianápolis será de público norteamericano y ellos apoyan lo hecho en casa, allá Honda proviene de California y no de Japón. Las expectativas creadas en torno a una subida instantánea en los índices de audiencia se desvanecerán paulatinamente ya que impulsar la popularidad de la carrera fuera del contexto local no es tan sencillo. Aunque cueste asimilarlo, muchos estadounidenses no tienen ni idea de quién es Fernando Alonso o lo que hizo hace más de diez años atrás, el público más joven ni siquiera ha escuchado algo sobre él. Y es que la particular ideología del norteamericano lo lleva a identificarse con lo que está a su alcance, el mundo está adentro y no afuera.

Mientras tanto, Penélope y el perro de Pavlov seguirán esperando, ella por un juvenil y pletórico pasado que jamás envejece, él por la comida prometida.


Abril 22, 2017, 08:40:21 pm
Respuesta #130

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #130 en: Abril 22, 2017, 08:40:21 pm »
Long Beach estudia si compensa volver a albergar un GP de F1

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 20 de Abril de 2017


Nada, que no hay manera de que dejemos de relacionar Fórmula 1 e IndyCar en un mismo artículo. Ahora la culpa la tiene Long Beach. El mítico trazado urbano, que hace apenas diez días albergó la segunda cita de la temporada 2017 de la IndyCar Series, se mantiene en la actualidad del mundo del motor después de que su ayuntamiento haya aprobado el encargo de un estudio para valorar si compensa que la Fórmula 1 regrese a sus calles.

Según detalla la prensa local de la localidad californiana, tras unos primeros contactos con la FOM en 2015, el Ayuntamiento de Long Beach abrió plazo para que se presentaran proyectos sobre el futuro de su evento. Y ahora ha contratado los servicios de la consultora KCMG para valorar cuál de los dos presentados tiene mayor viabilidad y si de verdad tiene sentido deshacer el camino andado y regresar a los orígenes cambiando la IndyCar por la Fórmula 1.

En todo caso un desembarco del Mundial de Fórmula 1 en Long Beach no se produciría hasta 2019, pues el contrato con la IndyCar Series tiene validez por un año más. Y no se puede descartar que no sea el único sitio interesado en albergar un GP de F1 en territorio norteamericano, con el mismísimo Indianapolis Motor Speedway dispuesto a valorar la idea si los cánones exigidos por la FOM bajan en un futuro próximo.

Via | Gazettes
Foto | IndyCar Series


Abril 22, 2017, 11:57:33 pm
Respuesta #131

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #131 en: Abril 22, 2017, 11:57:33 pm »
Fernando Alonso probará en Indianápolis el 3 de mayo

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 20 de Abril de 2017


Ya hay fecha para el debut de Fernando Alonso en el óvalo más famoso del mundo. Será el próximo 3 de mayo, tres días después del Gran Premio de Rusia. Nada más anunciarse su participación en las 500 Millas de Indianápolis, el Indianapolis Motor Speedway y las IndyCar Series ya hicieron saber que darían todo tipo de facilidades para que el español pudiera tener una mínima experiencia al volante de un monoplaza en óvalo y así será.

Lo ha publicado el periódico local Indy Star, que puntualiza además que el circuito estará abierto al público para la ocasión. Concretamente podrán acudir a la curva 2. Tampoco es una sorpresa pues el circuito rara vez admite eventos a puerta cerrada, y menos en una ocasión de oro para dar aún más bombo a la participación de Fernando Alonso y McLaren en su gran carrera.

Por lo demás, queda conocer más detalles sobre el viaje de Fernando Alonso esta semana a Estados Unidos, donde es de suponer que habrá podido visitar tanto las instalaciones de Andretti Autosport como algún simulador con el que aclimatarse al pilotaje en óvalo.

Via | Indy Star
Foto | IndyCar Series


Abril 24, 2017, 05:01:50 pm
Respuesta #132

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #132 en: Abril 24, 2017, 05:01:50 pm »
No es por la audiencia, es por el prestigio

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 21 de Abril de 2017


Hasta ahora cuando hemos tratado la participación de Fernando Alonso en las próximas 500 Millas de Indianápolis en Diariomotor Competición nos hemos centrado en el punto de vista del asturiano, de McLaren y de Honda. Al fin y al cabo los tenemos más próximos y la Fórmula 1 tiene más tirón que cualquier otra categoría automovilística. Pero es interesante también reflexionar sobre por qué la operación es beneficiosa para la IndyCar. Y al contrario de lo que pudiera parecer, ni es evidente, ni es sólo un tema de audiencias.

Esta semana ha rulado a gran velocidad una columna de opinión en Associated Press que venía a decir que la presencia de Alonso en Indianápolis sólo genera indiferencia y que más le valdría a la IndyCar Series centrarse en sentar las bases de su campeonato. Más allá de la cantidad de errores que contenía esa pieza, sí es cierto que hay una verdad difícil de asimilar para el público europeo: que un doble campeón del mundo de F1 corra las 500 Millas no genera expectación en el público americano. Es más, cualquier piloto de mitad de tabla de NASCAR despertaría mayor interés.

Habrá quien responda que bueno, que ya, pero que la audiencia internacional lo compensa con creces. No es tan fácil. Por un lado debemos entender que al final quienes pagan la fiesta son los patrocinadores norteamericanos y a ellos sólo les interesa tener audiencia en EEUU y Canadá. A veces incluso sólo en regiones concretas, razón por la que solemos ver cambios de decoración para citas puntuales. Y por otro hay que recordar que en la mayor parte del mundo la IndyCar Series tiene cerrados acuerdos con plataformas de pago, como Movistar en España, lo cual lógicamente limita las audiencias a nivel global.

Pero la IndyCar necesita de visitas como ésta aunque bajen las audiencias este año. El efecto debe notarse a largo plazo, porque se trata de una cuestión de prestigio. Aunque de primeras al aficionado local le parezca que Fernando Alonso es un extranjero más que le quita el asiento a los jóvenes del dirt track, o que simplemente viene con la vitola de haber corrido en F1, como Rubens Barrichello o Takuma Sato, haga lo que haga habrá ayudado a seguir construyendo la historia de las 500 Millas de Indianápolis. Da igual que no se clasifique, se accidente o gane. Habrá entrado en una lista con nombres como Rudolf Caracciola, Alberto Ascari, Juan Manuel Fangio, Jack Brabham, Jim Clark, Graham Hill, Jackie Stewart, Denny Hulme, Jochen Rindt, Emerson Fittipaldi, Nelson Piquet o Nigel Mansell. Y eso no se mide en puntos de rating televisivo.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=UZ5brGO2bjc" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=UZ5brGO2bjc</a>

¿Pero de dónde viene esa obsesión por las audiencias? La mayoría de los males de la IndyCar Series proceden de lo que se conoce como The Split, el cisma de los monoplazas en Norteamérica del que también os ha hablado mi compañero Humberto. Hasta 1995, tres entidades regían aquello: USAC (digamos que la federación, quien establecía reglamentos y ponía comisarios), CART (equipos y promotores del campeonato) e Indianapolis Motor Speedway (el circuito y el organizador de las 500 Millas, la familia Hulman-George). Tras años de decisiones controvertidas por parte de una arcaica USAC y difíciles relaciones entre IMS y CART, Tony George anunció por puro despecho en 1994 la creación de la IRL, un campeonato exclusivamente centrado en óvalos cuya joya de la corona sería Indianápolis. Y tras las 500 Millas de 1995, que Jacques Villeneuve ganó después de una gestión patética de la USAC, se produjo el cisma.

Frente a la tecnológica CART, plagada de estrellas extranjeras y presupuestos millonarios, la IRL propuso recuperar las raíces: equipos familiares, motores con origen en los bloques de serie y óvalos, óvalos y más óvalos. Eso sí, se cuidaron de que en 1996 siguiera en vigor el reglamento técnico del año anterior para así batir los récords de pista en Indianápolis, hoy válidos. Incluso la familia France (NASCAR) y Bernie Ecclestone ‘aconsejaron’ a Tony George en todo este proceso, sabedores de que una CART débil era algo bueno para sus negocios. Y mientras Indianápolis se llenó de pilotos de dirt track, de resistencia (de ahí la oportunidad de Fermín Vélez en 1996 y 1997) y hasta jubilados, la CART, a quien prácticamente echaron al permitirles sólo luchar por 8 de los 33 puestos en parrilla en la Indy 500, organizó el mismo día en Michigan la U.S. 500… una carrera que fracasó estrepitosamente al protagonizar media parrilla un accidente en plena vuelta de formación.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=hYvnx47-ScM" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=hYvnx47-ScM</a>

Por no aburrir más. La CART aguantó unos años más como la principal referencia de los monoplazas en Estados Unidos, pero pronto quedó claro que sus presupuestos eran insostenibles ante la bajada de audiencia (el público había quedado dividido, con bandos bien definidos) y las reducciones en el patrocinio por parte de tabaqueras. Y pronto empezaron las deserciones, con Ganassi participando en Indianápolis en 2000 con Juan Pablo Montoya y ganando con relativa facilidad, o Penske y Andretti (o Green en esa época) haciendo lo propio en los siguientes años, paso previo a cambiar totalmente de bando. De hecho hay sospechas sobre el desenlace de las 500 Millas en 2002, cuando Paul Tracy (piloto CART que fue sólo a Indianápolis) adelantó a Helio Castroneves (Penske, a tiempo completo en IRL) justo cuando saltó una bandera amarilla. La victoria se la dieron al brasileño. La CART desapareció en 2003 y su sucesora, la ChampCar, sólo aguantó hasta 2007, cuando la IRL terminó comprándola. Una reunificación que incluso hoy algunos no han digerido. Por cierto, a Tony George lo terminó apartando su propia familia.

De aquellos barros vienen estos lodos. En 1995 las 500 Millas de Indianápolis alcanzaron un rating del 9,4% y un pico del 26%. En 2005, un buen año gracias al efecto Danica, obtuvieron 6,5% y 18%. Últimamente superar el 4% ya es un éxito. Por supuesto, la oferta televisiva es totalmente diferente hoy en día. Pero el dato que más duele es saber que hasta 1996 Indianápolis siempre obtenía más audiencia que la Daytona 500. De ahí esa obsesión de algunos en EEUU por traer a las 500 Millas pilotos de la NASCAR, con la esperanza de inflar los números. Pero Daytona jamás tendrá el aspecto internacional que Indianápolis siempre ha tenido y por ello es tan importante lo que va a ocurrir este año. Desde luego los audimetros no reventarán, pero la receta de llevar la NASCAR a las 500 Millas de Indianápolis (Gordon, Stewart, Busch) ya se ha empleado y tampoco funcionó a largo plazo. Quizá con Alonso y McLaren, siguiendo lo que su propia historia le dicta, la IndyCar sí haya encontrado un camino a explorar.

Si estás interesado en conocer más sobre The Split y lo que ocurrió en mayo de 1996 te recomiendo este documental de la ESPN:

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=ungLtkbCl38" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=ungLtkbCl38</a>

Foto | IndyCar Series


Abril 25, 2017, 08:19:16 am
Respuesta #133

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #133 en: Abril 25, 2017, 08:19:16 am »
Viaje a los bajos fondos de Indianápolis: pilotos de bandera negra

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 22 de Abril de 2017


Porque quizá es demasiado fácil enaltecer la figura de los grandes campeones, siempre he tenido un especial cariño por categorías de bajo nivel, pilotos de pago de acreditado escaso talento o equipos desesestructurados. Y pese a que las 500 Millas de Indianápolis son un evento espectacular, todos esos elementos también forman parte de su historia. Por eso os invito a conocer a algunos de esos pilotos que aparecen siempre que alguien abre en un foro un hilo titulado “Los peores pilotos de IndyCar de la historia”.

Eso sí, hay que explicar que nos vamos a referir exclusivamente a quienes llegaron a pisar Tierra Santa. Lo siento por aquellos que sólo compitieron en CART o ChampCar… Además, difícilmente podemos incluir a pilotos anteriores a finales de los ochenta. Ya no es sólo por la edad del que suscribe, sino que también la documentación previa a esos años es mucho menor y tampoco podemos olvidar que gran parte de los héroes que aparecerán en este artículo se beneficiaron de la puerta hacia Indianápolis que les abrió el cisma IRL/CART.

Harry Sauce

Un juez de Indianápolis aficionado al automovilismo que siempre soñó con correr la gran carrera de su ciudad. En 1983 le denegaron su inscripción porque su experiencia se limitaba a un puñado de carreras de turismos. Eso no le amedrentó y en 1988 volvió a probar suerte. No pasó del Rookie Orientation Program, el proceso que debe seguir cualquier debutante y que consiste en rodar a velocidad constante durante diez vueltas seguidas, en tandas y velocidades medias distintas cada vez. En la última de ellas hizo un trompo y ahí se acabó su sueño.

Hiro Matsushita

Ya tuvo su propio artículo en Diariomotor Competición y por lo tanto no necesita mayor presentación. Heredero del imperio Panasonic, pese a que él defendió que su familia no le apoyaba en su carrera deportiva, su coche siempre tuvo pegatinas de la compañía nipona y ello nos permitió disfrutar de las fantásticas cámaras onboard del vídeo que dejo justo debajo. Pese a que en una conversación de radio entrecortada Emerson Fittipaldi lo bautizó como King Hiro, con el paso de los años Matsushita se ha convertido en una figura de culto. Un hombre cercano, querido por los aficionados y a quien además le debemos algunos de los monoplazas más bonitos de las últimas dos décadas gracias a que fundó la compañía Swift Engineering.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=-w2KjLx-7Mg" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=-w2KjLx-7Mg</a>

Marco Greco

Fue lento en motos, llegando a participar en 17 citas del Mundial de Motociclismo durante los años setenta y ochenta sin sumar un solo punto. Fue lento en Fórmula 3000, donde apareció por 18 citas y sólo se clasificó para cuatro, abandonando en todas ellas. Y cuando dio el salto a Estados Unidos la cosa no cambió mucho, al no obtener un solo Top Ten en cuatro años de CART. Pero el cisma le benefició, como a tantos otros y en IRL llegó a acabar tercero de la temporada 1996-1997… En dos ocasiones no se clasificó para Indianápolis, pero se despidió del Brickyard con un honroso 14º puesto en 1999.

Dennis Vitolo

Un estadounidense que hipoteca su casa con el apoyo incondicional de su bella esposa y representante para poder correr las 500 Millas de Indianápolis tiene todas las papeletas para ser un favorito del público y hasta protagonizar una historia de película. Sin embargo Vitolo será siempre uno de los pilotos más odiados de la historia de la IndyCar. ¿La razón? Bajo bandera amarilla en 1994 se comió a Nigel Mansell, cargándose así las opciones del vigente campeón de la IndyCar y de uno de los pocos que podían hacer sombra a los Penske equipados del extraordinario y alegal motor Ilmor de aquel año.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=6O2n3KZednY" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=6O2n3KZednY</a>

Jack Miller

Cinco veces inscrito en Indianápolis, tres veces tomó la salida, su mejor resultado fue un 20º puesto en 1997. Y un número increíble de abandonos en sus participaciones en IRL. Da igual. Si por algo se conoce a Jack Miller es por ser dentista. Tras ganar una subcategoría de las Indy Lights donde era el único participante, Miller aprovechó su profesión ‘civil’ para convencer a la marca de dentífricos Crest de pintar su coche y convertirlo automáticamente en uno de los más reconocibles de la parrilla: blanco, rojo y azul, como la pasta de dientes. Era lento, pero se ganó el apoyo de sus patrocinadores y de los aficionados, para quienes siempre tenía unos minutos y una sonrisa, así como alguna muestra de productos para la higiene bucal. Ahora su hijo ha empezado a correr en monoplazas.

Scott Mayer

¿Hay algo peor que no ser capaz de superar el Rookie Orientation Program? Sí, fracasar dos veces. Este estadounidense lo intentó en 2003 y 2005 sin éxito. Las malas lenguas dicen que su mayor aval era haber logrado pagar un nuevo chasis para PDM Racing en un año de cambio de reglamento. Dos años más tarde lo volvió a intentar con un equipo de mayores garantías como el de A.J. Foyt, el de la foto justo debajo de este párrafo, pero ni por esas.


Shigeaki Hattori

Aún recuerdo un hilarante artículo de Marshall Pruett en la extinta web de SPEED en la que un ingeniero que trabajó con Hattori explicaba cómo perdían buena parte del fin de semana ante las quejas del japonés porque “el coche se mueve demasiado”. Tras media temporada en CART, donde se acabó por retirarle la licencia, Hattori se pasó a la IRL y empezó a acumular Top Ten, lo cual dice mucho y nada bueno del nivel de aquella categoría a principios de los 2000. Ello no impidió que fracasara en su intento de clasificarse para la Indy 500 en 2001, antes de lograrlo en 2002 y 2003 gracias ya al desembarco y apoyo de fabricantes japoneses. Tanto le gustó Estados Unidos que terminó probando suerte en NASCAR y creando su propio equipo en stock cars.


Jon Herb

En muchos de los casos anteriormente descritos, pilotos en su época bastante criticados han terminado convirtiéndose en figuras de culto para los aficionados al automovilismo estadounidense. Herb no forma parte de ellos. Intentó correr cuatro veces las 500 Millas. Lo logró en dos ocasiones. En otras dos no, una de ellas siendo sustituido en entrenamientos por otro piloto que rodó automáticamente mucho más rápido que él. Y no puedo dejar de hablar de la ironía de que fundara un equipo llamado Racing Professionals. Por si fuera poco disfruta en estos momentos de una sentencia de 25 años de prisión por posesión de pornografía infantil y pedofilia.


Milka Duno

Quizá la más conocida de todos los nombres que presentamos en este artículo. Su rendimiento quedó más en evidencia a medida que la reunificación hizo subir el nivel de la IndyCar Series. En los inicios sufría en circuitos ruteros pese a su experiencia en Europa y Grand-Am, llegando a quedarse a más de diez segundos de la pole en Watkins Glen y generando multitud de broncas por no saber apartarse ante la llegada de vehículos más rápidos. Pero en óvalo se defendía y los dólares de Citgo, filial norteamericana de PDVSA, lo compensaban todo. Sin embargo fue a peor con el paso de los años, llegando a rumorearse que había propietarios de equipo dispuestos a alinear coches extra en Indianápolis con tal de dejarla fuera de la parrilla… El caso es que llegó a correr tres veces y sólo a la cuarta, en 2010, se quedó fuera de la gran cita. Ese año el deterioro en sus prestaciones llevó a que se le mostrara la bandera negra en dos citas de la IndyCar Series. Una elegante manera de enseñarle la puerta de salida.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=BNKBcqP9nuM" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=BNKBcqP9nuM</a>

Marty Roth

Para algunos la crisis de los cuarenta es comprarse un descapotable o correr maratones. Para Roth, ricachón gracias a la compraventa de bienes inmuebles en Toronto, supuso crear su propio equipo en la IRL y retomar así una discreta carrera deportiva en su juventud. Era lento pero no tonto y tras darse cuenta en 2006 de que el nivel estaba subiendo y ya no le valía con aparecer por Indianápolis para correr, decidió poner un segundo coche para que un compañero de mayor talento le pudiera guiar. Aún así la IndyCar Series era consciente de que la presencia de un millonario de 50 años en parrilla suponía un descrédito para la competición y le pidió que colgara el volante, retirada de licencia mediante. El cabreo fue tal que Roth puso en venta todo su equipo y nada más se volvió a saber de él, pese a que llegó a constar inscrito para las 500 Millas del año siguiente.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=RWROIebcAac" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=RWROIebcAac</a>

Bonus track

Aunque aquí os presentamos a diez de los más famosos, la historia de Indianápolis, especialmente en los años iniciales de la IRL, está plagada de pilotos y equipos de bajo nivel. Incluso dice la leyenda que en 1996 el Indianapolis Motor Speedway tuvo que hacer criba ante el escaso talento de algunos de los participantes en las citas previas organizadas en Walt Disney World y Phoenix. Muchos de ellos eran pilotos amateurs que solían competir en las American IndyCar Series, un certamen para monoplazas y motores de temporadas anteriores. Cortesía de Francisco Ortiz ahí va un vídeo de tan curiosa categoría.


Fotos | IndyCar Series


Abril 26, 2017, 11:53:59 am
Respuesta #134

Desconectado Nicola Romeo

  • Gigante Alfista
  • *
  • Mensajes: 14236
  • Awards Reconicimiento a la aportación de información alfista, a su recopilación y u ord Forero con 5 años de actividad continuada en el foro
    • Awards
  • Likes recibidos: 71
Re:IndyCar
« Respuesta #134 en: Abril 26, 2017, 11:53:59 am »
Con qué te deberías quedar de la visita de Fernando Alonso a Barber

Eloy Entrambasaguas ( @eloy_eg ) el 24 de Abril de 2017


Puede que no te hayas enterado, pero Fernando Alonso estuvo este fin de semana en el cita de IndyCar Series en Barber Motorsports Park. Va, es broma. A buen seguro habrás leído ya bastantes de sus declaraciones y de cómo se metió a la prensa estadounidense en el bolsillo con comentarios jocosos sobre sus compañeros de parrilla en F1 (poco habladores e insatisfechos), las posibilidades de Juan Pablo Montoya en Indianápolis (habrá que ver si está en los primeros puestos) o las pocas ganas de Jenson Button de pilotar el McLaren-Honda MCL32 en Mónaco…

Quizá lo más importante del fin de semana es conocer que Alonso dispondrá de un coach de excepción el próximo mes. Se trata de Gil de Ferran, piloto próximo a Honda tras su retirada (su equipo trabajó con Acura en American Le Mans Series), ganador de las 500 Millas en 2003 y que pese a no correr en F1 sí sabe lo que es hacer la transición del automovilismo europeo al estadounidense. Si a ello le sumamos que Michael Andretti le hablará por radio y que su ingeniero jefe, Eric Bretzman, estuvo presente en varios de los éxitos de Scott Dixon y Ganassi, la conclusión es que en el aspecto humano el asturiano no podrá tener queja. Y no olvidemos que dos compañeros suyos como Takuma Sato y Alexander Rossi también hicieron la transición de F1 a IndyCar, aunque con más calma que él.

En cambio, no dejó tantas buenas sensaciones que en rueda de prensa Fernando Alonso asegurara que aún no ha tocado un simulador, pese a que algunos medios españoles indicaron que durante esta pasada semana iba a tener la oportunidad de hacerlo. Además no expresó una gran confianza en el nivel de simuladores en Estados Unidos en comparación con los empleados en F1, lo cual no impidió que asegurara estar dispuesto a hacer horas extra por las tardes en Indianápolis a poco que sintiera que ello contribuiría a acelerar su adaptación.

Además de estar en el muro de Ryan Hunter-Reay durante el warm-up y el inicio de la carrera, el español tuvo la oportunidad de subirse al monoplaza de Marco Andretti parado. No sorprende que entrara con mucha más facilidad que en un habitáculo de Fórmula 1, aunque sí pareció extrañarle la posición de los pies y en la grabación facilitada por la IndyCar Series se intuye una conversación sobre algún truco que tienen en Andretti Autosport para ayudar a la adaptación de pilotos de F1 (especialmente Takuma Sato, de estatura más bien reducida), acostumbrados a que sus piernas estén elevadas. También es curiosa la comparación que realizaron entre el HANS empleado en F1 y el de la IndyCar.

Por cierto, durante el fin de semana más allá de regalar el oído de todo el paddock de la IndyCar Series al hablar de los coches más rápidos del mundo o algunos de los pilotos de más talento, fue agradable y didáctico oír a Fernando Alonso desmarcarse en cierto modo del resultado de Alexander Rossi en 2016. Que un debutante ganara el año pasado es la excepción y ocurrió bajo unas circunstancias muy concretas y eso parece tenerlo grabado a fuego. Otra cosa es que sea imposible hacerlo de nuevo.

<a href="https://www.youtube.com/watch?v=MlNB2qhNZcc" target="_blank">https://www.youtube.com/watch?v=MlNB2qhNZcc</a>

Foto | McLaren



xx
Accidente mortal en la INDY [IZOD Indycar Series Las Vegas]

Iniciado por Doctor Hackenbush

11 Respuestas
1249 Vistas
Último mensaje Octubre 18, 2011, 07:12:44 pm
por Doctor Hackenbush
 


Users found this pages searching for: